Psicoeducación familiar

“El consumo de sustancias adictivas y la familia I”

Las drogas hoy en día se han convertido en un problema de salud a nivel nacional e internacional, debido a los enormes problemas que esto acarrea tanto a nivel social como familiar e individual.

En México, una gran cantidad de familias son afectadas y sufren por las consecuencias que el consumo provoca, debido a que un número significativo de personas mueren prematuramente, son afectadas e ingresadas a hospitales psiquiátricos en forma creciente por la psicosis producida, así como el incremento de la delincuencia y el rompimiento de estructural personales, familiares y sociales, problemas laborales y fracaso escolar.

Iniciaremos por entender los conceptos básicos de la adicción, entendida ésta como “cualquier sustancia, farmacológicamente activa, que puede producir un estado de dependencia física o psíquica”, generando trastornos relacionados con las sustancias, definiendo la dependencia como un patrón desadaptativo de consumo de una sustancia que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos (DSM-V).

Los signos y síntomas que presenta la persona son, principalmente, tolerancia (necesidad del aumento creciente de la cantidad de sustancia, para conseguir la intoxicación o el efecto deseado, la abstinencia (conocida como cruda o malilla), en donde se toma la misma sustancia u otra parecida para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia, la existencia de un deseo persistente o esfuerzos inútiles de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia, así como la disminución de importantes actividades sociales, laborales o recreativas y el continuar consumiendo la sustancia a pesar estar consciente de los problemas psicológicos y físicos recidivantes o reincidente y persistentes causados por el consumo de la sustancia.

El consumo de sustancias deteriora el funcionamiento del individuo en todas sus áreas, y una de las más afectadas es la familia, debido a una mayor vinculación afectiva para el consumidor, dándole un concepto más funcional en relación a la intervención familiar respecto al consumo de drogas.

La psicología proporciona variables modelos de intervención que derivan de distintas teorías, para que el paciente vaya transitando por cambios hasta lograr controlar su conducta adictiva. La intervención psicoterapéutica se centrará en las principales variables de cada uno de los distintos procesos, que intervendrán hasta lograr la abstinencia a largo plazo. La familia se convierte en un factor crucial del inicio y mantenimiento del consumo de drogas, debido a que es el primer agente educativo y de socialización del paciente, promoviendo y enseñando modelos de comportamiento y actitudes que pueden convertirse en factores de riesgo o de protección en relación al consumo de sustancias, debido a la su estructura, funcionamiento, interacción y ambiente familiar.

En mi próxima publicación hablaré del conflicto familiar, el clima familiar negativo y el estrés.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *