Lo que la familia NO necesita hacer al salir de recuperación

Para ayudar a un alcohólico es imperativo que usted haga omisión de su propia manera de beber. ¿Por qué esta condicionante? Porque muchas veces cuando queremos ayudar lo hacemos con base a nuestra propia experiencia, y a menos que tengamos la enfermedad de la adicción (incluye alcoholismo), será difícil entender los procesos mentales que conllevan al consumo o a la recaída.

Desafortunadamente, la familia muchas veces es el primer detonador de consumo de alguien que salió de rehabilitación. Por eso aquí algunas recomendaciones de lo que no necesitan hacer.

  1. No lo culpe por lo sucedido, a pesar que hayan sucedido situaciones atroces, esta enfermedad es devastadora y a veces pueden pasar años para que se restablezcan relaciones, o se reparen daños.
  2. Infórmese más sobre lo que es la enfermedad de la adicción. En la mayoría de las veces es la ignorancia el caldo de cultivo para que la adicción crezca, pero también esos actos ignorantes, aunque de buena fe de la familia entorpecen la recuperación. El que se haya rehabilitado no significa que ya está curado, vendrán cambios del estado de ánimo, sueños de consumo, pensamientos obsesivos, intentos de auto sabotaje, etc. Por lo que la familia necesita estar preparada y consciente de que pueden suceder.
  3. No caiga en sus chantajes y manipulaciones. Si el paciente en recuperación se da cuenta que usted comienza a ceder, inconscientemente comenzarán a regresar esos viejos hábitos.
  4. Véalo como un adulto responsable (ayúdelo, pero no le resuelva), si usted lo ve con debilidad como “pobrecito” “no va a poder” y por lo mismo trata de resolverle todo o anticiparse a sus riesgos, lo único que generará es intolerancia en él (que irónicamente lo puede acercar a la recaída) y/o dependencia (que le resuelvan todo).
  5. Aprenda a disfrutar de usted mismo, quizá por años estuvo más preocupado por lo que pasaba con la vida de su familiar, ya es hora de comience a ver por usted y que pueda entender que su propia felicidad no depende de su relación con las otras personas sino de su relación con su propio poder superior.
  6. Busque ayuda. Puede ser desde la terapia, coach de vida, o grupos de autoayuda como lo son Al-Anon (alcohólicos anónimos para la familia), CodA (codependientes anónimos), NA (neuróticos anónimos), Familias anónimas, NarcoNon (narcóticos anónimos para la familia), involucrarse más de lleno en las actividades de su comunidad religiosa (si profesa alguna religión), etc.

Para las familias de pacientes de Clínica SER se cuenta con pláticas psico-educativas dos veces por semana, todos los días del año.

Usted alguna vez pidió que su familiar cambiara, pero si usted no cambia, el cambio de él puede ser efímero. Y si su familiar no cambia… pero usted ya cambió… eso lo puede llevar a un fondo de sufrimiento a él que hará desear un verdadero cambio de pensamientos y actitudes para salir de la adicción.

______________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *