¿PARA QUÉ NOS DROGAMOS?

Son diversas las causas por las que una persona puede consumir alguna “droga” en algunas ocasiones se ocultan  heridas emocionales, como conflictos en la niñez, duelo de algún familiar, problemas en la relación de pareja, dificultades económicas y algunas otras problemáticas.

 Ante estas situaciones se puede observar que hay emociones revueltas, ansiedad y frustración.  Por lo que se es vulnerable a “tapar” todos estos vacíos con el consumo de alguna sustancia psicoactiva.

Tomemos el caso de un ejecutivo, con mucho estrés, toma alcohol para relajarse lo toma como un ansiolítico cotidiano para poder conciliar el sueño. Este consumo  le ayuda a  evadir el origen de su estrés, o sea, las presiones de su trabajo, que además lo demandan como un empresario competitivo, en donde el alcohol se presta como alcahuete de comidas y reuniones, con la aparente forma de relaciones públicas, en esas relaciones comienza a  conocer la cocaína por ofrecimiento de un amigo, como un energético del poder.

En el caso del ama de casa, que busca energía para lograr una calidad de desempeño en su vida a través de estimulantes, lo más seguro es que oculta una fuerte depresión, por no complacer a un marido exigente, obsesivo y distante afectivamente. El trabajo de esta mujer no se nota en el hogar, ha sido siempre invisible, la belleza de su delgadez es por un recurso artificial para no ser abandonada, de lo cual está amenazada implícitamente. Su razón de ser son sus hijos, los cuales cuando crezcan la dejarán con un marido voraz. Mientras tanto, su dependencia física a los barbitúricos, la están llevando a estados notorios de confusión mental y atención dispersa. 

Como se puede observar en cada uno de estos casos, hay un vacío existencial, que en muchas ocasiones la persona que consume no lo hace consiente, por lo tanto como lo  señala el especialista en adicciones, Mario Bejos Lucero, es de vital importancia, que el terapeuta sepa distinguir, si el consumo se debe a una forma en que el paciente descubrió el uso para soportar lo cotidiano, o si dicho consumo dejó de ser hedonista para pasar a ocultar un dolor existencial, físico o psicológico que no pudo resolver en su momento, lo que provocó un enquistamiento y que dio como resultado, un consumo que va más allá de sus deseos y voluntad.

 Psic. Jehú Rosales Gómez

Terapeuta de Clínica SER

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

¿Por qué no molestarme con mi familiar si está bebiendo?

Las personas y familias que conviven con alguien que tiene problemas con el abuso del alcohol, generalmente presentan mucha ansiedad y disgusto debido a la forma de beber de su familiar y por las consecuencias y conductas que éste tiene cuando está bebiendo.

Estas alteraciones generalmente suceden cuando la persona comienza a beber, por lo tanto el otro se disgusta y reacciona desde su inconformidad ya sea a través de quejas, reclamos o de su expresión no verbal que denota su disgusto, a lo que el otro reacciona como si lo estuvieran atacando, con lo cual solamente se intensifica el problema, ya sea de la discusión o de la cantidad y forma en que va a beber.

Al trabajar en la rehabilitación del alcoholismo es necesario el trabajo con la familia para que puedan recibir la psico información necesaria para aprender a tratar y convivir con su familiar. Sin embargo es el temor a las consecuencias que se suscitarán en el momento del evento lo que motiva a los familiares a tratar de impedir o resolver el comportamiento del otro debido a que no pueden soportar los niveles de ansiedad y para ello generalmente reaccionan de manera poco asertiva.

La mejor manera es recordar que su conducta no tiene por qué afectarme (poner límites) y solo puedo expresar dicho límite, para ello les pongo un ejemplo de alguien que está consumiendo de más en una reunión: “Querido: acepto que disfrutas mucho esta bebida, pero es importante para mí que no ordenes ninguna más durante esta noche. Por favor, ¿podrías hacer esto por mí? Si el otro insiste en tomar entonces es importante expresar “si decides tomar esta noche, es tu elección, sin embargo no tengo que seguir sentada viendo como bebes, así que me voy a casa, y cuando estés sobrio me gustaría platicar esto contigo” Al decirlo es importante que no esté molesta para evitar una pelea. Recuerde que no se le puede obligar a nada y sólo usted es responsable de su propia seguridad y sobre todo de su felicidad.

Si quieres aprender a que la forma de beber de tu familiar no te afecte es importante que aprendas a lidiar con esta realidad, entendiendo que no es tu decisión y no eres tú quien genera esas conductas, que en la vida todo tiene consecuencia y cada quien es responsable de su manera de comportarse y reaccionar (él de beber y tú de enojarte), para ello existen los grupos de autoayuda (Al-Anon, Familias anónimas, Nar-Anon) y la ayuda profesional con especialistas en adicciones.

El cambio no es de la noche a la mañana, pero lograrás más cambios si lo tratas con comprensión y sin enojo, que con amenazas y discusiones (lo que empeora más la crisis). Siempre hay una solución, solo es cuestión de pedir ayuda.

Por:

Si Usted, algún familiar o conocido requiere de nuestros servicios LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.

Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

“COMO UN DISPARADOR DETONA EN MI CABEZA”

Como ya sabemos la adicción se define como una enfermedad crónica y recurrente del cerebro, cuya característica principal es la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas… se sabe bien que para un adicto /alcohólico alcance la recuperación después de un internamiento y pueda vivir en sobriedad es indispensable la prevención de recaídas.

Cuando doy terapia grupal les explico de manera sencilla a los pacientes como será el proceso de recuperación, se les informa de manera directa que será muy difícil… iSí, muy complicado! Siempre y cuando no se apeguen a puntos básicos para mantenerse libres de angustia y ansiedad.

Algunas de las recomendaciones básicas son: Terapia individual (mínimo un año) y cuando digo mínimo es porque depende del avance de cada paciente, estar alerta de disparadores, asistir a grupo AA, llevar acabo un adecuado plan de vida, equilibrar cruz de sobriedad etc… pero, ¿Qué pasa?¿Porque muchos no pueden llevar a cabo estas simples tareas? Lo que ocurre es que tras un cerebro adaptado a la dependencia de sustancias psicoactivas, llegan pensamientos adictivos, seguido de estrés y el famoso craving, para quienes no lo conocen o se olvidaron que es, “es aquel fuerte deseo irresistible o ansia de consumir una sustancia…” dicho craving juega un papel muy importante en el ámbito de las adicciones ya que es el responsable de una recaída en alguien que no supo seguir forma adecuada los puntos o recomendaciones básicas que sugiero arriba.

Yo les explico a pacientes, ex pacientes, y familiares que el craving, los pensamientos adictivos y los detonadores internos y externos son como si una pequeña bestia pero fuerte, viviera en nuestro cerebro, destruyendo prácticamente todo (nuestros pensamientos, actitudes, creencias, familia, trabajo, relaciones de pareja, etc.) la clave es aprender a controlarla, evitar que se mueva como remolino, dejarla quieta, para después sentarla, luego acostarla y finalmente trabajar para que caiga en un sueño profundo, lo cual es muy difícil, si no hay voluntad ni disposición del paciente al cambio, desafortunadamente así es la adicción, siempre va estar presente, es mentira que el medicamento cura la adicción, si sirve y mucho pero no garantiza la curación, la clave es aprender, es dominar a la bestia llamada adicción para que no despierte, de lo contrario cuando surgen detonadores y no somos capaces  de enfrentarlos, esa bestia es como si rompiera con su sueño profundo, se levanta, permanece sentada observando y asechando para después ponerse de pie e iniciar como remolino a destruir todo de nuevo y así, dar inicio a la recaída, por ello es recomendable llevar la fase III del tratamiento, seguir esas recomendaciones básicas y pedir ayuda para ser ayudado, evitemos que un disparador vuelva  a detonar en nuestra cabeza y nos convierta una vez más en esclavos de la adicción.

Terapeuta en Clínica SER

Esp. Cristhel A. Segovia Rivera
Ced.Prof. 8293913

Si Usted, algún familiar o conocido requiere de nuestros servicios LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.

Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

La Navidad, las fiestas y el consumo…de alcohol y drogas

Las celebraciones, como la navidad, se prestan para que el alcohol y las drogas sean consumidas en mayor cantidad. De ahí que muchos jóvenes se queden enganchados. Además, se producen mayores reincidencias de quienes están en rehabilitación de adicciones

‘En las celebraciones solemos «decorar» la fiesta con diversas sustancias: alcohol, tabaco, drogas de síntesis o cocaína. Cada sector de la sociedad suele tener su propia sustancia, y dentro de cada sector siempre encontramos un grupo problemático, un uso abusivo o peligroso, hablemos de jóvenes o de adultos. En Navidad nos encontramos con más recaídas de pacientes’. Declaró  el psicólogo especialista en conductas adictivas y adolescencia Miguel Fuster, psicólogo experto en drogas, quien afirmó que ‘en Navidad se genera el abuso de alcohol y drogas’.

‘El patrón del adicto pasa por un uso recreativo y de ocio de las drogas al principio, hasta que se convierte en una necesidad y por ende una adicción.

En otra parte de su declaración dijo ‘nuestra sociedad todo lo celebra con alcohol. El ocio está asociado con estimular el sistema nervioso, y la oferta de estimulantes crece cada día. Las drogas no están mal vistas entre los jóvenes y las pastillas las asocian con la diversión. Actúan como reforzantes socializadores, les hacen sentirse bien, reír, bailar toda la noche sin ningún esfuerzo, tener un buen rollo con su cuerpo sin saber los posibles graves daños cerebrales que pueda provocar’.

Afirmó, además, que por ello se aumenta la violencia. ‘En las conductas adictivas aparecen mayores niveles de impulsividad, de ansiedad, el ritmo del sueño varía, y todo ello facilita que aumente la posibilidad de pérdida de control y con ello la agresividad y la violencia’.

De sus declaraciones se desprende también una clara llamada de alarma para los jóvenes que durante las navidades decidan iniciarse en las drogas, para que reflexionen sobre el riesgo de terminar con un serio trastorno mental. ‘Muchos expertos advierten de que, tarde o temprano, los hospitales psiquiátricos se llenarán de pacientes que, en su lejana juventud, consumieron drogas. Hoy ya es una realidad, los casos psiquiátricos asociados a las drogas han aumentado y se ha visto una relación entre abuso de sustancias y esquizofrenia. Nosotros tratamos a muchos adolescentes que sufren paranoias y miedos sociales’. Afirmó.

El psicólogo Miguel Fuster del Centro de Intervención, Diagnóstico, Asesoramiento e Investigación en Psicología Clínica de Madrid es miembro de la Sociedad científica española de estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y otras Toxicomanías.

Por esto en éstas fechas de festejos que se aproximan, es importante que tomen la mejor decisión, tanto para aquellos que están rehabilitación, como para los que requieren iniciarla.

Iniciar o Reforzar su Tratamiento de Rehabilitación, es el mejor regalo que pueden recibir.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.

Visite www.clinicaser.com

Testimonio

En Clínica SER nos esforzamos día con día para que quienes confían en nosotros y en nuestro Programa de Rehabilitación obtengan los mejores resultados, de igual manera reconocemos a nuestros pacientes, aquellos que han tomado una de las decisiones más importantes de su vida,  y logran excelentes resultados, Gracias por darle sentido a nuestra labor, esto es muy gratificante para nosotros.

Testimonio

Si Usted, algún familiar o conocido requiere de nuestros servicios LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.

Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

 

Planeando Tu Recuperación

Seguramente ya lo has pensado, e incluso muchas personas pasan años en múltiples intentos de rehabilitación de adicciones viendo brujos, médicos, terapeutas, juramentos para dejar el consumo de alcohol o de otras sustancias. Las personas que en promedio nos visitan en el centro de rehabilitación, pasaron en promedio ocho años después de una consecuencia grave para buscar un lugar de internamiento.

La primera pregunta que habría que hacerse es ¿Si has tocado un fondo de dolor? Entendiendo a este como el conjunto de consecuencias que se sufren durante el consumo, como son pérdidas de confianza, trabajo, familia, escuela, salud, dinero, etc. A raíz de esto, ¿Has tomado la decisión de querer dejar de consumir por ti o por alguien? Considero fundamental que sea por ti y para ti el que quieras dejar de consumir. Si lo quieres hacer por alguien OLVIDALO, en un principio puede sonar como buena idea pero después de un tiempo con cualquier conflicto con esta persona, justificas fácilmente una recaída, como por ejemplo diciendo: “me hiciste enojar, me dejo, no me hacen caso, no me entienden”. Si eres familiar de un usuario lo difícil es dejarlo que toque ese fondo cortando el apoyo económico y emocional. Creyendo que le haces un bien manteniéndolo en tu casa.

Pero ¿Quién te puede apoyar en este internamiento? Pueden ser familia, amigos, jefes de trabajo. Todos ellos formarán una importante red de apoyo para cuando salgas. Aclarando que ellos no te van a resolver la vida, sino para que te apoyen en el camino que estas eligiendo.

De igual manera es importante construir habilidades sociales, de manejo de estrés adecuado, compartir tus emociones en grupo: conviviendo y comunicando tus ideas, autoestima, tener metas claras y como conseguirlo.

