Las relaciones de pareja

Recuerda que venimos a esta vida a ser felices y no tenemos que pagar ningún precio para no estar solos. Es importante sin ser demandante, saber poner límites y fomentar la comunicación asertiva para establecer relaciones sanas.

Las evidencias que muestran que estás pasando por una crisis de pareja - Psico.mx

Mi pareja me hace daño, pero no puedo separarme de ella.

Las relaciones de pareja pueden ser muy complejas, ya que intervienen una gran cantidad de factores tanto externos (familia, amigos, sociedad, costumbres y creencias), como internos (personalidades, trastornos, traumas, creencias).

Dentro de toda esa gama de interacciones, hay una que lamentablemente es más común de lo que parece y es la dinámica de relación entre un/una dependiente emocional y alguien con personalidad narcisista.

Para esto habrá que entender en qué consiste cada una de las personalidades.

El dependiente emocional, generalmente tiene:

  1. Baja autoestima y auto desprecio.
  2. Buscan relaciones de pareja teniendo poco criterio, les faltan ser más asertivos.
  3. Tienen tendencia a depresión o ansiedad.
  4. No asumen responsabilidades.
  5. Tienen dificultades en la toma de decisiones.
  6. Son inseguras
  7. Pueden tener problemas para hacer las cosas por si solas.
  8. Están dispuestas a obedecer y ser subordinadas de forma desproporcionada.
  9. Son poco adaptativas a nuevos entornos o situaciones.
  10. Tienen temor al rechazo y dificultades para dar su opinión.
  11. Tienen dificultad para iniciar proyectos por su cuenta.
  12. Hay falta de confianza en su propio juicio y capacidades.
  13. Están dispuestos a hacer tareas no deseables con tal de mantener la relación de dependencia.
  14. Se ponen en una posición menor en las relaciones
  15. Pueden soportar maltrato físico o verbal que puede dar pie al maltrato de género, pensando que la persona con dependencia emocional consciente cosas incondicionalmente.
  16. La soledad les hace sentir muy incómodos.
  17. No tienen la capacidad de salir de una relación tóxica.
  18. Tienen sensación de vacío que solo pueden llenar con otra persona.
  19. Se auto anulan, no piensan en sus propias necesidades.

Por otro lado, la personalidad narcisista son personas con:

  1. Una sensación desmesurada de ser muy importantes.
  2. necesitan excesiva admiración y reconocimiento.
  3. Generan relaciones conflictivas por su constante demanda y descalificación sutil.
  4. Carecen de empatía.
  5. Causan muchos problemas en las interrelaciones, aunque difícilmente lo van a aceptar.
  6. Tienden a culpar a los demás o a las situaciones para no sentirse inferiores.
  7. Rara vez, aceptan sus errores.

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Estrés y efectos

10 actividades para mejorar la salud mental en tu vida diaria

El estrés

Es una reacción que las personas tenemos ante situaciones amenazantes, angustiantes que ponen en riesgo el bienestar, teniendo como respuesta huir de la situación o enfrentarla reactivamente, interviniendo casi todos los órganos y funciones corporales; corazón, músculos, flujo de sangre, nivel hormonal, como parte de este proceso se observa que el corazón late más rápido, estas reacciones que parecen evitar el peligro a corto plazo, no son dañinas pero sí persisten puede tornarse nocivo para la salud.

Cuando una persona tiene niveles altos de estrés es probable que se deprima o se sienta exageradamente presionado, lo que puede llevarlo al consumo de drogas.

Actualmente vivimos en una sociedad, donde diario y a cada instante se está sujeto a situaciones amenazantes y de riesgo, problemas familiares, laborales, personales, estando el organismo en constante alerta y estrés continuo, una de las repercusiones más comunes de este padecimiento es la depresión, según ha quedado demostrado con diferentes estudios, es un factor de riesgo para el inicio en el consumo de drogas y saber como identificar los síntomas de adicción 

Efecto inmediato

Historia Clínica - Odontología Legal - Quizizz

Para subsanar el malestar que provoca el estrés excesivo frecuentemente se recurre a sustancias nocivas para la salud, alcohol, tabaco, sustancias ilícitas, sedantes, tranquilizantes etc. El efecto inmediato de las drogas, causa un estado inicial de varias emociones, euforia, depresión o sueño excesivo, según el tipo de droga que se consuma y quien las consume se libera del malestar solo momentáneamente, cuantas veces hemos escuchado, vamos a tomar una copa para aliviar el estrés… pero este tipo de situaciones altera el organismo, sintiendo alivio inmediato y cada vez que su malestar se presente volverá a aliviarlo de la misma manera solo que en dosis cada vez mayores, provocando una dependencia.

Por lo que todas estas falsas maneras de “aliviar” el estrés lo único que llega provocar son malestares posteriores, que además de causar daños físicos y psicológicos, pueden ser el comienzo de una dependencia.

En este sentido el tratamiento integral y se sugieren y se practican algunas estrategias ante el afrontamiento y manejo del estrés

 Recomendaciones:

  • Evitar el uso de tranquilizantes, uso de alcohol, para afrontar las situaciones de estrés.
  • Practicar técnicas de relajación, yoga, meditación.
  • Liberar tensión con ejercicios, pasatiempos, deporte, caminata, actividades manuales.
  • Expresar sentimientos, emociones con personas de confianza o con algún profesional de la salud.

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA Y PSICODIAGNOSTICO

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Luz de Gas II (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte II

 

Esta temática  se ha llevado a la pantalla grande  con la película Gaslight, estrenada en 1944, donde una mujer enfrenta a su marido por coquetear con otra mujer en su casa de Londres, la respuesta de Gregory no es negar la acusación ni confirmar la sospecha, si no reformular con una pregunta: “¿Estás imaginando cosas de nuevo?”. Al final termina por convencer a la mujer de que ha perdido la noción de la realidad.

En muchas ocasiones el paciente farmacodependiente normaliza tanto su situación de consumo de sustancias, que hace creer a la familia que no está mal, que es mejor consumir en casa que afuera, que lo más conveniente es que  le den dinero para obtener su sustancia, de lo contrario robara, que es la obligación de los padres o de la pareja ver por él, es importante la atención integral de las adicciones

Realidad inexistente

La familia se va enfermando con todas estas situaciones, y termina creando una realidad inexistente, hay madres de familia que inyectan a sus hijos droga creyendo que es lo mejor, que piensan que por que hicieron o no hicieron cosas en un pasado el paciente se encuentra con las problemáticas actuales y por esa culpabilidad son responsables de lo que pasa y pudiéramos mencionar infinidad de situaciones, pero en cada una de ellas la familia pierde el “sano juicio” es decir, no actúa correctamente y hace cosas que para ellos están “bien”  pero que en realidad lo único que pasa con esas soluciones, es que se perpetua el problema.

Prevenir el gaslighting y sus consecuencias;

Confía en ti y en tu memoria: nadie puede conocer tu realidad y tus sentimientos mejor que tú.

Evita perseguir la aprobación de los demás: respeta las opiniones pero ten la tuya propia, lo luches por hacer cambiar de opinión al resto de personas.

Rodéate de gente que te haga sentir bien, amigos o familia que te ayudarán a ver la vida de otra forma y mejorarás tu estado de ánimo, dejando atrás los efectos negativos de la luz de gas.

No dejes que superen tus límites: no permitas que te griten o que te hagan sentir mal.

No dejes que nadie decida por ti: evita tener que delegar en otra persona para las decisiones que solo te atañen a ti, puedes pedir consejo, pero siempre debe prevalecer tu criterio.

Trabaja tu autoestima: es la base de todo, si no la tenemos perdemos la confianza en nuestro criterio, por lo que seremos la presa perfecta para el gaslighting.

Evita la dependencia emocional: no delegues algo tan importante como tu felicidad en otra persona, pues entonces será ella la que tenga el mayor control sobre ti. Válete por ti mismo.

La persona que padece el gaslighting y además vive con alguna enfermedad mental necesita hacer tierra, por ello es muy importante que el paciente que consume y la familia busquen ayuda de profesionales con tratamientos completos.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/consecuencias-del-gaslighting-como-prevenir-sus-efectos

La familia y la recuperación

Cambios

Los cambios en las conductas pueden producirse si se dan también en el contexto, los cambios en un solo individuo no pueden ser sostenido por el sistema.

Hay teorías que plantean que la familia se hace disfuncional cuando hay rigidez en el sistema, con lo cual no se tiene la capacidad de generar cambios, ni adaptarse en situaciones vitales de crisis. También por el incumplimiento de sus funciones básicas, abarcando dentro de las mismas la función económica, biológica, educativa, cultural y espiritual, entre otras.

La familia es capaz de soportar cualquier conducta, o de responsabilizarse por cosas del adicto con tal de que este siga apegado al sistema y no los abandone.

Existen ciertas características de las familias de los adictos, tales como:

  • Mala alianza marital (pareja disfuncional): Siendo consecuente que muchas se encuentra un padre ausente o familias desintegradas.
  • Interacción simbiótica en la relación madre e hijo; donde el sujeto no se ha individualizado, y se encuentra una relación de fuerte apego.
  • Coalición intergeneracional: las alianzas contradictorias de dos contra uno en la familia, como por ejemplo madre-hijo VS padre.
  • Padre sobre involucrado o periférico: como consecuencia de la mala alianza marital surgen los roles de los padres invertidos, por ejemplo la madre como padre sobre involucrado y el padre deslazado en su rol o viceversa.
  • Falta de límites: escases en las delimitaciones de los subsistemas que componen la familia.
  • Incongruencia jerárquica: la falta de límites deriva en que no esté delimitado el orden familiar.
  • Dobles mensajes: refiere también cuando se da ambigüedad entre el decir y el hacer o presentan un discurso ambivalente
  • Secretos familiares: se refiere a secretos del tiempo presente. Por ejemplo el adicto consume alcohol y algún miembro de la familia lo encubre.

Punto de control

Cada persona deberá evaluar hasta qué punto de control tiene sobre su modo de vivir, cuáles son las consecuencias negativas del mismo y así proceder a realizar los cambios constructivos que sean necesarios, también otra opción es buscar clínicas de rehabilitación para un tratamiento con profesionales.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Psicóloga Clínica

Terapeuta en Clínica SER

Cédula profesional: 11729330

 

Escondiéndonos detrás de una máscara

Cuáles son las profesiones que utilizan máscaras

¿Para qué sirven las máscaras en las profesiones? Para responder esta pregunta habría que revisar cuales son las profesiones que utilizan máscaras, podemos encontrar algunos ejemplos, como los soldadores, cirujanos, buzos, astronautas, deportes de alto impacto, etc. Por lo que la respuesta es muy obvia, para protegernos.

En relación a la personalidad, podemos concluir que nuestra personalidad no es otra cosa más que la máscara que hemos desarrollado para protegernos.

¿Protegernos de qué? Al momento de nacer, el ser humano es como una hoja en blanco que va recibiendo información y retroalimentación de su entorno, y a través de sus procesos adaptativos y cognitivos va enfrentando a su entorno, con lo cual, aprende a responder, a sonreír, mentir, manipular, defenderse, golpear, quitar, abrazar, besar, irse, etc.

Adaptación a su entorno

Y a consecuencia de esa necesidad de adaptación es que vamos aprendiendo a dar “la cara necesaria” para lograr esa adaptación y aceptación de nuestro entorno. Por ejemplo, si un niño se desarrolla en un nivel de carencia es probable que desarrolle habilidades de manipulación, dominio, sumisión, así como adicción a las drogas, la conducta adaptativa que mejor le haya funcionado en sus inicios para poder lograr esa adaptación a su entorno.

Lo que nosotros definimos como nuestra personalidad en realidad no es más que la respuesta adaptativa que nos ha aparentemente funcionado para continuar con nuestra vida, desafortunadamente algunas pueden rayar en la clasificación de trastorno (todos tenemos rasgos).

“Reparar” o “hacer las paces” con ese pasado

¿Cómo te ve la gente o cual es la personalidad que has desarrollado? Es una buena guía para entender la historia que nos tocó vivir y en caso de que sea una “personalidad conflictiva o conflictuada” nos abre la oportunidad para pedir ayuda profesional que nos permita “reparar” o “hacer las paces” con ese pasado, con la finalidad de adaptarnos de manera más sana a nuestro entorno, con la única finalidad de poder ser felices y ser un elemento importante en la felicidad de los demás.

 

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Las desventajas de la sobreprotección en los hijos. (Segunda parte)

El cuento de la mariposa: reflexiones sobre autonomía

Mi madre Nació y creció en el campo entre animales, pájaros y flores. Ella nos contó que una mañana, mientras paseaba por el bosque recogiendo ramas caídas para encender el fuego del horno vio un capullo de gusano colgando de un tallo quebrado.

Pensó que sería más seguro para la pobre larva llevarla a la casa y adoptarla a su cuidado. Al llegar, la puso bajo una lámpara para que diera calor y la arrimó a una ventana para que el aire no le faltara.

Durante las siguientes horas mi madre permaneció al lado de su protegida esperando el gran momento. Después de una larga espera, que no terminó hasta la mañana siguiente, la jovencita vio cómo el capullo se rasgaba y una patita pequeña y velluda asomaba desde dentro.

Pero, de repente, el milagro pareció volverse tragedia.

Todo era mágico y mi mamá nos contaba que tenía la sensación de estar presenciando un milagro.

Pero, de repente, el milagro pareció volverse tragedia.

La pequeña mariposa parecía no tener fuerza suficiente para romper el tejido de su cápsula. Por más que hacia fuerza no conseguía salir por la pequeña perforación de su casita efímera.

Mi madre no podía quedarse sin hacer nada. Corrió hasta el cuarto de las herramientas y regresó con un par de pinzas delicadas y una tijera larga, fina y afilada que mi abuela usaba en el bordado.

Con mucho cuidado de no tocar al insecto, fue cortando una ventana en el capullo para permitir que la mariposa saliera de su encierro. Después de unos minutos de angustia, la pobre mariposa consiguió dejar atrás su cárcel y caminó a los tumbos hacia la luz de la ventana.

Cuenta mi madre que, llena de emoción, abrió la ventana para despedir a la recién llegada, en su vuelo inaugural.

Sin embargo, la mariposa no salió volando, ni siquiera cuando la punta de las pinzas la rozó suavemente.

Pensó que estaba asustada por su presencia y la dejó junto a la ventana abierta, segura de que no la encontraría al regresar.

Después de jugar toda la tarde, mi madre volvió a su cuarto y encontró junto a la ventana a su mariposa inmóvil, las alitas pegadas al cuerpo, las patitas tiesas hacia el techo. Mi mamá siempre nos contaba con qué angustia fue a llevar el insecto a su padre, a contarle todo lo sucedido y a preguntarle qué más debía haber hecho para ayudarla mejor.

Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir

Mi abuelo, que parece que era uno de esos sabios casi analfabetos que andan por el mundo, le acarició la cabeza y le dijo que no había nada más que debiera haber hecho, que en realidad la buena ayuda hubiera sido hacer menos y no más.

Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir, porque durante esos instantes, explicó mi abuelo, el corazón late con muchísima fuerza y la presión que se genera en su primitivo árbol circulatorio inyecta la sangre en las alas, que así se expanden y la capacitan para volar. La mariposa que fue ayudada a salir de su caparazón nunca pudo expandir sus alas, porque mi mamá no la había dejado luchar por su vida.

Mi mamá siempre nos decía que muchas veces le hubiese gustado aliviarnos el camino, pero recordaba a su mariposa y prefería dejarnos inyectar nuestras alas con la fuerza de nuestro propio corazón.”

En algunas situaciones se ayuda mas no ayudando, el objetivo es que el paciente tome conciencia y el deseo de cambio a partir de experiencias críticas, que en lenguaje popular se conocen como experiencias de “tocar fondo”.  Estas experiencias son decisivas para iniciar un proceso de recuperación.

Los pacientes comentan, haberse dado cuenta de su derrota ante el poder de las drogas y de su ruina existencial, al haberse preguntado si ese era el tipo de vida a la que aspiraban, luego  de  la toma de conciencia y de un cuestionamiento existencial, como parte de la experiencia de “tocar fondo” se percibe en los participantes el deseo de cambiar, de dejar las adicciones y transformar su vida, el cual conduce a buscar ayuda.

Sin embargo en algunas ocasiones se alarga este proceso por las conductas sobreprotectoras de los padres.

La Clínica ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que trabaja con la familia para que esta sepa cómo orientar y ayudar a su ser querido.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Cedula P 6041334

Terapeuta de Clínica SER

Referencias: “Recuentos para Demian” Jorge Bucay

REVISTA DIVERSITAS – PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA – Vol. 9, No. 2, 201

¿Qué debemos enseñarle a nuestros hijos?

LA SOBREPROTECCIÓN EN LOS HIJOS.

“Un hombre encontró el capullo de una mariposa tirado en el camino. Pensó que allí corría peligro y entonces lo llevó hasta su casa para protegerlo. Al día siguiente se dio cuenta de que el capullo tenía un orificio diminuto. Entonces se sentó a contemplarlo y pudo ver cómo había una pequeña mariposa luchando para salir de allí. El esfuerzo del pequeño animal era titánico. Por más que lo intentaba, una y otra vez, no lograba salir del capullo. Llegó un momento en que la mariposa pareció haber desistido. Se quedó quieta. Era como si se hubiera rendido. Entonces el hombre, preocupado por la suerte de la mariposa, tomó unas tijeras y rompió suavemente el capullo, de lado y lado. Quería facilitarle al animalito la salida. Y lo logró. La mariposa salió por fin. Sin embargo, al hacerlo, tenía el cuerpo bastante inflamado y las alas eran demasiado pequeñas, parecía como si estuvieran dobladas. El hombre esperó un buen rato, suponiendo que se trataba de un estado temporal. Imaginó que pronto, la mariposa extendería sus alas y saldría volando. Pero eso no ocurrió. El animal permanecía arrastrándose en círculos y así murió”.

El hombre ignoraba que las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo, el corazón late con muchísima fuerza y la presión que se genera, inyecta  sangre en las alas, logrando así que se expandan y la capacitan para volar.

Muchos padres evitan a sus hijos vivir las consecuencias

En las adicciones muchos padres evitan a sus hijos vivir las consecuencias de sus actos, chocan y pagan las multas y los seguros, dan todo lo que quiere por miedo a que robe o consiga las sustancias de otras maneras, hay madres que en la desesperación compran y permiten que el paciente consuma drogas en la casa para que no le vaya a pasar algo en la calle, no ponen límites para evitar problemas, dejan de vivir su propia vida para estar al pendiente de quien consume.

Es importante que como padres cuando sintamos querer aliviar el camino de los hijos, se recuerde que es mejor dejar que ellos inyecten en sus alas la fuerza de su propio corazón.

Se trata de no hacer por ellos lo que pueden hacer por sí mismos

Aunque se equivoquen, como anécdota personal, recuerdo como aprendí andar en bicicleta, cayéndome con cada caída y golpe iba a prendiendo hasta que logre dominar el equilibrio y disfrutar de andar en bicicleta. ¿Cómo lo hice? Recuerdo a mi padre recordarme que podía lograr cualquier cosa si me esforzaba, y me repetía constantemente “hijo el esfuerzo es esfuerzo hasta que te comience a doler ”Así que la pregunta sería ¿Qué debemos enseñarle a nuestros hijos?, en lugar de partir de la pregunta:¿cómo podemos ayudarle? Dice un dicho “no le des el pescado mejor enséñale a pescar”. Es importante establecer reglas bien claras y firmes, permitirles vivir las consecuencias de sus actos y sus decisiones, para que maduren y se vuelvan responsables. Hay que ayudarles a  desarrollar la “tolerancia a la frustración“, para que puedan soportar cualquier cosa cuando tengan que enfrentarse a cosas realmente difíciles.

Por eso es importante buscar un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuente con un modelo profesional de atención que cuente con un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que brinde a la familia una adecuada orientación para poder ayudar de una mejor forma a su ser querido.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cedula P 6041334

Referencia: Recuentos para Damián de Jorge Bucae

Psicoeducación familiar

Archivo Editar Ver Insertar Formato Herramientas Tabla Párrafo  

La familia sigue siendo un factor clave en la rehabilitación del consumo de alcohol o drogas, aunque la fuerza con la que impacta al tratamiento depende, en parte, de las características de los trastornos de la personalidad que el paciente en adicción presenta, incluyendo las patologías duales y las características específicas de cada una  así como la forma en que estas influyen en el proceso psicoterapéutico; por lo general, en la relación familiar se llegan a presentar problemas y conflictos que poco a poco se van haciendo habituales.

La relación entre la familia y el familiar en adicción, se establece y determina por la situación cognitiva y de las relaciones cognoscitivas del paciente, ya que ésta fija la forma en que el paciente percibe su entorno y del cómo entiende la ayuda que está recibiendo de su familia, lo que hace que se convierta en un importante e interesante variable  para poder entender cómo se va presentando la evolución del paciente a través del proceso de tratamiento y el abstenerse del consumo de sustancias.

En el caso de los pacientes que presentan un trastorno de la personalidad, se debe entender y aceptar que la relación que se lleva a cabo entre paciente y familia, está caracterizada principalmente por conflictos, debido a que, en una gran cantidad de casos, la familia no posee los conocimientos ni las herramientas o estrategias que deben de llevar a cabo en el acompañamiento del paciente, por esta razón se hace necesario e indispensable el buscar la ayuda profesional que le permita solucionar los conflictos internos, así como adquirir las estrategias requeridas para dar un acompañamientos eficaz y en base a conocimiento a su familiar en rehabilitación.

Este apoyo se convierte en uno de los principales pilares del proceso de rehabilitación de adicciones ya que, al mismo tiempo, el paciente puede percibir la ayuda correcta y poner menos resistencia.

Por otra parte, el apoyo que la familia otorga demuestra la disponibilidad y el fácil acceso a la misma para que el paciente tenga la suficiente confianza para acercarse y recibir la ayuda en el afrontamiento de las dificultades que se le vayan presentando tanto a él como a la familia.

Cuando en la familia se tiene un paciente con trastorno de la personalidad, la forma en que ésta se relaciona no es necesariamente, el apoyo o ayuda que el  familiar enfermo requiere y, en ocasiones, se vuelve contraproducente, cayendo muchas veces en la represión, regaños, amenazas, castigos, etc., al tratar de controlar al familiar-paciente, lo que provoca una dinámica que en lugar de ayudar entorpece las situaciones.

Estas situaciones van a influenciar en el tiempo que dure el proceso de rehabilitación y abstinencia y también en la posible aparición o reforzamiento de las patologías duales.

Por otro lado, también se ha observado que según vaya aumentando el tiempo de abstinencia en la rehabilitación, el familiar-paciente adquiere la confianza de que su familia sabe cómo le puede ayudar, así como se genera una mejor relación entre sus miembros, lo que se refleja en una mayor confianza cuando el familiar- paciente regresa a sus actividades cotidianas, fortaleciendo un círculo de seguridad, como cuando ya tienen que salir a las calles con la seguridad de que no volverá a consumir, lo que en el paciente se refleja como una mejor relación familiar.

Cuando un paciente presenta patología dual, tiene la percepción de que sus familiares presentan una mayor dificultad para ayudarles, que no les dan apoyo y sentir que tienen una peor relación que otros pacientes con la misma enfermedad pero sin patología dual.

Por tales motivos, se hace necesario que se lleve a cabo una valoración familiar tanto antes de empezar un tratamiento y durante la duración de todo el proceso, debido a que el familiar-adicto presenta una percepción subjetiva sobre la dinámica familiar en la que se encuentra conocida como efecto de relajación, en donde el paciente con trastorno de la personalidad no logra percibir en forma objetiva su problemática familiar ya que la misma abstinencia  nubla las características de la dinámica familiar que son menos favorables.

La psicoterapia deberá observar y evaluar contantemente a lo largo del proceso la forma en que se lleva a cabo la dinámica familiar.

El tratamiento psicoterapéutico familiar requiere de dar a la familia, orientaciones adecuadas y detalladas de las estrategias que se deben de seguir por parte de los integrantes de la familia. La psicoterapia familiar es un factor esencial del tratamiento paralelo al tratamiento del familiar-paciente que deben de llevarse a cabo en forma paralela haciendo un abordaje en conjunto de todas las situaciones, elementos o aspectos que pueden influir en la dinámica relacional entre el familiar-paciente y su familia.

Si la familia no está informada y conocedora de la psicopatología de su familiar y de todos los aspectos que influyen en la dinámica familiar de relación concomitante a la adicción, provocará conflictos que serán difíciles de solucionar.

En Clínica Ser conocemos la enfermedad y sabemos cómo atenderla, la recuperación es posible.

Llámenos (01-222) 231-7626 / 248-3324 / 249-9390.

 

Mtro. Adrián Alberto Pérez Méndez

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica Infanto – Juvenil

Ced. Prof. 11929943