Entradas

Identificar los gatillos que disparan las emociones

Mi peor pesadilla

En el mundo de la rehabilitación de adicciones resulta que para muchos que buscan rehabilitarse no quieren voltear a ver su peor pesadilla, la cual, no es su adicción, ni las consecuencias que ocasionaron en el periodo de consumo, son, al igual que para ti y para mí, sus emociones.

Cada uno de nosotros tenemos estados naturales de ser, cuando estamos ansiosos no estamos viviendo, estamos en un modo de sobrevivencia, esperando que pase, perdiendo minutos que nunca volverán, horas interminables o días de nuestra única oportunidad de vida.

Se trata primordialmente de identificar los gatillos que disparan las emociones en un principio. Los buenos estados anímicos son siempre lo mismo, a diferencia de los estados anímicos negativos siempre saben diferentes, o tienen diferente peso.  Recuerda que lo único que controlas son las percepciones y las reacciones a situaciones que son al azar o desagradables.

Parar de pensar sobre el futuro y dejar de recordar el pasado es la solución, en pocas palabras el mindfulness, vivir el aquí y él ahora es clave en construir una nueva versión de uno mismo.

Cambiar mi manera de ver la vida tiene que ver con soltar los juicios hacia lo que nos toca hacer, por ejemplo, si veo lo que me estresa como un reto a realizar, mi organismo se prepara para hacerlo. Una parte importante en el tratamiento de adicciones, es encontrar modos de convertir situaciones negativas en positivas. Miedos en belleza. Dando una mejor versión de ti mismo para cualquier situación sin reservas.

Disfrutar el tiempo con una buena calidad de vida no es ser egocéntrico, es restaurador.

Disfrutar el tiempo con una buena calidad de vida no es ser egocéntrico, es restaurador. Por ejemplo, este fin de semana me dediqué diecinueve horas para hacer un platillo que era la segunda vez en realizar, en esta ocasión salió un manjar exquisito. Si me hubiese quedado con el primer sabor de boca de un platillo quemado, no habría disfrutado lo que aun sigo saboreando en mi mente.

Lo contrario al trabajo es jugar, ¿Cómo puedo jugar más en mi vida? ¿Qué pasa si suelto los obstáculos? O ¿si dejo de tomarme tan en serio tanto yo, o a los demás?

Todo proceso lleva tiempo, en Clínica Ser nos especializamos en remplazar modos de SER, viendo el stress como oportunidades de mejora continua en el diario vivir. Para vivir tu vida que no ha sido escrita aún.

En resumen, no te digo que seas feliz todo el tiempo, acéptate tal como eres, imperfectamente perfecto y Ámate, soltando tus juicios, si pensabas treinta veces antes de actuar, bájale a dos. Identifica tus pensamientos negativos hacia ti mismo, y reviértelos hacia tres positivos que los van a sustituir.

Si tu vida está rota en todos los sentidos y no estas llegando a ningún lado, recuerda que no se supone que debe ser así. Aceptar donde estas y que estás haciendo tu mejor esfuerzo cambia todo, mientras tanto sigue a tu ritmo y disfruta las oportunidades que te da la vida para dar la mejor versión de Ti.

Mtro Edward G Fisher

Psicólogo Clínica SER

Ced. 6987755

La importancia de la Atención integral en las adicciones

La adicción es una enfermedad que se considera grave, compleja y variada.

La adicción es una enfermedad que genera un alto impacto físico, psicológico y social en la persona que lo adquiere, en su entorno tanto social como familiar así como en los profesionales que atienden sus casos.

De igual forma, la adicción es una enfermedad que se considera grave, compleja y variada, por lo que su atención y control no solamente depende de una sola disciplina profesional.

Estas características hacen que la adicción requiera de un abordaje interdisciplinario y multidisciplinario para poder lograr una atención integral, algo que requiere el enfermo en adicción.

Recuperación física, psicológica, social y familiar

Para el control y superación de la adicción, es necesario que se vean involucradas diferentes disciplinas profesionales de las áreas de la medicina, psicología, trabajo social y grupos de autoayuda.

El objetivo principal del tratamiento de rehabilitación integral no solo está basado en la recuperación física, sino también en la recuperación psicológica, social y familiar, por lo que, para alcanzar este objetivo, actualmente existe una tendencia a trabajar en equipo.

La terapia psicológica es más efectiva cuando se proporciona en el contexto de un equipo multidisciplinar que tenga a su alcance los recursos necesarios, así como la experiencia requerida y suficiente.

Atención por un equipo multidisciplinario e interdisciplinario.

De esta manera, al paciente con adicción, se le deberá prestar atención por un equipo multidisciplinario e interdisciplinario, en el que se encuentren representados todos aquellos profesionales que colaboren en los procesos de diagnóstico y tratamiento de la adicción en sus diferentes fases y facetas: médicos, psiquiatras, enfermeras, psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales y consejeros entre otros.

Para lograr el objetivo deseado, deben de existir fundamentos de equipo, como son: el equipo es un grupo de personas que llevan a cabo distintas aportaciones para el logro de un objetivo común.

Es una unidad básica operacional para elaborar determinadas tareas, que posibiliten la comunicación, participación y colaboración en la toma de decisiones.

La función principal es tratar la enfermedad de la adicción y mantener en el paciente una calidad de vida.

Es un conjunto de profesionales que directamente se relacionan entre sí con un grado de independencia que trabajan para lograr conseguir un objetivo común con la convicción de que juntos, pueden alcanzar el objetivo de forma mejorada que individualmente. Este grupo de profesionales tienen en claro que su función principal es tratar la enfermedad de la adicción y mantener en el paciente una calidad de vida, integrando sus conocimientos y sus técnicas  para poder dar un servicio de atención efectiva.

Para alcanzar el tener un buen trabajo de equipo, se necesita que haya una buena interacción y comunicación entre los integrantes del equipo, con fines y objetivos comunes. Para esto también se requiere personal profesional, capacitado y con amplio criterio para poder coordinar y dirigir a los equipos, manteniendo una responsabilidad compartida, lo cual pueden encontrar en Clínicas especializadas en el Tratamiento de Rehabilitación de adicciones.

Mtro. en Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicólogo en Clínica SER

Cedula Profesional  10769035

LAS ADICCIONES Y EL SUICIDIO

El pasado 10 de septiembre, se celebró el día mundial de la prevención al suicidio, motivo por el cual, hablaremos acerca de la relación entre las adicciones y el suicidio.

A partir de los últimos años el aumento en la tasa de suicidios ha llamado la atención de las autoridades de salud no solo del México sino del mundo entero. En términos generales, el suicidio se entiende o define como la generación de un daño autoinfligido de una persona de forma intencional con la finalidad de terminar con su vida.

El suicidio se considera un acto complejo, ya que evoluciona a partir de la idea suicida, el plan suicida y el acto suicida. Las causas principales que se han identificado son la presencia de trastornos mentales y trastornos de la personalidad, particularmente los trastornos depresivos, obsesivos compulsivos, antisociales, limítrofe de la personalidad y, en nuestro interés el trastorno por consumo de sustancias, en el cual el riesgo de suicidio entre la población consumidora es mayor que el general de la población inclusive en los que presentan una comorbilidad en trastornos psiquiátricos.

En el caso del consumo de sustancias adictivas, el número más significativo que presentan conducta suicida se presentan en el consumo del alcohol, la marihuana, los sedantes, estimulantes y opioides, en los cuales lo principal es el consumo y el alto número de consumidores lo que aumenta la estadística debido a que el consumidor de sustancias adictivas indica tener más síntomas depresivos y una comorbilidad psiquiátrica, esto significa que la persona sufre dos o más trastornos o enfermedades que se presentan al mismo tiempo o que existe una interacción entre ellas, lo que hace que en un número alto utilicen fármacos de prescripción como método suicida o el haber experimentado un número mayor de sobredosis.

Es importante entender también que el consumo de sustancias adictivas es, por sí solo, un comportamiento suicida de forma constante.

Esta prevalencia se debe a que la desinhibición que provoca la intoxicación incrementa dicho riesgo al reducir la inhibición para cometer un acto impulsivo, a la vez de que al consumir las sustancias, tanto la intoxicación como la abstinencia, perturban la capacidad de juicio y esto potencializa la desinhibición de la conducta.

Otra característica es la generación de descuido hacia su vida, indiferencia, desesperanza, provocando alteraciones en el estado de ánimo, ya sea hacia la depresión, hacia un ánimo expansivo e incluso la irritabilidad.

Es necesario recordar que el consumo de sustancias presenta daño cerebral acompañado de disfunciones y cambios neuropsicológicos que afectan y deterioran la conducta y el estado de ánimo pudiéndose generar conductas agresivas y violentas.                 

Por otra parte, es necesario que se tome en cuenta, aunque con cautela, los fallecimientos suicidas provocados por sobredosis. En este sentido, se ha informado sobre subgrupos de consumidores de sustancias con un nivel elevado de impulsividad, como el caso de los consumidores de heroína, en quienes se ha encontrado un rango de sobredosis anteriores a la conducta suicida de 48 a 68%.

En conclusión, el consumo de sustancias es un factor importante relacionado con el suicidio al comparar con otras causas de defunción, en los sujetos cuya causa de defunción fue dictaminada por el SEMEFO de las entidades federativas participantes en el SISVEA. Sin embargo, deben establecerse mecanismos o metodologías más precisos para la detección de las sustancias con objeto de mejorar el registro de los casos de suicidio bajo la influencia de éstas.

En Clínica Ser, sabemos que:

  • El suicidio es prevenible mediante intervenciones oportunas.
  • La Identificación temprana, el acudir a tiempo a un programa de rehabilitación de adicciones, que ofrezca un tratamiento y atención profesional para personas que presentan abuso de sustancias, puede salvar su vida o la de su ser querido.

NO ESPERE A QUE SE PRESENTEN EVENTOS LAMENTABLES E IRREPARABLES, SOLICITE AYUDA PROFESIONAL HOY.

¡En Clínica Ser la Ayuda está Lista!

LLÁMENOS podemos Ayudarle (222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390.

 

Mtro. Adrián Alberto Pérez Méndez

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica Infanto – Juvenil

Ced. Prof. 11929943

Borrachera seca

LA CODEPENDENCIA EN LA PAREJA

En la codependencia la pareja se va olvidando de sí misma, deja de visitar sus familiares, de hacer ejercicio, platicar con amigos, disfrutar de una película… ahora los pensamientos y preocupaciones están enfocadas en la pareja que consume alcohol y/o drogas. No se puede concentrar se invierte una gran cantidad de tiempo y esfuerzo tratando de controlar la conducta del adicto y el entorno. ¿A dónde vas? ¿Con quién estabas? NO PUEDES SALIR !!!…

El cónyuge se va desgastando emocionalmente, al querer salvar al ser amado, paga las deudas que tiene, lo saca de los problemas en los que se mete y le resuelve todos sus problemas, estas acciones se realizan por que se  percibe al otro incapaz de hacerse cargo de sí.

La persona salvadora va introduciendo a una adicción afectiva donde la dependencia está relacionada con el bienestar del ser amado. Si el otro está bien hay tranquilidad, pero si el otro se encuentra mal, no hay bienestar, se genera depresión y ansiedad.

Cuando mis emociones dependen de los demás se habla de una relación “patológica”

¿Por qué llego a descuidarme?

En algunas ocasiones se proviene de una familia con violencia intrafamiliar, presencia de adicciones químicas y/o emocionales, historia de rechazo, historia de abandono y/o historia de abuso sexual, todas estas carencias no determinan pero si influyen en mis comportamientos actuales, poniendo un ejemplo si me abandonaron de pequeño, porque mis padres estaban muy metidos en el trabajo, necesito ese afecto esa compañía, y quien necesita de la compañía de los demás para estar bien se vuelve codependiente. No importa lo que me haga la otra persona lo importante es que no este solo.

Por otra parte, no resulta difícil adivinar que, cuando la relación con el padre ha sido mala, se buscan patrones similares inconscientemente. Es posible que la niña interprete ciertas actitudes negativas como normales. Y vaya siendo permisiva, mientras que otras personas detectarían conductas no saludables y podrían límites desde la primera ocasión y si no se respetasen se alejarían inmediatamente.

En Clínica Ser ofrecemos un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados, ayudando tanto al paciente como a su familia a superar el caos, miedo y desolación que provoca la adicción.  

Referencia: www.alcoholinformate.org.mx 

En Clínica Ser podemos Ayudarte, Llámanos al (222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390 o mándanos un whatsapp 221 349 0308

 

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Psicólogo clínico.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula Profesional 6041334

Adolescencia las drogas y el sexo

En nuestra sociedad se considera que existe una relación estrecha entre adolescencia y sexualidad, en ocasiones, se piensa que un adolescente utiliza las drogas como una forma de estimulación sexual cuando posiblemente suceda todo lo contrario.

Iniciemos por comprender que la sexualidad es un fenómeno ligado a las emociones, a las interrelaciones y a las influencias sociales que, de alguna manera, marca la vida del adolescente durante su desarrollo.

Por otra parte, el ser humano ha buscado y experimentado el uso de sustancias que “acrecienten el placer sexual” como ciertos crustáceos, alimentos exóticos, plantas y por supuesto las drogas.

Sin embargo, en estudios que se han hecho acerca del uso de drogas, estas en lugar de tener un efecto positivo, como se piensa o cree, producen un efecto negativo que va desde la misma relación hasta las manifestaciones y comportamientos sexuales.

El adolescente busca el efecto inmediato que se puede reflejar en desinhibición y euforia, que sus sensaciones se vean aumentadas o estimuladas, sin embargo, ninguna de estas sensaciones aumenta el deseo sexual ya que para que esto suceda debe de haber una concentración de hormonas como la progesterona, la testosterona junto con las feromonas en el organismo y, si se abusa de estas hormonas, el efecto será que producen disfunciones tanto en el hombre como en la mujer.

El uso de drogas puede influir de diferentes formas en la actividad sexual, afectando el deseo, la excitación y el orgasmo. Sin embargo, hay que aclarar que el efecto claro está al interior de la mente de la persona consumidora por lo que su deseo sexual se ve alterado teniendo una actuación como “afrodisiaco”. Sin embargo, el hecho de que la droga aumente el deseo sexual no implica ni significa que tendrá una mejor actuación sexual o placentera ya que la falta de excitación produce en el hombre impotencia y en la mujer afecta los mecanismos de excitación

Es importante recalcar que la excitación sexual es necesaria para que se pueda producir un orgasmo, por lo que la falta de ésta interferirá sin duda alguna en la respuesta sexual normal de ambos. Las drogas interfieren en los nervios adrenérgicos, que son los responsables del orgasmo, y liberan algo similar a la adrenalina, por consiguiente se bloquean los nervios afectando la capacidad orgásmica del consumidor.

En el caso de las mujeres se presentan también alteraciones de los ciclos menstruales, problemas y trastornos de ovulación, disminución del deseo sexual, anorgasmia, falta de lubricación, bloqueo a la respuesta sexual, disfunción e infertilidad.

En el hombre disminución de hormonas, de la producción espermática, disfunción eréctil y del deseo, impotencia, aumento en el tamaño de la próstata, eyaculación tardía y disfunción.

Como podemos observar, las drogas no ayudan a las relaciones sexuales, sino todo lo contrario, ya que generan trastornos generales y disfuncionales que pueden volverse permanentes.

La falta de información y desconocimiento se convierten en algo muy peligroso que puede provocar daños irreversibles, y aún más, si esto se da en etapas precoces como la infancia o la adolescencia, por ello, se hace necesario que los adolescentes adquieran una educación sobre el uso de drogas y sexo, y que esta recaiga principalmente en los padres y maestros, sin que esté mediatizada por inhibiciones y tensiones, esto ayudará a que los adolescentes cuenten con herramientas para enfrentar este problema de sexo y drogas.

Si tu ser querido sufre un problema de adicción, en Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

¡Llámanos!, estamos seguros de poder ayudarlos.

Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390.

  

Mtro. Adrián Alberto Pérez Méndez

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica Infanto – Juvenil

Ced. Prof. 11929943

Psicoeducación familiar

Archivo Editar Ver Insertar Formato Herramientas Tabla Párrafo  

La familia sigue siendo un factor clave en la rehabilitación del consumo de alcohol o drogas, aunque la fuerza con la que impacta al tratamiento depende, en parte, de las características de los trastornos de la personalidad que el paciente en adicción presenta, incluyendo las patologías duales y las características específicas de cada una  así como la forma en que estas influyen en el proceso psicoterapéutico; por lo general, en la relación familiar se llegan a presentar problemas y conflictos que poco a poco se van haciendo habituales.

La relación entre la familia y el familiar en adicción, se establece y determina por la situación cognitiva y de las relaciones cognoscitivas del paciente, ya que ésta fija la forma en que el paciente percibe su entorno y del cómo entiende la ayuda que está recibiendo de su familia, lo que hace que se convierta en un importante e interesante variable  para poder entender cómo se va presentando la evolución del paciente a través del proceso de tratamiento y el abstenerse del consumo de sustancias.

En el caso de los pacientes que presentan un trastorno de la personalidad, se debe entender y aceptar que la relación que se lleva a cabo entre paciente y familia, está caracterizada principalmente por conflictos, debido a que, en una gran cantidad de casos, la familia no posee los conocimientos ni las herramientas o estrategias que deben de llevar a cabo en el acompañamiento del paciente, por esta razón se hace necesario e indispensable el buscar la ayuda profesional que le permita solucionar los conflictos internos, así como adquirir las estrategias requeridas para dar un acompañamientos eficaz y en base a conocimiento a su familiar en rehabilitación.

Este apoyo se convierte en uno de los principales pilares del proceso de rehabilitación de adicciones ya que, al mismo tiempo, el paciente puede percibir la ayuda correcta y poner menos resistencia.

Por otra parte, el apoyo que la familia otorga demuestra la disponibilidad y el fácil acceso a la misma para que el paciente tenga la suficiente confianza para acercarse y recibir la ayuda en el afrontamiento de las dificultades que se le vayan presentando tanto a él como a la familia.

Cuando en la familia se tiene un paciente con trastorno de la personalidad, la forma en que ésta se relaciona no es necesariamente, el apoyo o ayuda que el  familiar enfermo requiere y, en ocasiones, se vuelve contraproducente, cayendo muchas veces en la represión, regaños, amenazas, castigos, etc., al tratar de controlar al familiar-paciente, lo que provoca una dinámica que en lugar de ayudar entorpece las situaciones.

Estas situaciones van a influenciar en el tiempo que dure el proceso de rehabilitación y abstinencia y también en la posible aparición o reforzamiento de las patologías duales.

Por otro lado, también se ha observado que según vaya aumentando el tiempo de abstinencia en la rehabilitación, el familiar-paciente adquiere la confianza de que su familia sabe cómo le puede ayudar, así como se genera una mejor relación entre sus miembros, lo que se refleja en una mayor confianza cuando el familiar- paciente regresa a sus actividades cotidianas, fortaleciendo un círculo de seguridad, como cuando ya tienen que salir a las calles con la seguridad de que no volverá a consumir, lo que en el paciente se refleja como una mejor relación familiar.

Cuando un paciente presenta patología dual, tiene la percepción de que sus familiares presentan una mayor dificultad para ayudarles, que no les dan apoyo y sentir que tienen una peor relación que otros pacientes con la misma enfermedad pero sin patología dual.

Por tales motivos, se hace necesario que se lleve a cabo una valoración familiar tanto antes de empezar un tratamiento y durante la duración de todo el proceso, debido a que el familiar-adicto presenta una percepción subjetiva sobre la dinámica familiar en la que se encuentra conocida como efecto de relajación, en donde el paciente con trastorno de la personalidad no logra percibir en forma objetiva su problemática familiar ya que la misma abstinencia  nubla las características de la dinámica familiar que son menos favorables.

La psicoterapia deberá observar y evaluar contantemente a lo largo del proceso la forma en que se lleva a cabo la dinámica familiar.

El tratamiento psicoterapéutico familiar requiere de dar a la familia, orientaciones adecuadas y detalladas de las estrategias que se deben de seguir por parte de los integrantes de la familia. La psicoterapia familiar es un factor esencial del tratamiento paralelo al tratamiento del familiar-paciente que deben de llevarse a cabo en forma paralela haciendo un abordaje en conjunto de todas las situaciones, elementos o aspectos que pueden influir en la dinámica relacional entre el familiar-paciente y su familia.

Si la familia no está informada y conocedora de la psicopatología de su familiar y de todos los aspectos que influyen en la dinámica familiar de relación concomitante a la adicción, provocará conflictos que serán difíciles de solucionar.

En Clínica Ser conocemos la enfermedad y sabemos cómo atenderla, la recuperación es posible.

Llámenos (01-222) 231-7626 / 248-3324 / 249-9390.

 

Mtro. Adrián Alberto Pérez Méndez

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica Infanto – Juvenil

Ced. Prof. 11929943

AMARSE A SÍ MISMO, UN CAMINO A LA RECUPERACIÓN

Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” Albert Einstein.

Son muchas  las ocasiones que he escuchado cuando empezó la adicción, acerca de la gran dificultad para dejar de consumir, dando infinidad de justificaciones y razones para hablar de la conducta adictiva, lo cierto es que cuando nos vemos envueltos en una adición, resulta complicado experimentar el amor, la paz interior, la espiritualidad y en muchas ocasiones las emociones o sentimientos positivos que nos hacen vincularnos con la vida, con la existencia, se queda alejada, por lo que a lo largo de los años, de escuchar, en consultas y terapia, estoy convencida que mucho de la condición adictiva tiene que ver con los intentos de encubrir la soledad, la tristeza, estas situaciones que como seres humanos intentamos controlar “ para no estar mal “ sin darnos cuenta que al negarlo nos alejamos de nosotros mismos y no crecemos emocionalmente, fomentando la inmadurez y nos perdemos de la experiencia de resolver dificultades que en un futuro serán la base de fortaleza interna. Ante estas situaciones, se crea una gran coraza, el cuerpo, la conciencia, el espíritu, empieza a debilitarse, desembocando muchas ocasiones en enfermedad y otras tantas en adicción, por aquello no resuelto en nuestra vida, volviéndonos prisioneros de nosotros mismos, crecemos en esa gran burbuja, aislados de lo que es vivir y experimentar dolor, entonces se convierte en temor continuo a vivir, experimentando el desconocimiento de uno mismo, donde se es incapaz de ver y tomar las riendas de la vida, cuestiones básicas pero fundamentales en la vida de cualquier ser humano como puede ser el amor personal, empatía y autocuidado. Entonces en este sentido es importante retomar algunos aspectos para el contacto íntimo, es por ello que para el Tratamiento en Adicciones se vuelve fundamental generar habilidades que permitan un mejor desarrollo personal se busca la trascendencia a través de uno mismo, pero también con las otras personas, aquí en Clínica SER® se fomentan prácticas de empatía, sensibilidad, autoconocimiento, autocuidado, ser más conscientes de sí mismos, para retomar una vida digna y valga la pena vivirla. Es irse descubriendo de una forma distinta, dejarse guiar y por supuesto querer crecer a pesar de las complicaciones, “no importunando el camino, si no que haces con lo que te pasa en el camino”.

