“Trastornos de propios de niños y adolescentes”

Una de las preguntas constantes que los padres tienen acerca del comportamiento de sus hijos cuando se identifican como “fuera de lo normal” es el ¿Qué pasa con ellos? Y ¿Por qué se comportan así? Y no llegan a dimensionar la posible gravedad del problema.

Cabe recordar que durante el proceso de adicción se puede presentar una patología dual, primaria o secundaria a la adicción, sin embargo también hay que recordar  puede presentar aun sin consumo de sustancias, inclusive en niños o adolescentes que han presentado un buen comportamiento, volviéndose en ocasiones difíciles, desobedientes, resentidos, con problemas con la autoridad o desafiantes.

Este tipo de comportamientos para los padres son difíciles de controlar y aunque lo intenten fracasan en su intento, por lo que es necesario acudir a profesionales de la salud para recibir la ayuda requerida.

Iniciaré con los más frecuentes basándome en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.

                                                                          Trastorno negativista desafiante

Este trastorno se caracteriza por tener comportamientos continuos de desafío, de desobedecer, de hostilidad, todo lo niega o ve negativo, presenta problemas de autoridad o contra figuras de autoridad.

Por otra parte puede presentar cólera o ira, discusiones frecuentes o constantes con personas mayores o adultos, principalmente, le gusta molestar a los demás, no reconoce sus errores y se los adjudica a terceros. Frecuentemente piensa que los demás lo molestan. Son rencorosos y vengativos. Son muy tercos, se cierran, no aceptan órdenes ni compromisos no responsabilidades. Rompen frecuentemente las reglas y los límites, incluso lo prueban hacer apropósito.

Es importante observar que los signos y síntomas antes mencionados provocan disfuncionalidad en la vida del adolescente, como puede ser escolar, social, familiar.

Este trastorno puede provocar que el adolescente ingrese fácilmente al consumo de sustancias o, por el contrario, las adicciones lo lleven a desarrollarlo en forma dual.

Este trastorno se presenta principalmente dentro del ambiente familiar, aunque se extiende a otros ambientes y por lo general el niño o adolescente no logra dimensionar que sus actitudes y comportamientos ya son un problema y, por el contrario, se queja constantemente de que lo presionan o exigen demasiado e incluso culpa a terceros de lo que a él le pasa.

Sin Usted observa este tipo de comportamientos, que den la posibilidad de que exista el trastorno negativista desafiante,  es importante que busque inmediatamente ayuda profesional experimentada que le ayuden con este tipo de conductas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

 

 

Mitos y realidades del alcohol (Parte III).

Lo prometido es deuda, con esta entrega terminamos los mitos relacionados al consumo del alcohol:

“Yo puedo controlar mi borrachera, tomar mucho y no emborracharme”: quienes dicen esto es porque probablemente han generado tolerancia al alcohol, lo cual no es sinónimo de sentirse orgulloso, por el contrario, puede implicar el riesgo de estar en proceso de desarrollar alcoholismo.

 

Las mujeres aguantan menos: Afirmativo, las mujeres tienen en menor cantidad la enzima encargada de metabolizar el alcohol (alcohol deshidrogenasa) por lo cual se intoxican más rápido, si alguna de tus amigas aguanta bastante es porque probablemente ya desarrolló tolerancia y está en proceso de desarrollar el alcoholismo (o ya lo desarrolló).

 

Tomarlo con popote se sube más rápido: lo que sucede es que al sorber con popote el volumen que se ingiere es mayor al que se hace con sorbos con la boca y de ahí que la intoxicación sea más rápida, ya que se ingirió mayor volumen en menor tiempo (ver unidad estándar de alcohol).

Si es dulce se me sube más: el dulce disfraza el sabor y con ello da la apariencia de que uno no está tomando alcohol y como el sabor tiende a ser más suave, se bebe con mayor rapidez, por otro lado, el azúcar da un poco de energía y al existir esa mínima estimulación contrarresta el efecto depresor del alcohol, aunque eso solo es al principio.

Con un café se me baja: El café es un estimulante menor, al igual que el té negro, las bebidas energizantes y otras similares, en ese caso la persona está consumiendo un depresor por un lado y un estimulante por otro lado (lo mismo cuando se mezcla con cocaína u otra droga estimulante). Que quede claro, la persona estará “borracha” de acuerdo al número de copas que haya ingerido (vea parte I) y estará estimulada simultáneamente de acuerdo al tiempo que la bebida o sustancia estimulante mantenga su efecto.

Con un baño de agua fría se le baja: La persona despertará por el agua fría, pero continuará borracha. Lo mismo es para los hielitos en las partes nobles…

 

La cuestión es que todo exceso siempre tendrá consecuencias, se trata de aprender a divertirse sin necesidad de abusar y así la diversión puede ser más extendida y sobre todo, quedará el grato recuerdo y no la vergonzosa experiencia.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Afrontar la verdad con honestidad

¿Qué es la honestidad? ¿Es importante aceptar la adicción y las consecuencias? ¿De qué sirve hacerlo?

La honestidad es aquella  virtud, que va ligada con decir la  verdad o bien ser transparentes ante cualquier  momento, prácticamente es una cualidad que presenta el ser humano que debe ser congruente con nuestra forma de pensar, sentir y actuar, desafortunadamente el defecto más grande es la deshonestidad en el campo de las adicciones, por ello  es importante saber que para una recuperación exitosa el paciente requiere tener la capacidad de ser honesto, de ser trasparente, de poder quitarse los cientos de máscaras y poder hablar con sinceridad, dicha tarea es un tanto compleja, el ser honestos es un proceso continuo y que debe practicarse día con día, recordemos que los pacientes con adicciones a lo largo de los años de su consumo desarrollan habilidades de manipulación, control, el envolver con mentiras y la soberbia, es por ello que resulta difícil reiniciarse en un proceso de honestidad y sinceridad.

Todo tiene un comienzo y en este caso el poder afrontar la verdad requiere como primer paso admitir la verdad del consumo  y todas las consecuencias que se generaron, además de la buena voluntad, de tal forma el paciente se enfrentaría a lo que es para así poder encontrar un nuevo estilo de vida acompañado de principios espirituales tales como la aceptación, que recordemos es básico para la recuperación.

Por otra parte la aceptación es visible cuando se tiene esperanza y se comienza a generar un nivel más profundo de conciencia abriendo caminos al cambio, a medida de que se va identificando todos aquellos aspectos negativos de la adicción la recuperación se acerca y se percibe la forma de vivir desde un ángulo nunca antes visto, es ahí donde mecanismos defensa como la negación y la justificación, así como la ingobernabilidad poco a poco desaparecen permitiendo la guía hacia la recuperación.

Clínica SER
Tu mejor opción

Cristhel A. Segovia Rivera
11287339

ACTITUDES DE RIESGO PARA LAS RECAIDAS (segunda parte)

COMPULSIVIDAD: Cuando surge el impulso por hacer algo, la persona lo hace, dejando de lado lo que estuviera haciendo antes.

Estas personas suelen poseer un rasgo denominado “búsqueda de sensaciones”, se aburren fácilmente y constantemente buscan algo mejor y novedoso en lo que embarcarse.

Son personas enfocadas en metas a corto plazo. Tienen baja tolerancia a la frustración y buscan soluciones fáciles y rápidas. Tienen baja capacidad para demorar la gratificación.

POCA ESPIRITUALIDAD: La falta de fe nos impide disfrutar de una buena herramienta que puede generar paz. La adicción es frecuentemente descrita como una condición que daña la vida física, psicológica, y emocional de una persona. Aunque las personas regularmente hablan de asuntos y problemas físicos, psicológicos y emocionales muchos no hablan acerca de asuntos espirituales tan regularmente. De hecho, el tópico de espiritualidad le parece extraño a muchas personas. Muchos creen incorrectamente que espiritualidad y religión son la misma cosa. Se sienten incómodos hablando acerca de espiritualidad porque no les gusta la religión. Pero la espiritualidad tiene que ver más con la vida diaria que con teorías filosóficas o creencias religiosas. Es su elección decidir si la espiritualidad debería jugar un rol en su recuperación. La espiritualidad requiere el salir de uno mismo y pedir ayuda y guía para hacer cambios personales positivos. Las personas pueden ir a diferentes lugares en búsqueda de ayuda espiritual, algunos pedirán ayuda a alguien específico, algunos otros buscarán ayuda en el Dios de su religión o a algún Poder Superior. Exactamente a que o a quien se pida la ayuda no es importante comparado con el hecho de que se busque la ayuda. Hay muchos caminos para una vida más espiritual—Meditación, oración, participación en servicios religiosos, estudio y servicio a otros. Muchas personas encuentran que su espiritualidad crece cuando se sienten en contacto con una fuerza interior de energía o un Poder Superior. El paso once de los Doce Pasos dice: “Buscamos a través de la oración y la meditación tener un contacto consciente con Dios, como lo concebimos pidiéndole solamente la sabiduría para conocer su voluntad y la fortaleza para cumplirla”. La oración es una de las maneras que muchas personas utilizan para tener contacto con su Poder Superior.

 

BAJA TOLERANCIA A LA FRUSTRACION: Cuando la persona se encuentra en una situación estresante experimenta síntomas negativos como tensión, irritabilidad, insomnio, músculos tensos, temblor en las manos, preocupación, tristeza, … Esto puede ocurrir cuando la persona carece de habilidades para controlar la situación estresante o para manejar sus propias emociones y buscar apoyo social.  Para evitar sentir dolor o generar placer se consumen las drogas, para fugarse o evadir la realidad.

VISION DE TUNEL: Ante las crisis hay quien ve la vida y las situaciones con un reduccionismo de opciones, todo esto nos ubica en un túnel con la única salida el consumo.

ANTEPONE ACTIVIDADES A LA RECUPERACION: Se ausenta de los grupos llega tarde, no cumple con las tareas asignadas, y utiliza una serie de justificaciones.

FALTA DE DISCIPLINA Y CONSTANCIA: A la persona se le brindan varias recomendaciones, no asista a lugares donde consumía, no visite a las amistades con quien se drogaba, no fiestas donde haya droga…… Pero quien no tiene disciplina omite las recomendaciones y busca situaciones que le generan ansiedad, vuelve a las amistades y sitios de consumo. Cree que los demás están exagerando y se deja llevar por sus ideas mismas ideas que le han llevado a consumir y que le llevaran muy probablemente a una recaída. No hay que olvidar que la mente trabaja por asociaciones, si se drogaba cuando escuchaba música al escuchar música se puede generar ansiedad, si consumía con amistades al verlas puede provocar un craving (momento máximo donde el cuerpo quiere consumir).

PEREZA Y LETARGO: Cuando estas en abstinencia la vida parece aburrida, necesitas encontrar nuevas fuentes de interés. Para quien es potencialmente adicto, sentir apatía es común. Con frecuencia dicen estar aburridos. Todo los cansa fácilmente. No tienen la paciencia suficiente para gozar de las pequeñas cosas.

Están acostumbrados a la satisfacción inmediata de sus necesidades. Por eso también es frecuente que se desesperen con mucha facilidad y experimenten momentos de estrés y ansiedad.

Les cuesta muchos realizar labores que exijan minuciosidad y constancia. Ellos quieren terminar rápido todo para pasar lo más pronto posible a algo nuevo.

 

EXCESO DE INSEGURIDAD: Precavido no es lo mismo que miedoso. En muchas ocasiones quien quiere dejar de consumir tiene sentimientos ambivalentes por un lado quiere dejar las drogas, pero otra parte añora volver a la vida de antes, si la persona no tiene la auto convicción y solo hace las cosas por obligación es muy probable que recaiga.

¿Cuál es tu principal obstáculo?

¿Cómo se manifiesta en tu vida?

¿Qué puedes hacer para lidiar con él?

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que te pueden ayudar a prevenir cada una de estas situaciones de riesgo para enfrentar de una mejor forma la adicción. Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez.  C.P. 6041334      Terapeuta de Clínica SER

Referencias: Manual Fundación Hazelden (2003)

Mind Fullness Para Las Adicciones Ocho Pasos

 

 

 

ACTITUDES DE RIESGO PARA LAS RECAIDAS (primera parte)

En la actualidad la intervención en la prevención de recaídas respecto al consumo de sustancias adictivas es de suma importancia, por lo que es esencial tomar en cuenta las actitudes que llevan generalmente a volver a consumir alguna droga, mencionaremos a continuación algunas de ellas.

SOBRECONFIANZA: La excesiva confianza es el abono de los pensamientos adictivos. Se dice que había un encantador de serpientes que domo a una de ellas treinta años pero en un descuido la serpiente lo mordió, lo mismo pasa con las adicciones, en algunas ocasiones el paciente se da permisos que al principio puede “controlar” situación que le hace sentir confiado, sin embargo es esa confianza la que le lleva a darse cada vez más permisos, que al final de cuentas terminan en una recaída, las drogas se van metiendo poco a poco hasta que están dentro del pensamiento y necesidad fisiológica del individuo, una vez dentro es complicado “sacarlas”.

REVOLCARSE EN EL PASADO: Concebir diálogos o pensamientos referentes al consumo, es como tener un limón en nuestras manos, cortarlo y observar, como su jugo corre por nuestros dedos, mientras lo más probable es que se esté salivando. Hay personas que se la pasan hablando de su consumo en el pasado, las cantidades que se metían y los tipos de droga que ingerían, recuerdan sus aventuras con euforia, esto es pura “cháchara” mental, lo único que se hace con esto es alimentar a la mente inconsciente y prepararla para una recaída.

AISLAMIENTO: El ensimismamiento es cultivo de trastornos. Una de las características principales de quien recae es que poco a poco comienza ahuyentarse de la familia, no expresa lo que siente y se guarda muchas cosas.

LA AUTOCONMISERACIÓN: La lástima es un sentimiento que hace que te identifiques con el problema dándole más fuerza y engendrando más lástima. Es un círculo vicioso interminable y angustiante, con una gran cuota de egoísmo ya que trata de llamar la atención y la preocupación de quienes te rodean. La organización Mundial de la Salud (OMS) considera a quien tiene adicción un enfermo emocional por todo te enojas o te deprimes. La pasividad y el victimismo han llevado a muchas personas a drogarse, beber alcohol, autolesionarse, tener sexo descontrolado, conducir de forma arriesgada, pelearse con otros, dejar de cumplir con nuestras obligaciones, dejar el trabajo, dejar los estudios, tratar mal a los que no rodean, discutir con nuestra pareja, ser infieles, etc.

Esto siempre puede venir bien para decir: “esto lo he hecho porque estaba muy mal no he podido hacer otra cosa” “Yo no sé hacer nada bien” “Me encontraba muy mal y por eso lo he hecho” “Tú tienes la culpa de que yo actúe así”. Se tiene que estar muy alerta para que en lugar de hacerse la víctima se sea protagonista de la propia vida. En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que te pueden ayudar a prevenir cada una de estas situaciones de riesgo para enfrentar de una mejor forma la adicción. Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez.           CP.6041334     Terapeuta de Clínica SER

Referencias: Manual Fundación Hazelden (2003)

Mind Fullness Para Las Adicciones Ocho Pasos

La Web del trastorno límite de la personalidad

PROCESO DE RECAIDA

Es importante que la familia, como el paciente en recuperación conozcan el proceso de recaída, existen 3 etapas y cada una con sus respectivas fases y son:

ETAPA DE INICIO: Cambio, negación y labilidad.

ETAPA DE DESARROLLO: Regresión, fenómeno de la bola de nieve y ruptura

ETAPA DE DESENLACE: Autoengaño y reincidencia.

En la primera fase todo se considera a través del pensamiento  en  el “cambio” es cuando el paciente abandona su zona de confort,  y decide hacer algo distinto, que es su recuperación y vivir un nuevo estilo de vida, sin embargo, ocurren movimientos en ellos  que son desagradables, manifestándose a través de la intolerancia, la angustia, la pereza, el desgano,  la irritabilidad, la confusión y la indecisión, recordemos que todo cambio genera alteración emocional y puede ser un hecho que afecte negativamente  al sujeto y que impida el crecimiento por temor a ese  gran cambio, en esta etapa muchos vuelven a su área de confort, donde se sienten cómodos con lo que hacían, dando lugar a la “negación” que es aquella que evita y actúa  como mecanismo de defensa, fenómeno muy común en donde los pacientes inician negando el tratamiento, dejan de asistir a terapias, tomar su medicamento y surgen los pretextos como labilidad emocional que tiene que ver con el estado de ánimo del usuario, normalmente se defienden con el dialogo ante todo.

En la segunda etapa, la regresión es la readaptación de las conductas que se tenían en el pasado y  que se habían  superado, se observa aquí poco a poco como el usuario empieza a repetir múltiples situaciones de la adicción, da inicio a hablar con amistades de consumo,  definitivamente ya no va a grupos, terapias y todo lo recomendado para la recuperación, rompe hábitos, entre otras más dando lugar de forma progresiva al fenómeno de la bola de nieve que es cuando las actitudes del usuario ya afectan definitivamente las diferentes áreas de su vida, desequilibrando aquellas que ya se habían logrado extraer de la zona de confort, en esta etapa los familiares viven desconcertados y con sentimientos de impotencia ira, culpa y rabia, finalmente en esta segunda etapa en la ruptura de parámetros, la  disciplina se convierte en indisciplina, la madurez en inmadurez, ya no utilizan más las herramientas útiles para la recuperación y la permisividad por parte de los familiares  abre la posibilidad de un nuevo consumo y una actitud egocéntrica y manipuladora del paciente.

Finalmente, la etapa de desenlace, es donde el proceso de recaída  es casi inminente, es donde ocurre la falla en el sistema  de redes de apoyo surge el autoengaño tanto la familia como el paciente no aceptan la recaída ya que es un hecho doloroso y difícil, el que consume  sabe que necesita una serie de autoengaños que minimicen y controlen sus sentimientos de culpa y fracaso, finalmente surge la reincidencia  en donde el consumo es nuevamente una realidad que alimenta a todos aquellos enemigos internos que no se trabajaron para el paciente principalmente es :

Culpa – Consumo – Culpa – Consumo (completando el circulo vicioso)Mientras que para el familiar es:

Culpa – Rescate – Culpa – Rescate (De igual forma repiten el circulo vicioso)

_____________________________________________________________________________________________________________________

Esp. Cristhel Amairani Segovia Rivera

Cedula profesional: 11287339

 

SOY UN FAMILIAR CODEPENDIENTE

La familia como sistema viven en la codependencia como enfermedad, recordemos que es aquel fenómeno en donde descuidamos nuestras propias necesidades y nos ponemos al cuidado de los demás. Es importante saber que el sistema familiar también se enferma, como lo dice el libro azul de alcohólicos anónimos “ Años de convivencia con un alcohólico pueden volver neurótica a cualquier esposa, o niño. Toda familia está enferma hasta cierto grado”

Se menciona esto, debido a que en la actualidad cientos de familiares, están firmemente convencidos de que el único problema es el usuario con adicciones, esto no es así, la familia también necesita tratamiento psicológico,  ya que algunos de los obstáculos  que se encuentra en una familia codependiente son todas aquellos factores trágicos y llenos de sufrimiento , es por ello que debe enfrentarse a encontrar un equilibrio familiar y tomar en consideración sus propias necesidades antes que pensar en la de los demás, Para saber si somos codependientes es importante  evaluarse en los siguientes ítems:

  1. Casi siempre se siento responsable por el comportamiento o actitud pensamientos y acciones de otras personas
  2. Me siento con la necesidad de ayudar a otros y resolver todo tipo de problemas que presenten aun cuando ellos no piden la ayuda
  3. Le cuesta trabajo decir “No” debido a que es una respuesta incomoda generando culpas, vergüenza, o piensa constantemente que va a pensar el otro ante esa respuesta.
  4. Le preocupa que esa otra persona reaccione con enojo cuando dice “no” o cuando toma usted una decisión que al otro no le parecerá.
  5. Usted cree que su propia felicidad depende de lo que hagan los otros, por ejemplo: “que mis hijos terminen sus estudios, me genera felicidad” “que se casen con personas buenas y dignas” “que mi hijo salga de la adicción me haría feliz o estaría más tranquilo por ello”
  6. Ha querido en algún punto de su vida controlar a los demás.
  7. Presenta muchos sentimientos de culpa, por ejemplo “cosas que nunca hizo y se arrepiente de no hacerlo”
  8. Vive en negación constante de lo que ocurre en su sistema familiar.
  9. Piensa más de tres veces al día en buscar soluciones a sus problemas, pero se frustra de no encontrarlas.
  10. Ha abandonado sus rutinas, actividades personales y ha sacrificado su economía por otros.
  11. Busca la aprobación de terceros para tomar sus propias decisiones
  12. Ha culpado a otros, justificándose por las buenas acciones que usted ha dado. Ejemplo: “yo que te di todo y ve como me pagas”
  13. Normalmente le cuesta trabajo expresar sus emociones y lo que siente.
  14. Se muestra como una perdona rígida, con autoridad, de carácter ante otros, mientras que en el fondo siente que ya no puede más
  15. Ha mentido para proteger y cuidar a otras personas.
  16. Tolera conductas que en algún momento se dijo así mismo que jamás toleraría
  17. Tiene dificultades para relajarse y divertirse, ya que piensa constantemente en los problemas cotidianos de la familia o de otros.

Si ha contestado que si a más de cinco ítems o simplemente llegaron recuerdos a su mente de dichas acciones ya leídas es importante que decida tomar terapia y moverse al cambio para así poder ayudar a su ser querido en la recuperación.   En clínica SER te ayudamos

_____________________________________________________________________________________________________________________

Esp. Cristhel Amairani Segovia Rivera

Cédula Profesional

11287339

La manipulación emocional, Parte II

¿Estoy siendo manipulado emocionalmente?

Para poder saber si se encuentra en medio de una relación manipulada, se deben de identificar diferentes factores o circunstancias que son señales de estar siendo manipulado.

Lo primero importante es identificar el tipo de relación que se está llevando a cabo y los sentimientos que en ésta se presentan cuando se encuentran juntos.Puede ser que los sentimientos que se presenten sean de culpabilidad, vergüenza temor o miedo, de inseguridad, rechazo, etc. Sí estos sentimientos se presentan, son signos y síntomas de que usted posiblemente se encuentre en una relación en donde está siendo manipulado (a).

Otros signos que podemos observar es el hecho de que se sienta de alguna u otra forma bajo presión de hacer o decir que no se querían, de sentir miedo o temor a expresar lo que se siente o piense, por lo que pueda llegar a pensar la otra persona o por lo que le exija sin que le dé opción. Bajo estos signos pueden esconderse formas o tácticas de manipulación.Estas tácticas pueden llevar al manipulador a aislar a su víctima, forzarla, hacerla de menos, no darle atención o no tomarla en cuenta, desvalorizarla, generarle miedo a decir lo que piensa o siente, el que no se sienta apoyado emocionalmente o en abandono afectivo.

Tales tácticas o estrategias harán que el manipulado presente pérdida de identidad, sobre todo si el manipulador tiene control total, lo que en muchas ocasiones hace que el manipulado no se dé cuenta de la situación en la que se encuentra.Hay que recordar y tomar en cuenta que el manipulador emocional presenta una necesidad imperiosa de sentirse admirado, con poder y dominio, lo que esconde una gran inseguridad de sí mismo.Cabe aclarar que muchos manipuladores adquirieron desde la infancia por modelaje y permisibilidad de la familia a utilizar en poder, primeramente a través de los berrinches para exigir lo que querían o para llamar la atención de los padres o cuidadores, lo que se convierte en un hábito y posteriormente una costumbre, la costumbre de dominar a los otros.

