Ya deje de consumir ¿Ahora que Hago?

Cuando tengas ganas de consumir, imagínate un letrero grande que diga

¡ALTO!

Analiza

  • Tus pensamientos y la situación en la que te encuentras e identifica los posibles riesgos.

Piensa Actúa Siente

Evalúa tus estrategias para evitar el consumo

Logra

  • Enfocarte en tus habilidades
  • En realizar actividades que te relajen y tranquilicen

Habitualmente, un proceso de recaída se inicia con un disparador que te recuerda situaciones o conductas asociadas al consumo.

Los disparadores pueden ser:

Externos: conflictos familiares, tener contacto con situaciones, ambientes, personas u objetos relacionados con el uso de sustancias.

Internos: estados de ánimo como ansiedad o coraje, tener pensamientos relacionados con consumo de drogas, deseos de estar con amigos usuarios, experimentar síntomas de abstinencia.

Si estos estímulos se te presentan en un contexto o ambiente que los refuerce, de manera que tengas mayor probabilidad de caer en el uso de sustancias, ¡ALTO!

Esto  es una situación de riesgo para ti.

Ante esta situación, evalúa e identifica las ganancias y pérdidas corto y largo plazo de consumir y/o mantenerte en abstinencia. El resultado de  hacer esto te llevará a tomar una mejor decisión.

La recaída es un proceso, puedes prevenirla identificando las situaciones que te llevan a ella.

Trasforma

  • La situación y tus pensamientos negativos en positivos.
  • Enfoca tu mente en los logros que has obtenido y no dudes de tus capacidades, llegarás tan lejos como te lo propongas.
  • Logra un cambio en TU estilo de vida que te aléjate de la adicción

    Observa a tu alrededor, pide ayuda, platica con alguien.

    • Expresa tus emociones.

    ¡EVITA RECAER!       Piensa cuáles son las situaciones que pueden ayudarte a anticipar los riesgos.

    Las estrategias que te hayan funcionado para evitar alguna vez una recaída.
    Pon en prácticas otras que consideres te puedan ayudar a no consumir en ese momento.                           No siempre se puede solo o sola, busca ayuda profesional, retoma tu tratamiento; el recaer no significa que hayas fracasado.                 La recaída es parte del proceso del tratamiento y la rehabilitación.

    BENEFICIOS DE LA ABSTINENCIA              

    Áreas
    Familiar: se aprenden formas de comunicación adecuadas, aceptación de responsabilidades y fomento de actividades gratificantes compartidas con tu familia.
    Tiempo libre: cambio en el grupo de amigos y de actividades sin consumo.
    Formación académica: iniciar o retomar la asistencia a clases y mejorar los hábitos de estudio y las calificaciones.
    Laboral: buscar oportunidades de empleo, comenzar o mantener una actividad laboral estable o cambiar la misma, si está asociada al uso de sustancias.
    Salud: establecer y mantener hábitos de autocuidado saludables.

     

     

     

    Mtro. Edward Fisher

    Ced 6987755

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *