Niño Rey

Factores

Cómo neutralizar el chantaje emocional - Pir

Le llamamos  “niño rey” porque la persona tiene un comportamiento que es típico de un individuo terriblemente egocéntrico que exige todos los derechos del niño, pero que no cumple ninguna obligación del adulto. En otras palabras, cuando le conviene se comporta como niño y cuando le conviene se comporta como adulto autoritario y es posible que se desencadene una adicción y codependencia del familiar 

Los factores socioculturales influyen en el desarrollo del perfil psicológico del niño rey. El machismo, la sobreprotección maternal, los roles tradicionales de género en la familia mexicana, la sumisión de la mujer, etc., han sido factores que han contribuido mucho a la configuración de este tipo de comportamientos. 

Las principales características comportamentales del niño rey son las siguientes:

  • Sentido exagerado de lo que les corresponde y esperan que los que están a su alrededor se lo proporcionen.
  • Baja tolerancia a la incomodidad, especialmente si es causada por la frustración, el desengaño, el aburrimiento, o la negación de lo que han pedido; entonces, la expresan con rabietas, ataques de ira, insultos y/o violencia.
  • Presentan escasos recursos para la solución de problemas o afrontar experiencias negativas.
  • Están muy centrados en sí mismos y creen que son el centro del mundo.
  • Buscan las justificaciones de sus conductas en el exterior y culpan a los demás de lo que hacen, por tanto, esperan que sean los otros quienes les solucionen sus problemas.
  • No pueden, o no quieren, ver la manera en que sus conductas afectan a los demás por lo que se dice que, muchos de ellos, carecen de empatía.
  • Piden hasta el extremo de la exigencia. Una vez conseguido, muestran su insatisfacción y vuelven a querer más cosas.
  • Les cuesta sentir culpa o remordimiento por sus conductas.
  • Discuten las normas y/o los castigos con sus padres a quienes consideran injustos, malos, etc. Pero comportarse así, les compensa ya que ante el sentimiento de culpa inducido, los padres ceden y otorgan más privilegios.
  • Exigen atención, no sólo de sus padres, sino de todo su entorno. Y cuanta más se les da, más reclaman.
  • Les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones extra familiares, especialmente en la escuela, porque no responden bien a las estructuras sociales establecidas ni a las figuras de autoridad.
  • Se siente tristes, enfadados, y/o ansiosos, y suelen tener una autoestima baja

Las principales características del perfil psicológico del niño rey son las siguientes:

  • Infantilismo
  • Demandas excesiva
  • Egoísmo
  • Narcisismo
  • Intolerancia a la frustración
  • Caprichos
  • Inconsistencia
  • Inconstancia
  • Dependencias emocionales
  • Superficialidad
  • Manipulación
  • Incapacidad de aplazar satisfacciones
  • Rebeldía ante la autoridad
  • Egocentrismo
  • Irresponsabilidad
  • Pasividad

Se debe tener muy claro cuál es el rol de cada uno. Los padres deben ejercer su autoridad, establecer límites claros en todos los ámbitos. Se debe de ser coherente, no imponer consecuencias que no se cumplirán, otorgar responsabilidades y no sobreprotegerlos y tomar rehabilitación con expertos. 

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva.

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

¿Por qué no debo molestarme con mi familiar si está bebiendo?

Convivencia con mi familia 

DEPRESIÓN” ¿Las drogas la resuelven o la empeoran?

 

Las personas y familias que conviven con alguien que tiene problemas con el abuso del alcohol, generalmente presentan mucha ansiedad y disgusto debido a la forma de beber de su familiar y por las consecuencias y conductas que éste manifiesta cuando está bebiendo.

Estas alteraciones generalmente suceden cuando la persona comienza a beber, por lo tanto el otro se disgusta y reacciona desde su inconformidad ya sea a través de quejas, reclamos o de su expresión no verbal que denota su disgusto, a lo que el otro reacciona como si lo estuvieran atacando, con lo cual solamente se intensifica el problema, ya sea de la discusión o de la cantidad y forma en que va a beber.

En el proceso de la rehabilitación, es necesario el trabajo con la familia para que puedan recibir la psico información necesaria para aprender a tratar y convivir con su familiar. Sin embargo es el temor a las consecuencias que se suscitarán en el momento del evento lo que motiva a los familiares a tratar de impedir o resolver el comportamiento del otro debido a que no pueden soportar los niveles de ansiedad y el estrés y para ello generalmente reaccionan de manera poco asertiva.

Poner límites 

La mejor manera de enfrentar es recordar que su conducta no tiene por qué afectarme (poner límites) y solo puedo expresar dicho límite, para ello les pongo un ejemplo de alguien que está consumiendo de más en una reunión: “Querido: acepto que disfrutas mucho esta bebida, pero es importante para mí que no ordenes ninguna más durante esta noche. Por favor, ¿podrías hacer esto por mí? Si el otro insiste en tomar entonces es importante expresar “si decides tomar esta noche, es tu elección, sin embargo no tengo que seguir sentada viendo como bebes, así que me voy a casa, y cuando estés sobrio me gustaría platicar esto contigo” Al decirlo es importante que no esté molesta para evitar una pelea. Recuerde que no se le puede obligar a nada y sólo usted es responsable de su propia seguridad y sobre todo de su felicidad.

Si quieres aprender a que la forma de beber de tu familiar no te afecte es importante que aprendas a lidiar con esta realidad, entendiendo que no es tu decisión y no eres tú quien genera esas conductas, que en la vida todo tiene consecuencia y cada quien es responsable de su manera de comportarse y reaccionar (él de beber y tú de enojarte), para ello existen los grupos de autoayuda (Al-Anon, Familias anónimas, Nar-Anon) y la ayuda profesional con especialistas en adicciones.

El cambio no es de la noche a la mañana, pero lograrás más cambios si lo tratas con comprensión y sin enojo, que con amenazas y discusiones (lo que empeora más la crisis). Siempre hay una solución, solo es cuestión de pedir ayuda.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta de Clínica SER

No quiero que mis hijos sufran lo mismo que yo sufrí

Lo mismo que yo sufrí 

Malos Hábitos De Iconos Isométricos De Personas Con Drogas, Alcohol, Fumar,  Adicción Al Trabajo, Redes Sociales, Ir De Compras Aislado Ilustración  Vectorial Ilustraciones Svg, Vectoriales, Clip Art Vectorizado Libre De  Derechos. Image

Esta frase ya lleva dos generaciones que se comenzó a utilizar como un argumento para justificar el hecho de que a nuestros hijos podamos darles todo lo que está a nuestro alcance y lo único que se ha obtenido es hijos incapaces de enfrentar por sí solos muchos retos y frustraciones ante la vida.

Les estamos enseñando a recibir pero no a dar, y bajo el argumento de que “se puede traumar” o “es que todos los demás lo hacen, o todos lo tienen” y lo más irónico es que sufren en demasía debido a que no han sido preparados para tolerar la frustración (porque nunca quisimos que la padecieran bajo el argumento de no traumatizarlos) y ante esta realidad los estamos preparando para “sufrir la vida” y como no están preparados para lidiar con esa frustración en automático van a buscar conductas o sustancias que los hagan sentir “bien” ante el caótico malestar que están “sufriendo” (lo ideal sería decir “viviendo”), es así como el consumo/abuso de sustancias, relaciones destructivas o incluso alteraciones en la personalidad de los jóvenes pueden ser la consecuencia ante la inadaptación a lo que les ofrece el mundo real.

Pero ¿Por qué un padre/madre actúa de esta manera con sus hijos? La respuesta es por evitar la sensación desagradable (llámese ansiedad) que les genera el ver o pensar que su hijo sufre al no resolverle la situación que está viviendo. Por ejemplo, saber que mi hijo dejó el lunch en la casa y que va a estar sufriendo de hambre, hace que haga lo posible para que dicho lunch llegué a su escuela (mandar a la persona que ayuda en casa, mandarlo en taxi, salir de la oficina para dejárselo, hablar con la maestra para que me preste dinero y de esa manera no sufra mi hijo por algo que es su propia responsabilidad).

¿Es bueno que mi hijo sufra?

Lo que es bueno es que mi hijo aprenda a manejar y superar la frustración pero que sobre todo aprenda que hay cosas que no dependen de él (ni de sus padres) y por lo tanto necesita aceptar la realidad así tal y como es.

Si como padre te sientes incómodo porque tu hijo no está a la moda como los demás, te invito a analizar cuáles son tus motivaciones o necesidades que tratas de resolver al proyectarlas en resolver las necesidades de tu hijo.

Recuerda que no porque algo sea “normal” significa que sea “adecuado” y es de lamentar que en nuestra cultura cada vez es más “normal” inutilizar a nuestros hijos para que yo como padre no viva la ansiedad de ver que mi hijo está aprendiendo a adaptarse a la vida, a la sociedad y que eso le permitirá aprender, crecer y sobreponerse a los retos.

Tu hijo como adulto te agradecerá el proceso de rehabilitación y el hecho que le diste lo que era necesario para vivir en valores y contentamiento,  (poder aceptar de buena gana lo que no le gusta) lo cual se reflejará en que viva una vida llena de plenitud y no de frustraciones.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Esp. en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Duelo en adicciones

Hablemos de duelo 

Duelo y confinamiento: ¿Qué hacer? - Fundación Edad&Vida

Cuando hablamos de duelo, la mayoría de las veces lo relacionamos con la pérdida de un ser querido, situación que no es equívoca, sin embargo, no es a lo único que se refiere la palabra duelo; se ha considerado primordial por el impacto ante la pérdida de un ser querido, no obstante, al hablar de duelo, nos referimos al proceso normal que se desencadena tras una pérdida ya que, como seres humanos, nos manejamos a través de la energía, del contacto y las relaciones, del vínculo generado en relación con aquel objeto o persona, cuando dicha separación sucede es esperado que experimentemos tristeza, es decir una reacción de la mente y el cuerpo ante un dolor, nos permite afrontar situaciones que nos desequilibran, y restan atención a lo que pasa a nuestro alrededor, nos da la oportunidad para reflexionar sobre uno mismo, nos enfocamos en sentimientos rumiantes, sin embargo, nos puede dar pauta, dentro de tantos pensamientos a darle un sentido a eso que nos falta, de esa forma podemos cambiar el enfoque de la tristeza, al final de todo la tristeza es normal ante una pérdida, es esperado experimentar un desequilibrio  emocional mismo que, nos permitirá procesar dicha pérdida y recuperarse emocionalmente.

Al hablar de duelo en adicciones, podemos mencionar entonces que nos referimos a cualquier pérdida con la cual se haya generado un vínculo afectivo, ante un duelo será esperado experimentar ciertas emociones como la tristeza, enojo, sentimiento de culpa, ansiedad, desesperanza, entre otros; un paciente con adicciones llegará a experimentar diferentes pérdidas, ahora, una persona que padece de adicción por lo regular estará invadida de emociones desagradables, ya que, al haber mantenido en un estilo de vida en donde ha acostumbrado a lograr  estados emocionales agradables a base del consumo de sustancias, es decir buscar el placer por medio del consumo, llegando así a experimentar las diferentes pérdidas comenzando con el estilo de vida, la zona de confort y estados de tranquilidad generadas por el consumo, otra de las pérdidas que se llegan a experimentar es la confianza, al utilizar las mentiras para conseguir lo que desea, conforme pasa el tiempo las mentiras se vuelven torpes y más fáciles de identificar llevando a la familia a generar una desconfianza ante la persona con adicción, otra de las pérdidas es el lugar que se ocupa en la vida de las personas, ante ello la persona comienza a utilizar la manipulación, también se llega a dar la pérdida de la identidad, como persona, como hombre, en algunos casos, la masculinidad puesta por la sociedad.

 El dilema ante la pérdida

También está vinculada con la pérdida del amor, es decir cuando se pierde algo que se ama, con aquello que se tiene un vínculo afectivo cercano, la persona se sentirá afectada y negada a soltar aquella tranquilidad erróneamente concebida a pesar de generarle afectaciones, debido a ello, se llega a la aceptación del dolor o sufrimiento como consecuencia de la relación conflictiva con aquel objeto de amor, llevando así a la persona a generar ideas equívocas, imaginando que el dolor forma parte de su existencia y como efecto secundario a la vinculación con aquel objeto. La incertidumbre ante lo desconocido, a soltar aquello que le generaba tranquilidad y pesar, ahora forjará una nueva relación afectiva consigo mismo y su recuperación, dentro de las adicciones este proceso es doloroso, ya que la persona con adicción no puede continuar con su vida y tiende a  aferrarse al dolor mismo que prefiere calmar con la sustancia.

Una persona que padece de adicciones no solo se enfrentará al malestar físico, emocional o social que el consumo le genera, más allá de no querer dejar su consumo, en realidad está vinculado con una serie de factores internos y externos que influirán en el mantenimiento del mismo, ante ello, es importante acudir con especialistas en adicciones, centros de rehabilitación en adicciones y grupos de autoayuda buscando un tratamiento interdisciplinario.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

ANDRÉS LUCIANO GREGORIO.

Maestría en Psicología Clínica.

Cédula profesional. 11050830

Terapeuta de Clínica SER

¿Qué es la Supresión Post Aguda?

Supresión Post Aguda 1/2

La importancia de la familia frente al consumo de drogasMuchas veces los pacientes al egresar de su internamiento en Clínicas de Rehabilitación de adicciones, salen con la intención de cambiar varios aspectos, para tener una mejor calidad de vida, sin embargo, en el proceso de la incorporación de sus nuevas actividades, se presentan secuelas del daño causado en el sistema nervioso por el consumo de sustancias psicoactivas, a lo que llamamos Supresión Post Aguda, que es un conjunto de síntomas de la enfermedad adictiva que ocurre como resultado de la abstinencia de los químicos adictivos. Estos síntomas varían para cada paciente, y por supuesto la sustancia y frecuencia de consumo determinarán el tiempo en el que se presentan, regularmente estos se detonan de siete a catorce días de abstinencia.

Estas secuelas hacen complicada la sobriedad, e incluso si no se hacen consientes, los síntomas pueden provocar una recaída, por ello la importancia de que el paciente pueda conocer su enfermedad, y con la ayuda de su red de apoyo crear estrategias de prevención para evitar una posible recaída.

Algunos pacientes y familia ante el desconocimiento de este síndrome de Supresión Post Aguda, llegan a presentar sentimientos de culpa, tristeza y desesperación, por creer que, a pesar de apegarse al programa de la filosofía de 12 pasos, y seguir las recomendaciones de especialistas no notan un cambio tan significativo, ya que sus emociones siguen fluctuando e inclusos sus relaciones sociales siguen siendo conflictivas. Lo cierto es que estos síntomas aumentarán, pues su intensidad pico es de los tres a seis meses después de que comienza la abstinencia, y la recuperación del sistema nervioso central lleva de seis a veinticuatro meses, este tiempo estimado da pauta de continuar aun con mayor razón su tratamiento, pues la contención y seguimiento es de suma importancia para una mejor sobriedad.

Características de la Supresión  Post Aguda

Algunas características por las que pasan los pacientes en recuperación, reconocer que es un proceso, que es normal sentir esos síntomas (que pueden ser temporales o de por vida), y que se requiere tiempo para la rehabilitación, esto puede evitar conductas contraproducentes.

Tipos de síntomas de la Supresión Post Aguda (SPA)

  1. Inhabilidad de pensar con claridad: en ocasiones la inteligencia no se ve afectada, pero si la concentración, e incluso se llega a un pensamiento rígido y repetitivo.
  2. Problemas de memoria: pueden escuchar instrucciones, pero en poco tiempo se les olvida, con alto estrés suele olvidarse aún más, pero con el tiempo regresa esa memoria, y también existe dificultades para aprender nuevas habilidades.
  3. Sobre reacciones emocionales o adormecimiento: en esta parte podemos apreciar que existe una ansiedad e irritabilidad, por situaciones que no causan tanta angustia, (excesiva sensibilidad), o por el contrario existe una apatía y desinterés extremo que se caracteriza por ser insensible a situaciones que conllevan un significado, incapaces de sentir nada.
  4. Disturbios al dormir: donde se puede observar pesadillas, despiertan antes de tiempo, duermen más o no pueden dormir, pero cuando se continua con la abstinencia y sobriedad estos suelen ser menos frecuentes.
  5. Problemas de coordinación física: se pueden presentar mareos, problemas de balance, reflejos lentos, torpeza o riesgos de accidentes.
  6. Sensibilidad al estrés: hay dificultad de reconocer situaciones de estrés elevado y bajo, por lo que hay sobre reacciones emocionales, a causa de este comportamiento impulsivo suele desarrollarse vergüenza toxica o baja autoestima.

La recuperación del daño causado por la adición requiere de abstinencia. Pero el daño por sí mismo interfiere con la habilidad de abstenerse. Esta suele ser la paradoja de la recuperación, de alguna otra forma si no se reconocen y atienden estos síntomas pueden afectar tanto a pacientes como a la familia, por eso es importante que se siga en Tratamiento con especialistas en adicciones.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Elizabeth Romero Zarate

Maestría en Adicciones

Cedula profesional: 11299915

Terapeuta en Clínica SER

El sentido de la vida

“La felicidad es cuando lo que piensas,

lo que dices y lo que haces están en armonía”  Mahatma Gandhi 

Las personas tenemos la capacidad de descubrirnos, viajando, vinculándonos, explorando, haciéndonos preguntas acerca de lo que nos pasa, al disfrutar, vivir momentos críticos y cuando sucede indiscutiblemente eres otra persona. Por lo que la vida de cualquier ser humano requiere irse definiendo mientras caminamos y experimentamos las decisiones de la vida cotidiana, esta situación puede darnos orientación y sentido a nuestra vida sin necesidad de consumir sustancias adictivas. Ello va a influir, en gran medida, en el grado de realización que se alcance. Para que esta ruta o camino personal vaya cobrando sentido se requiere de reflexión, así como de ir entendiendo los aspectos que encaminan o alejan de las metas.

El camino se inicia prestando atención a las necesidades psicológicas, físicas como emocionales, por ejemplo: alimento, salud, libertad y autonomía, confianza en uno mismo, relaciones interpersonales satisfactorias, buenos niveles de autoestima, sentirse capaz de lograr metas, autorrealización. El psiquiatra austriaco Víctor Emil Frank dijo que “la sociedad se olvida de satisfacer la más humana de todas las necesidades del hombre, la de encontrar sentido a la vida”.  El sentido que le encontremos a nuestra vida orientará nuestro camino, tanto las metas personales a seguir como la manera de lograrlas. Este sentido organiza nuestra energía, nuestras acciones y decisiones al momento de tomar rehabilitación o terapias, ya que las orienta hacia un mismo fin, el de nuestra realización personal.

Es importante nos cuestionemos y reflexionemos situaciones básicas, tales como: ¿Quiénes somos?, ¿Qué queremos?, ¿Qué es importante para nosotros…? (a nivel intelectual, social, emocional, espiritual, etc.), ¿de qué manera somos felices?, ¿Cuáles son nuestros ideales?, ¿con qué valores nos comprometemos?, ¿Cuál es el papel que tenemos dentro de la sociedad?, ¿Cómo podemos contribuir a la felicidad de otros?, ¿Qué estamos haciendo a respecto?… muchas de estas y otras respuestas nos irán dando el sentido que buscamos para nuestra vida.

Las personas encuentran el sentido de sus vidas en sí mismas, conocer el rol de las emociones y  en la relación con los demás. Ello implica un ejercicio diario que requiere esfuerzo y/o rehabilitación en adicciones con profesionales

La idea del sentido de la vida se refiere, entonces, al camino que se elige para vivir y al significado que tiene para nosotros y para los demás. Este camino lo vamos construyendo día a día y depende de cada persona.

«Quien tiene un por que vivir, encontrará un cómo». 

Nietzsche

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Terapeuta en Clínica SER

Fisioterapia en la salud

Beneficios

Fisioterapia en la Salud Mental - Clínica de fisioterapia Physio Sports México

La actividad física mantiene tu cuerpo sanamente, pero ¿Sabías que estar activo físicamente también te puede beneficiar en la salud?

La fisioterapia tiene un papel muy importante en el ámbito de la salud ya que tiene como objetivo mantener una movilidad funcional, mantener conciencia del movimiento y promover la activación física, manteniendo en vinculación los aspectos físicos y mentales, teniendo como base la evidencia científica y clínica. Dicha especialidad está dirigida para niños, adolescentes, adultos y adultos mayores con trastornos mentales y/0 pacientes con alguna adicción a sustancias adictivas dentro de la atención primaria, en hospitalización y ambulatorio.

Los fisioterapeutas en salud y psiquiatría ayudan a los pacientes a familiarizarse y ser consientes en sus sentidos, en su cuerpo y en los movimientos.

Los beneficios del ejercicio terapéutico o ayuda en rehabilitación  dentro de la psiquiatría son:

  • Previene la aparición de la depresión.
  • Previene el desarrollo de problemas en salud mental.
  • Las personas con alguna enfermedad y/o trastorno mental tienen menos probabilidad de abandonar el ejercicio mientras está supervisado por un fisioterapeuta.
  • Mejora la calidad de vida y autoestima de las personas con problemas de salud mental.
  • El realizar ejercicio tiene un efecto antidepresivo muy importante.

Las palabras y las miradas tienen el mismo efecto que las manos (Tom Andersen). Por lo cual es importante que se tenga conexión entre mente, cuerpo, movimiento y emociones, para obtener mejores resultados.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

LFT. Ana Karen Melendez Momox

Ced. Prof. 10550019

Fisioterapeuta de Casa de Salud

La vida es arte

“’ ¡Cuando la situación es buena, disfrútala! ¡Cunado la situación es mala, transfórmala! ¡Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate!”

El arte

Cómo el arte ayuda a superar los efectos emocionales de la pandemia

El médico y psicoterapeuta austriaco Alfred Adler, formulo tres tareas fundamentales en la vida, el contacto social, el amor y el trabajo, a las que debemos agregar una cuarta, el arte. Somos seres que responden de manera activa y creativa a las distintas influencias que afectan nuestra vida. El arte debe entenderse como una posibilidad de expresión, conocimiento y transformación personal, además de fomentar un vínculo social, es una herramienta terapéutica muy efectiva, en el tratamiento de diversas patologías asociadas a la salud mental o en rehabilitación de adicciones

La terapia de arte o arte terapia, es una forma de psicoterapia, en el que a diferencia de una terapia convencional, se emplea como principal medio de comunicación la creación artística, en lugar del lenguaje verbal, lo más importante en la terapia de arte es el proceso de creación y no la obra final. Se busca que el participante tenga algo palpable después de la práctica de dicha actividad, una evidencia de la dinámica, un dibujo, una pintura, una escultura, una obra, una imagen, que nos permita que seamos más conscientes de lo que verdaderamente nos pasa, y al llegar a este nivel de conciencia podamos trabajar en hacer que la solución sea más rápida. Ya que en la terapia de arte hay muy pocas defensas, a diferencia de la terapia verbal en la que controlamos en medida lo que queremos decir.

El arte nos permite expresar cualquier cosa, que en muchas ocasiones no nos atrevemos, porque pensamos que está mal, aunque planeemos algo en específico en el ejercicio saldrá lo que tenga que salir, no hay errores, lo que plasmemos es perfecto, ya que es un reflejo de como y donde estamos, haciéndonos mas conscientes sobre lo que estamos viviendo, ideas, sentimientos, dolencias, juicios, que al plasmar en un papel exteriorizamos y eso nos hace sentir mejor, nos libera del malestar, al hacernos conscientes de él. Se busca hacer un cambio en las imágenes internas que cada uno tenemos, trayéndolas al exterior, permitiendo que nuestra conducta cambie, ya que nos ponemos en contacto con nosotros mismos. Creemos que nos conocemos pero en ocasiones no es así, porque no tenemos un diálogo real con nosotros mismos, no tenemos una conciencia de nosotros mismos.

La práctica del arte

La práctica del arte como terapia consiste en utilizar las artes plásticas para ahondar más en quienes somos, se trabajan nuestras emociones para comprenderlas y ver cómo funciona en nuestra realidad, cualquier persona puede realizar esta práctica ya que no se necesita de ningún conocimiento previo. Se ha comprobado a través de varios estudios que quien practica la creación artística, en cualquiera de sus manifestaciones, crea neuroplasticidad, que es la flexibilidad que tiene el cerebro para adaptarse a los cambios, mejora el coeficiente intelectual, y la capacidad de atención, asimismo, reducen la impulsividad, mejora el comportamiento, se reduce el estrés y la ansiedad, se mejoran las habilidades motoras, la coordinación física, y la memoria, mejora los síntomas del déficit de atención con hiperactividad, ayuda a personas que sufren depresión o problemas de adaptación social, se emplea eficazmente para tratar adicciones, ayuda a pacientes con enfermedades terminales, se genera relajación logrando que pensemos mejor, es una experiencia que beneficia y minimiza sentimientos de soledad o aislamiento que sufren algunas personas, refuerza el autoestima y con ello se adquieren nuevas herramientas para disfrutar de una mejor comunicación. De manera general, la terapia en adicciones permite dotar de sentido a una tarea altamente estimulante, que nos permite expresar ideas y sentimientos que de otra manera quedarían reservados, provocando en ocasiones sentimientos de frustración.

La incorporación del arte a nuestra vida es una tarea fundamental, ya que es una de las expresiones más especiales del ser humano, puesto que nos permite el encuentro con uno mismo, podemos entender al arte como una terapia de respuestas espirituales, en el que las obras hablan de nosotros, revelando el alma y mostrando el interior. La pintora mexicana Frida Kahlo encontró en el arte  atributos que le ayudaron a convertir el sufrimiento y dolor físico que padeció, en el contenido principal de su obra pictórica, Frida encontró en la pintura una vía de escape, un refugio y una medicina, así, cada tema, técnica y trazo hecho, eran el espejo de sus sentimientos, sus estados de ánimo, sus reacciones y sensaciones ante cada episodio de su vida. Frida pintaba la parte triste de la vida, que todos tenemos la colgaba y se iba a vivir. Nuestro siguiente compromiso es explicar y plasmar en que consiste nuestro dolor, liberarnos de ese malestar, sanar nuestras heridas, liberarnos de los miedos, dejarlos colgados en la pared y salir a vivir.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Lic. Alan Alonso Gutiérrez Pérez

Licenciado en Artes Plásticas.

Terapeuta de clínica SER

 Ced. Prof. 9835844

Mujer y salud mental

Salud mental 

Salud mental: los obstáculos que se encuentran las mujeres

Se redacta en un mes en el que la mirada del mundo se vuelca hacia el sector que constituye el 49.5% aproximado de la población, mujeres, y si bien el cuestionamiento inicial del escrito se había centrado en acercarse a responder las implicaciones de serlo, fue inevitable reconducirse hacia la salud.

Como se ha compartido anteriormente la salud no se reduce a una fragmentación de atención, acción y cuidado físico o mental, ya que si lo social no se atiende el completo bienestar se menoscaba, lo cual sin lugar a dudas queda manifiesto en revisiones referidas a la salud mental en la mujer.  Asimismo, existen factores de riesgo que desarrollan adicciones de sustancias   y alteraciones de salud mental.

Al hablar de trastornos mentales, se ha visto que el uso de la marihuana procede, en algunos casos, por ejemplo, en la depresión, ansiedad y trastornos alimenticios y que se puede localizar una prevalencia mayor en mujeres lo que indudablemente revela cómo se apuntaba en el párrafo previo, el que la socialización y su consecuente educación sobre el género ubique vulnerabilidades no solo biológicas.  La mejor intervención que podemos dar es la prevención y la rehabilitación.

Y si bien más allá de aguardar a una deconstrucción de roles que impacten a políticas y realidades, hay que tomar responsabilidad de una misma para consigo dejando de postergar el cuidado y el amor, compartiendo y hablando de lo que se siente, desea y preocupa; reflexionando y actuando con el establecimiento de límites para cimentar una salud que permita la construcción, como ya lo señalaba Rosa Luxemburgo, “por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”.

Para que hoy en día, en tiempos de pandemia y la nueva realidad, se conlleve a dejar de situar a la violencia sólo en su máxima expresión, los feminicidios, sino tener presente que las bromas, el chantaje, el celar, culpabilizar, humillar, prohibir, amenazar, forzar y otras acciones más, son las múltiples caras que aún hoy en día vivencian cerca de 31 millones de mujeres en México.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Marissa Martínez Valencia

Psicóloga Clínica

Cédula profesional 11093760

Terapeuta de Casa de salud

Trastornos de la ansiedad

Sobre trastornos de la ansiedad.

“Soy patético” “Un perdedor” “tengo pánico” “he fallado” “no valgo nada” “yo…Qué rayos estoy haciendo aquí”, “y si pierdo mi trabajo”, “no sirvo para esto”,

68,383 Personas Deprimidas Vectores, Ilustraciones y Gráficos - 123RF

 

Son los angustiados pensamientos de Charlie kaufman personaje principal de la película el Ladrón de Orquídeas y de quien nos enfocamos para hablar de trastornos de la ansiedad.

Charlie Kaufman es guionista de cine  que ante la encomienda de adaptar  el libro  El Ladrón de Orquídeas a una película (nuevo proyecto para él), no está seguro de lo que va a escribir, no sabe cómo empezar, es inseguro y todo el tiempo muestra preocupación excesiva, problemas para dormir, cansancio, además lo vemos  sumergido en sus pensamientos que por lo regular son futuristas y haciendo que éstos influyan en sus emociones y en su comportamiento; prefiere evitar situaciones nuevas como conocer personalmente a la autora del libro buscando formas sutiles para preparar la huida; cuando conoce chicas nuevas le cuesta trabajo entablar una relación y por supuesto temor a la crítica.

Lo anterior, es un ejemplo claro que refiere a un trastorno de ansiedad o al trastorno por consumo del alcohol que se asocia con empeoramiento y respuesta al tratamiento de adicciones.  Cuando hablamos de ansiedad, la relacionamos con una serie de síntomas que se generan ante situaciones desagradables o amenazantes., la ansiedad tiene una función importante que nos prepara para huir de la situación o enfrentarla.  A diferencia del miedo, es mejor concebirla como una compleja mezcla de emociones y cogniciones, más orientadas hacia el futuro, y más imprecisas que el miedo (Barlow, 1988; 2002).

¿Cuándo  se tiene un trastorno de ansiedad?

Los síntomas de la ansiedad son comunes, pero cuando éstos son excesivos, persistentes o muy frecuentes, interfieren en las esferas de la vida: social, salud, familiar, laboral, es decir que se convierte en ansiedad desadaptativa incluso, patológica. La característica principal es  que se presenta  preocupación y miedo excesivo e irracional, además dificultad para tomar decisiones y que cuando por fin  se logra, los pensamientos  continúan revisando una y otra vez si se cometió algún error sobre la decisión tomada mostrándose nuevamente preocupación por ello. Angustiarse resulta tener efectos en las áreas fundamentales de la vida, y más en estos tiempos de contingencia

James N. Butcher Susan Mineka Jill M. Hooley. Psicología Clínica, Duodécima edición,  Pearson educación, s.a., Madrid, 2007.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Psic. Erika Morales Nava.

Cedúla Profesional  7497075

Psicóloga de Casa de Salud.