Hay múltiples actividades que hacer desde diversión sana, deporte y yoga que son fundamentales para segregar dopamina y endorfinas. Volviendo la recuperación dinámica y llena de ocupaciones.

Hay varias personas que han podido recuperarse con el apoyo de un grupo de Ayuda Mutua, que es una cuestión elemental en cualquier recuperación. Una gran parte de tu rehabilitación es tu disposición al cambio en Tu Vida. Si ya lo has decidido y necesitas un apoyo profesional médico, terapéutico, grupal, con nosotros tienes una buena opción para lograr esta recuperación y un cambio favorable en tu vida.

Mtro. Edward Geman Fisher Naveda

Terapeuta de Clínica SER

Ced. 6987755

 

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

Como hablar de Adicciones con nuestros hijos

Muchas familias, cuando tienen en casa a un familiar adicto y  decide entrar en un proceso de recuperación, viene la pregunta ¿Qué le digo a mi hijo?, si éste es tu caso seguramente eres de las personas que ya cayeron en la “mentira piadosa” para que tu retoño no sepa de la adicción de su familiar, algunos de  los ejemplos más clásicos de este tipo de mentira son: “Mamá está trabajando fuera de la ciudad” “El tío Pedro está en un viaje de negocios”  “Papá se fue a un congreso por parte de su trabajo” “Tu hermano decidió hacer un viaje por placer” “Papá está tomando un curso en el extranjero” “Mamá está enferma y va a curarse” “Recuerdas que tu papá estaba siempre enojado, bueno pues va entrar a un lugar para aprender a controlarse…” etc. etc. Estos últimos 2 ejemplos no están muy lejanos a la realidad, ya que la adicción efectivamente, es una enfermedad crónica progresiva y mortal, pero la cuestión es que para prevenir el consumo de cualquier sustancia adictiva en la infancia o bien adolescencia, la familia debe hablar siempre, ¡pero siempre con la verdad! , además de que es fundamental trasmitir valores desde una edad temprana, así como fomentarles a nuestros hijos como desarrollar la capacidad de decisión, aprender a decir no sin culpas ni remordimientos y sembrar responsabilidad, autonomía e identidad propia. Alguna vez escuche de un sabio hombre  las siguientes palabras: “Si educamos con cimientos  y límites firmes y fuertes, será más sencilla la vida”,  y ¡vaya que sí!, ya que con ello es más fácil comprender y entender  sobre ciertos temas relevantes. Muchos padres de familia se preguntan de forma constante como salir de ese mundo de mentiras piadosas que alimentan y crecen a la enfermedad y a qué edad pueden estar preparados los hijos para hablar sobre este tipo de temas, considero que a partir de la etapa de la adolescencia nuestros hijos entran  en una proceso en donde comienzan a desarrollar la capacidad de razonamiento, justo ahí es el magnífico momento  para hablar con ellos y aportarles información realista y verdadera para evitar entrar en mitos y creencias erróneas.

Algunas técnicas para hablar sobre drogas con nuestros hijos son:

  • NO MONTES UN ESCENARIO. Lo que menos queremos como hijos de padres adictos es recibir el sermón de la vida de 2 horas y media sentados en la parte trasera del coche, en total silencio, viendo como los arbolitos pasan y pasan y de fondo escuchando la  voz de nuestros padres hablar y hablar… ¡Y créanme si pasa! La cuestión aquí es que no hay que dramatizar el tema, ni interrogarlos, hay que hablar con naturalidad y sinceridad, ya que no se trata de crear miedos, si no de fomentar acciones y habilidades positivas que ayuden a prevenir. Mis recomendaciones aquí son: Aprende a dialogar, pídeles su opinión, o que piensan de lo hablado, aprende a observar y sobre todo a escuchar, una buena comunicación entre padres-hijos puede fomentar el cambio.
  • CLARIDAD. Siempre hablar con la verdad de lo que son las sustancias adictivas,  desafortunadamente cuando se trata de temas delicados, los niños y adolescentes suelen recibir información incompleta, vaga y llena de mitos y creencias erróneas, ¡Tú no minimices! da información clara, seria, científica y  sobre todo que este completa,  habla de consecuencias y de todo lo que ocurre en la adicción, además es de vital importancia fomentar factores de protección para nuestros hijos. Infórmate  sobre el tema, ya que es importante  conocer de lo que hablamos para poder dar una explicación exitosa.

Finalmente, es importante mencionar que existen más técnicas para hablar con niños desde los 7 años hasta los adolescentes que suelen vivir con familias  donde  el dolor y sufrimiento por el uso de sustancias ha sido un problema, existe un libro que se llama “UN ADICTO EN MI FAMILIA: Una Guía para niños y jovencitos con familiares adictos al alcohol o a las drogas” de Jill M. Hastings, en donde se ayuda a mejorar relaciones personales, aprender a expresarse, mejorar su autoestima, reconocer fortalezas y debilidades y sobre todo entender la adicción como enfermedad y sus causas. Te invito a romper el silencio, habla con tus hijos, infórmate, busca ayuda profesional para evitar que el patrón se repita en años más adelante, en clínica SER, podemos ayudarte, recuerda que este tipo de tratamientos también involucra la recuperación y sanación del sistema familiar.

Psic. Cristhel Amairani Segovia Terapeuta de Clínica SER

Especialista en Adicciones

Céd.Prof. 8293913

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

Borrachera seca

“Borrachera seca, antecedentes y neurosis”

por Psic. Esp. Adrián Alberto Pérez Méndez Terapeuta de Clínica SER

Una de las causas por las que una persona que ha sufrido de adicción vuelve a recaer es lo conocido como la “Borrachera seca”, sin embargo hoy no me centraré a hablar de ella, sino de lo que le antecede y de uno de los principales elementos que la fortalecen: la neurosis.

Iniciaré por marcar la diferencia entre lo que es estar en un estado de abstinencia y la sobriedad. En la primera, la abstinencia, la podemos entender como la privación, negación o renuncia a algo. La abstinencia puede ser voluntaria, forzada u obligada, y esto marca que el individuo deje de hacer alguna cosa o acción que comúnmente le era placentero o que deseaba, que en  nuestro caso es el dejar el consumo alcohol y/o drogas.

Por su parte, la sobriedad, no solamente requiere de la vida en abstinencia, sino de que la persona vaya encontrando la madurez, entendida esta no solo como asociada a la edad cronológica o de desarrollo, sino también a la experiencia de vida y, principalmente, de la madurez emocional alcanzada. Madurar es el concebir que se ha llegado a un momento en la vida en que se ha aprendido a aceptar lo que se ha vivido, vive y vendrá, lo que permite fluir ante la vida, implica el no juzgar y descargar culpas a los demás o hacia las cosas de lo que a mí me sucede.

Otro de los elementos y quizá el más importante, es la neurosis que llega a enfrentar el adicto en rehabilitación, quien solamente considera que el dejar de consumir es su recuperación. Esta neurosis se refiere a una forma de estrategia en la que se trata de eludir lo inaceptable, que en ocasiones lleva a la angustia o a la ansiedad, manteniendo elevados mecanismos de defensa para no enfrentar la realidad o lo que le amenaza, por lo tanto le impide al adicto tener una plenitud de vida y constantemente provoca que se repitan una y otra vez  los problemas al interior de la familia, diferencias y problemas en el trabajo y alejamiento o aislamiento social, lo cual le seguirá provocando insatisfacciones en su vida  y por lo tanto infelicidad. El neurótico rechaza conscientemente los aspectos que integran su realidad  interna, no contacta con sus sentimientos y se aleja de ellos lo más posible, así como de sus pensamientos o deseos a través de comportamientos y modelos estrictos de acciones, previamente establecidas, así como formas de pensamiento psicológico que ya ejecutan en forma automatizada y, por lo tanto, lo hacen inconscientemente y sin darse cuenta, sin embargo, el adicto sabe que existe algo en su interior que no le permite desarrollarse en forma plena y le provoca constantes dificultades, en su tentativa de solucionar en el presente asuntos pendientes o inacabados de su pasado.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

 

 

Puntos importantes sobre la marihuana

Adolescentes y la marihuanaLa adicción:

La marihuana puede ser adictiva. El uso continuo de marihuana puede llevar a la adicción, lo cual significa que a la persona se le puede dificultar controlar el consumo de la droga y si quiere parar, usualmente no puede hacerlo. Estudios han demostrado que aproximadamente el 9 por ciento de las personas que usan marihuana, o 1 de cada 11 personas, se volverán adictas (Anthony, 1994; López-Quintero, 2011). Este riesgo  sube al 17 por ciento, o a aproximadamente 1 de cada 6 personas, entre aquellos que comienzan a usar marihuana durante la adolescencia, y aumenta a una tasa del 25 al 50 por ciento en aquellos que la consumen a diario (Hall, 2009a; Hall, 2009b).

Para ayudarte a tomar una decisión acorde a la realidad, a continuación se encuentran una serie de puntos informativos  basados en investigaciones que se han hecho sobre la marihuana. Estos temas reflejan las preguntas y los comentarios que recibimos con más frecuencia a diario en nuestro sitio web y en el blog para adolescentes. Comparte estos datos con tus amigos para ayudarlos a separar los hechos de los mitos.

Conducir:

Después del alcohol, la marihuana es la droga ilegal más comúnmente implicada en accidentes automovilísticos, incluyendo accidentes fatales.  En un estudio hecho a nivel nacional, se encontró que el 36.0 por ciento de los conductores quienes habían dado positivo en un examen de drogas, usaron marihuana (Wilson, 2010). La marihuana afecta las habilidades necesarias para poder conducir de una forma segura—la atención, la concentración, la coordinación y el tiempo de reacción. La marihuana hace que sea más difícil poder juzgar las distancias y reaccionar ante las señales visuales y auditivas en la carretera.

La escuela:

La marihuana está vinculada con el fracaso escolar. Los efectos negativos de la marihuana en la atención, la memoria, y el aprendizaje pueden durar días y a veces semanas—especialmente si se consume con frecuencia. Cuando alguien fuma marihuana a diario, puede tener una mente “nublada”  la mayoría del tiempo. En comparación con los adolescentes que no consumen, los estudiantes que fuman marihuana tienden a tener calificaciones más bajas y son más propensos a abandonar la escuela secundaria (McCaffrey, 2010). Las investigaciones incluso muestran que  el coeficiente intelectual de aquellos que fuman marihuana regularmente durante su adolescencia, puede disminuir (Meier, 2012). Además, aquellos que han usado marihuana por largo tiempo tienden a estar menos satisfechos con sus vidas, tener problemas de memoria y en sus relaciones, tener una salud mental y física más deficiente, salarios más bajos y menos éxito profesional (Zwerling, 1990).

Psicosis y pánico:

Las dosis altas de marihuana pueden causar psicosis o pánico cuando la persona esta drogada. Algunas personas experimentan una reacción psicótica aguda (percepciones y pensamientos perturbados, paranoia) o ataques de pánico mientras se encuentran bajo la influencia de la marihuana. Esta reacción usualmente desaparece a medida que los efectos de la droga desvanecen. Los científicos aún no saben si el consumo de la marihuana puede causar una enfermedad mental perdurable, pero si se sabe que puede empeorar los síntomas psicóticos en personas con esquizofrenia, la cual es una enfermedad mental grave con síntomas como alucinaciones, paranoia, y pensamiento desorganizado. También puede aumentar el riesgo de experimentar psicosis por largo tiempo en algunas personas.

Fuente: https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/hechos-sobre-la-marihuana-para-adolescentes/puntos-importantes-sobre-la-marihuana

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Alcohol: Señales de abuso y adicción

Con frecuencia, las personas que se encuentran bajo la influencia del alcohol pueden:

  • Reír y hablar en voz alta
  • Sentirse mareadas
  • Tener la visión borrosa
  • Tener problemas para mantenerse de pie y balancearse cuando caminan
  • Tener dificultad para hablar
  • Sentirse soñolientas y relajadas
  • Desmayarse o perder el conocimiento
  • Tener ganas de vomitar
  • Pelear e inclusive ponerse violenta

Emborracharse puede llevar a una persona a hacer o decir cosas que luego se arrepienta.. También le hace más propenso a tener un accidente y lastimarse.

Después de beber mucho, las personas tienden a tener dolores de cabeza y sentirse enfermas. Esto se conoce como una resaca.

Las personas que son adictas al alcohol empiezan a tener que beber más y más para emborracharse. Puede ser que tomen un trago en la mañana para calmar o detener una resaca. Pueden beber solas y mantenerlo en secreto. Puede ser que se olviden de las cosas que pasaron cuando estaban borrachas. A esto se le llama pérdida de la conciencia.

Las personas que están tratando de dejar de beber pueden:

  • Sentirse nerviosas o tristes
  • Tener temblores
  • Sudar en exceso
  • Tener dificultad para dormir

Tener una fuerte necesidad de beber alcohol.

Fuente: https://easyread.drugabuse.gov/

En Clínica SER la AYUDA está LISTA. Visitanos en  www.clinicaser.com o Comunícate con Nosotros,  tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390

Tambien puedes acudir directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz, Puebla, Puebla.

(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes)