La impulsividad

La impulsividad como factor predisponente y como consecuencia del consumo de sustancias.

Se considera que una acción de impulso se caracteriza por una predisposición conductual para realizar acciones rápidas y sin planificación frente a estímulos tanto internos como externos, donde los individuos pueden tener repercusiones positivas o negativas. Por ello, consideramos que la impulsividad es la reacción precipitada ante una situación extrema sin reflexionar sobre las posibles consecuencias a corto o largo plazo y posteriormente pueden presentarse sentimientos de culpa o arrepentimiento.

La impulsividad

implica una agrupación de procesos emocionales, cognitivos y motivacionales que actúan conjuntamente; es así que, es posible la discusión de impulsividad bajo tres aspectos. El primero, hace referencia a la parte individual, es decir, al comportamiento circunstancial de un individuo, donde actúa de una manera precipitada y sin reflexión previa. El segundo, hace referencia a una característica de la persona que lo predispone a tomar decisiones, pensar y reaccionar impetuosamente de manera constante. Y, el tercer aspecto, hace referencia a la impulsividad como un síntoma de una enfermedad mental o con algún tipo de patología  ¿pero cómo identificar los síntomas de las sustancias?

La carencia de habilidades para el control de impulsos, es una característica propia de las personas consumidoras, ya que incrementa un trastorno como la ansiedad y el deseo al consumo, lo cual le impide dar respuestas adaptativas.

Una serie de recomendaciones que podrían funcionar podrían ser las siguientes:

  1. Conocer qué la provoca
  2. Generar autoinstrucciones de manejo
  3. Usar técnicas de relajación
  4. Ser consecuentes
  5. Buscar alternativas positivas para el manejo de la frustración

La conducta impulsiva se expresa con características como la impaciencia, la constante búsqueda del riesgo y el placer, la necesidad de recompensa inmediata, y es necesaria la ayuda con especialistas en adiciones

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Miriam Samour Nieva

Maestra en psicología clínica.

Cédula profesional: 11729330

Terapeuta en Clínica SER

Fisioterapia en la salud

Beneficios

Fisioterapia en la Salud Mental - Clínica de fisioterapia Physio Sports México

La actividad física mantiene tu cuerpo sanamente, pero ¿Sabías que estar activo físicamente también te puede beneficiar en la salud?

La fisioterapia tiene un papel muy importante en el ámbito de la salud ya que tiene como objetivo mantener una movilidad funcional, mantener conciencia del movimiento y promover la activación física, manteniendo en vinculación los aspectos físicos y mentales, teniendo como base la evidencia científica y clínica. Dicha especialidad está dirigida para niños, adolescentes, adultos y adultos mayores con trastornos mentales y/0 pacientes con alguna adicción a sustancias adictivas dentro de la atención primaria, en hospitalización y ambulatorio.

Los fisioterapeutas en salud y psiquiatría ayudan a los pacientes a familiarizarse y ser consientes en sus sentidos, en su cuerpo y en los movimientos.

Los beneficios del ejercicio terapéutico o ayuda en rehabilitación  dentro de la psiquiatría son:

  • Previene la aparición de la depresión.
  • Previene el desarrollo de problemas en salud mental.
  • Las personas con alguna enfermedad y/o trastorno mental tienen menos probabilidad de abandonar el ejercicio mientras está supervisado por un fisioterapeuta.
  • Mejora la calidad de vida y autoestima de las personas con problemas de salud mental.
  • El realizar ejercicio tiene un efecto antidepresivo muy importante.

Las palabras y las miradas tienen el mismo efecto que las manos (Tom Andersen). Por lo cual es importante que se tenga conexión entre mente, cuerpo, movimiento y emociones, para obtener mejores resultados.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

LFT. Ana Karen Melendez Momox

Ced. Prof. 10550019

Fisioterapeuta de Casa de Salud

Trastornos de la ansiedad

Sobre trastornos de la ansiedad.

“Soy patético” “Un perdedor” “tengo pánico” “he fallado” “no valgo nada” “yo…Qué rayos estoy haciendo aquí”, “y si pierdo mi trabajo”, “no sirvo para esto”,

68,383 Personas Deprimidas Vectores, Ilustraciones y Gráficos - 123RF

 

Son los angustiados pensamientos de Charlie kaufman personaje principal de la película el Ladrón de Orquídeas y de quien nos enfocamos para hablar de trastornos de la ansiedad.

Charlie Kaufman es guionista de cine  que ante la encomienda de adaptar  el libro  El Ladrón de Orquídeas a una película (nuevo proyecto para él), no está seguro de lo que va a escribir, no sabe cómo empezar, es inseguro y todo el tiempo muestra preocupación excesiva, problemas para dormir, cansancio, además lo vemos  sumergido en sus pensamientos que por lo regular son futuristas y haciendo que éstos influyan en sus emociones y en su comportamiento; prefiere evitar situaciones nuevas como conocer personalmente a la autora del libro buscando formas sutiles para preparar la huida; cuando conoce chicas nuevas le cuesta trabajo entablar una relación y por supuesto temor a la crítica.

Lo anterior, es un ejemplo claro que refiere a un trastorno de ansiedad o al trastorno por consumo del alcohol que se asocia con empeoramiento y respuesta al tratamiento de adicciones.  Cuando hablamos de ansiedad, la relacionamos con una serie de síntomas que se generan ante situaciones desagradables o amenazantes., la ansiedad tiene una función importante que nos prepara para huir de la situación o enfrentarla.  A diferencia del miedo, es mejor concebirla como una compleja mezcla de emociones y cogniciones, más orientadas hacia el futuro, y más imprecisas que el miedo (Barlow, 1988; 2002).

¿Cuándo  se tiene un trastorno de ansiedad?

Los síntomas de la ansiedad son comunes, pero cuando éstos son excesivos, persistentes o muy frecuentes, interfieren en las esferas de la vida: social, salud, familiar, laboral, es decir que se convierte en ansiedad desadaptativa incluso, patológica. La característica principal es  que se presenta  preocupación y miedo excesivo e irracional, además dificultad para tomar decisiones y que cuando por fin  se logra, los pensamientos  continúan revisando una y otra vez si se cometió algún error sobre la decisión tomada mostrándose nuevamente preocupación por ello. Angustiarse resulta tener efectos en las áreas fundamentales de la vida, y más en estos tiempos de contingencia

James N. Butcher Susan Mineka Jill M. Hooley. Psicología Clínica, Duodécima edición,  Pearson educación, s.a., Madrid, 2007.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Psic. Erika Morales Nava.

Cedúla Profesional  7497075

Psicóloga de Casa de Salud.

El apego y cómo modifica mi conducta

El apego

Apego emocional | Somos Estupendas

Es un vínculo afectivo que se establece entre el cuidador principal y el recién nacido. La función de la persona a cargo del bebé es asegurar el cuidado, el desarrollo psicológico y la formación de la personalidad. El establecimiento del apego desde la infancia más temprana se relaciona principalmente con dos sistemas: el sistema exploratorio, el cual permite al bebé contactar con el ambiente físico a través de los sentidos; y el sistema afiliativo, mediante el cual los bebes contactan con otras personas.

El apego es el encargado de proporcionar seguridad en situaciones de amenaza. El apego seguro permite al pequeño explorar, conocer el mundo y relacionarse con otros; bajo la tranquilidad de sentir que la persona con quien se ha vinculado va a estar allí para protegerlo. Cuando esto no ocurre, los miedos e inseguridades influyen en el modo de interpretar el mundo y de relacionarse.

Existen cuatro tipos se apego que mantiene una conducta específica en la infancia y en la vida adulta, a continuación se describen dichas características:

  1. Apego seguro

Este tipo de apego está caracterizado por la incondicionalidad: el niño sabe que su cuidador no va a fallarle. Se siente querido, aceptado y valorado. De acuerdo con Bowlby, este tipo de apego depende en gran medida de la constancia del cuidador en proporcionar cuidados y seguridad.

