Familia y adicciones: ¿Cuándo es el momento de buscar ayuda?

Familia y adicciones

El apoyo de la familia es importante en el tratamiento de adicciones

Uno de los primeros pasos es reconocer que se tiene un problema con el consumo de alcohol y de drogas. Sí, lo sabemos, no es fácil aceptar la situación: la palabra “adicción” parece lejana o hasta absurda pero es una realidad que generalmente no se quiere ver o aceptar.

Incluso, nos encontramos a veces con amigos o familiares cuya problemática física y social por el abuso de sustancias es evidente y aún así son renuentes a reconocerlo; es normal y por ello es una de las primeras experiencias a superar: aceptar que se tiene una adicción al alcohol y a las drogas es la puerta de entrada para el consejo y sobre todo para un tratamiento de rehabilitación. Si tú o uno de tus seres cercanos tiene comportamientos inadecuados o conductas fuera de lo común que afectan a terceros y están relacionados con el consumo de sustancias adictivas, considera que la aceptación de la adicción no es tarea fácil y se debe trabajar al respecto: Estas actitudes destructivas o violentas son alarmas que debes tomar en cuenta para pedir ayuda profesional. Es el momento.

Se debe tomar en cuenta que cada caso es particular a cada individuo. Es decir, también existen aquellos que reconocen que su relación familiar, laboral y de pareja se está resquebrajando debido a sus adicciones, lo aceptan y buscan ayuda en los programas que presentan las clínicas de rehabilitación, como el que ofrecemos en Clínica SER, por ejemplo. Pero en la mayoría de los casos la aceptación del problema no es inmediata y mientras más tiempo pasa los problemas son más evidentes y perjudiciales.

Acudir al trabajo y pensar sólo en el consumo de drogas descuidando las responsabilidades del puesto son señales inequívocas de una rutina que dejó de ser un escape para la “relajación”. Las sustancias que llegaron a consumirse antes y después del trabajo empiezan a consumirse durante hasta llegar a ser la prioridad. Esto, inevitablemente lleva a la persona a perder su empleo. Se deben tomar en cuenta estas alertas para buscar ayuda y empezar un tratamiento.

Si hablamos de clínicas de rehabilitación, en Clínica SER® contamos con profesionales en adicciones que enfrentan casos como los que hemos descrito. Es recomendable acercarse a ellos cuando quien abusa de las sustancias empieza a deteriorarse físicamente o los problemas en el trabajo, con la familia y con los amigos son más recurrentes y más severos.

Recuerda que la persona con adicción o adicciones debe aceptar el problema para que su integración al tratamiento de rehabilitación sea por voluntad propia y así el resultado sea más efectivo disminuyendo las probabilidades de una recaída. En las clínicas de rehabilitación serias el paciente es aceptado sólo si se presenta reconociendo su problemática consciente de que necesita ayuda. Salvo que su vida corra peligro, una persona con problemas de adicciones no debe ser llevado contra su voluntad y es uno de los principios que recomendamos y solicitamos en Clínica SER.

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

Llámanos, podemos ayudarte.
Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Lada sin costo
01-800-833-8888
Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574
248-3324 / 249-9390
e-mail: info@clinicaser.com

O acude directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz
Puebla, Puebla.
(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).

 

 

4 razones de peso para ingresar a un tratamiento de alcoholismo

Centro_de_rehabilitacion_clinica_ser2Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés), los desórdenes de consumo del alcohol son una condición médica que puede ser diagnosticada por un especialista médico cuando el consumo del alcohol produce algún tipo de daño o alteración emocional.

El alcoholismo, el más serio de estos desórdenes (tratable en una clínica para alcoholismo), tiene como cuatro principales síntomas los siguientes:

  • Antojo: Una fortísima necesidad o urgencia de beber.
  • Pérdida de control: Incapacidad de interrumpir la ingesta de alcohol una vez iniciada.
  • Dependencia: Síntomas de la abstinencia como náuseas, sudoración, temblor y estados emocionales negativos como la ansiedad durante la interrupción de la ingesta alcohólica.
  • Tolerancia: La necesidad de ingerir cantidades mayores de alcohol para que surtan el mismo efecto.

Una persona con adicción al alcohol generalmente pasa gran parte de su tiempo ingiriendo bebidas alcohólicas, consiguiéndolas y recuperándose de los efectos de las mismas, casi siempre dejando de lado sus actividades y responsabilidades. Este es uno de los principales indicadores de una dependencia a la sustancia.

A pesar de no necesariamente presentar una dependencia física, quien es adicto al alcohol cuenta con una condición que le impide cumplir con sus responsabilidades en el hogar, el trabajo o la escuela. Además, el alcoholismo puede colocar a quien la padece en situaciones de riesgo (como conducir bajo la influencia del alcohol) o provocarle problemas legales o personales (como arrestos o discusiones con miembros de la familia) a causa de la adicción al alcohol.

Como muchas otras enfermedades, el alcoholismo se considera un desorden crónico, lo cual quiere decir que acompaña a la persona a lo largo de toda su vida. Sin embargo, seguimos aprendiendo más acerca del abuso del alcohol y aquello que aprendemos cambia nuestra percepción del padecimiento. Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Alcoholismo y Abuso del Alcohol de E.E.U.U., el 70% de quienes desarrollan dependencia al alcohol tienen un único episodio que dura, en promedio, de tres a cuatro años. Información del mismo estudio indica que en la mayoría de los casos, permanecen libres de alcohol quienes buscan un tratamiento formal en una clínica para alcoholismo.

En Clínica SER®, como clínica para alcoholismo y rehabilitación de adicciones, contamos con especialistas en las áreas de medicina, psiquiatría y rehabilitación. El tratamiento basado en el modelo Hazelden, anteriormente conocido como Minnesota, y nuestros 47 años de experiencia brindan una opción calificada para la rehabilitación de adicciones.

 

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

Llámanos, podemos ayudarte.
Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Lada sin costo
01-800-833-8888
Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574
248-3324 / 249-9390

e-mail:info@clinicaser.com

O acude directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz
Puebla, Puebla.

(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes)