¿Cómo nos comunicamos con los demás?

Comunicación eficaz

La comunicación es uno de los logros más grandes de la humanidad, en todos los ámbitos de nuestra vida, una comunicación eficaz favorece al logro de los objetivos en común, evita malas interpretaciones y los daños en las relaciones interpersonales. Para poder tener una buena comunicación debemos ser asertivos y evitar conductas pasivo-agresivas.

La asertividad

Es un tipo de habilidad social que consiste en defender nuestros derechos de una manera adecuada y sin vulnerar los derechos de los demás. El derecho a decir no sin sentirse culpable o egoísta. El derecho a cometer errores y, ser responsable de ellos, a tener necesidades y a que esas necesidades sean tan importantes como las de los demás. De la misma manera es importante pedir (no a exigir) que los otros respondan a nuestras necesidades, poder decidir si decimos Sí a las necesidades de los demás. Aprender a hacer lo que queramos, mientras no se violen los derechos de otra persona y comportarnos siguiendo nuestros deseos, siempre que no se vulneren los derechos de los demás.

¿Cómo actuamos cuando somos sumisos? Anteponemos los derechos de los demás a nuestros propios derechos. ¿Por qué renunciamos a nuestros derechos? Por comodidad, evitar un conflicto, no querer pasar un mal momento, buscar ser aceptados, nuestras creencias, nuestra autoestima, tener un modelo familiar que nos inculca el “quedar bien”, nuestras carencias, etc.

Comunicación e interacción de factores

Por otro lado, la persona con conducta agresiva defiende sus derechos, deseos, opiniones de forma ofensiva o incluso agrediendo físicamente. En definitiva, antepone sus derechos a los derechos de los demás. ¿Cuáles podrían ser las causas? La interacción de diferentes factores, por ejemplo: necesidades no resueltas, autopercepción, percepción del entorno, mecanismos de protección, el temperamento de la persona y lo comportamientos que adopta son de acusar, manipular, humillar, amenazar, insultar, etc.

Cuando la comunicación no funciona adecuadamente, es una fuente de conflictos, de incomprensión y puede interferir en la motivación y productividad de objetivos. Cuidemos la manera en la que comunicamos nuestros deseos, pensamientos y necesidades con el objetivo de no dañar a las personas que nos rodean.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta en Clínica SER

Psicóloga clínica

Cédula:11729330

Motivación

La motivación

Esta es producto de los pensamientos, expectativas y metas de las personas: sus cogniciones. Las teorías de pensamiento de la motivación marcan una distinción clave entre la intrínseca y extrínseca.

La motivación intrínseca hace que participemos en una actividad por el placer de hacerlo y no por alguna posible recompensa concreta y tangible, así como la rehabilitación. La motivación extrínseca hace que hagamos algo por dinero, una calificación o alguna otra recompensa.

Jerarquías motivacionales

Las jerarquías motivacionales se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Necesidades fisiológicas: Impulsos primarios
  • Necesidades de seguridad: De un ambiente sano
  • Amor y pertenencia: Necesidad de obtener y dar afecto
  • Estima: Necesidad de desarrollar un sentido de valía personal
  • Autorrealización: Estado de realización personal

Impulsos secundarios

También nos motivan poderosos impulsos secundarios sin fundamento biológico claro, entre los más destacados se encuentran las necesidades de

  • Logro: Característica aprendida estable en la que una persona obtiene satisfacción al esforzarse y alcanzar metas difíciles.
  • Afiliación: Interés por establecer y mantener relaciones con los demás.
  • Poder: Tendencia a buscar ejercer un efecto, control o influencia sobre los demás, y deseo de ser percibido como un individuo poderoso.

Es importante conocer nuestros mecanismos de recompensa que modifican nuestra dinámica motivacional y así, lograr cambios estructurales, pensar, cambiar, reflexionar en nuestro comportamiento.

 

Miriam Samour Nieva

Psicóloga clínica

Terapeuta en Clínica SER

Cédula:11729330

Síndrome amotivacional y consumo de marihuana.

¿Qué es el síndrome amotivacional?

Se caracteriza por la generación de dificultades en el área cognitiva, social e interpersonal. Se tiende a referirlo como propio de la intoxicación crónica por cannabis, varios estudios señalan que por ser el tetrahidrocannabinol (THC) una sustancia principalmente depresora del sistema nervioso central, es esperable que el consumo crónico pueda dar lugar a un estado apático.

Falta de interés

Estas personas llegan a sentirse sin ganas de hacer nada, con un sentimiento constante de anhedonia (falta de motivación o entusiasmo). Existe una falta de interés general ante actividades que no son obligatorias para el consumidor, este estado puede llegar a mantenerse luego de haber interrumpido el consumo de la sustancia 

Síntomas o signos que pueden ser detectados:

  • No puede culminar tareas.
  • La voluntad para ejecutar acciones es reducida.
  • Incapacidad para poder realizar una evaluación de la consecuencia de los futuros actos.
  • La concentración y la atención resulta difícil.
  • Las tareas a realizar son demoradas.
  • La memoria es alterada.
  • Al momento de hacer actividades duraderas, o que simplemente, requieran mayor concentración, ya no es motivo de interés.
  • Disminución de la motivación al trabajo o escuela.
  • Una fácil frustración ante cualquier acción.
  • Enlentecimiento de cada movimiento y desplazamiento.

Algunos de los efectos del consumo de cannabis son agudos y crónicos y existe una falta de introspección (no hay conciencia del estado en que se está). La adicción a las sustancias se pueden superar a través de la ayuda profesional del trabajo psicoterapéutico  para rehabilitar los déficits que persistan siendo posible usar psicofármacos si fuera necesario y un buen proceso de recuperación. 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

 

 

Luz de Gas II (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte II

 

Esta temática  se ha llevado a la pantalla grande  con la película Gaslight, estrenada en 1944, donde una mujer enfrenta a su marido por coquetear con otra mujer en su casa de Londres, la respuesta de Gregory no es negar la acusación ni confirmar la sospecha, si no reformular con una pregunta: “¿Estás imaginando cosas de nuevo?”. Al final termina por convencer a la mujer de que ha perdido la noción de la realidad.

En muchas ocasiones el paciente farmacodependiente normaliza tanto su situación de consumo de sustancias, que hace creer a la familia que no está mal, que es mejor consumir en casa que afuera, que lo más conveniente es que  le den dinero para obtener su sustancia, de lo contrario robara, que es la obligación de los padres o de la pareja ver por él, es importante la atención integral de las adicciones

Realidad inexistente

La familia se va enfermando con todas estas situaciones, y termina creando una realidad inexistente, hay madres de familia que inyectan a sus hijos droga creyendo que es lo mejor, que piensan que por que hicieron o no hicieron cosas en un pasado el paciente se encuentra con las problemáticas actuales y por esa culpabilidad son responsables de lo que pasa y pudiéramos mencionar infinidad de situaciones, pero en cada una de ellas la familia pierde el “sano juicio” es decir, no actúa correctamente y hace cosas que para ellos están “bien”  pero que en realidad lo único que pasa con esas soluciones, es que se perpetua el problema.

Prevenir el gaslighting y sus consecuencias;

Confía en ti y en tu memoria: nadie puede conocer tu realidad y tus sentimientos mejor que tú.

Evita perseguir la aprobación de los demás: respeta las opiniones pero ten la tuya propia, lo luches por hacer cambiar de opinión al resto de personas.

Rodéate de gente que te haga sentir bien, amigos o familia que te ayudarán a ver la vida de otra forma y mejorarás tu estado de ánimo, dejando atrás los efectos negativos de la luz de gas.

No dejes que superen tus límites: no permitas que te griten o que te hagan sentir mal.

No dejes que nadie decida por ti: evita tener que delegar en otra persona para las decisiones que solo te atañen a ti, puedes pedir consejo, pero siempre debe prevalecer tu criterio.

Trabaja tu autoestima: es la base de todo, si no la tenemos perdemos la confianza en nuestro criterio, por lo que seremos la presa perfecta para el gaslighting.