Los niños con apego seguro manifiestan comportamientos activos, interactúan de manera confiada con el entorno y hay una sintonía emocional entre el niño y la figura vincular de apego.

No les supone un esfuerzo unirse íntimamente a las personas y no les provoca miedo el abandono. Es decir, pueden llevar a una vida adulta independiente, sin prescindir de sus relaciones interpersonales y los vínculos afectivos.

  1. Apego ansioso y ambivalente

El niño no confía en sus cuidadores y tiene una sensación constante de inseguridad, de que a veces sus cuidadores están y otras veces no están, lo constante en los cuidadores es la inconsistencia en las conductas de cuidado y seguridad.

Las emociones más frecuentes en este tipo de apego, son el miedo y la angustia exacerbada ante las separaciones, así como una dificultad para calmarse cuando el cuidador vuelve.

De adultos, el apego ansioso-ambivalente provoca, una sensación de temor a que su pareja no les ame o no les desee realmente. Les resulta difícil interaccionar de la manera que les gustaría con las personas, ya que esperan recibir más intimidad o vinculación de la que proporcionan. Un ejemplo de este tipo de apego en los adultos es la dependencia emocional y puede llegar incluso al consumo de drogas.

  1. Apego evitativo

Los niños con un apego de tipo evitativo han asumido que no pueden contar con sus cuidadores, lo cual les provoca sufrimiento. Se conoce como “evitativo” porque los bebés presentan distintas conductas de distanciamiento.

Lo constante han sido conductas de sus cuidadores que no han generado suficiente seguridad, el menor desarrolla una autosuficiencia compulsiva con preferencia por la distancia emocional.

En la edad adulta, se producen sentimientos de rechazo de la intimidad con otros y de dificultades de relación. Por ejemplo, las parejas de estas personas echan en falta más intimidad en la interacción.

  1. Apego desorganizado

Lo constante en los cuidadores han sido conductas negligentes o inseguras. Se trata del extremo contrario al apego seguro. Casos de abandono temprano, cuya consecuencia en el niño es la pérdida de confianza en su cuidador o figura vincular, e incluso puede sentir constantemente miedo hacia ésta.

Evitan la intimidad, no han encontrado una forma de gestionar las emociones que esto les provoca, por lo que se genera un desbordamiento emocional de carácter negativo que impide la expresión de las emociones positivas.

Vinculo patológico

De adultos suelen ser personas con alta carga de frustración e ira, no se sienten queridas y parece que rechacen las relaciones, si bien en el fondo son su mayor anhelo. En otros casos, este tipo de apego en adultos puede encontrarse en el fondo de las relaciones conflictivas constantes estamos hablando del vínculo patológico con algo o alguien y que es necesaria la atención de especialistas

El apego no es inmutable en todas las personas a medida que el desarrollo progresa. El apego se desarrolla en nuestro núcleo de socialización, es decir, la familia. Las familias inestables o desestructuradas acaban reproduciendo en sus hijos un apego inestable en las que las figuras de autoridad, y cuidado, no están disponibles.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

Terapeuta de Clínica SER

Las necesidades psicológicas

Cuidado ante la enfermedad de adicción

Supone un esfuerzo continuado en ambos sentidos que puede llegar a afectar de forma notable la salud de la persona encargada de los cuidados y del enfermo. Muchas de ellas no lo reconocen. Sin embargo, se sienten desbordadas.

Existe un desgaste físico y psicológico que experimenta la persona que muestra una codependencia a una persona cercana con adicción que puede llegar a complicar el proceso de recuperación de ambos.

El cuidador o cuidadora tiene que compaginar el estrés cotidiano y su propia vida con las tareas de cuidados y acaba por desatenderse a sí mismo. Con frecuencia, aparecen alteraciones del estado de ánimo, sentimientos de culpa, cambios en las relaciones familiares y sociales, problemas laborales, etc.

Apoyo Psicológico

Así que la enfermedad no solo afecta a la persona que la padece, sino también a la persona encargada. Así, puede acentuar su malestar psicológico hasta el punto de caer en una depresión, desarrollar estrés crónico u otros trastornos y enfermedades de lo más variado.

Por lo tanto, el cuidador o cuidadora debería recibir apoyo profesional en adicciones si lo necesita, además del de su entorno familiar. Solo así podrá soportar esta gran carga emocional sin tirar la toalla.

Consejos para no generar una dinámica disfuncional:

  • Infórmate sobre la enfermedad de la persona y su evolución.
  • Es necesario que se tenga tiempo para ti.
  • Es preciso que sepas gestionar las emociones y sentimientos, que se reconozcan y expresen.
  • Practicar ejercicio físico, dormir las horas necesarias y llevar una alimentación sana.
  • Practica técnicas de relajación.
  • Saber pedir ayuda cuando se necesite.
  • Se necesita preparar para la situación de alguna posible recaída.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva

Maestría en Psicología Clínica

Cédula Profesional: 11729330

Terapeuta de Clínica SER

 

El rol de las emociones

Expresar emociones 

Muchas veces hemos visto películas en donde aparecen Robots interactuando con humanos, y lo que marca una diferencia entre una máquina y un ser humano es la capacidad de poder expresar e incluso identificar las emociones. Pero las emociones ¿solo se expresan?, en realidad de manera natural las emociones se producen (sienten) cada vez que interactuamos con nuestro entorno o cada vez que nuestros pensamientos nos llevan a recuerdos en donde nos relacionamos con los demás o nos hemos sentido solos.

¿Y por qué a veces alguien puede decir que no siente nada? En nuestra cultura parece que existe una tendencia a tratar de “eliminar” muchas emociones (algo que de manera natural si sentimos). En realidad no es que no podamos sentir, sucede que no tenemos la capacidad o habilidad de poder identificar dichas emociones, al grado que mucha gente puede decir que no siente enojo, rencor, ira o vergüenza ante determinadas situaciones.

Refugio en sustancias

Principalmente las personas que han vivido experiencias traumáticas en la infancia (como vivir con una persona alcohólica o en un entorno de violencia) pueden aprender a “bloquear” dichas emociones, y por lo tanto creen que no tienen la capacidad de sentirlas. Muchas de las personas que buscan un refugio en las drogas o el alcohol, lo hacen para escapar de emociones específicas, el problema es que en realidad de lo que están escapando es de la sensación desagradable que produce dicha o dichas emociones, o porque intentan encontrar emociones que creen que de manera natural no pueden producir. Por ese motivo algunas personas buscan estar intoxicadas para poder expresar su cariño, amor o su tristeza, dolor o ira.

Las emociones siempre han estado ahí, lo que sucede es que no se tiene la capacidad de identificarlas y por lo tanto creen que no se pueden sentir.

¿Qué necesito entonces? A través del autoconocimiento puedo re-aprender a reconocer e identificar las emociones que cotidianamente surgen a lo largo de mi vivir diario. Algunas técnicas como la meditación, el yoga, la reflexión, la atención plena (Mindfulness) y el proceso psicoterapéutico son las soluciones para poder ayudar a estar en contacto con nuestras emociones y de esta manera poder expresarlas adecuadamente.

Es imposible no sentir, lo que sucede es que no tenemos la capacidad de sentir. Por eso una persona que toma una rehabilitación de adicciones, verdaderamente es una persona que ha adquirido la habilidad de volver a sentir, tanto las emociones agradables como las desagradables y al conocerlas deja de ser víctima de ellas y comienza (como en las películas de robots) a ser cada vez más humano.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Guillermo Rojas Ayón

Especialista en Adicciones

Cédula Profesional: 7237938

Terapeuta en Clínica SER

Causas de recaída

Las recaídas

Ocurren cuando dejamos de hacer lo que ha estado funcionando y, a menudo, cambiamos de percepción y comportamiento hacia atrás. Cuando los consumidores de sustancias van a un centro de rehabilitación o participan en el programa de 12 pasos, ninguno de los recursos le enseña cómo dejar de consumir drogas o alcohol; le ayudan a comprender por qué consumió drogas y alcohol. La recuperación de la adicción proviene de abordar y procesar el trauma, experiencias, sentimientos y comportamientos incómodos del pasado, un cambio en el pensamiento, percepción distorsionada y habilidades de afrontamiento desadaptativas para esto esta el proceso terapeutico. La gente usa drogas y alcohol para llenar un vacío y cubrir diversas formas de dolor.

El egoísmo y el resentimiento

Son dos enormes precursores de las recaídas relacionadas con el consumo de alcohol y drogas. Cuando una persona se está recuperando de una adicción y comienza a volverse resentida y egoísta, está en una pendiente resbaladiza. Los viejos comportamientos, pensamientos y percepciones a menudo siguen cuando el egoísmo y los resentimientos se acumulan y se establecen cuando estos resentimientos y limites que  incluyen a los miembros de la familia, puede hacer que uno beba o use drogas como arma durante las vacaciones. Se ha dicho muchas veces que las personas que están resentidas y usan drogas o alcohol toman veneno mientras esperan que el otro muera. Los adictos y los alcohólicos no consumen drogas ni alcohol con las personas a las que resienten; beben y usan drogas contra ellos. Procesar estos resentimientos, abordar el comportamiento de víctima egoísta y traer una mentalidad diferente a la temporada navideña cuando está rodeado de personas con las que alguna vez estuvo enojado puede reducir en gran medida sus posibilidades de un desliz o una recaída.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtro. Edward Fisher

Cédula profesional: 6987755

Terapeuta en Clínica SER

¿QUÉ ES LA COADICCIÓN?

La coadicción es una condición emocional psicológica y de comportamiento donde la persona se sobre involucra más allá de sus deseos y posibilidades, se crea un vínculo enfermo donde el adicto “es la sustancia de elección del coadicto“

Cuando hay una persona enferma muchas personas creen que tienen que cuidar primero al otro, olvidando que primero tienen que cuidarse a ellos mismos.

Se pregunta al familiar coadicto “Si no te cuidas y te pasa algo, ¿quién va a ocuparse de tus hijos? ¿Ya fuiste a tu chequeo médico?”  Y responde “es que tengo tantas cosas que hacer”  siempre está  viendo a los demás y se olvida de sí mismo.

A pesar de saber que la pareja los engaña, los maltrata o les hace perder todo el equilibrio, dedican todo su esfuerzo y dedicación para salvarlo.

Si la persona que consume sustancias adictivas (alcohol, marihuana, cocaína, etc) es el hijo, la convivencia familiar se  transforma en una serie de situaciones que se van deteriorando junto con aspecto económicos y de relaciones sociales, el hijo promete, miente, insulta, provoca  y se reconcilia pero todo esto es ya parte del juego.

El coadicto tiene que cuidar todo lo que dice o hace para no provocar al consumidor, pierde su capacidad de concentrarse en su trabajo  o escuela porque siempre está preocupado y   supervisándolo, deja de entretenerse en sus momentos de relajamiento, trata de adivinar que hará el otro para intentar bloquear la posibilidad de que el otro consuma.

El consumidor y el coadicto terminan controlados por la adicción, se ha llegado a afirmar que la adicción y la coadiccion son la misma enfermedad por que comparten las mismas características: negación, obsesión, compulsión y pérdida de control.

Por ello es muy importante que el paciente que consume y la familia tomen tratamiento de rehabilitación en adicciones.

En Clínica Ser contamos con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados quienes te ayudaran a lograr tu recuperación.

LLÁMANOS podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno. Nuestros números son (222) 231-7626 / (222) 231-7574, o por WhatsApp al 221-349-0308

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Psicólogo clínico.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula Profesional 6041334

Referencia: Manual del Proyecto de Familiares Coadictos. CENTROS DE INTEGRACION JUVENIL (CIJ)