La vida es arte

“’ ¡Cuando la situación es buena, disfrútala! ¡Cunado la situación es mala, transfórmala! ¡Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate!”

El arte

Cómo el arte ayuda a superar los efectos emocionales de la pandemia

El médico y psicoterapeuta austriaco Alfred Adler, formulo tres tareas fundamentales en la vida, el contacto social, el amor y el trabajo, a las que debemos agregar una cuarta, el arte. Somos seres que responden de manera activa y creativa a las distintas influencias que afectan nuestra vida. El arte debe entenderse como una posibilidad de expresión, conocimiento y transformación personal, además de fomentar un vínculo social, es una herramienta terapéutica muy efectiva, en el tratamiento de diversas patologías asociadas a la salud mental o en rehabilitación de adicciones

La terapia de arte o arte terapia, es una forma de psicoterapia, en el que a diferencia de una terapia convencional, se emplea como principal medio de comunicación la creación artística, en lugar del lenguaje verbal, lo más importante en la terapia de arte es el proceso de creación y no la obra final. Se busca que el participante tenga algo palpable después de la práctica de dicha actividad, una evidencia de la dinámica, un dibujo, una pintura, una escultura, una obra, una imagen, que nos permita que seamos más conscientes de lo que verdaderamente nos pasa, y al llegar a este nivel de conciencia podamos trabajar en hacer que la solución sea más rápida. Ya que en la terapia de arte hay muy pocas defensas, a diferencia de la terapia verbal en la que controlamos en medida lo que queremos decir.

El arte nos permite expresar cualquier cosa, que en muchas ocasiones no nos atrevemos, porque pensamos que está mal, aunque planeemos algo en específico en el ejercicio saldrá lo que tenga que salir, no hay errores, lo que plasmemos es perfecto, ya que es un reflejo de como y donde estamos, haciéndonos mas conscientes sobre lo que estamos viviendo, ideas, sentimientos, dolencias, juicios, que al plasmar en un papel exteriorizamos y eso nos hace sentir mejor, nos libera del malestar, al hacernos conscientes de él. Se busca hacer un cambio en las imágenes internas que cada uno tenemos, trayéndolas al exterior, permitiendo que nuestra conducta cambie, ya que nos ponemos en contacto con nosotros mismos. Creemos que nos conocemos pero en ocasiones no es así, porque no tenemos un diálogo real con nosotros mismos, no tenemos una conciencia de nosotros mismos.

La práctica del arte

La práctica del arte como terapia consiste en utilizar las artes plásticas para ahondar más en quienes somos, se trabajan nuestras emociones para comprenderlas y ver cómo funciona en nuestra realidad, cualquier persona puede realizar esta práctica ya que no se necesita de ningún conocimiento previo. Se ha comprobado a través de varios estudios que quien practica la creación artística, en cualquiera de sus manifestaciones, crea neuroplasticidad, que es la flexibilidad que tiene el cerebro para adaptarse a los cambios, mejora el coeficiente intelectual, y la capacidad de atención, asimismo, reducen la impulsividad, mejora el comportamiento, se reduce el estrés y la ansiedad, se mejoran las habilidades motoras, la coordinación física, y la memoria, mejora los síntomas del déficit de atención con hiperactividad, ayuda a personas que sufren depresión o problemas de adaptación social, se emplea eficazmente para tratar adicciones, ayuda a pacientes con enfermedades terminales, se genera relajación logrando que pensemos mejor, es una experiencia que beneficia y minimiza sentimientos de soledad o aislamiento que sufren algunas personas, refuerza el autoestima y con ello se adquieren nuevas herramientas para disfrutar de una mejor comunicación. De manera general, la terapia en adicciones permite dotar de sentido a una tarea altamente estimulante, que nos permite expresar ideas y sentimientos que de otra manera quedarían reservados, provocando en ocasiones sentimientos de frustración.

La incorporación del arte a nuestra vida es una tarea fundamental, ya que es una de las expresiones más especiales del ser humano, puesto que nos permite el encuentro con uno mismo, podemos entender al arte como una terapia de respuestas espirituales, en el que las obras hablan de nosotros, revelando el alma y mostrando el interior. La pintora mexicana Frida Kahlo encontró en el arte  atributos que le ayudaron a convertir el sufrimiento y dolor físico que padeció, en el contenido principal de su obra pictórica, Frida encontró en la pintura una vía de escape, un refugio y una medicina, así, cada tema, técnica y trazo hecho, eran el espejo de sus sentimientos, sus estados de ánimo, sus reacciones y sensaciones ante cada episodio de su vida. Frida pintaba la parte triste de la vida, que todos tenemos la colgaba y se iba a vivir. Nuestro siguiente compromiso es explicar y plasmar en que consiste nuestro dolor, liberarnos de ese malestar, sanar nuestras heridas, liberarnos de los miedos, dejarlos colgados en la pared y salir a vivir.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Lic. Alan Alonso Gutiérrez Pérez

Licenciado en Artes Plásticas.

Terapeuta de clínica SER

 Ced. Prof. 9835844

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *