¿Compartir con mi familia el proceso de rehabilitación?

Proceso de rehabilitación

Frases sobre la familia unida

Muchos padres que viven algún proceso de rehabilitación, se hacen la pregunta si será necesario que sus hijos conozcan más acerca del alcoholismo o adicción de ellos. Las razones por las cuales muchas veces no quieren compartir esa información de vida es porque argumentan que ya han padecido sus hijos demasiadas experiencias desagradables al convivir con su manera de consumir que no quieren hablar más del tema para “no traumarlos”.

Desafortunadamente esta manera de pensar es errónea ya que lo único que quieren seguir manteniendo es el secreto y es precisamente el “secreto” lo que hace que esta enfermedad siga dañando a la familia. No olvidemos que la enfermedad de la adicción se alimenta de secretos y mentiras, y lo que más necesitan los hijos es certeza, certeza de que lo que vivieron como hijos de alcohólicos ahora sus padres lo reconocen y se interesan en reparar el daño (no en compensar). Lo que los hijos necesitan es recuperar la confianza de que “ahora sí” sus padres no les van a fallar.

Compromiso y responsabilidad

De ahí la importancia de comenzar a familiarizarse con toda la terminología que encierra al proceso de rehabilitación, conocer lo que es un factor de recaída, el concepto de abstinencia, recaída, negación, manejo de emociones, disparadores, grupo de AA e inducción a 12 pasos, grupo de Al-Anón, padrinazgo, defectos de carácter, etc.

Para los padres también implica un acto de compromiso y responsabilidad, ya que así se podrá hablar de frente en relación a la enfermedad de la adicción y así como familia se puede hacer un frente común construyendo una red de apoyo y sobre todo comenzando a trabajar en reconocer esos actos que permitieron el desarrollo de varios mecanismos de defensa que ahora los hijos (“hijos de alcohólicos”) han desarrollado al igual que sus padres, los cuales son: La minimización, racionalización y negación, los cuales si no se trabajan adecuadamente generarán una gran neurosis (necesidad de ser perfectos, obsesivos y controladores) que los alejará de la felicidad y que incluso los puede llevar a repetir el patrón, esto es que o se vuelvan adictos/alcohólicos o se relacionen con personas con este tipo de enfermedad o en relaciones destructivas, ya que “lo que no pudieron arreglar en casa, quizá lo puedan reparar al vivir con otra persona”.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta de Clínica SER

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *