Identificar los gatillos que disparan las emociones

Mi peor pesadilla

En el mundo de la rehabilitación de adicciones resulta que para muchos que buscan rehabilitarse no quieren voltear a ver su peor pesadilla, la cual, no es su adicción, ni las consecuencias que ocasionaron en el periodo de consumo, son, al igual que para ti y para mí, sus emociones.

Cada uno de nosotros tenemos estados naturales de ser, cuando estamos ansiosos no estamos viviendo, estamos en un modo de sobrevivencia, esperando que pase, perdiendo minutos que nunca volverán, horas interminables o días de nuestra única oportunidad de vida.

Se trata primordialmente de identificar los gatillos que disparan las emociones en un principio. Los buenos estados anímicos son siempre lo mismo, a diferencia de los estados anímicos negativos siempre saben diferentes, o tienen diferente peso.  Recuerda que lo único que controlas son las percepciones y las reacciones a situaciones que son al azar o desagradables.

Parar de pensar sobre el futuro y dejar de recordar el pasado es la solución, en pocas palabras el mindfulness, vivir el aquí y él ahora es clave en construir una nueva versión de uno mismo.

Cambiar mi manera de ver la vida tiene que ver con soltar los juicios hacia lo que nos toca hacer, por ejemplo, si veo lo que me estresa como un reto a realizar, mi organismo se prepara para hacerlo. Una parte importante en el tratamiento de adicciones, es encontrar modos de convertir situaciones negativas en positivas. Miedos en belleza. Dando una mejor versión de ti mismo para cualquier situación sin reservas.

Disfrutar el tiempo con una buena calidad de vida no es ser egocéntrico, es restaurador.

Disfrutar el tiempo con una buena calidad de vida no es ser egocéntrico, es restaurador. Por ejemplo, este fin de semana me dediqué diecinueve horas para hacer un platillo que era la segunda vez en realizar, en esta ocasión salió un manjar exquisito. Si me hubiese quedado con el primer sabor de boca de un platillo quemado, no habría disfrutado lo que aun sigo saboreando en mi mente.

Lo contrario al trabajo es jugar, ¿Cómo puedo jugar más en mi vida? ¿Qué pasa si suelto los obstáculos? O ¿si dejo de tomarme tan en serio tanto yo, o a los demás?

Todo proceso lleva tiempo, en Clínica Ser nos especializamos en remplazar modos de SER, viendo el stress como oportunidades de mejora continua en el diario vivir. Para vivir tu vida que no ha sido escrita aún.

En resumen, no te digo que seas feliz todo el tiempo, acéptate tal como eres, imperfectamente perfecto y Ámate, soltando tus juicios, si pensabas treinta veces antes de actuar, bájale a dos. Identifica tus pensamientos negativos hacia ti mismo, y reviértelos hacia tres positivos que los van a sustituir.

Si tu vida está rota en todos los sentidos y no estas llegando a ningún lado, recuerda que no se supone que debe ser así. Aceptar donde estas y que estás haciendo tu mejor esfuerzo cambia todo, mientras tanto sigue a tu ritmo y disfruta las oportunidades que te da la vida para dar la mejor versión de Ti.

Mtro Edward G Fisher

Psicólogo Clínica SER

Ced. 6987755

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *