Las relaciones de pareja

Recuerda que venimos a esta vida a ser felices y no tenemos que pagar ningún precio para no estar solos. Es importante sin ser demandante, saber poner límites y fomentar la comunicación asertiva para establecer relaciones sanas.

Las evidencias que muestran que estás pasando por una crisis de pareja - Psico.mx

Mi pareja me hace daño, pero no puedo separarme de ella.

Las relaciones de pareja pueden ser muy complejas, ya que intervienen una gran cantidad de factores tanto externos (familia, amigos, sociedad, costumbres y creencias), como internos (personalidades, trastornos, traumas, creencias).

Dentro de toda esa gama de interacciones, hay una que lamentablemente es más común de lo que parece y es la dinámica de relación entre un/una dependiente emocional y alguien con personalidad narcisista.

Para esto habrá que entender en qué consiste cada una de las personalidades.

El dependiente emocional, generalmente tiene:

  1. Baja autoestima y auto desprecio.
  2. Buscan relaciones de pareja teniendo poco criterio, les faltan ser más asertivos.
  3. Tienen tendencia a depresión o ansiedad.
  4. No asumen responsabilidades.
  5. Tienen dificultades en la toma de decisiones.
  6. Son inseguras
  7. Pueden tener problemas para hacer las cosas por si solas.
  8. Están dispuestas a obedecer y ser subordinadas de forma desproporcionada.
  9. Son poco adaptativas a nuevos entornos o situaciones.
  10. Tienen temor al rechazo y dificultades para dar su opinión.
  11. Tienen dificultad para iniciar proyectos por su cuenta.
  12. Hay falta de confianza en su propio juicio y capacidades.
  13. Están dispuestos a hacer tareas no deseables con tal de mantener la relación de dependencia.
  14. Se ponen en una posición menor en las relaciones
  15. Pueden soportar maltrato físico o verbal que puede dar pie al maltrato de género, pensando que la persona con dependencia emocional consciente cosas incondicionalmente.
  16. La soledad les hace sentir muy incómodos.
  17. No tienen la capacidad de salir de una relación tóxica.
  18. Tienen sensación de vacío que solo pueden llenar con otra persona.
  19. Se auto anulan, no piensan en sus propias necesidades.

Por otro lado, la personalidad narcisista son personas con:

  1. Una sensación desmesurada de ser muy importantes.
  2. necesitan excesiva admiración y reconocimiento.
  3. Generan relaciones conflictivas por su constante demanda y descalificación sutil.
  4. Carecen de empatía.
  5. Causan muchos problemas en las interrelaciones, aunque difícilmente lo van a aceptar.
  6. Tienden a culpar a los demás o a las situaciones para no sentirse inferiores.
  7. Rara vez, aceptan sus errores.

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

¿Cómo nos comunicamos con los demás?

Comunicación eficaz

La comunicación es uno de los logros más grandes de la humanidad, en todos los ámbitos de nuestra vida, una comunicación eficaz favorece al logro de los objetivos en común, evita malas interpretaciones y los daños en las relaciones interpersonales. Para poder tener una buena comunicación debemos ser asertivos y evitar conductas pasivo-agresivas.

La asertividad

Es un tipo de habilidad social que consiste en defender nuestros derechos de una manera adecuada y sin vulnerar los derechos de los demás. El derecho a decir no sin sentirse culpable o egoísta. El derecho a cometer errores y, ser responsable de ellos, a tener necesidades y a que esas necesidades sean tan importantes como las de los demás. De la misma manera es importante pedir (no a exigir) que los otros respondan a nuestras necesidades, poder decidir si decimos Sí a las necesidades de los demás. Aprender a hacer lo que queramos, mientras no se violen los derechos de otra persona y comportarnos siguiendo nuestros deseos, siempre que no se vulneren los derechos de los demás.

¿Cómo actuamos cuando somos sumisos? Anteponemos los derechos de los demás a nuestros propios derechos. ¿Por qué renunciamos a nuestros derechos? Por comodidad, evitar un conflicto, no querer pasar un mal momento, buscar ser aceptados, nuestras creencias, nuestra autoestima, tener un modelo familiar que nos inculca el “quedar bien”, nuestras carencias, etc.

Comunicación e interacción de factores

Por otro lado, la persona con conducta agresiva defiende sus derechos, deseos, opiniones de forma ofensiva o incluso agrediendo físicamente. En definitiva, antepone sus derechos a los derechos de los demás. ¿Cuáles podrían ser las causas? La interacción de diferentes factores, por ejemplo: necesidades no resueltas, autopercepción, percepción del entorno, mecanismos de protección, el temperamento de la persona y lo comportamientos que adopta son de acusar, manipular, humillar, amenazar, insultar, etc.

Cuando la comunicación no funciona adecuadamente, es una fuente de conflictos, de incomprensión y puede interferir en la motivación y productividad de objetivos. Cuidemos la manera en la que comunicamos nuestros deseos, pensamientos y necesidades con el objetivo de no dañar a las personas que nos rodean.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta en Clínica SER

Psicóloga clínica

Cédula:11729330

Luz de Gas II (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte II

 

Esta temática  se ha llevado a la pantalla grande  con la película Gaslight, estrenada en 1944, donde una mujer enfrenta a su marido por coquetear con otra mujer en su casa de Londres, la respuesta de Gregory no es negar la acusación ni confirmar la sospecha, si no reformular con una pregunta: “¿Estás imaginando cosas de nuevo?”. Al final termina por convencer a la mujer de que ha perdido la noción de la realidad.

En muchas ocasiones el paciente farmacodependiente normaliza tanto su situación de consumo de sustancias, que hace creer a la familia que no está mal, que es mejor consumir en casa que afuera, que lo más conveniente es que  le den dinero para obtener su sustancia, de lo contrario robara, que es la obligación de los padres o de la pareja ver por él, es importante la atención integral de las adicciones

Realidad inexistente

La familia se va enfermando con todas estas situaciones, y termina creando una realidad inexistente, hay madres de familia que inyectan a sus hijos droga creyendo que es lo mejor, que piensan que por que hicieron o no hicieron cosas en un pasado el paciente se encuentra con las problemáticas actuales y por esa culpabilidad son responsables de lo que pasa y pudiéramos mencionar infinidad de situaciones, pero en cada una de ellas la familia pierde el “sano juicio” es decir, no actúa correctamente y hace cosas que para ellos están “bien”  pero que en realidad lo único que pasa con esas soluciones, es que se perpetua el problema.

Prevenir el gaslighting y sus consecuencias;

Confía en ti y en tu memoria: nadie puede conocer tu realidad y tus sentimientos mejor que tú.

Evita perseguir la aprobación de los demás: respeta las opiniones pero ten la tuya propia, lo luches por hacer cambiar de opinión al resto de personas.

Rodéate de gente que te haga sentir bien, amigos o familia que te ayudarán a ver la vida de otra forma y mejorarás tu estado de ánimo, dejando atrás los efectos negativos de la luz de gas.

No dejes que superen tus límites: no permitas que te griten o que te hagan sentir mal.

No dejes que nadie decida por ti: evita tener que delegar en otra persona para las decisiones que solo te atañen a ti, puedes pedir consejo, pero siempre debe prevalecer tu criterio.

Trabaja tu autoestima: es la base de todo, si no la tenemos perdemos la confianza en nuestro criterio, por lo que seremos la presa perfecta para el gaslighting.

Evita la dependencia emocional: no delegues algo tan importante como tu felicidad en otra persona, pues entonces será ella la que tenga el mayor control sobre ti. Válete por ti mismo.

La persona que padece el gaslighting y además vive con alguna enfermedad mental necesita hacer tierra, por ello es muy importante que el paciente que consume y la familia busquen ayuda de profesionales con tratamientos completos.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/consecuencias-del-gaslighting-como-prevenir-sus-efectos

Luz de gas (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte I

Recuerdo el caso de varios pacientes que me han comentado, “Psicólogo siento que me estoy volviendo loca”, yo veo cosas pero mi pareja se  niega a creerme,  siempre dice que estoy loca, que ya me la terminé creyendo y vengo a sesión solo por un motivo particular, saber si estoy loca o no.

Lo que padecían era el término titulado Gaslighting (luz de gas) Paige L. Sweet, en 2019, lo define como un tipo de abuso psicológico que tiene por objeto hacer creer a la víctima que ha perdido el juicio creando un ambiente interpersonal surreal.

Este término se originó de una obra de teatro en la cual un marido trata de conducir a su esposa a la locura bajando las luces encendidas por gas en su casa, y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Así la víctima cuestiona sus propios sentimientos, instintos, y la cordura. Esta táctica le da a la pareja abusiva una gran cantidad de poder y control.

Una vez que una pareja abusiva hace creer que el que está bien es él y no  la víctima, obtiene beneficios,  uno de ellos es que hace que la pareja muy probablemente se quede en esa relación abusiva.

independencia emocional.

Y esa falta de confianza en la percepción propia hace que el pedir ayuda y salir del abuso o la relación tóxica sea todavía más difícil. Dificulta que la víctima  aumente su independencia emocional. Lo que ocurre es que se adaptan cada vez más a los malos tratos a través de una indefensión aprendida porque su autoestima decae día a día.

Expresiones como “por todo armas un problema”; “estás loca”; “estás exagerando”; “te imaginas cosas”; “eres tan dramática”; “no te acuerdas bien”; “solo fue una broma”; “siempre mal interpretas las cosas”; “es tu culpa” o “de qué me estás hablando”, son algunas frases violentas, pero muy normalizadas, que los abusadores utilizan dentro o fuera de un contexto de pareja.

En la clínica de rehabilitación se cuenta con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados  que te pueden ayudar con  esta problemática de Codependencia Emocional.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334.

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

EL COLOR Y LO QUE VEMOS EN ÉL

“Apaga el gris de tu vida y enciende los colores que llevas dentro” (Pablo Picasso.)
 
¿Quizás nunca antes te has planteado que es el color y la importancia que tiene en nuestro día a día?, ¿cómo es que lo percibimos?, ¿porque a alguien le gusta un color más que otro?, ¿o el papel que el color juega en nuestras emociones?, ¿o que pasa cuando no podemos ver el color? El color cambia la manera en que experimentamos el mundo, cada color tiene una manera diferente de influir en nosotros, de eso se trata el Arte, cada uno somos coautores, los protagonistas, lo que vemos depende de nosotros.
 
Gracias a nuestra vista somos capaces de apreciar la infinidad de colores que muestra el mundo, una sensación que se produce en respuesta a la estimulación del ojo y de sus mecanismos nerviosos por la energía luminosa de ciertas longitudes de onda, los rayos de luz rebotan en todo y alteran como vemos las cosas, desde el principio los seres humanos hemos tratado de describir el color de lo que vemos. La psicología del color es un campo de estudio que está dirigido a analizar como percibimos y nos comportamos ante distintos colores, así como las emociones que generan en nosotros dichos tonos. ¿Sabías que los colores a tu alrededor pueden estar influenciando tus emociones y tu estado mental, ciertas tonalidades podrían irritarte, o por el contrario relajarte y calmarte, los colores que vemos pueden establecer diferentes tipos de mensajes?
 
En la Arteterapia, el color se asocia a las emociones de las personas y es una manera que permite influenciar el estado físico y mental del paciente que se encuentra en su tratamiento contra las adicciones. Diversos estudios han demostrado como los colores aumentan el ritmo cardiaco, lo que a su vez provoca un aumento de adrenalina y hace que los individuos se sientan energéticos y entusiasmados.
 
El color forma parte de nuestro lenguaje cotidiano, es común hablar de colores primarios, secundarios, terciarios, tonos, tintes, brillantes, saturaciones, acordes cromáticos, colores cálidos o fríos, el color tiene muchas lecturas dependiendo del contexto, cada color produce efectos distintos a menudo contradictorios, un mismo color puede actuar de manera diferente. El color no es una característica de una imagen u objeto, sino que es más bien una apreciación subjetiva nuestra.
 
Algunos estudios muestran que los colores y sentimientos no se combinan de manera accidental, que sus asociaciones no son cuestiones de gusto, sino experiencia universales profundamente enraizadas desde la infancia en nuestro lenguaje y nuestro pensamiento. Tenemos que desarrollar más la habilidad de ver algo y no dar por hecho lo que nos rodea, cada uno de nosotros percibe y ve el color de una manera distinta, así como los valores que asociamos a dichos colores, lo que vemos en el color tiene la capacidad de vincularnos con el mundo, no todo en la vida tiene que ser blanco o negro, hay más colores y hay más emociones que colores. Debemos permitirnos avanzar, conocer, cambiar y confiar en nosotros para poder ver y disfrutar nuestro proceso.
 
En Clínica Ser utilizamos la Arteterapia en beneficio de nuestros pacientes en su tratamiento contra las adicciones.
 
LLÁMANOS (222) 231-7126 / 231-7574
 
Lic. Alan Alonso Gutiérrez Pérez
Licenciado en artes plásticas
Ced. Prof. 9835844