Entradas

Psicoeducación familiar

Archivo Editar Ver Insertar Formato Herramientas Tabla Párrafo  

La familia sigue siendo un factor clave en la rehabilitación del consumo de alcohol o drogas, aunque la fuerza con la que impacta al tratamiento depende, en parte, de las características de los trastornos de la personalidad que el paciente en adicción presenta, incluyendo las patologías duales y las características específicas de cada una  así como la forma en que estas influyen en el proceso psicoterapéutico; por lo general, en la relación familiar se llegan a presentar problemas y conflictos que poco a poco se van haciendo habituales.

La relación entre la familia y el familiar en adicción, se establece y determina por la situación cognitiva y de las relaciones cognoscitivas del paciente, ya que ésta fija la forma en que el paciente percibe su entorno y del cómo entiende la ayuda que está recibiendo de su familia, lo que hace que se convierta en un importante e interesante variable  para poder entender cómo se va presentando la evolución del paciente a través del proceso de tratamiento y el abstenerse del consumo de sustancias.

En el caso de los pacientes que presentan un trastorno de la personalidad, se debe entender y aceptar que la relación que se lleva a cabo entre paciente y familia, está caracterizada principalmente por conflictos, debido a que, en una gran cantidad de casos, la familia no posee los conocimientos ni las herramientas o estrategias que deben de llevar a cabo en el acompañamiento del paciente, por esta razón se hace necesario e indispensable el buscar la ayuda profesional que le permita solucionar los conflictos internos, así como adquirir las estrategias requeridas para dar un acompañamientos eficaz y en base a conocimiento a su familiar en rehabilitación.

Este apoyo se convierte en uno de los principales pilares del proceso de rehabilitación de adicciones ya que, al mismo tiempo, el paciente puede percibir la ayuda correcta y poner menos resistencia.

Por otra parte, el apoyo que la familia otorga demuestra la disponibilidad y el fácil acceso a la misma para que el paciente tenga la suficiente confianza para acercarse y recibir la ayuda en el afrontamiento de las dificultades que se le vayan presentando tanto a él como a la familia.

Cuando en la familia se tiene un paciente con trastorno de la personalidad, la forma en que ésta se relaciona no es necesariamente, el apoyo o ayuda que el  familiar enfermo requiere y, en ocasiones, se vuelve contraproducente, cayendo muchas veces en la represión, regaños, amenazas, castigos, etc., al tratar de controlar al familiar-paciente, lo que provoca una dinámica que en lugar de ayudar entorpece las situaciones.

Estas situaciones van a influenciar en el tiempo que dure el proceso de rehabilitación y abstinencia y también en la posible aparición o reforzamiento de las patologías duales.

Por otro lado, también se ha observado que según vaya aumentando el tiempo de abstinencia en la rehabilitación, el familiar-paciente adquiere la confianza de que su familia sabe cómo le puede ayudar, así como se genera una mejor relación entre sus miembros, lo que se refleja en una mayor confianza cuando el familiar- paciente regresa a sus actividades cotidianas, fortaleciendo un círculo de seguridad, como cuando ya tienen que salir a las calles con la seguridad de que no volverá a consumir, lo que en el paciente se refleja como una mejor relación familiar.

Cuando un paciente presenta patología dual, tiene la percepción de que sus familiares presentan una mayor dificultad para ayudarles, que no les dan apoyo y sentir que tienen una peor relación que otros pacientes con la misma enfermedad pero sin patología dual.

Por tales motivos, se hace necesario que se lleve a cabo una valoración familiar tanto antes de empezar un tratamiento y durante la duración de todo el proceso, debido a que el familiar-adicto presenta una percepción subjetiva sobre la dinámica familiar en la que se encuentra conocida como efecto de relajación, en donde el paciente con trastorno de la personalidad no logra percibir en forma objetiva su problemática familiar ya que la misma abstinencia  nubla las características de la dinámica familiar que son menos favorables.

La psicoterapia deberá observar y evaluar contantemente a lo largo del proceso la forma en que se lleva a cabo la dinámica familiar.

El tratamiento psicoterapéutico familiar requiere de dar a la familia, orientaciones adecuadas y detalladas de las estrategias que se deben de seguir por parte de los integrantes de la familia. La psicoterapia familiar es un factor esencial del tratamiento paralelo al tratamiento del familiar-paciente que deben de llevarse a cabo en forma paralela haciendo un abordaje en conjunto de todas las situaciones, elementos o aspectos que pueden influir en la dinámica relacional entre el familiar-paciente y su familia.

Si la familia no está informada y conocedora de la psicopatología de su familiar y de todos los aspectos que influyen en la dinámica familiar de relación concomitante a la adicción, provocará conflictos que serán difíciles de solucionar.

En Clínica Ser conocemos la enfermedad y sabemos cómo atenderla, la recuperación es posible.

Llámenos (01-222) 231-7626 / 248-3324 / 249-9390.

 

Mtro. Adrián Alberto Pérez Méndez

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica Infanto – Juvenil

Ced. Prof. 11929943

Familia Nutricia y Sobreprotectora como identificarla y qué hacer.

La familia a lo largo del tiempo siempre ha sido importante en el desarrollo de las personas, menciona Satir (1998), que la familia podemos concebirla como un microcosmo donde aprendemos a relacionarnos con las demás personas desde el poder; la intimidad; la autonomía, la confianza y la habilidad para comunicación son partes vitales que fundamentan nuestra forma de vivir en el mundo.

La vida de la familia depende de la compresión de los sentimientos y necesidades subyacentes a los acontecimientos familiares cotidianos. En el tema de Adicciones las familias contribuyen en un porcentaje importante para la recuperación de los pacientes, ya que la familia puede ser el sitio donde encontramos amor, compresión y apoyo, aun cuando falle todo lo demás; el lugar donde podemos refrescarnos y recupera energías para enfrentar con mayor eficiencia el mundo exterior. Sin embargo, para muchas familias esto no es más que un sueño, pues las conductas y relaciones son conflictivas.

Es común que cuando existe adicción, la familia puede estar muy perturbada y confundida.

Atendiendo esta necesidad de modificar pensamientos y conductas en CLINICA SER, retomaremos algunas aportaciones de Satir, mencionaremos las características de una familia nutricia y conflictiva, con la finalidad de que podamos retomar algunos consejos para revertir esta situación y logremos generar, familias y núcleos más sanos, generadores de salud emocional.

Para la familia nutricia, es sencillo asimilar el mensaje de que la vida y los sentimientos humanos son más importantes que cualquier cosa. Los padres de las familias nutricias saben que sus hijos no son malos deliberadamente. Si alguien se conduce de manera destructiva, los progenitores se dan cuenta de que ocurrió algún malentendido, o que la autoestima de un miembro esta baja.

Las características principales desde la sanidad, donde los limites son flexibles y pueden hablarlos, se estimula el desarrollo y la individuación de sus miembros, se promueve la honestidad, existe confianza, existe un compromiso con la familia y fuera de ella, tratando de adaptarse ante los cambios que se van presentando. Ante cualquier situación de adicción, este tipo de familia tiene mayor probabilidad de salir adelante.

En la familia Conflictiva o Sobreprotectora, tienden a ser rígidos, incapaces de resolver problemas, pueden ver solamente una visión de túnel, donde solo importa una opinión, se encuentran sobre involucrados, afectados por lo que ocurre con todos los miembros de la familia y poco compromiso consigo mismo.  

En Clínica SER te damos algunas sugerencias de como una familia conflictiva puede convertirse en una nutricia remplazando algunas conductas:

  • Primero, es necesario reconocer que la familia en ocasiones es conflictiva y no siempre hacemos lo adecuado, reconocer los propios errores es importante, sin sentir culpa y más bien responsabilidad.
  • Segundo, se necesita perdonarse por los errores del pasado y darse la oportunidad para cambiar, con la conciencia de que las cosas pueden ser distintas.
  • Tercero, Tomar la determinación de cambiar las situaciones.
  • Cuarto, adoptar alguna medida para inicia el proceso de cambio.

Mtra. Blanca Cecilia Adán Peralta

Terapeuta de Clínica Ser 

Maestría en Psicoterapia y Psicodiagnóstico 

Cédula Profesional 10769035

¿Qué es la codependencia?

Por: Mtra. Concepción Hernández Samaniego

SER_Perfil-para-blog_HERNANDEZ

La codependencia es una condición psicológica en la cual  los familiares del adicto manifiestan una excesiva y a menudo inapropiada preocupación por las dificultades que rodean a su enfermo.

El codependiente suele olvidarse de sí mismo para centrarse en los problemas de su familiar adicto, es por eso que es muy común que se enganche con el comportamiento inadecuado del consumidor, justamente para poder rescatarlo y crear de este modo un lazo que los una. Así es como el codependiente al preocuparse por el otro, olvida sus propias necesidades y cuando la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra y se deprime.

Es muy común que elcodependiente no pueda poner límites y sencillamente todo lo perdone, a pesar de que el adicto llegue a herirlo de manera deliberada, esto es simplemente porque el codependiente confunde la “obsesión” y “adicción”que siente por el otro con un inmenso amor que todo lo puede.

La codependencia se caracteriza por una negación inconsciente de nuestras emociones. La negación es una respuesta humana natural a situaciones a las que no podemos hacer frente o que no podemos permitirnos sentir. Generalmente se origina en la niñez (pero puede aparecer a cualquier edad), dentro de un ambiente familiar (o grupal) no sano. Es nuestra forma de protegernos. Es un proceso inconscientenecesario para la supervivencia en determinadas circunstancias.

Conductas tales como concentrarse en una persona o lugar fuera de nosotros, facilita las tensiones dentro de la familia, dado que en este caso el codependiente está realmente “facilitando” el comportamiento adictivo de la persona de la cual es codependiente; por ejemplo,el esposo alcohólico.

Algunos síntomas de lacodependencia son:

·      Conducta controladora.
·      Desconfianza.
·      Perfeccionismo.
·      Evitar hablar de los sentimientos.
·      Problemas de intimidad.
·      Comportamiento protector.
·      Hipervigilancia.
·      Malestar físico debido al estrés.

A menudo la codependencia va acompañada por depresión, ya que el codependiente sucumbe ante sentimientos de frustración o tristeza extrema por su incapacidad de realizar cambios en la vida de la otra persona (o personas) y puede llegar a producir ataques de pánico en quienes lo padecen.

El Programa para la Familia de Clínica SER está diseñado para promover el bienestar de quienes viven o se preocupan por un ser querido con una adicción.

En SER, Clínica de Rehabilitación de Adicciones, a través de educación y orientación, las familias aprenden que no pueden controlar la adicción, no causan la adicción y no pueden curar la adicción de sus seres queridos, pero sí pueden asumir la responsabilidad de su propia salud y felicidad e identificar nuevas formas saludables de lidiar con las adicciones como el alcoholismo, la drogadicción, la ludopatía y las relaciones.

Mtra.Concepción Hernández Samaniego

Coordinadoradel Área de Psicología de Clínica SER®

Cédulaprofesional número: 2103337

Visita el perfil completo de la Mtra. Concepción Hernández Samaniego en clinicaser.com

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Familia y adicciones: ¿Cuándo es el momento de buscar ayuda?

Familia y adicciones

El apoyo de la familia es importante en el tratamiento de adicciones

Uno de los primeros pasos es reconocer que se tiene un problema con el consumo de alcohol y de drogas. Sí, lo sabemos, no es fácil aceptar la situación: la palabra “adicción” parece lejana o hasta absurda pero es una realidad que generalmente no se quiere ver o aceptar.

Incluso, nos encontramos a veces con amigos o familiares cuya problemática física y social por el abuso de sustancias es evidente y aún así son renuentes a reconocerlo; es normal y por ello es una de las primeras experiencias a superar: aceptar que se tiene una adicción al alcohol y a las drogas es la puerta de entrada para el consejo y sobre todo para un tratamiento de rehabilitación. Si tú o uno de tus seres cercanos tiene comportamientos inadecuados o conductas fuera de lo común que afectan a terceros y están relacionados con el consumo de sustancias adictivas, considera que la aceptación de la adicción no es tarea fácil y se debe trabajar al respecto: Estas actitudes destructivas o violentas son alarmas que debes tomar en cuenta para pedir ayuda profesional. Es el momento.

Se debe tomar en cuenta que cada caso es particular a cada individuo. Es decir, también existen aquellos que reconocen que su relación familiar, laboral y de pareja se está resquebrajando debido a sus adicciones, lo aceptan y buscan ayuda en los programas que presentan las clínicas de rehabilitación, como el que ofrecemos en Clínica SER, por ejemplo. Pero en la mayoría de los casos la aceptación del problema no es inmediata y mientras más tiempo pasa los problemas son más evidentes y perjudiciales.

Acudir al trabajo y pensar sólo en el consumo de drogas descuidando las responsabilidades del puesto son señales inequívocas de una rutina que dejó de ser un escape para la “relajación”. Las sustancias que llegaron a consumirse antes y después del trabajo empiezan a consumirse durante hasta llegar a ser la prioridad. Esto, inevitablemente lleva a la persona a perder su empleo. Se deben tomar en cuenta estas alertas para buscar ayuda y empezar un tratamiento.

Si hablamos de clínicas de rehabilitación, en Clínica SER® contamos con profesionales en adicciones que enfrentan casos como los que hemos descrito. Es recomendable acercarse a ellos cuando quien abusa de las sustancias empieza a deteriorarse físicamente o los problemas en el trabajo, con la familia y con los amigos son más recurrentes y más severos.

Recuerda que la persona con adicción o adicciones debe aceptar el problema para que su integración al tratamiento de rehabilitación sea por voluntad propia y así el resultado sea más efectivo disminuyendo las probabilidades de una recaída. En las clínicas de rehabilitación serias el paciente es aceptado sólo si se presenta reconociendo su problemática consciente de que necesita ayuda. Salvo que su vida corra peligro, una persona con problemas de adicciones no debe ser llevado contra su voluntad y es uno de los principios que recomendamos y solicitamos en Clínica SER.

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

Llámanos, podemos ayudarte.
Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Lada sin costo
01-800-833-8888
Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574
248-3324 / 249-9390
e-mail: info@clinicaser.com

O acude directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz
Puebla, Puebla.
(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).