Seleccionando la Verdad

Tanto familiares en rehabilitación como usuarios cuentan las cosas que realmente les convienen, se victimizan y justifican sus acciones irracionales sin efecto del consumo, como el usuario que consume y justifica sus acciones bajo el efecto de una sustancia. Los dos mienten, consiente o inconscientemente para justificar sus acciones, ¿qué fue primero el consumo o la neurosis colectiva de un entorno familiar disfuncional?

Diez años de experiencia en SER me han corroborado que la recuperación requiere ser “Honestidad Rigurosa”, cualquier esfuerzo mejor a este será un fracaso.  Es importante reconocer que  la adicción/ enfermedad depende proporcionalmente a los secretos que guardo ergo la honestidad, mente abierta y QUERER, son esenciales para la recuperación de ambas partes.

La adicción se alimenta del engaño, llevándonos al extremo de violar valores personales por un lado y por otro hacia el remordimiento, culpa y vergüenza. La solución que proponemos en la clínica SER es drenar toda las pus, discutir lo que no querías, específicamente sobre los secretos, lo que pensabas no compartir con nadie. Cosas que te enseñaron desde pequeña.

Para esto hay que soltar la resistencia que está basada en un malentendido, la resistencia de que las cosas tienen que ser hechos a tu manera,  que puedes controlar la sustancia o al usuario. Esto es justamente lo contrario a las leyes de la lógica, por eso la importancia de la oración de la serenidad.

Si deseas cambiar al Mundo, cambia tu primero, entre más te aferres a tus ideas antiguas que te trajeron a leer este articulo el resultado va a ser nulo, hay que soltarlas por completo, desde quien eres y lo que estas dispuesta a compartir con otros. Aquí nacerán nuevas.

Entre más abierto y honesto seas, podrás ir comunicando y sanando. Hay que compartir lo que te da vergüenza, soltando el control de tu orgullo falso, sustituyendo este por serenidad.

En este proceso soltamos la expectativa inhumana de ser perfectos y salvamos el lado humano donde soy imperfectamente perfecto.

Esto que te propongo es libre de cualquier tipo de mentiras. Ya que esto te lleva distorsiona de la realidad de lo que necesitas, tienes y quieres. Ya descubro quien soy y que es importante para Mi. Puedo ir borrando las necesidades de los demás para empezar a ver las mías antes.

El lenguaje personal es importante, desde las palabras que uso, como me valoro y me expreso. Estas son habilidades que necesitas desarrollas y como todo es un proceso que lleva tiempo.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Ced.6987755

“La manipulación emocional”

En el mundo de las adicciones, es muy común el encontrarse con la manipulación emocional que genera la persona drogodependiente.

La manipulación tiene como objetivo principal el poder encontrar en donde la otra persona es vulnerable para poder encontrar la forma de poder manejar a la persona y, por otra parte tratar de esconder intenciones malas o incorrectas así como actitudes o comportamientos agresivos. De esta forma la persona que manipula logra jugar con la persona manipulada para que ésta cumpla lo que el manipulador desea y salirse con la suya, sabiendo que decir y como para afectar al otro y que éste cumpla sus deseos. De esta manera logra tener el poder, por lo que se puede considerar con claridad como violencia psicológica.

Existen variadas formas de manejar la manipulación y en diferentes niveles, pero todas llevan el mismo objetivo: que el otro haga o piense en lo que el manipulador quiere, o lograr que el manipulado, incluso colocándose en la posición de víctima o de maltratadores, afectando fuertemente el autoconcepto y autoestima del manipulado.

Hay que recordar que la manipulación puede darse a cualquier edad, nivel socioeconómico y sexo.

El manipulador tiene la capacidad de lograr aparentar lo que quiera para lograr conseguir lo que desea de su víctima, pudiendo ser por medio de la palabra, en donde son muy hábiles, buscando que el otro se someta o sienta culpa. El manipulador suele mostrarse encantador, amigable y sociable ante su futura víctima, hasta encontrar su parte débil o vulnerable e iniciar su ataque.

Objetivo final del manipulador: tener admiración, poder y dominio.

 

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez