Las relaciones de pareja

Recuerda que venimos a esta vida a ser felices y no tenemos que pagar ningún precio para no estar solos. Es importante sin ser demandante, saber poner límites y fomentar la comunicación asertiva para establecer relaciones sanas.

Las evidencias que muestran que estás pasando por una crisis de pareja - Psico.mx

Mi pareja me hace daño, pero no puedo separarme de ella.

Las relaciones de pareja pueden ser muy complejas, ya que intervienen una gran cantidad de factores tanto externos (familia, amigos, sociedad, costumbres y creencias), como internos (personalidades, trastornos, traumas, creencias).

Dentro de toda esa gama de interacciones, hay una que lamentablemente es más común de lo que parece y es la dinámica de relación entre un/una dependiente emocional y alguien con personalidad narcisista.

Para esto habrá que entender en qué consiste cada una de las personalidades.

El dependiente emocional, generalmente tiene:

  1. Baja autoestima y auto desprecio.
  2. Buscan relaciones de pareja teniendo poco criterio, les faltan ser más asertivos.
  3. Tienen tendencia a depresión o ansiedad.
  4. No asumen responsabilidades.
  5. Tienen dificultades en la toma de decisiones.
  6. Son inseguras
  7. Pueden tener problemas para hacer las cosas por si solas.
  8. Están dispuestas a obedecer y ser subordinadas de forma desproporcionada.
  9. Son poco adaptativas a nuevos entornos o situaciones.
  10. Tienen temor al rechazo y dificultades para dar su opinión.
  11. Tienen dificultad para iniciar proyectos por su cuenta.
  12. Hay falta de confianza en su propio juicio y capacidades.
  13. Están dispuestos a hacer tareas no deseables con tal de mantener la relación de dependencia.
  14. Se ponen en una posición menor en las relaciones
  15. Pueden soportar maltrato físico o verbal que puede dar pie al maltrato de género, pensando que la persona con dependencia emocional consciente cosas incondicionalmente.
  16. La soledad les hace sentir muy incómodos.
  17. No tienen la capacidad de salir de una relación tóxica.
  18. Tienen sensación de vacío que solo pueden llenar con otra persona.
  19. Se auto anulan, no piensan en sus propias necesidades.

Por otro lado, la personalidad narcisista son personas con:

  1. Una sensación desmesurada de ser muy importantes.
  2. necesitan excesiva admiración y reconocimiento.
  3. Generan relaciones conflictivas por su constante demanda y descalificación sutil.
  4. Carecen de empatía.
  5. Causan muchos problemas en las interrelaciones, aunque difícilmente lo van a aceptar.
  6. Tienden a culpar a los demás o a las situaciones para no sentirse inferiores.
  7. Rara vez, aceptan sus errores.

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Motivación

La motivación

Esta es producto de los pensamientos, expectativas y metas de las personas: sus cogniciones. Las teorías de pensamiento de la motivación marcan una distinción clave entre la intrínseca y extrínseca.

La motivación intrínseca hace que participemos en una actividad por el placer de hacerlo y no por alguna posible recompensa concreta y tangible, así como la rehabilitación. La motivación extrínseca hace que hagamos algo por dinero, una calificación o alguna otra recompensa.

Jerarquías motivacionales

Las jerarquías motivacionales se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Necesidades fisiológicas: Impulsos primarios
  • Necesidades de seguridad: De un ambiente sano
  • Amor y pertenencia: Necesidad de obtener y dar afecto
  • Estima: Necesidad de desarrollar un sentido de valía personal
  • Autorrealización: Estado de realización personal

Impulsos secundarios

También nos motivan poderosos impulsos secundarios sin fundamento biológico claro, entre los más destacados se encuentran las necesidades de

  • Logro: Característica aprendida estable en la que una persona obtiene satisfacción al esforzarse y alcanzar metas difíciles.
  • Afiliación: Interés por establecer y mantener relaciones con los demás.
  • Poder: Tendencia a buscar ejercer un efecto, control o influencia sobre los demás, y deseo de ser percibido como un individuo poderoso.

Es importante conocer nuestros mecanismos de recompensa que modifican nuestra dinámica motivacional y así, lograr cambios estructurales, pensar, cambiar, reflexionar en nuestro comportamiento.

 

Miriam Samour Nieva

Psicóloga clínica

Terapeuta en Clínica SER

Cédula:11729330

Síndrome amotivacional y consumo de marihuana.

¿Qué es el síndrome amotivacional?

Se caracteriza por la generación de dificultades en el área cognitiva, social e interpersonal. Se tiende a referirlo como propio de la intoxicación crónica por cannabis, varios estudios señalan que por ser el tetrahidrocannabinol (THC) una sustancia principalmente depresora del sistema nervioso central, es esperable que el consumo crónico pueda dar lugar a un estado apático.

Falta de interés

Estas personas llegan a sentirse sin ganas de hacer nada, con un sentimiento constante de anhedonia (falta de motivación o entusiasmo). Existe una falta de interés general ante actividades que no son obligatorias para el consumidor, este estado puede llegar a mantenerse luego de haber interrumpido el consumo de la sustancia 

Síntomas o signos que pueden ser detectados:

  • No puede culminar tareas.
  • La voluntad para ejecutar acciones es reducida.
  • Incapacidad para poder realizar una evaluación de la consecuencia de los futuros actos.
  • La concentración y la atención resulta difícil.
  • Las tareas a realizar son demoradas.
  • La memoria es alterada.
  • Al momento de hacer actividades duraderas, o que simplemente, requieran mayor concentración, ya no es motivo de interés.
  • Disminución de la motivación al trabajo o escuela.
  • Una fácil frustración ante cualquier acción.
  • Enlentecimiento de cada movimiento y desplazamiento.

Algunos de los efectos del consumo de cannabis son agudos y crónicos y existe una falta de introspección (no hay conciencia del estado en que se está). La adicción a las sustancias se pueden superar a través de la ayuda profesional del trabajo psicoterapéutico  para rehabilitar los déficits que persistan siendo posible usar psicofármacos si fuera necesario y un buen proceso de recuperación. 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

 

 

La familia y la recuperación

Cambios

Los cambios en las conductas pueden producirse si se dan también en el contexto, los cambios en un solo individuo no pueden ser sostenido por el sistema.

Hay teorías que plantean que la familia se hace disfuncional cuando hay rigidez en el sistema, con lo cual no se tiene la capacidad de generar cambios, ni adaptarse en situaciones vitales de crisis. También por el incumplimiento de sus funciones básicas, abarcando dentro de las mismas la función económica, biológica, educativa, cultural y espiritual, entre otras.

La familia es capaz de soportar cualquier conducta, o de responsabilizarse por cosas del adicto con tal de que este siga apegado al sistema y no los abandone.

Existen ciertas características de las familias de los adictos, tales como:

  • Mala alianza marital (pareja disfuncional): Siendo consecuente que muchas se encuentra un padre ausente o familias desintegradas.
  • Interacción simbiótica en la relación madre e hijo; donde el sujeto no se ha individualizado, y se encuentra una relación de fuerte apego.
  • Coalición intergeneracional: las alianzas contradictorias de dos contra uno en la familia, como por ejemplo madre-hijo VS padre.
  • Padre sobre involucrado o periférico: como consecuencia de la mala alianza marital surgen los roles de los padres invertidos, por ejemplo la madre como padre sobre involucrado y el padre deslazado en su rol o viceversa.
  • Falta de límites: escases en las delimitaciones de los subsistemas que componen la familia.
  • Incongruencia jerárquica: la falta de límites deriva en que no esté delimitado el orden familiar.
  • Dobles mensajes: refiere también cuando se da ambigüedad entre el decir y el hacer o presentan un discurso ambivalente
  • Secretos familiares: se refiere a secretos del tiempo presente. Por ejemplo el adicto consume alcohol y algún miembro de la familia lo encubre.

Punto de control

Cada persona deberá evaluar hasta qué punto de control tiene sobre su modo de vivir, cuáles son las consecuencias negativas del mismo y así proceder a realizar los cambios constructivos que sean necesarios, también otra opción es buscar clínicas de rehabilitación para un tratamiento con profesionales.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Psicóloga Clínica

Terapeuta en Clínica SER

Cédula profesional: 11729330

 

Quitando máscaras

Ser original

Comenzar a apoyar a las personas en descubrir quienes son reamente, identificando las máscaras o disfraces impuestos por la familia, sociedad y uno mismo. Tal como capas de cebolla que fueron útiles en algún momento y ahora que estorban podemos doblarlos y ponerlos en un ropero, tal como el de adicto, borracho, etc.  Para descubrir quién eres realmente, esto es al igual que un pequeño niño recién nacido es frágil que reafirmamos a lo largo de su proceso.

En mi experiencia muchos entran a clínicas de rehabilitación avergonzados por lo que hicieron en el consumo con la familia y pareja. Salen motivados para hacer lo que la familia quiere, ¿acaso no es el sueño de todo familiar que su usuario acabe saliendo adelante?, difiero rotundamente.

Codependencia

Considero que cada usuario que salga así dure desde meses hasta algunos años viviendo el sueño de otras personas, acabará estudios, trabajará, tal vez se case y tenga hijos.  Imagínate la culpa que tiene tu usuario por lo que hizo y deshizo en su consumo para hacer algo así. Al final después de algún tiempo regresar al consumo de sustancias, así que desempleado, divorciado y con hijos que no le hablan, posiblemente dependiendo de sus familiares codependientes.

Gracias a la experiencia que he obtenido, he podido apreciar que es más útil y constructivo ayudar a los usuarios a descubrir quienes realmente son, que es lo que quieren y definir lo que no.

Así que trabajar las culpas hacia a quien dañaron es parte importante en su camino, al mismo tiempo que resentimientos.

Persona feliz y realizada

Prefiero mil veces un joven que desea ir a subir las siete cimas de las montañas más altas del mundo y lo va a hacer con dinero que gano trabajando lo que le gusta hacer y no lo que estudio motivado por alguien más, a la vez que se está convirtiendo en vegano a alguien que lleve una vida más convencional y menos motivado.

Así que, padres talvez su hijo no acabe la carrera, o sea ingeniero, ¿qué es lo importante en la vida? Para mí que sea una persona Feliz, realizada. El límite al ser original no existe.

Ahora hay que separar la idea de sobresalir que eso equivale a trabajar duro vs ser original. Considero que al saber qué es lo que quiere hacer tu usuario va a trabajar duro en lo que quiere hacer, la clave es descubrirlo, rodearse de personas que compartan  objetivos parecidos.

El ejemplo de la adicción es el más visto, los usuarios que han llegado han sobresalido por que han puesto el ciento diez por ciento de su inteligencia hacia el consumo, después de un proceso de desintoxicación, con una idea definida de quienes son, pueden evolucionar hacia donde ellos quieren. Poniendo ese mismo porcentaje hacia su recuperación y hacia ser original, descubriremos la misión en la vida  tanto de los usuarios como los familiares.

Mtro. Edward G Fisher Naveda

Jefe de Psicología Clínica SER

Ced.6987755

 

Miedo a cambiar

Dos italianos, Prochaskca y Diclemente crearon un modelo de cambio que especifica el quien, como y cuando la persona con problema de adicción va a cambiar, y cuando “No”. Estas etapas deben ser respetadas para que el proceso fluya al ritmo que debe y no al que nosotros queramos. Una vez identificada la etapa del cambio en la que está el sujeto podemos crear una estrategia terapéutica para aplicar al proceso.

La pre contemplación: Es la etapa donde el usuario rechaza tener un problema a pesar de lo que le digan los familiares, tener problemas legales o incluso acabar en el hospital. Al internarlo en alguna institución pensando que eso le servirá para abrir los ojos, lo más seguro es que abandone el tratamiento y pierdas tu tranquilidad y tiempo.

La contemplación: El usuario ya reconoce tener un problema, es más accesible a las posibles soluciones aunque duda en cuando hacer algo al respecto por no ver el beneficio que puede obtener

Preparación: En esta etapa ya está listo para actuar e incluso ha tomado unas decisiones en esa dirección. Como el internarse en un programa de rehabilitación de adicciones.

Acción: Ya internado, aquí va creando mayor conciencia y planea los cambios necesarios para regresar a la vida cotidiana logrando el cambio que busca en este caso dejar las drogas.

Mantenimiento: Es ejecutar el plan que preparo durante el internamiento, la constancia va a ser clave para sostener los cambios de hábitos en la vida real, con ayuda de sus grupos de apoyo para promover la recuperación.

Recaída: En esta etapa el sujeto vuelve a realizar el comportamiento que había cambiado o estaba en proceso de cambiar. Después de esto, el individuo  vuelve a una etapa anterior. Es labor del terapeuta motivar y comprender al paciente para que la regresión se de en una etapa lo más cercana posible a la acción.

Es importante destacar que, al intentar cambiar un problema, una parte de los sujetos recaen al menos una vez en el proceso, pero la mayoría de ellos suele volver a empezarlo desde la etapa de contemplación o preparación, para luego pasar a la acción. Es por esto que se dice que el cambio no sigue un patrón lineal, sino más bien uno en espiral. La mayoría de los sujetos incorporan nuevas estrategias y conocimientos. También es primordial que el terapeuta recuerde que los estadios del cambio son específicos para cada conducta-problema.

En Clínica Ser podemos ayudarte.

Llámanos (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 249-9390.

 

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Coordinador de Psicología de Clínica Ser

Maestría en Psicoterapia Ericksoniana

Cédula profesional  6987755