 

 

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Depresión o la Ansiedad, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

Que hacer después de que un familiar sale de rehabilitación

Muchas familias que tienen a un familiar internado en rehabilitación viven con incertidumbre en relación a lo que van a vivir una vez que su familiar salga del internamiento.

Sus principales dudas y temores son en relación a que vuelva a adoptar el mismo estilo de vida que tenía antes del tratamiento de rehabilitación.

En la dinámica familiar de un adicto/alcohólico predomina la intención de controlar la conducta de quien consume, midiendo las cantidades, exigiendo horarios, utilizando el chantaje, el reclamo, la súplica, la discusión y eso en lugar de favorecer la recuperación genera más angustia, frustración, enojo, impotencia lo cual puede ser un fuerte desencadenante para la recaída.

¿Entonces cómo actuar?

¿Y si mi familiar no quiere (o no puede) dejar de consumir? La clave es no sentirse angustiado, obvio para llegar a ese estado es necesario trabajar el desapego, lo cual no significa dejar de amar o que no puedan tener profundos sentimientos de cuidado y preocupación, simplemente es dejarlos ser enteramente responsables de sí mismos, lo cual es más amoroso, y por lo tanto significa dejar de hacer por los demás lo que tienen que hacer por sí mismos.

Por ese motivo en Clínica SER® trabajamos con las familias durante el proceso de internamiento para que conozcan más de la enfermedad y por lo tanto puedan convivir con un familiar adicto/alcohólico y cada uno comience a ser responsable. Y una vez que sale de rehabilitación el trabajo con las familias sigue siendo constante, siempre y cuando exista la disposición de las familias por continuar trabajando en su propio crecimiento de amor propio, lo cual ayuda mucho al proceso de recuperación ya no sólo del adicto sino de toda la familia.

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Depresión o la Ansiedad, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

Desprendiéndome de la Adicción

¿Soy monedita de oro? El que atiende a dos patrones queda mal con uno, en un entorno familiar de adicciones. Como psicólogo he aprendido que no puedes atender tus responsabilidades emocionales, si estas sobre preocupado por los problemas emocionales de alguien más. Esta idea puede ser un apoyo para llevar una vida en paz. Independientemente de lo que hagan o digan los demás.

Los factores de stress de vivir con una persona adicta recae siempre en la salud de quienes los rodean, desde dolores de cabeza, hipertensión arterial, insomnio, colitis o problemas cardiácos. De modo emocional puede causar ansiedad, depresión enojo, soledad, resentimiento y sentimientos de culpa.  Socialmente es común alejarse de los demás, ser controlador o agresivo. De modo intelectual puede tener dificultad para concentrarse, sentirse confundido o desconfiar de los demás. Espiritualmente puede verse como una persona amargada, victima, sin esperanza o perder la fe.

Desprenderse de la situación y no de la persona puede ser complicado, en Clínica SER® nos apoyamos mucho con Al-anon donde aprendemos a desprendernos de las situaciones no de la persona, desarrollando el “Vive y deja Vivir” de modo cotidiano.

La primera clave de desprender con amor tiene que ver con ser Responsable con mis propios comportamientos, dejando de culpar a los demás por mis enojos. Asumiendo como mis reacciones causan mi dolor, enojo, resentimiento y frustración.

Cuando culpamos al familiar adicto de nuestras reacciones negativas nos deshacemos de nuestra responsabilidad, lo convertimos en héroe y pasamos a segundo término

En el grupo Familiar de Clínica SER® contamos con el apoyo para entender lo que es la adicción, te apoyamos para que entres en contacto con tu poder superior, desarrolles herramientas para soltar antiguos enojos y resentimientos. Una clave es acercarse a un programa de los doce pasos.

Mtro. Edward G. Fisher Naveda

Ced. 6987755

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Depresión o la Ansiedad, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

EL SENTIDO DE LA VIDA

“La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía” Mahatma Gandhi

Las personas tenemos la capacidad de descubrirnos, viajando, vinculándonos, explorando, haciéndonos preguntas acerca de lo que nos pasa, al disfrutar, vivir momentos críticos y cuando sucede indiscutiblemente eres otra persona. Por lo que la vida de cualquier ser humano requiere irse definiendo mientras caminamos y experimentamos las decisiones de la vida cotidiana, esta situación puede dar orientación y sentido a nuestra vida, esto va a influir en gran medida, en el grado de realización que se alcance.

Para que esta ruta o camino personal vaya cobrando sentido se requiere de reflexión, así como de ir entendiendo los aspectos que nos encaminan o alejan de las metas. A veces vivimos sin pensar qué queremos realmente, de qué manera y cómo lo podemos conseguir, porque estamos enfrascados en lo cotidiano, en las demandas del contexto o en los intereses personales actuales, tomar las riendas de nuestra vida supone exigirse coherencia y autenticidad para mantenerse fiel a los propios proyectos. Nuestros proyectos buscan alcanzar la felicidad. Es por ello que en el Tratamiento de las Adicciones  de Clínica SER® es indispensable el proceso de brindar a las personas una nueva mirada hacia su vida y existencia, que permita una mejor calidad de vida, resignificando momentos críticos, para que adquieran habilidades socioemocionales que permitan el desarrollo personal y familiar.

El camino se inicia prestando atención a las necesidades, tanto físicas como emocionales, por ejemplo: alimento, salud, libertad y autonomía, confianza en uno mismo, relaciones interpersonales satisfactorias, buenos niveles de autoestima, sentirse capaz de lograr metas, auto realización. El psiquiatra austriaco Víctor Emil Frank dijo que “la sociedad se olvida de satisfacer la más humana de todas las necesidades del hombre, la de encontrar sentido a la vida”. Encontramos que la sociedad actual intenta imponer un modelo de realización personal, por intermedio del “temer” “disfrutar”, así como del “conseguir” de manera individual, más que del “ser”, “ayudar” y del “dar”. Si el sentido de la vida está puesto en las cosas materiales, esto hará que se persigan expectativas de acumulación y disfrute de bienes también materiales, las cuales, de no poder lograrse, provocarán la sensación de un futuro incierto o con frustración.

El sentido que le encontremos a nuestra vida orientará nuestro camino, tanto las metas personales a seguir como la manera de lograrlas. Este sentido organiza nuestra energía, nuestras acciones y decisiones y las orienta hacia un mismo fin, el de nuestra realización personal. Es importante que nos cuestionemos y reflexionemos situaciones básicas, tales como: ¿quiénes somos?, ¿qué queremos?, ¿qué es importante para nosotros…? (a nivel intelectual, social, emocional, espiritual, etc.), ¿de qué manera somos felices?, ¿cuáles son nuestros ideales?, ¿con qué valores nos comprometemos?, ¿cuál es el papel que tenemos dentro de la sociedad?, ¿cómo podemos contribuir a la felicidad de otros?, ¿qué estamos haciendo a respecto?… muchas de estas y otras respuestas nos irán dando el sentido que buscamos para nuestra vida. Las personas encuentran el sentido de sus vidas en sí mismas y en la relación con los demás. Ello implica un ejercicio diario que requiere esfuerzo, en este proceso se vivirán éxitos y fracasos, pero es necesario saber que nos vamos construyendo y que debemos aprender incluso de nuestros errores.

La idea del sentido de la vida se refiere, entonces, al camino que se elige para vivir y al significado que tiene para nosotros. Este camino lo vamos construyendo día a día y depende de cada persona.

“Quien tiene un por que vivir, encontrará un cómo”. Nietzsche

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com