Comunicación en 4 pasos

¿Qué es la comunicación?

Problemas en el habla y la comunicación | divulgación dinámica

Las definiciones son de por más variables en función del área de conocimiento desde la cual se aborde, no obstante hay elementos comunes que acompañan desde la formación escolar de los primeros años como emisor, mensaje y receptor; y que con el transcurrir del tiempo estos tres conceptos van haciéndose más cercanos para establecer y mantener relaciones en las que se crea un intercambio-retroalimentación de experiencias, sentimientos, ideas y todo lo que pueda estar implícito en el plano interpersonal.

De esta manera en estos tiempos de pandemia y efectos en una sociedad formada por microsistemas que atraviesan una serie de cambios inesperados respecto a la convivencia, la comunicación tiene un rol fundamental para establecer un proceso que fomente una interacción saludable tanto mental como de adicciones.  Por esta razón a continuación se describe brevemente el modelo de la Dra. Pilar Arranz para precisamente una comunicación eficaz, que si bien nace para la Psicología de la Salud se puede contextualizar en diferentes facetas y es descrito en los siguientes 4 pasos:

  1. Parar y conectar: Detenerse y atender a las emociones propias que surgen en el proceso comunicativo, ¿qué siento?, ¿dónde lo siento? Es tomarse un momento para cuestionarse ¿qué me indica mi cuerpo que haga? Destacando que son interrogantes sobre uno mismo.
  2. Validar: Reconocer la emoción del otro y acogerla sin juicio: “imagino que la situación por la que estás pasando es difícil en este momento y si bien no te puedo entender intentaré acompañarte …”.
  3. Preguntar: No dar por sentado, suponer -“tú siempre…”, “tú nunca …”-, sino ser un espejo de la emoción del otro a través de preguntas abiertas ¿por qué están tan molesto? ¿qué es lo que más te enoja de esta situación?
  4. Persuadir: Unirse para generar alternativas hacia una decisión conjunta en la que los involucrados se encuentren mejor, ¿qué te parece si…? ¿a ti qué se te ocurre que podemos hacer? Es una negociación hacia la satisfacción de las partes.

En estos momentos hay muchas cosas fuera de nuestro control, no obstante es una oportunidad de dirigir la mirada hacia uno y desde ahí reconstruir nuevos patrones comunicativos en clínicas profesionales 

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Marissa Martínez Valencia

Cédula Profesional: 11093760

Terapeuta Clínica

Efectos de la ansiedad en tiempos de contingencia

Efectos

Angustiarse resulta ser una experiencia que afecta las áreas fundamentales de la vida como en el área emocional, en los pensamientos, formas de reaccionar, sentimientos provocados por la manera de relacionarnos y hasta llegar a consumir sustancias adictivas, sin embargo, para comprender mejor los efectos de la angustia, conozcamos estos aspectos: cognitivo, conductual, fisiológico e interpersonal.

Ansiedad Cognitiva

La ansiedad cognitiva se refiere a pensamientos de sentirse de manera angustiada es decir, una cognición es un pensamiento simple, pero si éste pensamiento empieza a provocarte sentimientos negativos entonces ya se refiere a una ansiedad cognitiva es decir, ya aseverando pensamientos negativos y  catastróficos sobre el futuro que empiezan a dominar la mente al uno angustiarse; por ejemplo,  ¿tendré Covid-19?, tendré una muerte horrible y dolorosa, mi familia sufrirá viéndome como me extingo. Será espantoso. No podría soportarlo. Tan solo las cuentas médicas me llevaran a bancarrota. La terapia de oxigenación y medicamentos costosos me hará sentir desmejorado o ¿Qué tal si tengo cáncer? Podría estar enfermo y ni siquiera estar enterado y tener Covid-19 ¡Es terrible! No puedo soportarlo”.

Ansiedad Conductual

El elemento conductual  consiste en la manera de reaccionar hacia la ansiedad. Estas respuestas por lo general son de dos tipos. La primera es la intención de reducir la ansiedad con alguna clase de acción buscando el consuelo de algún amigo cercano o confiar en las conductas compulsivas, como verificar o repetir la acción que al verificarla te da tranquilidad y empieza a disminuir la ansiedad y, el segundo elemento conductual consiste en la evasión es decir, significa  que nos mantendremos alejados de lo que nos provoca ansiedad o angustia.

Esto podría tomar la forma de postergación de alguna tarea estresante por ejemplo, evadir a un amigo con el que se tiene alguna dificultad de comunicación o evitar el contacto directo con el jefe porque te preocupa que te despida.

Ansiedad Fisiológica

La angustia crónica resulta físicamente estresante y puede provocarte una variedad de síntomas físicos. Algunos de los síntomas más comunes que experimentan las personas que lo sufren incluyen tensión muscular, dificultad para concentrarse, impaciencia, fatiga, insomnio, dolores de cabeza entre otras. Asimismo podría percibir otros síntomas de ansiedad como temblor, sudoración, bochorno, sarpullido, falta de aire, nauseas, diarrea o micciones continúas.

Ansiedad interpersonal

La ansiedad no solo afecta a uno como persona, sino que también deteriora la relación con otras personas y el cómo nos relacionamos en cada uno de nuestros ámbitos como con la pareja, los amigos, los familiares y con los compañeros del trabajo o escuela.

Este tipo de ansiedad es un resumen de cómo afecta la angustia en la manera de pensar, actuar, sentir y relacionarse con los demás por lo que se puede reaccionar con evasión a la intimidad, argumentaciones o justificaciones frecuentes, irritabilidad, rechazo entre otras.

Para mejorar la salud mental es importante conocer los efectos del estrés e identificar  el tipo de angustia que se está generando a través de tus días.

¿Y tú con que ansiedad te identificas?

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Marcela Andrea Aguirre Cadena

Mtra. En Psicología Clínica

Cédula Profesional  8039947

El papel de la Psicología de la salud ante el covid-19

Covid-19

En México sería primordial darle el lugar necesario  a la psicología de la salud, sabemos que este ramo se rige bajo un modelo que estudia el  proceso de la conducta en la  salud-enfermedad integrando componentes bilógicos, psicológicos y sociales además de trabajar sobre la intervención preventiva, de tal manera que si a un paciente le diagnostican covid-19, una de las primeras reacciones a nivel emocional es el miedo a la enfermedad debido a que la información o desinformación ha creado incertidumbre y confusión; dicho temor o miedo amplía el grado de estrés y ansiedad afectando el sistema inmune y con ello al comportamiento. También nos damos cuenta que el entorno social no siempre es de gran ayuda ya que se han sabido casos en los que la misma gente especialmente aquellos que ignoran el proceso de la enfermedad así como los debidos cuidados, excluyen a la persona afectada; sumado a esto, el dolor que causa el ingresar al familiar enfermo a los hospitales o en el peor de los casos la pérdida de vida del ser amado, el no poder o saber afrontar la situación puede originarse la depresión

Intervención

Entonces, la intervención de la psicología de la salud buscará estrategias para que tanto el paciente o las personas afectadas por el virus enfrenten la llamada nueva realidad y las condiciones de la propia enfermedad, pero ahora de una manera  sana en donde todos (paciente y familia) eviten ese desgaste físico, emocional y social fortaleciendo  la insistencia de profundizar en la salud del cuerpo, mente y vida social.

Tratamiento médico

En conclusión un punto crucial de la psicología de la salud es el apego al tratamiento, médico y psicológico, autores como Licona, Oviedo, Gasca. (2016) definen la adherencia al tratamiento como “La capacidad de las personas para asumir con responsabilidad los procesos que se involucran con el medicamento, dieta, ejercicio, y control emocional”. Partiendo de estos factores observaremos la responsabilidad con la que las personas se apegan a las indicaciones médicas; ante esto, se sugiere que los aspectos psicológicos forman parte importante para reforzar el apego al tratamiento.

Referencia:

  • Licona, Oviedo, Gasca .La adherencia terapéutica y las creencias y factores involucrados en la diabetes Mellitus e hipertensión Arterial. Revista Cultura del cuidado 2016.

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

PSIC. Erika Morales Nava

Cédula  Profesional 7497075

Terapeuta en Casa de salud 

 

 

 

Tratamiento de la ludopatía

EL CONSUMO DE SUSTANCIAS ADICTIVAS Y LA PANDEMIA

Uno de los motivos por los cuales las personas consumen de manera descontrolada sustancias adictivas, es el mal manejo de las emociones. Durante la pandemia en México se ha podido observar un aumento en el consumo de sustancias por la ansiedad que ha generado la incertidumbre alrededor del Covid-19.

En México, un aproximado de 15 millones de personas sufren algún trastorno o sintomatología de ansiedad o depresión los cuales, combinado con todas las situaciones de estrés, ha generado un aumento de abuso de sustancias (alcohol, tabaco, drogas etc.) preocupante.

El aislamiento, la frustración y la incertidumbre son factores que pueden poner en riesgo el proceso de recuperación de los pacientes. Al estar en un proceso de cambio, sin una rutina específica, sin la posibilidad de asistir presencialmente a los grupos de terapia y a sus actividades, puede volver vulnerable al paciente.

Algunas de las estrategias recomendadas para mejorar la calidad de tiempo durante el confinamiento son: 

  • Hacer ejercicio
  • Tener una rutina de trabajo establecida
  • Mantener el lugar de trabajo limpio y ordenado
  • Meditación
  • Ejercicios de respiración
  • Fomentar la comunicación con familiares y personas cercanas
  • Buscar un grupo de AA o NA virtuales

Recordar que en numerosas ocasiones la ansiedad por consumir sustancias adictivas disminuye simplemente por el hecho de expresarlo, siempre tener a la mano el número de alguna persona dentro de su red de apoyo o de compañeros de su grupo terapéutico es fundamental.

En Clínica Ser podemos Ayudarte.

LLÁMANOS (222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390

Whatsapp  221 349 0308

 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330