Yo Controlo la Sustancia…A veces.

La adicción a una droga involucra un control pobre sobre el consumo. Un control pobre significa que las personas no pueden controlar la cantidad de alcohol y otras drogas que ellos beben o consumen. También significa que ellos no pueden controlar su comportamiento mientras están bajo la influencia del alcohol u otras drogas. Hay tres tipos de control débil:

  • Control pobre sobre la cantidad. Las personas que son adictas muchas veces tienen muy poco, si no es que ningún, control sobre la cantidad de drogas consumidas durante un episodio de consumo de drogas. Por ejemplo, un individuo puede intentar fumar cierta cantidad de crack pero en lugar de eso se fuma el doble.
  • Control pobre para detenerse. Las personas adictas muchas veces tienen poco, o ningún, control sobre su habilidad para cortar o detener su consumo de alcohol u otras drogas. Por ejemplo, los individuos pueden intentar beber menos cuando beben o tratar de detener el beber de una sola vez (a menudo muchas veces), pero no pueden hacerlo.
  • Control pobre sobre el comportamiento. Las personas que son adictas muchas veces pierden el control sobre su comportamiento cuando están bajo la influencia del alcohol u otras drogas. Como un ejemplo, algunas personas se vuelven agresivas o violentas cuando consumen alcohol u otras drogas

Unos creen que la controlan porque en ocasiones esto sucede y no todo el tiempo. A medida que el consumo aumenta cada vez se pierde de manera más frecuente las tres maneras de control. Concientizándose cada vez tanto los familiares como los usuarios de esto es crucial para la recuperación de un usuario en Clínica SER.

______________________________________________________________________________

Mtro. Edward G. Fisher N.

Ced. 6987755

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *