“UN ICEBERG NO ES LO QUE PARECE”

Para explicar este tema, me gusta iniciar con algo básico, existe una película que todos hemos visto alguna vez en la vida y se llama “TITANIC”, en donde  se deriva la  siguiente pregunta,  ¿Cuál fue la causa del hundimiento de este famoso barco?  … la respuesta más sensata es que fue a causa del choque con un “iceberg”, si bien, dentro de este contexto de la película, dicha masa de hielo si fue vista a distancia y de forma inmediata se dio la orden y señal de que el barco tenía que girar a la izquierda de forma veloz para esquivarlo… Pero, realmente  ¿Qué fue lo que paso?…

Si analizamos a profundidad esta escena, el barco si logro esquivar la “punta del iceberg,” es decir aquello que fue visible ante los ojos de los capitanes, sin embargo no se percataron que debajo del océano un iceberg se extiende en diversas dimensiones, puede ser más ancho, más grueso o más grande que la simple punta, y justo ahí, es  la parte que no alcanzaron a ver, la cual fue la responsable del hundimiento, debido al golpe y los daños generados a la estructura del TITANIC.

A modo de reflexión, es importante saber que como seres humanos alcanzamos a ver nuestras vidas y todo lo que ha ocurrido con nosotros  a “SIMPLE VISTA”, y no nos permitimos tocar aspectos que ocultamos y evadimos por temor a revivir lo que sentimos, es decir somos un iceberg pero  no somos lo que aparentamos ser en sociedad o con la familia.

Ahora bien si aplicamos esta simple idea a la vida cotidiana y de forma rápida, como se mencionaba anteriormente, es evidente que  solo atendemos aquello que percibimos a simple vista ( que sería metafóricamente la punta del iceberg,)  es decir  “ lo que soy” “lo que hago” “ la manera en la que me muevo y percibo mi mundo” “como me relaciono con los demás” “ lo que creo que está bien y está mal” “ el comportamiento que tengo” “la forma de actuar”  etc…
sin embargo tenemos que comprender que esa punta en nuestras vidas es algo superficial, es un 20% de lo que realmente somos, entonces, ¿Qué pasa con todo lo demás que se oculta debajo del agua? … evidentemente eso constituye el 80% restante, es nuestra parte inconsciente, es todo aquello que pasa inadvertido o lo  que evitamos para no sentir dolor.

Un paciente adicto (y cualquier otro individuo) tiene su propio iceberg y es ahí donde  surge la adicción o episodios depresivos ya que es el lugar perfecto en donde guardamos resentimientos, culpas, malestar,  el reprimir emociones tales como la tristeza, el enojo, el miedo, en esas profundidades están ciertas cuestiones de vida que no nos atrevemos a externar constituyendo la necesidad de no hablarlo, no permitirnos sentir,  y no confiar en otros,  tales como la violencia, el abuso,  los traumas, problemas cotidianos, de pareja, pérdidas de todo tipo, entre otras más ,lo cual nos obliga a minimizar los problemas y hacerles entender a todos que “estamos bien” y  “que ya superamos aspectos que nos marcaron en nuestra vida” prácticamente es enmascarar y cubrir a todos nuestros fantasmas del pasado y lo  podemos resumir en la siguiente frase  de Eric Hoffe:

“Normalmente solo vemos lo que queremos ver, tanto es así, que a veces no vemos donde esta”

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Al explicar esta tema, se les invita a todos  nuestros pacientes de clínica SER tomar un respiro demasiado hondo y clavarse en esas profundidades  para analizar el tamaño de su iceberg y detectar todo aquello que duele o afecta y que han ocultado por muchos años, para así poco a poco llevarlo a la superficie, trabajarlo de forma terapéutica para sanar y encontrar sentido y calidad de vida, se les fomenta permitirse tocar esas fibras nerviosas de su ser para sí poder alcanzar la recuperación y evitar anestesiar el dolor con la sustancia que consumen.

 

 _____________________________________________________________________________________________________________________________________

En Clínica SER nuestro compromiso es ayudarte a explorar y sanar todos esos factores que por naturaleza y protección ocultamos en el fondo del corazón.

El cambio está en  ti ¡Tu decides!

 

Psicóloga y Especialista en Adicciones
Cristhel Amairani Segovia Rivera
Ced. Prof. 8293913
11287339

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *