Síndrome amotivacional y consumo de marihuana.

¿Qué es el síndrome amotivacional?

Se caracteriza por la generación de dificultades en el área cognitiva, social e interpersonal. Se tiende a referirlo como propio de la intoxicación crónica por cannabis, varios estudios señalan que por ser el tetrahidrocannabinol (THC) una sustancia principalmente depresora del sistema nervioso central, es esperable que el consumo crónico pueda dar lugar a un estado apático.

Falta de interés

Estas personas llegan a sentirse sin ganas de hacer nada, con un sentimiento constante de anhedonia (falta de motivación o entusiasmo). Existe una falta de interés general ante actividades que no son obligatorias para el consumidor, este estado puede llegar a mantenerse luego de haber interrumpido el consumo de la sustancia 

Síntomas o signos que pueden ser detectados:

  • No puede culminar tareas.
  • La voluntad para ejecutar acciones es reducida.
  • Incapacidad para poder realizar una evaluación de la consecuencia de los futuros actos.
  • La concentración y la atención resulta difícil.
  • Las tareas a realizar son demoradas.
  • La memoria es alterada.
  • Al momento de hacer actividades duraderas, o que simplemente, requieran mayor concentración, ya no es motivo de interés.
  • Disminución de la motivación al trabajo o escuela.
  • Una fácil frustración ante cualquier acción.
  • Enlentecimiento de cada movimiento y desplazamiento.

Algunos de los efectos del consumo de cannabis son agudos y crónicos y existe una falta de introspección (no hay conciencia del estado en que se está). La adicción a las sustancias se pueden superar a través de la ayuda profesional del trabajo psicoterapéutico  para rehabilitar los déficits que persistan siendo posible usar psicofármacos si fuera necesario y un buen proceso de recuperación. 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *