Luz de gas (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte I

Recuerdo el caso de varios pacientes que me han comentado, “Psicólogo siento que me estoy volviendo loca”, yo veo cosas pero mi pareja se  niega a creerme,  siempre dice que estoy loca, que ya me la terminé creyendo y vengo a sesión solo por un motivo particular, saber si estoy loca o no.

Lo que padecían era el término titulado Gaslighting (luz de gas) Paige L. Sweet, en 2019, lo define como un tipo de abuso psicológico que tiene por objeto hacer creer a la víctima que ha perdido el juicio creando un ambiente interpersonal surreal.

Este término se originó de una obra de teatro en la cual un marido trata de conducir a su esposa a la locura bajando las luces encendidas por gas en su casa, y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Así la víctima cuestiona sus propios sentimientos, instintos, y la cordura. Esta táctica le da a la pareja abusiva una gran cantidad de poder y control.

Una vez que una pareja abusiva hace creer que el que está bien es él y no  la víctima, obtiene beneficios,  uno de ellos es que hace que la pareja muy probablemente se quede en esa relación abusiva.

independencia emocional.

Y esa falta de confianza en la percepción propia hace que el pedir ayuda y salir del abuso o la relación tóxica sea todavía más difícil. Dificulta que la víctima  aumente su independencia emocional. Lo que ocurre es que se adaptan cada vez más a los malos tratos a través de una indefensión aprendida porque su autoestima decae día a día.

Expresiones como “por todo armas un problema”; “estás loca”; “estás exagerando”; “te imaginas cosas”; “eres tan dramática”; “no te acuerdas bien”; “solo fue una broma”; “siempre mal interpretas las cosas”; “es tu culpa” o “de qué me estás hablando”, son algunas frases violentas, pero muy normalizadas, que los abusadores utilizan dentro o fuera de un contexto de pareja.

En la clínica de rehabilitación se cuenta con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados  que te pueden ayudar con  esta problemática de Codependencia Emocional.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334.

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

Miedo a cambiar

Dos italianos, Prochaskca y Diclemente crearon un modelo de cambio que especifica el quien, como y cuando la persona con problema de adicción va a cambiar, y cuando “No”. Estas etapas deben ser respetadas para que el proceso fluya al ritmo que debe y no al que nosotros queramos. Una vez identificada la etapa del cambio en la que está el sujeto podemos crear una estrategia terapéutica para aplicar al proceso.

La pre contemplación: Es la etapa donde el usuario rechaza tener un problema a pesar de lo que le digan los familiares, tener problemas legales o incluso acabar en el hospital. Al internarlo en alguna institución pensando que eso le servirá para abrir los ojos, lo más seguro es que abandone el tratamiento y pierdas tu tranquilidad y tiempo.

La contemplación: El usuario ya reconoce tener un problema, es más accesible a las posibles soluciones aunque duda en cuando hacer algo al respecto por no ver el beneficio que puede obtener

Preparación: En esta etapa ya está listo para actuar e incluso ha tomado unas decisiones en esa dirección. Como el internarse en un programa de rehabilitación de adicciones.

Acción: Ya internado, aquí va creando mayor conciencia y planea los cambios necesarios para regresar a la vida cotidiana logrando el cambio que busca en este caso dejar las drogas.

Mantenimiento: Es ejecutar el plan que preparo durante el internamiento, la constancia va a ser clave para sostener los cambios de hábitos en la vida real, con ayuda de sus grupos de apoyo para promover la recuperación.

Recaída: En esta etapa el sujeto vuelve a realizar el comportamiento que había cambiado o estaba en proceso de cambiar. Después de esto, el individuo  vuelve a una etapa anterior. Es labor del terapeuta motivar y comprender al paciente para que la regresión se de en una etapa lo más cercana posible a la acción.

Es importante destacar que, al intentar cambiar un problema, una parte de los sujetos recaen al menos una vez en el proceso, pero la mayoría de ellos suele volver a empezarlo desde la etapa de contemplación o preparación, para luego pasar a la acción. Es por esto que se dice que el cambio no sigue un patrón lineal, sino más bien uno en espiral. La mayoría de los sujetos incorporan nuevas estrategias y conocimientos. También es primordial que el terapeuta recuerde que los estadios del cambio son específicos para cada conducta-problema.

En Clínica Ser podemos ayudarte.

Llámanos (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390.

 

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Coordinador de Psicología de Clínica Ser

Maestría en Psicoterapia Ericksoniana

Cédula profesional  6987755