Las 4 fases del alcoholismo

Tabla de contenidos

Las 4 fases del alcoholismo

 

Las 4 fases del alcoholismo | Clínica SER

 

Cuando una persona sufre alcoholismo, su paso por este padecimiento tiene diversas fases que comprenden distintas características.  La adicción al alcohol es una enfermedad crónica, que tiene consecuencias graves sobre la salud. Según el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAA, por sus siglas en inglés), el alcoholismo como enfermedad tiene 4 fases. Conocer estas fases es de total importancia si queremos ayudar a un familiar adicto a salir de esta enfermedad. Quédate en Clínica Ser y sigue leyendo para conocer más sobre las 4 fases del alcoholismo.

 

¿Dónde empieza el alcoholismo?

 

El alcoholismo es una adicción que, por lo general, puede aparecer en la adolescencia de muchas personas. Sin embargo, es a los veinte o cuarenta años que suele aparecer con más frecuencia. Aun así, el alcoholismo no discrimina en edad, por lo que, cualquier persona inestable emocionalmente es propensa a caer en esta adicción. 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo del consumo de alcohol?

 

Antes de conocer las 4 fases del alcoholismo, es relevante también mencionar los factores de riesgo del consumo de alcohol. Veamos:

 

  1. Consumo frecuente: el consumo prolongado y excesivo de alcohol puede ocasionar, eventualmente, trastorno de consumo de alcohol.
  2. Ingerir alcohol a edad temprana: las personas que comienzan a beber a edad muy temprana corren más riesgos de ser alcohólicos, sobre todo cuando lo hacen de manera compulsiva.
  3. Antecedentes en la familia: aunque para muchos resulte todavía difícil de creer, cuando una persona es criada en un ambiente compartido con un familiar alcohólico, es posible que también genere una adicción al alcohol. Sobre todo tratándose de madres o padres, pues la adicción podría estar influenciada por factores genéticos. 
  4. Problemas de salud mental: las personas con problemas o trastornos mentales como depresión, ansiedad, esquizofrenia, bipolaridad, entre otros, son más propensos a padecer alcoholismo.
  5. Antecedentes de traumas: aquellas personas con traumas (ya sean emocionales o de otro tipo) corren un gran riesgo de tener un trastorno derivado del consumo de alcohol. 

 

¿Cómo se determina si una persona es alcohólica?

 

Las personas que sufren de alcoholismo suelen compartir una serie de características muy específicas, las cuales debes conocer si quieres saber si un familiar es adicto al alcohol. Una vez hayas detectado las siguientes características, intenta, en la medida de lo posible, acudir a un especialista o a un profesional para determinar cuál es el tratamiento que debe seguir tu ser querido.

 

  1. Siempre beben en contextos sociales y pierden interés en salidas o reuniones si no hay alcohol de por medio.
  2. Beben más rápido de lo habitual porque quieren aprovechar las oportunidades para beber todo lo que quieren o pueden.
  3. Inician el consumo de alcohol desde muy temprano. Muchas veces desde la primera hora del día.
  4. Sufren de síntomas físicos y psicológicos cuando pasan mucho tiempo sin beber, es decir, cuando padecen de abstinencia. Sudoración, temblor en las manos, insomnio y náuseas son algunos de los síntomas del síndrome de abstinencia.
  5. Beben cuando nadie los ve.
  6. Les restan importancia a las consecuencias derivadas del consumo de alcohol.
  7. Pierden el contacto con amigos y familiares que no beben, por lo que se refugian en aquellos que comparten la misma adicción.

 

¿Cuáles son los tipos de alcoholismo?

 

Para conocer más acerca del trastorno por el consumo de alcohol, es momento de hablar sobre los tipos de alcoholismo que existen. Veamos.

 

  1. Tipo Alpha: se puede reconocer por el consumo excesivo de alcohol con la finalidad de eliminar malestares derivados de algún problema o enfermedad mental. En el alcoholismo tipo Alpha, el adicto presenta una enfermedad psíquica con una dependencia psicológica hacia la sustancia adictiva, en este caso, el alcohol. 
  2. Tipo Beta: este tipo de alcoholismo se reconoce por un consumo excesivo pero regulado por factores sociales. El alcohólico que padece este tipo de alcoholismo es un consumidor social. No sufren una dependencia fisiológica, como el alcohólico tipo Alpha, pero de igual forma pueden llegar a sufrir enfermedades como cirrosis.
  3. Tipo Gamma: los alcohólicos de esta categoría son adictos crónicos y tienen mucha tolerancia al alcohol. No pierden el control fácilmente por la bebida y tienen un deseo compulsivo por ingerir. Los periodos de abstinencia para los tipos Gamma suelen ser largos. 
  4. Tipo Delta: el tipo de alcoholismo Delta se basa en el consumo regular con una progresión lenta. Los alcohólicos tipo Delta no pierden el control con la bebida, pero no pueden mantener largos periodos de abstención. Aquí la dependencia es fisiológica pero también psicológica y los factores sociales son determinantes. 

 


Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

 

¿Cuáles son las 4 etapas del alcohol?

 

Finalmente, luego de conocer más acerca del alcohol y sus tipos, podemos abordar el tema principal de este blog: las 4 etapas del alcohol. A continuación, enlistamos las fases del alcoholismo y sus características:

 

  1. Deseo  

 

En esta etapa, la persona presenta una fuerte necesidad o urgencia por beber. Ya sea que empiece como diversión o como modo de relajarse, su necesidad lo hace beber más.

 

  1. Pérdida de control

 

En esta segunda de las cuatro fases del alcoholismo, la persona ya no puede medir su forma de beber. Una vez que ha comenzado la ingesta de alcohol, le es casi imposible parar.

 

  1.  Dependencia física

 

En esta etapa se dan síntomas de reajuste, y se pueden presentar síntomas como malestares estomacales, sudor, temblor y ansiedad posterior al consumo excesivo.

 

  1. Tolerancia

 

A medida que la persona ingiere más alcohol por periodos prolongados, va necesitando tomar más para realmente sentir los efectos de la sustancia, por ejemplo, la euforia.

 

Reconocer en uno mismo o en una persona cercana la adicción al alcohol, es uno de los primeros pasos para la recuperación y sobre todo para evitar la pérdida de la salud, las relaciones o incluso la vida. Pedir ayuda a tiempo y acudir a un centro de rehabilitación profesional, es muy importante para llevar una vida libre de adicciones. Esperamos que esta guía sobre las fases del alcoholismo haya sido de ayuda para ti. No dudes en contarnos en los comentarios tus opiniones o inquietudes.

 

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema. Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente informado de nuestras actualizaciones y servicios. También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

 

Llámanos al +52 222 231-7626

+52 222 231-7574

WhatsApp  (+52) 2213490308

6 comentarios

  1. Tengo una hija de 31 años que toma cerveza, empezo en la adolescencia y ahora ya no puede controlarlo, no se como ayudar, ha ido a psicolodos, pero no funcionan, tiene amigos que no ayudan, ell vive en pareja que tambientrata de ayudar pero no puede, realmente no se que hacer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos

Si tienes alguna duda, escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

[contact-form-7 id=»72a9160″ title=»Formulario de contacto 1″]