Efectos de la ansiedad en tiempos de contingencia

Efectos

Angustiarse resulta ser una experiencia que afecta las áreas fundamentales de la vida como en el área emocional, en los pensamientos, formas de reaccionar, sentimientos provocados por la manera de relacionarnos y hasta llegar a consumir sustancias adictivas, sin embargo, para comprender mejor los efectos de la angustia, conozcamos estos aspectos: cognitivo, conductual, fisiológico e interpersonal.

Ansiedad Cognitiva

La ansiedad cognitiva se refiere a pensamientos de sentirse de manera angustiada es decir, una cognición es un pensamiento simple, pero si éste pensamiento empieza a provocarte sentimientos negativos entonces ya se refiere a una ansiedad cognitiva es decir, ya aseverando pensamientos negativos y  catastróficos sobre el futuro que empiezan a dominar la mente al uno angustiarse; por ejemplo,  ¿tendré Covid-19?, tendré una muerte horrible y dolorosa, mi familia sufrirá viéndome como me extingo. Será espantoso. No podría soportarlo. Tan solo las cuentas médicas me llevaran a bancarrota. La terapia de oxigenación y medicamentos costosos me hará sentir desmejorado o ¿Qué tal si tengo cáncer? Podría estar enfermo y ni siquiera estar enterado y tener Covid-19 ¡Es terrible! No puedo soportarlo”.

Ansiedad Conductual

El elemento conductual  consiste en la manera de reaccionar hacia la ansiedad. Estas respuestas por lo general son de dos tipos. La primera es la intención de reducir la ansiedad con alguna clase de acción buscando el consuelo de algún amigo cercano o confiar en las conductas compulsivas, como verificar o repetir la acción que al verificarla te da tranquilidad y empieza a disminuir la ansiedad y, el segundo elemento conductual consiste en la evasión es decir, significa  que nos mantendremos alejados de lo que nos provoca ansiedad o angustia.

Esto podría tomar la forma de postergación de alguna tarea estresante por ejemplo, evadir a un amigo con el que se tiene alguna dificultad de comunicación o evitar el contacto directo con el jefe porque te preocupa que te despida.

Ansiedad Fisiológica

La angustia crónica resulta físicamente estresante y puede provocarte una variedad de síntomas físicos. Algunos de los síntomas más comunes que experimentan las personas que lo sufren incluyen tensión muscular, dificultad para concentrarse, impaciencia, fatiga, insomnio, dolores de cabeza entre otras. Asimismo podría percibir otros síntomas de ansiedad como temblor, sudoración, bochorno, sarpullido, falta de aire, nauseas, diarrea o micciones continúas.

Ansiedad interpersonal

La ansiedad no solo afecta a uno como persona, sino que también deteriora la relación con otras personas y el cómo nos relacionamos en cada uno de nuestros ámbitos como con la pareja, los amigos, los familiares y con los compañeros del trabajo o escuela.

Este tipo de ansiedad es un resumen de cómo afecta la angustia en la manera de pensar, actuar, sentir y relacionarse con los demás por lo que se puede reaccionar con evasión a la intimidad, argumentaciones o justificaciones frecuentes, irritabilidad, rechazo entre otras.

Para mejorar la salud mental es importante conocer los efectos del estrés e identificar  el tipo de angustia que se está generando a través de tus días.

¿Y tú con que ansiedad te identificas?

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Marcela Andrea Aguirre Cadena

Mtra. En Psicología Clínica

Cédula Profesional  8039947

EL IMPACTO DEL ESTRÉS EN LA SALUD

El estrés

Así se transforma tu piel cuando la sometes a estrés crónico - Salud con lupa

Es una de las situaciones más frecuentes del hombre moderno, actualmente lo padecen más de la mitad de la población, siendo el mal de nuestros días; debido a que la vida tiene un ritmo febril, trepidante, las actividades suceden velozmente y todo tiene que llevarse a cabo con urgencia, aceleradamente, para sacarle al tiempo la mayor eficacia.

El estrés es la respuesta del organismo a un estado de tensión excesiva y permanente que se prolonga más allá de las propias fuerzas, manifestándose  a través de tres planos específicos: físico, psicológico y de conducta. La persona  estresada lleva acumulado un sobreesfuerzo constante, una tensión emocional y/o intelectual fuerte, un ritmo vertiginoso de vida, sin tiempo para nada y este riesgo conlleva alguna adicción.  Su tipo de vida siempre es abrumador, sobrepasado en las propias posibilidades, permanentemente desbordado, agobiado sin un minuto libre, arrastrando un cansancio crónico y atendiendo simultáneamente a demasiadas exigencias inaplazables.

El hombre con estrés vive una tensión constante, y esto afecta a todo el individuo, observando una reacción de alarma, derivada de estar agobiado por mil cosas, y se caracteriza por una serie muy compleja de modificaciones bioquímicas  que tratan de compensar ese estado de excesiva actividad. Por lo que una persona debe conocer los efectos del estrés ya que se sitúa en condiciones de vida que la llevan continuamente al borde del agotamiento, pero llega  un momento en que sin darse cuenta ese hilo vital se rompe por el sitio más débil.

Síntomas físicos

Estas zonas de ruptura o evoluciones negativas del estrés suelen ser; síntomas físicos como; taquicardia, aumento de la tensión arterial, hiper sudoración, dilatación pupilar, temblores, excitación general, insomnio y sequedad en la boca; síntomas psíquicos como; desasosiego, miedo difuso, disminución de la vigilancia, desorganización del curso del pensamiento, disminución del rendimiento intelectual, desorientación tiempo- espacial y atención dispersa; y finalmente síntomas de conducta como; imposibilidad para relajarse, perplejidad, situaciones de guardia- alerta, tensión muscular facial  y mandibular, caminatas sin rumbo (ir y venir), frecuentes bloqueos, irritabilidad, excitación y respuestas desproporcionadas a estímulos externos.

