Pensar, reflexionar, identificar y cambiar.

Inicios

Cuando una persona inicia el tratamiento, a menudo la adicción ha provocado graves consecuencias en su vida desestabilizando su salud, entorno familiar, trabajo y su comunidad.

¿Qué trae consigo la adicción?

La adicción te vuelve un minusválido emocional, destruye toda estructura y habilidades de vida: pensar constructivamente, sentir y canalizar emociones, hablar, relacionarte, reflexionar, elegir adecuadamente, convivir, contribuir, crecer tener tolerancia a la frustración, toma de decisiones, analizar, planificar, inteligencia y resiliencia (o impermeabilidad) emocional, ser creativo y lograr la satisfacción de metas y objetivos, etc. Hablamos de áreas cerebrales que interactúan entre sí y modifican sus conexiones por el abuso de sustancias.

Cualquier emoción reprimida puede convertirse en patología. Uno se evade de los sentimientos cuando está en consumo, en este sentido las drogas cumplen la función de enmascarar, una reacción negativa al proceso de angustia que genera algo sobre lo que no se quiere saber.

Crecimiento emocional

El aprendizaje de estrategias y habilidades para afrontar y manejar adecuadamente las emociones resultará la mejor forma de prevención de recaídas. Identificar la función de la droga en relación a las emociones, tolerar la incertidumbre y el cambio

Aprender a estabilizarse es imprescindible, estar familiarizado con la abstinencia, identificar emociones para poder lograr un desarrollo emocional y así protegerse de tormentas emocionales. El resultado final se traduce en crecimiento.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *