Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La A-Dicción

Tabla de contenidos

A-Dicción

decir No a droga. internacional día en contra fármaco abuso. adiccion tratamiento, narcótico adicto medicamento. problema adiccion. mujer fanático a prescripción drogas pastillas moderno plano dibujos animados estilo. vector 24667366 Vector en

A – Dicción

 

La A-Dicción, que significa: sin dicción. Es decir, aquel que no puede expresarse. El paciente no tiene los recursos para poder tener una comunicación adecuada y muchas veces al querer hacerlo solo causa más caos. 

 

Se define como trastorno por abuso de sustancias como “un patrón desadaptativo de consumo de sustancias que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresados por uno (o más) síntomas, durante un periodo mínimo de 12 meses” 

 

Sus síntomas son: 

 

  • Incumplimiento de obligaciones en el trabajo, la escuela o la casa. 
  • Consumo que pone en riesgo la integridad física de la persona. 
  • Problemas legales repetidos debido al consumo. 
  • Continuación del consumo, a pesar de tener problemas sociales e interpersonales recurrentes causados o exacerbados por la sustancia ingerida. 
  • Distintas formas inadecuadas de conseguir dinero para seguir manteniendo el consumo (robo a familiares o empeñar cosas de valor de casa, por mencionar algunas) 
  • Se aísla de la familia: poca o nula asistencia a reuniones familiares y cada vez pone más pretextos para convivir con su núcleo familiar. 
  • Descuido del aseo personal. 

 

Al incrementar progresivamente su capacidad de consumo (tolerancia a la sustancia), se implican cambios fisiológicos y sociales más pronunciados en la persona, como los antes mencionados. 

 

Las personas que conviven frecuentemente con la persona adicta notan ese aislamiento y es preocupante para todos. En primer lugar,  poco a poco comienza a dejar de mostrar interés en las cosas que antes le emocionaban. Adicionalmente, puede presentar pérdida de apetito. Todos los involucrados están viviendo una muerte lenta con la persona que está consumiendo. Familiares, incluso amigos, gente a su alrededor se da cuenta que constantemente está en problemas, menos él o ella. 

 

Una intervención temprana nos ayuda a tomar consciencia de la adicción y tratamientos, además de brindarle contención para que encuentre las herramientas necesarias para poder vivir libre de consumo. 

 

Se aconseja abordar el problema de la adicción como un trastorno en clínicas de rehabilitación de adicciones, con un tratamiento integral en el que se deben involucrar todos como familia, buscando acompañamiento profesional e integración en grupos de ayuda mutua.  

 

Entonces, una vez explicado qué es la a-dicción, pasamos a responder algunas preguntas frecuentes sobre este tema.

 

¿Quién descubrió la adicción? 

 

Un vistazo a los orígenes de este concepto

 

Seguro que todos hemos escuchado el término: adicción, pero ¿alguna vez te has preguntado quién fue la persona que descubrió la adicción tal como la conocemos hoy en día? Bueno, prepárate para un viaje en el tiempo mientras exploramos los orígenes de este concepto.

 

La palabra «adicción» tiene sus raíces en el latín, derivada del término «addictus», que significa «entregado» o «esclavo». Sin embargo, el estudio y comprensión de la adicción como una enfermedad moderna comenzó hace poco tiempo.

 

La historia de quién descubrió la adicción se remonta a principios del siglo XX. Fue en 1939 cuando un médico llamado William D. Silkworth acuñó el término «alcoholismo» para describir la enfermedad de la dependencia del alcohol. Silkworth trabajaba en un hospital en Nueva York y fue testigo de primera mano de los estragos que el alcohol causaba en la vida de las personas.

 

A medida que avanzaba la investigación y la comprensión de la adicción, otros científicos y profesionales de la salud se unieron al estudio de esta enfermedad. Uno de los nombres más reconocidos en este campo es el del Doctor Herbert D. Kleber. En la década de 1960, Kleber fue pionero en la investigación sobre la adicción a las drogas y su tratamiento. Su trabajo sentó las bases para la creación de programas de rehabilitación y terapias eficaces.

 

Ahora bien, la adicción no es solo una cuestión médica. También existe un aspecto psicológico y social que influye en el desarrollo y tratamiento de la misma. A lo largo de los años, psicólogos y terapeutas han aportado valiosos conocimientos sobre la adicción y cómo abordarla desde diferentes perspectivas.

 

Aunque la adicción ha existido desde tiempos remotos, fue en el siglo XX cuando se comenzó a estudiar y comprender como una enfermedad. Desde entonces, se ha avanzado mucho en el campo de la investigación y el tratamiento de la esta, gracias a la dedicación de médicos, científicos y profesionales de la salud.

 

Es importante recordar que la adicción no es simplemente una cuestión de falta de voluntad o debilidad moral. Es una enfermedad compleja que afecta a millones de personas en todo el mundo. Como familiares y amigos de adictos, es fundamental educarnos y comprender mejor esta enfermedad para poder ofrecer un apoyo adecuado a nuestros seres queridos.

 

Espero que este viaje a través de la historia de la adicción haya sido interesante y te haya ayudado a comprender un poco más sobre cómo se llegó a descubrir esta enfermedad. Si tienes algún comentario o pregunta, ¡no dudes en compartirlo!

 

¿Cuándo hay adicción? 

 

Descubriendo las señales y síntomas

 

Si tienes un ser querido que está luchando con una adicción, es fundamental conocer las señales y síntomas para poder ofrecer el apoyo adecuado.  

 

La adicción no ocurre de la noche a la mañana. Es un proceso que se desarrolla gradualmente y, a menudo, pasa desapercibido al principio. Sin embargo, hay algunas señales de advertencia que pueden indicar que alguien está lidiando con esta enfermedad.

 

Uno de los primeros indicios de adicción puede ser un cambio en el comportamiento de la persona. Pueden volverse más distantes o irritables. También es común que pierdan interés en actividades que antes disfrutaban, como pasar tiempo con amigos o participar en hobbies.

 

Otro síntoma clave es la pérdida de control. Si ves que tu ser querido tiene dificultades para limitar o controlar el consumo de una sustancia, como el alcohol o las drogas, es posible que esté lidiando con una adicción. Además, pueden tener dificultades para cumplir con sus responsabilidades diarias, como el trabajo o la escuela.

 

La adicción también puede manifestarse físicamente. Puedes notar cambios en el aspecto físico de la persona, como pérdida o aumento de peso repentino, ojos enrojecidos y pupilas dilatadas. Además, pueden experimentar problemas de sueño, cambios en el apetito o problemas de salud recurrentes.

 

Así tenemos, que cada persona es única y que los síntomas de la adicción pueden variar. Algunas personas pueden mostrar señales más evidentes, mientras que otras pueden ocultar su adicción de manera más efectiva. Por eso es crucial estar atentos a cualquier cambio significativo en el comportamiento o en la salud de nuestro ser querido.

 

Si sospechas que tu ser querido está lidiando con una adicción, es fundamental abordar el tema con compasión y empatía. Ofrece tu apoyo incondicional y sé un recurso de confianza para ellos. Recuerda que la adicción es una enfermedad que requiere tratamiento y no es algo que puedan superar solos.

 


Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

Llama ahora para empezar tu camino hacia la recuperación

 

¿Por qué la adicción es una enfermedad?

 

¡Descubriendo la verdad!

 

¡Prepárate para descubrir por qué la adicción es una enfermedad real y cómo podemos apoyar a nuestros seres queridos en su lucha!

 

La adicción se ha estudiado y reconocido como una enfermedad por expertos médicos, científicos y profesionales de la salud en todo el mundo. Pero, ¿qué hace que la adicción sea una enfermedad? 

 

Pues, en primer lugar, la adicción altera la química del cerebro. El consumo repetido de una sustancia adictiva cambia la forma en que nuestro cerebro funciona y afecta la producción de neurotransmisores, los mensajeros químicos que controlan nuestras emociones y comportamientos.

 

Además, la adicción se caracteriza por una pérdida de control. Las personas que luchan contra ella se sienten impulsadas a consumir la sustancia, a pesar de las consecuencias negativas que esto pueda tener en su vida. Esta falta de control es similar a lo que ocurre en otras enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertensión, donde el individuo no puede controlar ciertos aspectos de su salud sin tratamiento adecuado.

 

La adicción también causa cambios en el comportamiento y la forma de pensar de una persona. Puede llevar a la pérdida de interés en actividades que antes eran placenteras, dificultades para cumplir con las responsabilidades diarias y problemas en las relaciones personales. Estos cambios en el comportamiento son parte de la naturaleza de la enfermedad y no simplemente una elección de estilo de vida.

 

Es importante comprender que la adicción no es solo una cuestión física, sino también una enfermedad emocional y mental. Las personas que luchan contra la adicción pueden enfrentar problemas de salud mental subyacentes, como ansiedad o depresión, que pueden haber contribuido al desarrollo de la enfermedad. Por lo tanto, abordar la adicción requiere un enfoque integral que incluya tratamiento médico, terapia y apoyo emocional.

 

Ahora que sabemos por qué la adicción es considerada una enfermedad, es fundamental que apoyemos a nuestros seres queridos en su proceso de recuperación. No juzguemos ni culpemos a las personas que luchan contra esta afección, sino que brindemos nuestro apoyo incondicional y fomentemos un ambiente de comprensión y empatía.

 

Recuerda que la adicción es una enfermedad tratable. Con el tratamiento y el apoyo adecuado, las personas pueden recuperarse y llevar una vida saludable y plena. No olvides buscar recursos y ayuda profesional si tú o alguien que conoces está lidiando con una adicción. 

 

¿Quieres ayudar a tu ser querido a dejar atrás la adicción? 

 

En Clínica Ser, te brindamos las herramientas y el apoyo necesarios para convertirte en su mayor aliado/a. ¡Llama ahora! ¡Visita nuestra web! Suscríbete a nuestro boletín de noticias y mantente informado de nuestras actualizaciones y servicios.

 

¡Transformamos vidas, recuperamos familias!

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

 

Llámanos al +52 222 231-7626

+52 222 231-7574

WhatsApp  +52 (221) 3490308

 

Psic. Dulce María Cano Lara

Cédula 13547225

Terapeuta de Clínica Ser 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos

Si tienes alguna duda, escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.