LA PATERNIDAD COMO RIESGO DE RECAÍDA

En el trabajo con familias y pacientes con problemas de adicción (se incluye el alcoholismo), al revisar la historia de vida y de consumo del paciente, me he topado que en muchos casos (me atrevo a decir que en la mayoría), cuando hay un parto o llegada de un nuevo integrante a la familia, dichos pacientes tienden a no estar presentes al 100% en el evento, ya sea porque “no aguantan la presión de la emoción o por angustia, gusto, alegría o incertidumbre, en pocas palabras EMOCIONES muy intensas que sin que parezca un pretexto los orillan a buscar la sustancia, ya sea a solas o con amistades de consumo, haciendo que estén ausentes en tan importante evento o se pierdan por varios días o simplemente lleguen “con sus copitas encima” al hospital o lugar del parto.

Estas conductas afectan la dinámica familiar, ya que para los familiares que no entienden los procesos mentales de una persona con adicción, simplemente “juzgan” dichas conductas, con lo que se generan resentimientos que lamentablemente son difíciles de soltar a lo largo del tiempo.

Por ello independientemente que el enfermo adicto decida rehabilitarse, es importante para la familia trabajar en su propia recuperación, por eso es importante la asistencia psicoterapéutica, el trabajo en los grupos de autoayuda (AlAnon, CoDa, Familias Anónimas, NarAnon, etc.), de ahí que es importante que cuando se busque algún centro de rehabilitación, éste cuente con un trabajo de intervención con las familias, ya que de nada servirá trabajar en la rehabilitación del alcohólico-adicto si no se incluye en el trabajo también a la familia. No olvidemos que la adicción es un síntoma del sistema familiar y por lo mismo se requiere trabajar con todo el sistema familiar, no solo en terapia sino también otorgando pláticas psicoeducativas para que todos puedan aprender a vivir con esta enfermedad y a entender las conductas y los propiciadores (disparadores) del consumo.

Recordemos que no sólo se enferma quien consume, sino que todo el sistema familiar resulta seriamente dañado.

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

“Diciembre, época de fiestas y recaídas”

Las fiestas decembrinas no son solo de celebración sino también de recaídas tanto en alcohol como en drogas, debido a que es una época en la cual las personas cometen excesos ya que es “socialmente permitido” tanto para el que no tiene problemas con las sustancias, como para aquel que ya los sufre. Los excesos se pueden ver desde diferentes rubros como son la comida, compras, juego, e inevitablemente con drogas y alcohol, ya que en nuestro país toda celebración se busca relacionar con el consumo.

Esta situación pone a las personas con adicción en una situación que resulta bastante adversa, debido a que ellos mismos consideran que su vida no es normal por no poder consumir las sustancias en una época rebosada de fiestas y reuniones, en donde una gran cantidad de personas celebran, por lo menos brindando. Incluso esto conlleva a que personas que han llevado un tratamiento de rehabilitación, abandonen el mismo, refiriendo que lo van a hacer solamente por estas fechas, ya que aún no pueden controlar el pensamiento adictivo que liga fiesta con sustancia.

El problema se agudiza por consumir mucha cantidad en poco tiempo, lo que se convierte en consumo de riesgo, además de accidentes, conductas violentas, violencia interpersonal, autolesiones e incluso suicidio.

Por tales circunstancias hay que prevenir y hacer un análisis de los riesgos que se presentan y de cómo afrontarlos, como por ejemplo la asociación fiesta – consumo que, aunque se asista con la predisposición de no consumir, aparece  el craving o deseo de consumir por asociación.

Hay que tomar en cuenta el prevenir exponerse a la sustancia en sí, a señales, situaciones o personas que les recuerden su adicción, a factores de estrés excesivo, a fiestas en las que algunas personas tratan de sentirse bien, sentirse elevados o se sentirse solos o tristes.

Por lo general la recaída suele comenzar tiempo antes de que la persona tome el primer trago o dosis.

No debe de olvidarse que el hecho de ver a personas en consumo facilita el deseo y la recaída. En cuanto los factores aumenten, la persona se debilita y se le puede salir de control. El llevar un tratamiento integral con medicación, psicología, consejería y grupos de autoayuda refuerza el mantener la sobriedad.

Es necesario entonces tomar conciencia de las situaciones y de cómo prevenirlas y, sobre todo, aprender a decir no y decidir si vale la pena o no arriesgarse.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

LAS ADICCIONES Y LAS FIESTAS NAVIDEÑAS

La ADICCIÓN no se toma un descanso en las ÉPOCAS NAVIDEÑAS

¿Por qué conseguir ayuda para un ser querido es realmente importante ahora?

  • “Simplemente no sería Navidad sin mi (esposa, esposo, hijo, hija, hermano o hermana)”
  • “Primero que pasen las fiestas navideñas y después veremos… no será tan malo.”
  • “¿Qué pensará mi familia cuando él o ella no estén allí para Navidad?”
  • “No puede faltar al trabajo esto no enviaría un mensaje positivo.”

En esta época del año, Bob Poznanovich está acostumbrado a oír todo tipo de objeciones para enviar a un miembro de la familia a tratamiento durante las vacaciones. Poznanovich dirigió una compañía de intervención que ayudaron a miles de familias a encontrar ayuda para un ser querido en necesidad de tratamiento de la adicción.

“Es increíble para mí el que mucha gente cree que pedirle a un miembro de la familia que reciba tratamiento durante las vacaciones es de alguna manera incorrecta o un trato cruel o perjudicial”, dice Poznanovich.

“Lo que no reconocen es que la adicción es una enfermedad de la familia. Al igual que la persona adicta, el sistema familiar está enfermo. Los familiares se enredan y no para separar el bien del mal o la verdad de la mentira. Y su propia negación y las cuestiones de codependencia pueden llegar a ser incluso más pronunciadas durante las vacaciones, cuando hay tantas razones percibidas para no tomar acción. ”

Poznanovich dice que las familias que están en el ojo de la tormenta – que viven en medio de la adicción activa – pasan un tiempo muy difícil sin saber qué hacer. Con demasiada frecuencia, recurren a permitir comportamientos que dan lugar a mantener a todos enfermos.

“No hay duda de que muchas familias están experimentando más estrés y la tensión en estos tiempos económicos difíciles. Y los días de fiesta próximos pueden agravar el estrés. Sin embargo, al no enfrentar la adicción activa, la misma familia se añade a su carga”, explica.

Al igual que con la familia, la temporada navideña puede dar a una persona con adicción el pretexto y objeción extra para evitar el tratamiento. Algunas de las objeciones más comunes que Poznanovich escucha son los siguientes:

  • “Mi familia me necesita y espera que yo este aquí para las fiestas de Navidad.”
  • “Hay también muchos compañeros de trabajo de vacaciones. Yo no podría salir de la oficina ahora”
  • “Voy a esperar hasta después de las vacaciones y entonces obtener ayuda.”

Especialmente durante los días de fiesta, otros factores entran en juego que pueden agravar los problemas asociados con el abuso de sustancias y la adicción. Para muchos, la temporada es un motivo de mucha alegría y felicidad. Para otros, las fiestas traen mucho estrés o sentimientos de pérdida o depresión. A veces, las reuniones familiares pueden exacerbar las relaciones difíciles o insalubres y causar ansiedad adicional. La intensa demanda de trabajo de fin de año, combinada con las celebraciones de días festivos puede ejercer más presión para beber o usar sustancias. Hay también muchas oportunidades para celebrar en exceso, lo que puede crear enormes desafíos para las personas con adicción y tratar de mantenerse limpia. Además de todo esto, la familia lucha con valentía para presentar la imagen de que todo esta bien.

El Tratamiento durante la temporada Navideña es tan importante como lo es a lo largo de todo el año, dice Poznanovich.

“A pesar de la investigación, los mitos persistentes en torno a la adicción prevalecen y son un factor importante en mantener a la persona enferma mediante la promoción de la creencia de que esta es una enfermedad de elección o de voluntad.”

Poznanovich señala cinco puntos con los MITOS MÁS COMUNES sobre la adicción:

  1. Adictos y alcohólicos necesitan llegar a tocar fondo antes de que puedan aceptar la ayuda.
  2. La adicción es un problema de fuerza de voluntad. La gente puede parar, si ponen su mente en ello.
  3. Las personas no necesitan tratamiento. Pueden dejar de usar sustancias si están realmente motivadas.
  4. El tratamiento no funciona.
  5. La gente debe querer el tratamiento con el fin de que sea eficaz.

“Todos los días nos enfrentamos con el reto de desenmascarar estos mitos y llevar el mensaje de que la adicción es una enfermedad crónica que puede y debe ser tratada”, dice Poznanovich.

Durante la temporada de vacaciones, Poznanovich a menudo ha encontrado otro mito peligroso: “Que esta mal, inadecuado o cruel el ir a un tratamiento durante la temporada navideña”. Al igual que los otros mitos sobre la adicción, esto simplemente no es verdad, dice.

De hecho, dice Poznanovich, los días de fiesta pueden ser la mejor época del año para que las personas recuperen la salud y recuperen su vida de la adicción.

“Las casas que viven la adicción activa no se llenan de alegría y felicidad durante la época Navideña, sino que se engalanan con disfunción, estrés, miedo y vergüenza.”

Para las familias asediadas por la adicción, el mejor regalo que pueden dar a su ser querido que sufre esta enfermedad – y a ellos mismos – es el don de la recuperación.

_____________________________________________________________________________________________________________________

En Clínica SER podemos ayudarle

 

LLAME AHORA (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390

 

www.clinicaser.com

MÉXICO Y LA MARIHUANA

México será el tercer país en legalizar la mariguana, le preceden Uruguay y Canadá.

Recientemente Olga Sánchez Cordero reconoció que la lucha contra el narcotráfico de doce años originada por  Felipe Calderón lejos de ser la solución fue el comienzo de 230 000 muertes dejando otras 40 000 desaparecidos.

La mariguana ilegal ha ido disminuyendo su mercado en Estados Unidos desde que 10 estados han legalizado su uso.

Siendo el mercado del la Mariguana un negocio de Billones de Dólares es fácil pensar como esto representara un nuevo ingreso para los gobernantes austeros.

¿Esto como beneficiara las adicciones?

La Mariguana es la Droga más peligrosa del mundo, porque es la ventana a las demás sustancias, ya que, sin cruda ni grandes consecuencias, no pasa nada. Así que cuando llegues a la capacidad máxima de THC, iremos experimentando algo más fuerte.

La gran consecuencia es el síndrome motivacional, apatía, flojera a todo e incapacidad de hacer planes a futuro, conformismo, tristeza, disminución de la concentración y abandono al cuidado personal.

Dicho por el presidente, no es la peor de las drogas. ¿Legalizarla es la solución? Si, considero que por lo menos la lavarían y tendrá un proceso de desinfección que asegurara quitarle toda la gasolina con la que la secaron y otros pesticidas que los Dealers le ponen para que “pegue” más.

La Solución es, educación para la familia y para los usuarios, debido a que, estadísticamente llegan ocho años después de su primera consecuencia grave.

Para CLINICA SER esto significa estar preparados para trabajar diariamente en ser los mejores al dar una atención personalizada a cada usuario que pida el apoyo.

 

Mtro Edward German Fisher Naveda

CED 9687755

¿QUIERES UNA NAVIDAD PERFECTA?

¿Qué consideras que es necesario hacer o tener para considerar que esta será tu navidad perfecta?

Hablar de “perfección” implica que “TODO” tiene que salir como queremos, o lo que es lo mismo, que estamos elevando nuestras expectativas a rangos que pueden sobrepasar nuestra capacidad de tener injerencia o control sobre esos eventos.

Y es que resulta que en estas fechas tan emotivas muchos desean culminar con más emociones agradables y de satisfacción, lo cual no siempre podrá ser posible.

Entonces, ¿cómo hacerle para que mi celebración navideña sea maravillosa? La respuesta está en la forma en que manejamos nuestros pensamientos, los cuales son los principales detonadores de nuestras emociones. Para eso es necesario romper las creencias que la cultura o la familia ha sembrado en nosotros, para ello les muestro algunas ideas que nos puedan ayudar a liberarnos de las expectativas perfectas.

  • Una fecha es sólo una fecha, y cada quien le da el significado a cada fecha, por ejemplo: un cumpleaños, un aniversario, una fecha del calendario.
  • Los regalos no siempre “tienen” que ser materiales, los detalles pueden convertirse en los mejores recuerdos y algunas actividades o juegos pueden quedar grabadas en la experiencia familiar.
  • Para recibir no es necesario dar, lo importante es sentirse con la capacidad de amar y compartir.
  • Para disfrutar de una persona no es necesario que esté acompañada de otra persona, si no logras juntar a todos los integrantes de tu familia eso no es impedimento para que disfrutes al que tienes enfrente. ¿o puedes tratar a dos o tres personas al mismo tiempo?
  • ¿Y si alguien no puede estar?, ya sea por estar en rehabilitación, en hospital, de viaje o simplemente indispuesto, no es motivo para que tu vida se detenga.

Con estos breves conceptos podemos ver que nuestras emociones, nuestra felicidad y nuestro bienestar muchas veces lo condicionamos a otras personas, a ciertas costumbres o creencias y por lo tanto está en nosotros el poder aprender a reprogramarnos para sentirnos en bienestar.

Y si lo analizas más profundamente no necesitas esperar hasta la navidad para que eso comience a generarse en ti, así que hoy es una excelente oportunidad para comenzar a disfrutar, a crear, a simplemente… ser feliz.

Felices fiestas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

LA FAMILIA Y EL PACIENTE ADICTO

Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos

son las raíces de la responsabilidad y

 las alas de la independencia. – Denis Waitley

_____________________________________________________________________________________________________________________

La familia forma parte importante en el proceso de recuperación en la vida de un adicto, ya que las interacciones familiares pudieron provocar una dinámica para el uso de sustancias, de tal forma que las interacciones con miembros de la familia pueden agravar, perpetuar el problema o ayudar a resolverlo. (Hervás y Gradolí, 2001).

Podemos mencionar que en estas relaciones surge la codependencia, pues esta persona (familiar) convierte al consumidor en la principal prioridad, viviendo en función de él, (ella) empleando una serie de reglas que ya no son eficaces para “curar” entre ellas encontramos la sobreprotección, justificación del consumo, dentro de la convivencia familiar esto se vuelve imperceptible, como si estuviera escondido en las conductas, puede ser sentir culpa y responsabilidad de lo que ocurra con la persona adicta, sentimientos acerca de la abstinencia que afectan la propia conducta de la familia.

Es importante  que el paciente comunique el problema de adicción ya favorece el proceso de recuperación (García 1999): posiblemente la duración de la abstinencia depende en gran parte de que la familia acepte el plan de rehabilitación, que la forma de  comunicación pueda modificarse siendo más flexible, se puedan expresar sentimientos sin temor a represalias, ya que la empatía esta relacionada con una mayor abstinencia, los padres generan expectativas en relación a la recuperación de los hijos, mismas que inciden en recaídas.

Por otro lado, como lo señalan diversos estudios, existen dudas de como pueden empezar a ejercer la propia individualidad sin impedir que el paciente asuma un papel activo dentro de su propio tratamiento, pues en este sentido la familia puede ser la mayor red de apoyo, pero en ocasiones también el obstaculizador del proceso, sin embargo no es sencillo para las familias ya que implica modificar creencias, pensamientos y conductas con las que forman parte de su historia de vida, debido a esto es que, el  tratamiento e intervención  brindado en Clínica ser involucra a las familias, con la finalidad de asumir los efectos de la problemática, las ayuda a manejar emociones y retomar roles propios de cada uno en los familiares.

 

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

Mtra. en Psicoterapia y Lic. en psicología 

C.P 10769035- 4598066

 

¿EN NAVIDAD SE CONSUME MÁS ALCOHOL?

La época de fin de año es una fiesta con alta emotividad, ya sea por la gran cantidad de reuniones y festejos, como por el hecho de que las familias se reúnen, y por la añoranza de las personas que ya no pueden participar ya sea por distancia geográfica o por fallecimiento.

Definitivamente es de las mejores épocas para la venta de bebidas etílicas (alcohólicas), y los motivos no necesariamente tienen que ver con el consumo de este, sino que es una época en donde se realizan muchos obsequios de alcohol por distintos motivos. Evidentemente la ingesta aumenta por diversos factores como son:

  • Convivencia y fiestas de fin de año.
  • Aumento del estado emocional, por alegría o por nostalgia.
  • Días de asueto y vacaciones, por lo cual no se incurre en falta de responsabilidad al abusar de las bebidas.
  • Mayor disponibilidad de la sustancia.

Los seres humanos buscan constantemente la aceptación y pertenencia de sus semejantes y es por ello que cuando existe presión o invitación para realizar alguna actividad o consumir ya sea alimentos o bebidas (o drogas) es más fácil sucumbir o aceptar dichas invitaciones. El fenómeno psicológico es complejo y tan sutil que cuesta trabajo identificarlo.

Obvio las personas que tienen problema con el control de la ingesta de alcohol, hacen más evidente las consecuencias de su consumo, con lo cual la dinámica emocional de dichas fechas se ve constantemente amenazado, ante la frustración que implica las conductas erráticas debidas a las borracheras.

No se trata de satanizar al alcohol, simplemente de tomar conciencia de estas fechas y cómo a veces nosotros mismos somos los que terminamos promoviendo la permisividad y abuso de este.

Fin de año es una oportunidad para reflexionar más, como en este tema por ejemplo.

 

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

INICIO DE LA ADICCIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Cuando se escucha o habla acerca de alguna adicción, al momento viene a la mente el pensar en algunas sustancias como son el alcohol, el tabaco o las drogas, sin embargo en la actualidad también podemos hablar de adicciones en donde no se utiliza ninguna sustancia, como es el caso de las adicciones comportamentales o psicológicas, las cuales comúnmente van dirigidas hacia determinados comportamientos como el ejercicio excesivo, el ingerir alimentos en forma constante o en atracones, las compras compulsivas o hacia el uso de las nuevas tecnología como los teléfonos celulares, tabletas o juegos de video entre otros.

Este tipo de adicciones son las que preocupan a muchos padres de familia al ver el comportamiento por utilizar obsesivamente algún aparato electrónico o tener conductas excesivas. Al ver estas actitudes, algunos padres se cuestionan si sus hijos se han vuelto adictos, sobre todo al observar que lo primero que hacen es tomar los aparatos, como el celular,  y pasar un sinnúmero de horas ante él y al llegar la noche es lo último que utilizan antes de dormir e incluso reducen horas de sueño por estar “conectados”. También se ha podido observar que cuando olvidan el celular en casa u otro lugar, entran en ansiedad y son capaces de salirse de trabajar, de la escuela o donde se encuentren para ir por el, ver la manera de que alguien de casa se lo lleve con el pretexto de necesitarlo con urgencia.

Hemos visto también a otros padres que fomentan el uso de la electrónica para convertirla en la nana distractora de los niños, incluso en edades muy pequeñas en donde se lo proporcionan para tenerlo entretenido o callado para que no moleste.

Unos de los principales signos de la adicción son los que, al llamarles la atención o al tratar de quitárselos y reprimir el uso, explotan en enojo, ira, berrinches, les causa ansiedad o incluso depresión, tomar comportamientos como aislarse, buscar espacios donde nadie los pueda ver o no permitir que los padres entren en sus cuartos y menos que toquen sus cosas. Estas son actitudes de llamar la atención, ya que pueden ser la puerta de entrada a un posible consumo de sustancias.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

¿ES POSIBLE SER ADICTO AL JUEGO?

En la actualidad existe cientos de personas que visitan casinos para entretenerse y pasarla bien jugando maquinitas “bingo, cartas, ruleta” o bien apostando en “carreras, deportes e incluso peleas de gallos” entre otras más, pero, alguna vez se preguntaron lo siguiente:

¿Qué tan grave será visitar un casino y jugar? ¿Cómo puedo saber si mis apuestas son por diversión o forman parte de un problema? ¿Por qué genera tanto placer el realizar una apuesta y ganar? ¿Por qué las personas se obsesionan con ganar en juegos de casino? ¿Se han dado cuenta que al jugar se generan pensamientos propios del autoengaño?

 

La adicción al “juego” mejor conocida comoLUDOPATÍA” consiste en la alteración PROGRESIVA de la conducta y del comportamiento de una persona, quien experimenta una incontrolable necesidad por jugar sin importar las consecuencias negativas que presente (normalmente pérdida de grandes cantidades de dinero).

 

Al igual que la adicción a sustancias psicoactivas, el juego está reconocido como una enfermedad, ya que la persona ludópata es como un “drogodependiente” que necesita del juego para sentir placer y alivio, exactamente igual que el placer de un adicto por consumir su droga preferida.

Es importante saber que el ludópata hará lo que sea por jugar, hasta llegar al grado de conseguir dinero cueste lo que cueste como, por ejemplo: vender o empeñar cosas personales o de la familia, pedir prestado a conocidos, robar o mentir para conseguir dinero ya que el juego se convierte en una necesidad primordial. Por ende, existen similitudes entre un ludópata y un paciente adicto a drogas o alcohol, como lo son:

 

*Repetir una y otra vez la conducta del juego ya que es algo placentero (Se eleva la dopamina y se refuerza la conducta patológica)

*Pérdida de control y consecuencias (Gastan cada día más dinero, descuidando aspectos importantes de vida, como la familia, el trabajo, las inversiones o ahorros) Ejemplo: Prefieren jugar antes que pagar la mensualidad del carro, o la colegiatura del hijo”

*Síndrome de abstinencia en caso de no poder asistir al lugar donde juegan o apuestan.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), el juego patológico o la ludopatía puede diagnosticarse con los siguientes ítems, se dice que si el paciente cumple con 4 o más de los siguientes puntos significa que presenta una conducta desadaptativa por el juego. Los cuales explicaré a mayor detalle y son:

  1. Preocupación por el juego.
  • Donde surgen ansias por revivir experiencias basadas en el juego, es decir volver a sentir esa emoción por la jugada.
  • Planificar la próxima jugada, el paciente se preocupa por la estrategia que empleara para la siguiente apuesta, por ello planea cuidadosamente.
  • Se preocupa por conseguir dinero suficiente para su necesidad.
  1. Necesidad de jugar con grandes cantidades de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  • Entre más grande la apuesta mayores ganancias se obtienen, aquí es donde surge el pensamiento adictivo y la obsesión por ganar más y más sin importar si lo único que está obteniendo son pérdidas, el paciente cree que en algún punto volverá a ganar y recuperara “todo”.

 

  1. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  • El paciente desea dejar de “jugar”, se pone a prueba asistiendo al lugar donde juega otorgando cierta cantidad para apostar, repitiéndose constantemente que únicamente será esa cantidad y no más. Sin embargo, a esta altura el paciente no puede cumplir con su límite, ya que en un abrir y cerrar de ojos termina apostando más de la cuenta fracasando nuevamente en el deseo de parar.

 

  1. Inquietud o irritabilidadcuando intenta interrumpir o detener el juego.

 

  1. Utiliza el juego como vía de escape de los problemaso de alivio del malestar emocional.
  • Ya que el jugar le devuelve paz, tranquilidad, lo toma como una fuga, un sentir de relajación, una descarga de todo lo que el paciente siente, ya que es incapaz de vivir esa sensación con otro tipo de actividades.

 

  1. Intentos repetidos de recuperar el dinero gastado.
  • El paciente intenta hacerlo jugando más y más en donde normalmente pierden mucho más y se generan deudas mayores.
  1. Engañaa los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
  • Al igual que el paciente adicto a sustancias el ludópata minimiza su conducta y las consecuencias generadas.
  • Otra característica de este punto es que el ludópata se vuelve experto en la mentira, el chantaje y la manipulación hacia terceros.

 

  1. Se han arriesgado o perdido relacionesinterpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.

 

  1. Apoyo económico reiteradopor parte de la familia y de los amigos.

_____________________________________________________________________________________________________________________
Un ludópata también requiere ayuda para salir de la conducta destructiva que es la adicción al juego, requiere fuerza de voluntad, buena disposición y movimiento al cambio, es importante que se atienda psicológicamente, que siga sugerencias tales como tomar terapia para aprender a controlar los impulsos de jugar y  asistir a grupos especiales de ludópatas.

 

En Clínica SER también atendemos casos de ludopatía devolviendo una vida plena y equilibrada para quienes realmente buscan y desean la recuperación.

 

CLINICA SER ES TU MEJOR OPCION 

Especialista en adicciones

Cristhel Amairani Segovia Rivera

Ced. Prof. 8293913    /   11287339

 

LA IMPORTANCIA DE HABLAR CON SUS HIJOS SOBRE LAS DROGAS

La adicción es una enfermedad del cerebro caracterizada por la búsqueda y uso compulsivo de drogas, a pesar de sus graves consecuencias.  En algunas ocasiones esta problemática comienza en la adolescencia cuando el cerebro aún está en desarrollo.

Las investigaciones muestran que cuando los jóvenes no perciben a una droga  como particularmente peligrosa, el abuso es mayor.  Por lo tanto, los mensajes de prevención dirigidos a ellos son sumamente importantes.

Nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para hablar con sus hijos sobre los riesgos del abuso de drogas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

En general, cuando  un joven experimenta  o consume drogas, puede mostrar alteraciones en:

■ El desempeño escolar: si obtiene malas calificaciones, falta a clases o desarrolla un mal comportamiento;

■ El interés en actividades: si pierde interés en sus pasatiempos habituales, deportes o actividades favoritas;

■ Las rutinas cotidianas: si come demasiado o deja de comer; si duerme demasiado  o deja de dormir;

■ La selección de amigos: si cambia de amigos, o si se junta con muchachos que se sabe que utilizan drogas;

■ Su personalidad: si muestra mal humor, nerviosismo, agresividad o una rebeldía persistente;

■ El comportamiento: si cierra con llave su cuarto, gavetas o cajas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Existen ciertas cosas que usted puede encontrar en su casa, o en posesión de sus hijos que pueden indicar que están usando drogas.  Por ejemplo:

■ Papeles para enrollar cigarrillos, o pipas que se usan para  consumir marihuana;

■ Frascos de medicinas, espejos, o cuadritos pequeños de vidrio que se usan para consumir cocaína;

■ Latas o recipientes vacíos de pegamento o de spray para el pelo.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Algunas recomendaciones para prevenir el consumo de drogas en sus hijos son:

  1. Apoye con el ejemplo.

Los padres de familia son los modelos más importantes para los hijos.

Enséñeles que se pueden superar los problemas y salir adelante sin necesidad de consumir drogas.

  1. Conozca a los amigos de sus hijos.

Motive a su hijo para que invite a sus amistades a su casa cuando usted esté presente y relaciónese con otros padres de familia, así podrán estar atentos y unidos para detectar a tiempo cualquier problema.

  1. Fomente en su hijo valores positivos hacia la vida.

Cuando un hijo vive con principios y valores claros, sabrá decir NO al consumo de drogas y evitar amigos o lugares que lo pongan en riesgo.

  1. Motive a su hijo a tener amistades positivas.

Impulse a su hijo para frecuentar ambientes positivos y sanos, de esta manera tendrán una buena influencia amistades saludables.

  1. Escuche a su hijo.

La comunicación es muy importante, si escucha a su hijo, compartirá con usted sus experiencias y sentimientos, problemas y logros. Será más fácil si usted escucha con atención e interés y sin juzgarlo.

  1. Fortalezca la autoestima de su hijo.

Demuestre su cariño y afecto cuando elogie y cuando corrija a su hijo.

Los límites son MUY importantes, siempre con cariño, evite herirlo. Valore sus esfuerzos y logros.

  1. Hable con su hijo sobre las drogas.

Apoye a su hijo con información sobre los daños a la salud, económicos y legales que ocasiona el consumo de drogas. Que sepa que el uso y el abuso de alcohol y tabaco no son necesarios para el éxito social.

  1. Enséñele a su hijo a saber decir NO.

Fortalezca la seguridad y confianza en sus hijos para que aprendan a decir “NO” ante la presión de sus compañeros frente al consumo de drogas.

Pongan reglas claras en su familia con respecto al uso y abuso de alcohol, tabaco y drogas ilegales.

  1. Fomente actividades saludables.

Impulse a su hijo para que se involucre en actividades saludables, como practicar algún deporte, actividades artísticas, culturales u otras que le resulten interesantes, atractivas y divertidas.

  1. Qué debe hacer si sospecha de consumo de drogas en sus hijos.

Aprenda a identificar las señales asociadas al consumo de drogas (cambio de amistades, comportamiento rebelde, constantes actividades fuera de casa). Actúe con calma, hable con su hijo y coméntele sobre las dudas que usted tiene sobre su posible consumo de drogas, apóyelo si le dice que las está usando, no lo agreda.

_____________________________________________________________________________________________________________________

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados, que te pueden ayudar ante esta problemática.

Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Psic. Jehú Rosales Gómez. Terapeuta de Clínica SER

_____________________________________________________________________________________________________________________

REFERENCIAS

LAS 10 RECOMENDACIONES DE CENTROS DE INTEGRACIÓN JUVENIL