La dinámica familiar en la adicción

Tabla de contenidos

La dinámica familiar en la adicción

 

La dinámica familiar en la adicción - Clinica SER

 

La mayoría de las ocasiones, en la dinámica familiar de un miembro con adicción, la atención está centrada en la persona con dicha enfermedad. Pero dejamos de prestar atención a lo que implica dicho fenómeno. Es decir, difícilmente se llega a ver que no solo se enferma el paciente.

 

Lo más importante se desarrolla cuando se empieza a aprender y ser consciente, como familia, de la enfermedad desarrollada. Ya que todos los involucrados en la relación con la persona con adicción tienen un papel en la dinámica y desarrollo de la enfermedad. Así, con la conciencia de los efectos en la enfermedad del individuo por la participación del resto de la familia, se podrá identificar el papel con el que se interviene.

 

¿Cómo afecta la adicción a la familia?

 

Todas las familias están conformadas por individuos que asumen roles específicos. Según expertos, una familia sana es en donde todos los miembros se sienten seguros y protegidos, además de que sus necesidades se satisfacen adecuadamente. Asimismo, los padres modelan comportamientos apropiados para que sus hijos puedan seguir sus pasos.

 

Como hemos mencionado anteriormente, la adicción es una enfermedad familiar. Pues el abuso de sustancias por parte de uno de los miembros de la familia provoca caos en todo el ecosistema familiar. El consumo activo de drogas interrumpe y modifica los roles y las relaciones familiares, además de interferir con las comunicaciones interpersonales.

 

Por otro lado, la adicción como enfermedad provoca un gran impacto emocional y psicológico en todo el entorno del adicto, especialmente en hijos, parejas y padres.

 

¿Cómo afectan el estrés y la codependencia en la dinámica familiar?

 

Cuando se vive con una persona con adicción, la dinámica familiar tiende a convertirse en un ambiente de estrés constante. Esto es porque la mayoría de las conductas que se muestran cuando está bajo intoxicación son irracionales e irresponsables. Además, de no ser conscientes del impacto en las personas que le rodean.

 

Dicha situación llega a generar en la familia y personas cercanas ideas confusas. Como, por ejemplo, la de tomar la responsabilidad de las acciones de la otra persona, de lo que aquel o aquella no es capaz de resolver.

 

Cuando los familiares comienzan a actuar, al principio puede ser sincero, pero conforme pasa el tiempo se torna en una conducta aprendida para ambas partes. Allí la persona con una adicción desarrolla una mayor dependencia hacia los demás, y la familia, a la par, la necesidad de resolver todo por su familiar. De este modo, se va generando un círculo vicioso del cual, si no se es consciente, se desarrollará por mucho tiempo hasta tener resultados indeseables.

 

La necesidad de continuar con la protección y rescate de la persona con adicción

 

Casi siempre la familia se ve envuelta en resolver los conflictos de su familiar en adicción. Aunque una parte puede estar infundada en peligros considerados por la familia, otra parte se detona por la necesidad de sentir la propia seguridad y comodidad.

 

Asimismo, parte de la dinámica que se observa manifiesta una gran necesidad de continuar con la protección y rescate de la persona con adicción. Adicionalmente, el constante deseo que la dinámica se vaya actualizando en función de las necesidades del familiar, acciones, actitudes, creencias… Entre otras actividades que, mientras no se observe y se haga consciente, seguirá siendo un impedimento más para tomar la responsabilidad de su vida.

 

Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

 

Oportunidades llenas de promesas que difícilmente se cumplen

 

Otra de las situaciones muy comunes son las constantes pautas que la familia acepta de forma implícita ante las conductas de su familiar. También las múltiples oportunidades llenas de promesas que difícilmente se cumplen. Así como aquellas falsas creencias que invaden la propia dinámica que concluyen en el constante caos.

 

Desde los compromisos que la persona con adicción genera y que con gran dificultad llega a cumplir, así como los que la familia realiza y, de cierto modo se terminan rompiendo. Todo esto lleva a quien padece de adicción a continuar con la misma conducta.

 

Ocasionalmente llegan a cumplirse ciertos compromisos que van marcando diferencias y permiten la conciencia de la persona y la familia sobre el impacto que se va generando.

 

Al notar cambios también hay incomodidades, principalmente en la familia, al dejar de hacer cosas en función de su familiar con adicción. Permitiendo así comprender la situación y la oportunidad de comenzar con el proceso de enfrentarse a situaciones que generan emociones displacenteras necesarias para modificar la dinámica.

 

¿Cuáles son los roles familiares en la adicción?

 

Cuando hay un adicto en la familia, cada miembro asume un rol en reacción al comportamiento del adicto, lo que muchas veces resulta en que cada familiar, sin darse cuenta, apoye la adicción. Es importante entender cuáles son estos roles y sus comportamientos. Esto para que la familia reduzca los riesgos de la habilitación involuntaria, lo que es clave para respaldar la recuperación del adicto y de la familia. A continuación, exponemos los roles familiares típicos en la adicción:

 

  • El adicto: es el centro de atención en la familia que experimenta adicción. Sus comportamientos provocan que cada familiar asuma un rol diferente, en reacción a su conducta.
  • El facilitador: también llamados “enablers”. Suelen apoyar los comportamientos del adicto e incluso llegan a brindarle los recursos que necesita para continuar su adicción. Por ejemplo, ayudándolos a comprar drogas o, en caso de arrestos por posesión de drogas, sacarlos de la cárcel. Es posible que haya más de un facilitador en la familia.
  • Chivos expiatorios: el miembro que cumple este rol en la familia es constantemente culpado por los problemas del grupo familiar, incluyendo los problemas del adicto. Usualmente, los chivos expiatorios son individuos que no cumplen con las expectativas familiares. Esto hace que desvíen el enfoque del comportamiento del adicto.
  • Niños perdidos: su mecanismo de defensa es distanciarse de la familia debido a los conflictos que surgen por el comportamiento del adicto. Procuran permanecer fuera del radar de la familia, siendo poco asertivos y socialmente aislados.
  • Héroes: son los que asumen la responsabilidad por el comportamiento del adicto. Incluso llegan a defender su causa, ofreciendo también excusas y explicaciones por él o ella.
  • Mascotas: tienden a minimizar la dinámica familiar y distanciarse de las batallas a través del humor, para intentar disipar las situaciones complicadas. Son los negadores de la familia.

 

Es importante informarse sobre temas de dinámica familiar y la forma en que impacta en cada uno de quienes la integran. Además de identificar aquellos factores que limitan el progreso de la recuperación. Para lograrlo, es indispensable acercarse a expertos en salud mental, formados en rehabilitación para las adicciones, que podrán apoyar y guiar dicho proceso.

 

En Clínica Ser estamos preparados para apoyar tanto a la familia como al familiar en adicción. Recuperando así las relaciones familiares y dando conocimiento y herramientas que ayudan a ambos a salir de esta dinámica.¡Llama ahora y juntos construiremos un futuro libre de adicciones! Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente informado de nuestras actualizaciones y servicios.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA

 

Llámanos al +52 222 231-7626

+52 222 231-7574

WhatsApp (+52) 2213490308

 

Andrés Luciano Gregorio

Maestría en Psicología Clínica

Terapeuta en Clínica Ser

Cédula profesional. 11050830

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos

Si tienes alguna duda, escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

[contact-form-7 id=»72a9160″ title=»Formulario de contacto 1″]