INICIO DE LA ADICCIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Cuando se escucha o habla acerca de alguna adicción, al momento viene a la mente el pensar en algunas sustancias como son el alcohol, el tabaco o las drogas, sin embargo en la actualidad también podemos hablar de adicciones en donde no se utiliza ninguna sustancia, como es el caso de las adicciones comportamentales o psicológicas, las cuales comúnmente van dirigidas hacia determinados comportamientos como el ejercicio excesivo, el ingerir alimentos en forma constante o en atracones, las compras compulsivas o hacia el uso de las nuevas tecnología como los teléfonos celulares, tabletas o juegos de video entre otros.

Este tipo de adicciones son las que preocupan a muchos padres de familia al ver el comportamiento por utilizar obsesivamente algún aparato electrónico o tener conductas excesivas. Al ver estas actitudes, algunos padres se cuestionan si sus hijos se han vuelto adictos, sobre todo al observar que lo primero que hacen es tomar los aparatos, como el celular,  y pasar un sinnúmero de horas ante él y al llegar la noche es lo último que utilizan antes de dormir e incluso reducen horas de sueño por estar “conectados”. También se ha podido observar que cuando olvidan el celular en casa u otro lugar, entran en ansiedad y son capaces de salirse de trabajar, de la escuela o donde se encuentren para ir por el, ver la manera de que alguien de casa se lo lleve con el pretexto de necesitarlo con urgencia.

Hemos visto también a otros padres que fomentan el uso de la electrónica para convertirla en la nana distractora de los niños, incluso en edades muy pequeñas en donde se lo proporcionan para tenerlo entretenido o callado para que no moleste.

Unos de los principales signos de la adicción son los que, al llamarles la atención o al tratar de quitárselos y reprimir el uso, explotan en enojo, ira, berrinches, les causa ansiedad o incluso depresión, tomar comportamientos como aislarse, buscar espacios donde nadie los pueda ver o no permitir que los padres entren en sus cuartos y menos que toquen sus cosas. Estas son actitudes de llamar la atención, ya que pueden ser la puerta de entrada a un posible consumo de sustancias.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *