¿Cómo puedo hacer el ingreso de mi ser querido?

Cuando una persona sufre una adicción puede causarse daño a sí mismo y a otros. Es tiempo de buscar ayuda y surgen dudas sobre las formas de ingreso para inicar un tratamiento en un centro de rehabilitación de adicciones. De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-SSA2-2009 que nos regula, las formas de ingreso a nuestra clínica son tres:

Formas de ingreso a Clínica SER

Formas de ingreso a Clínica SER.

Un ingreso involuntario se realiza en beneficio de la salud de tu ser querido y de su familia. No hacerlo a tiempo puede traer consecuencias muy dolorosas y a veces, irreversibles.

En Clínica de rehabilitación SER®m, la ayuda está lista. Si tienes dudas sobre la forma en que puede ingresar tu familiar para inciar su camino de recuperación escríbenos o llámanos: podemos ayudarte.

Los zombis y las conductas de un adicto

Consejero individual Guillermo Rojas Ayón

Lic. Guillermo Rojas Ayón, Consejero individual en Clínica SER.

¿Alguna vez has visto alguna película de zombis? Para los que no saben qué es lo que hacen en dichas películas, estos seres descerebrados generalmente tienden a atacar a los vivos ya sea para comer sus cerebros o para morderlos e infectarlos y así convertirlos en zombis también.

En dichas películas generalmente hay un par de protagonistas que pueden ser grandes amigos o incluso ser novios y en determinada escena alguno de ellos termina lesionado por alguno de estos seres de ficción. ¿Y qué es lo que sucede? El que está infectado le explica al que todavía no lo está que tome un arma y le dispare al cerebro porque, una vez que se convierta en modo zombi, no lo va a reconocer y hará todo lo posible por lastimarlo.

Pues algo parecido es lo que sucede cuando un integrante de una familia padece de la enfermedad del alcoholismo o de la adicción: realiza actos irracionales que dañan tanto a los integrantes de la familia como a cualquiera que conviva de cerca con ellos (inclusive a sí mismo, a su patrimonio, empresa y salud). Pero, ¿por qué sucede?

Como especie, hemos logrado sobrevivir debido a una parte de nuestro cerebro que nos indica que todo lo que nos hace bien vale la pena repetirlo y que todo aquello que nos daña o no nos gusta, es mejor dejarlo. Esto es el “circuito de recompensa”, mecanismo que opera de manera automática en nuestro cerebro y permite que hagamos muchas cosas inclusive sin pensar en las consecuencias. Y es que este circuito está conectado directamente con otra parte del cerebro que es la encargada de medir las consecuencias (juicio). Así que cuando el circuito de recompensa se activa, el juicio valora qué tan conveniente es realizar dicha acción. El problema es que la sustancia con la cual se activa este mecanismo (dopamina), es la misma que se produce con las sustancias adictivas (drogas o alcohol) y de esta manera logra placer para el cerebro (placer inconsciente), con lo cual hace que la lógica de una persona intoxicada sea que quiere sentir más placer.

En una persona que ha desarrollado alguna adicción y que se ha rehabilitado, este mecanismo queda “dormido” hasta que nuevos niveles de dopamina lo activan (las emociones lo activan) y una vez que se activa, de manera automática la parte encargada de anticipar las consecuencias se desactiva impidiendo entender razones para entonces buscar lo que su cerebro le está pidiendo y que en su propio pensamiento adictivo le genera ganancias “lógicas” (para ellos): Como si se activara en “modo de pensamiento Zombi” que, bajo ninguna lógica, buscará consumir de nuevo la sustancia de su elección para generarse altos niveles de placer.

Y así (como en las películas) ni por todo el amor del mundo o por los lazos afectivos que unen a la persona con su entorno, se detendrá para cubrir esta “necesidad” de consumir.

¿Cómo evitar esto? El antídoto existe (aunque no hay que olvidar que es una enfermedad incurable, progresiva y mortal) y se llama: Tener conciencia de la enfermedad, la cual puede ser tratada con la asistencia de una clínica profesional especializada en el tratamiento y rehabilitación de adicciones, grupos de autoayuda de Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos (según sea el caso) y con la ayuda de la Psicoterapia individual o grupal.

Así que, no juzgue a una persona adicta por su lógica de pensamiento ya que es parte del trastorno que padece. Lo mejor es informarse y espero que ahora tenga más claro con esta metáfora a través de los zombis, que las personas adictas no tienen estas conductas destructivas porque sean malos, lo hacen porque su cerebro les pide actuar así.

En Clínica SER® hay un equipo de expertos especializados que le pueden brindar la ayuda que necesita.

Contáctenos, en Clínica SER® la ayuda está lista.

El Lic. Guillermo Rojas Ayón es Especialista en adicciones y Consejero individual en Clínica SER®. Su cédula profesional es: 7971023. Consulta su perfil completo aquí

También te puede interesar:
[12 cosas que arruinan la recuperación de un adicto]

 

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Las drogas de diseño y sus efectos

Las drogas de diseño son aquellos fármacos creados a mediados del siglo XX por las farmacéuticas y que se dejaron en el olvido debido a los peligrosos efectos secundarios que producían. Hablamos de sustancias como las anfetaminas, el “éxtasis”, el “cristal” o el “speed” entre otras.

Estas sustancias están relacionadas con problemas de drogadicción debido a su fácil acceso impulsado por el mercado negro que, por si fuera poco, poseen una cantidad considerable de adulterantes que las hacen aún más peligrosas.

Es recomendable que se acerque a un centro de rehabilitación como Clínica SER para informarse más al respecto. La adicción a las drogas es un tema delicado que requiere una pronta solución sobre todo hoy en día, ya que es muy sencillo encontrarse con estas sustancias particularmente en antros, fiestas abiertas y “tocadas”.

Cuando se habla de drogas de diseño hablamos de sustancias como el “éxtasis”, el “cristal”, las “pastillas del amor”, “Eva” y el “speed”, éstas últimas son metanfetaminas y en general se tratan de feniletilaminas con un efecto psicoestimulante y leves efectos alucinógenos.

La adicción a las drogas de este tipo deben tratarse a tiempo en un centro de rehabilitación como Clínica SER. Los efectos que generan son variables, por ejemplo, suelen producir locuacidad, bienestar, desinhibición, deseos de bailar, hipersensibilidad al tacto y euforia. La toxicidad y los problemas que causan son
nauseas, confusión mental, amnesia temporal, alucinaciones, sequedad de boca, sudoración, temblores, cefalea y ansiedad.

 

CENTRO_REHABILITACION_DROGAS

Es importante que conozca todo sobre los efectos de estas drogas llamadas “de diseño” y que forman parte del grave problema de la drogadicción. En Clínica SER, centro de rehabilitación, podemos informarle al respecto y tratar la adición a las drogas ya que éstas que mencionamos, al igual que la cocaína, puede producir infartos al miocardio, crisis epilépticas, arrítmicas cardiacas e infartos cerebrales entro otros problemas vasculares cerebrales.

Estas sustancias, las “drogas de diseño”, poseen un potencial adictivo importante que hace que el usuario pierda la libertad de controlar el consumo cayendo en un grave problema de drogadicción. Y tome en cuenta esto, se es adicto consumiendo incluso menos de una vez al mes. Es decir, la persona puede ser adicta con consumos esporádicos.

El tratamiento de la adicción a drogas de síntesis o “drogas de diseño” debe llevarse a cabo por profesionales. Por favor, no pierda el tiempo si cree que vive un problema de drogadicción de este tipo o uno de sus seres cercanos. Lo esperamos en Clínica SER para darle toda la información, la ayuda está lista, acérquese.

 

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.