Evita la dependencia emocional: no delegues algo tan importante como tu felicidad en otra persona, pues entonces será ella la que tenga el mayor control sobre ti. Válete por ti mismo.

La persona que padece el gaslighting y además vive con alguna enfermedad mental necesita hacer tierra, por ello es muy importante que el paciente que consume y la familia busquen ayuda de profesionales con tratamientos completos.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/consecuencias-del-gaslighting-como-prevenir-sus-efectos

Luz de gas (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte I

Recuerdo el caso de varios pacientes que me han comentado, “Psicólogo siento que me estoy volviendo loca”, yo veo cosas pero mi pareja se  niega a creerme,  siempre dice que estoy loca, que ya me la terminé creyendo y vengo a sesión solo por un motivo particular, saber si estoy loca o no.

Lo que padecían era el término titulado Gaslighting (luz de gas) Paige L. Sweet, en 2019, lo define como un tipo de abuso psicológico que tiene por objeto hacer creer a la víctima que ha perdido el juicio creando un ambiente interpersonal surreal.

Este término se originó de una obra de teatro en la cual un marido trata de conducir a su esposa a la locura bajando las luces encendidas por gas en su casa, y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Así la víctima cuestiona sus propios sentimientos, instintos, y la cordura. Esta táctica le da a la pareja abusiva una gran cantidad de poder y control.

Una vez que una pareja abusiva hace creer que el que está bien es él y no  la víctima, obtiene beneficios,  uno de ellos es que hace que la pareja muy probablemente se quede en esa relación abusiva.

independencia emocional.

Y esa falta de confianza en la percepción propia hace que el pedir ayuda y salir del abuso o la relación tóxica sea todavía más difícil. Dificulta que la víctima  aumente su independencia emocional. Lo que ocurre es que se adaptan cada vez más a los malos tratos a través de una indefensión aprendida porque su autoestima decae día a día.

Expresiones como “por todo armas un problema”; “estás loca”; “estás exagerando”; “te imaginas cosas”; “eres tan dramática”; “no te acuerdas bien”; “solo fue una broma”; “siempre mal interpretas las cosas”; “es tu culpa” o “de qué me estás hablando”, son algunas frases violentas, pero muy normalizadas, que los abusadores utilizan dentro o fuera de un contexto de pareja.

En la clínica de rehabilitación se cuenta con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados  que te pueden ayudar con  esta problemática de Codependencia Emocional.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334.

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

Pensar, reflexionar, identificar y cambiar.

Inicios

Cuando una persona inicia el tratamiento, a menudo la adicción ha provocado graves consecuencias en su vida desestabilizando su salud, entorno familiar, trabajo y su comunidad.

¿Qué trae consigo la adicción?

La adicción te vuelve un minusválido emocional, destruye toda estructura y habilidades de vida: pensar constructivamente, sentir y canalizar emociones, hablar, relacionarte, reflexionar, elegir adecuadamente, convivir, contribuir, crecer tener tolerancia a la frustración, toma de decisiones, analizar, planificar, inteligencia y resiliencia (o impermeabilidad) emocional, ser creativo y lograr la satisfacción de metas y objetivos, etc. Hablamos de áreas cerebrales que interactúan entre sí y modifican sus conexiones por el abuso de sustancias.

Cualquier emoción reprimida puede convertirse en patología. Uno se evade de los sentimientos cuando está en consumo, en este sentido las drogas cumplen la función de enmascarar, una reacción negativa al proceso de angustia que genera algo sobre lo que no se quiere saber.

Crecimiento emocional

El aprendizaje de estrategias y habilidades para afrontar y manejar adecuadamente las emociones resultará la mejor forma de prevención de recaídas. Identificar la función de la droga en relación a las emociones, tolerar la incertidumbre y el cambio

Aprender a estabilizarse es imprescindible, estar familiarizado con la abstinencia, identificar emociones para poder lograr un desarrollo emocional y así protegerse de tormentas emocionales. El resultado final se traduce en crecimiento.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

Clínica vs Pseudo Clínica o Anexo

La rehabilitación

Hoy la mayoría de los profesionales médicos que proporcionan tratamiento contra la adicción han recibido una formación insuficiente para tratar los trastornos por uso de sustancias. El consenso incongruente sobre la naturaleza de la adicción, junto con la falta de conocimiento de las mejores prácticas entre los profesionales de la salud, ha erosionado la calidad del tratamiento en clínicas de rehabilitación para las personas con trastornos por uso de sustancias.

Resultados

Uno de los indicadores más poderosos del éxito de la rehabilitación de drogas es el resultado de la vida de alguien después de que la persona completa un programa de rehabilitación de drogas que incorpora todos los Principios de tratamiento efectivo. Dada la literatura de investigación limitada sobre los resultados posteriores al tratamiento a corto y largo plazo, es vital encontrar una rehabilitación de drogas que brinde atención continua a sus pacientes.

 

Seguimiento y monitoreo

Es mucho más probable que las personas en recuperación tengan éxito si reciben evaluación continua, monitoreo y modificación del tratamiento (según sea necesario) del programa de atención continua de rehabilitación de drogas, también conocido como programa de pos tratamiento. El cuidado posterior extendido que dura al menos un año o más aumenta las posibilidades de éxito y, a menudo, se anima a los graduados del programa  a permanecer activos en la comunidad de un nuevo ciclo de recuperación de Ex pacientes virtuales. Seguir con su tratamiento médico profesional visitando a los especialistas con regularidad especifica del tratamiento de cuidado continuo.

Mtro Edward G. Fisher Naveda

Ced. 6987755

 

Regulación emocional

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”.

-Aristóteles.

La inteligencia emocional

La inteligencia emocional requiere que identifiquemos y entendamos nuestro propio estado de ánimo, actuar sobre las causas y no sólo los síntomas de adicción. Cuando sentimos emociones nuestro cuerpo genera energía, que puede afectarnos de forma positiva o negativa en función de la situación.

Emociones

Existen cinco emociones básicas: alegría, miedo, tristeza, rabia y desagrado. Ante alguna vivencia despertamos una u otra emoción par conseguir nuestra meta reaccionando mediante un mecanismo de defensa que desencadena un proceso en el cerebro y cierta conducta. Podemos reaccionar de forma exagerada ante algunas situaciones y es ahí cuando las emociones se descontrolan y se vuelven ininteligibles.

Trabajar en las emociones

La aceptación de la experiencia presente y el abandono de la lucha contra varios síntomas de adicción no es una tarea fácil. El objetivo del manejo emocional es abandonar la lucha contra los síntomas, entrar en contacto con pensamientos, sensaciones y aprender de ellas sin resistirse.

Es imposible no sentir pero sí modificar el modo en que nos enfrentamos a las emociones, para esto se requiere de flexibilidad la cual permitirá que se amplíe el repertorio conductual. Empezar a trabajar en tus emociones es esencial para tu bienestar y potenciar el control emocional te ayudará a sentirte más capaz de afrontar las situaciones negativas y de disfrutar las positivas. Cuando dejamos de resistirnos a sentir algunas emociones, paradójicamente, el dolor cesa.

 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta en Clínica SER

Psicóloga Clínica

Cédula: 11729330

 

La familia y la recuperación

Cambios

Los cambios en las conductas pueden producirse si se dan también en el contexto, los cambios en un solo individuo no pueden ser sostenido por el sistema.

Hay teorías que plantean que la familia se hace disfuncional cuando hay rigidez en el sistema, con lo cual no se tiene la capacidad de generar cambios, ni adaptarse en situaciones vitales de crisis. También por el incumplimiento de sus funciones básicas, abarcando dentro de las mismas la función económica, biológica, educativa, cultural y espiritual, entre otras.

La familia es capaz de soportar cualquier conducta, o de responsabilizarse por cosas del adicto con tal de que este siga apegado al sistema y no los abandone.

Existen ciertas características de las familias de los adictos, tales como:

  • Mala alianza marital (pareja disfuncional): Siendo consecuente que muchas se encuentra un padre ausente o familias desintegradas.
  • Interacción simbiótica en la relación madre e hijo; donde el sujeto no se ha individualizado, y se encuentra una relación de fuerte apego.
  • Coalición intergeneracional: las alianzas contradictorias de dos contra uno en la familia, como por ejemplo madre-hijo VS padre.
  • Padre sobre involucrado o periférico: como consecuencia de la mala alianza marital surgen los roles de los padres invertidos, por ejemplo la madre como padre sobre involucrado y el padre deslazado en su rol o viceversa.
  • Falta de límites: escases en las delimitaciones de los subsistemas que componen la familia.
  • Incongruencia jerárquica: la falta de límites deriva en que no esté delimitado el orden familiar.
  • Dobles mensajes: refiere también cuando se da ambigüedad entre el decir y el hacer o presentan un discurso ambivalente
  • Secretos familiares: se refiere a secretos del tiempo presente. Por ejemplo el adicto consume alcohol y algún miembro de la familia lo encubre.

Punto de control

Cada persona deberá evaluar hasta qué punto de control tiene sobre su modo de vivir, cuáles son las consecuencias negativas del mismo y así proceder a realizar los cambios constructivos que sean necesarios, también otra opción es buscar clínicas de rehabilitación para un tratamiento con profesionales.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Psicóloga Clínica

Terapeuta en Clínica SER

Cédula profesional: 11729330

 

Depresión y Adicciones

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que tiene implicaciones como el sentirse cabizbajo, termina generalmente en tristeza y varios síntomas y signos de tipo vegetativo, emocionales, cognitivos y conductuales, comprometen el ritmo vital, persisten un periodo mayor a seis meses. Los síntomas psíquicos incluyen desinterés, tristeza, desmoralización, disminución de la autoestima, apatía, etc., mientras que en la sintomatología somática resaltan aspectos tales como alteraciones en el apetito, disminución o aumento de peso, alteraciones del sueño con periodos de insomnio y somnolencia, etc.

Tendencia genética

La morbilidad de las enfermedades adictivas y la depresión profunda se reconocen hoy en día como un problema clínico común grave.  Meyer identificó al menos seis paradigmas potenciales incluyendo la posibilidad de que los trastornos psiquiátricos sean una consecuencia o un factor de riesgo para el abuso de sustancias. La alta incidencia familiar de alcoholismo y depresión, sugiere una tendencia genética común para ambas condiciones.

Plano biológico

La prevalencia de este problema en la población mundial ha sido analizada en varios estudios y se calcula que aproximadamente un 10% de la población sufre esta enfermedad, cifra que se ve aumentada cuando se ve asociada a otras patologías médicas, en especial las enfermedades crónicas. Es muy importante encontrar la diferencia entre un estado depresivo normal y uno relacionado con el consumo de sustancias. Ya que el adicto depresivo, muestra incapacidad para sentir placer derivado de la nostalgia de los efectos agradables de la sustancia. En el plano biológico, las drogas y el alcohol interfieren en la química del cuerpo humano, impidiendo que el organismo no tenga de manera natural, sino solo bajo los efectos de la sustancia, la capacidad para sentir placer. En la adicción se afectan diferentes campos personales, entorno familiar y social, laboral o escolar.

Trastornos adictivos

El consumo llega a un punto en que se convierte en un método de evasión de todas estas problemáticas y cuando se abandona el consumo de sustancias, las personas han de enfrentarse a toda esta realidad, generando entonces un sentimiento de desesperanza por todos los acontecimientos acaecidos. Las personas con trastornos adictivos presentan mayor dificultad para manejarse con la complejidad de la vida cotidiana y como consecuencia desembocar en rápidas recaídas en el consumo por querer recuperar el placer derivado del mismo. (Jiménez, Pantoja, 2007). Es por ello que el tratamiento que se ofrece para los trastornos adictivos se incluye el desarrollo y reforzamiento de habilidades sociales tales como el control de impulsos o el manejo de los conflictos, aspectos de especial relevancia y valorados como altos factores de riesgo de recaída.

 

 

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA /MTRA. EN PSICOTERAPIA

ESP. CONDUCTAS ADICTIVAS Y MANIPULACIÓN PSICOLOGICA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035