15 síntomas físicos del estrés de los que (seguro) no has oído hablar | El HuffPost

Impactando en la salud mental del sujeto dado todo lo que se está viviendo en ese momento con un alto grado de ansiedad, experimentado pensamientos catastróficos o  sensaciones de temor a perder el control o a la muerte, ganas de huir, de marcharse o sensaciones de vacío interior, por lo que es importante identificar a tiempo todas las señales  de alarma posibles, se indica acudir a un centro de especialistas para frenar, controlar y disolver todos los síntomas asociados a la ansiedad, adicción o algún otro padecimiento derivado del estrés.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Silvia Tello T

Ced Prof. 8039990

Mtra. en Psicología Clínica

 

Arte como terapia, una alternativa para el autoconocimiento.

“Si realmente quieres conocer a una persona, no mires su boca sino sus manos. Mira que hace con ellas” (Dreikurs, 2009).

El arte

Se debe entender como una posibilidad de expresión, conocimiento y transformación personal, además de fomentar un vínculo social, es una herramienta terapéutica muy efectiva, en el tratamiento de diversas patologías asociadas a la salud mental.

Arteterapia: Definición, Origen, Fundamentos y Ámbitos de Actuación | ddf

La terapia de arte o arteterapia, es una forma de psicoterapia que se utiliza en diferentes tratamientos de adicciones, en el que a diferencia de una terapia convencional, se emplea como principal medio de comunicación la creación artística, en lugar del lenguaje verbal, lo más importante en la terapia de arte es el proceso de creación y no la obra final. Se busca que el participante tenga algo palpable después de la práctica de dicha actividad, una evidencia de la dinámica, un dibujo, una pintura, una escultura, una obra, una imagen, que nos permita que seamos más conscientes de lo que verdaderamente nos pasa, y al llegar a este nivel de conciencia podamos trabajar en hacer que la solución sea más rápida. Ya que en la terapia de arte hay muy pocas defensas, a diferencia de la terapia verbal en la que controlamos en medida lo que queremos decir.

Expresión 

El arte nos permite expresar cualquier cosa, que en muchas ocasiones no nos atrevemos, porque pensamos que está mal, aunque planeemos algo en específico en el ejercicio saldrá lo que tenga que salir, no hay errores, lo que plasmemos es perfecto, ya que es un reflejo de como y donde estamos, haciéndonos mas conscientes sobre lo que estamos viviendo, ideas, sentimientos, dolencias, juicios, que al plasmar en un papel exteriorizamos y eso nos hace sentir mejor, nos libera del malestar, al hacernos conscientes de él. Se busca hacer un cambio en las imágenes internas que cada uno tenemos, trayéndolas al exterior, permitiendo que nuestra conducta cambie, ya que nos ponemos en contacto con nosotros mismos. Creemos que nos conocemos pero en ocasiones no es así, porque no tenemos un diálogo real con nosotros mismos, no tenemos una conciencia de nosotros mismos.

El arte como terapia 

La práctica del arte como terapia en las adicciones consiste en utilizar las artes plásticas para ahondar más en quienes somos, se trabajan nuestras emociones para comprenderlas y ver cómo funciona en nuestra realidad, cualquier persona puede realizar esta práctica ya que no se necesita de ningún conocimiento previo. Se ha comprobado a través de varios estudios que quien práctica la creación artística, en cualquiera de sus manifestaciones, crea neuroplasticidad, que es la flexibilidad que tiene el cerebro para adaptarse a los cambios, se reduce el estrés y la ansiedad, se mejoran las habilidades motoras y la coordinación física, se mejora la atención y la memoria, ayuda a mejorar los síntomas del déficit de atención con hiperactividad, ayuda a personas que sufren depresión o problemas de adaptación social, se emplea eficazmente para tratar adicciones, ayuda a pacientes con enfermedades terminales, se genera relajación logrando que pensemos mejor, es una experiencia que beneficia y minimiza sentimientos de soledad o aislamiento que sufren algunas personas, refuerza el autoestima y con ello se adquieren nuevas herramientas para disfrutar de una mejor comunicación. De manera general, en Clínica SER la terapia de arte permite dotar de sentido a una tarea altamente estimulante, que nos permite expresar ideas y sentimientos que de otra manera quedarían reservados, provocando en ocasiones sentimientos de frustración.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Lic. Alan Alonso Gutiérrez Pérez

Licenciado en Artes Plásticas.

 Ced. Prof. 9835844

Enamorado (a) de un adicto (a)

Relacionarse con lo desconocido

Síndrome de Clerambault: Enamoramiento patológico - NeuroClass

Las personas buscan relacionarse con lo conocido, por lo que si creciste en un hogar disfuncional buscarás relacionarte con una persona que provenga de un hogar igualmente disfuncional, cabe mencionar que no todos los hogares disfuncionales generan adictos, pero sí todos los adictos provienen de hogares disfuncionales, sin embargo, hay otros que no se convierten en adictos, pero sí  en codependientes; cuando el codependiente se relaciona  con un adicto es porque le parece conocido él o su dinámica familiar y sabe cómo desenvolverse junto a él teniendo un roll  de rescatador, pero cómo sería la relación de pareja.

En muchas ocasiones escuchamos decir al codependiente que siempre le tocan parejas con ciertas características, sin embargo, es importante asumir su parte de responsabilidad en donde eligen parejas con las que puedan seguir sintiéndose en su zona de confort (lo conocido), para de esta forma corroborar que el papel de víctima y rescatador, ha sido el que le corresponde asumir en esta vida; pero recuerda que hoy es importante romper con estos patrones de relación para evitar que los que están detrás tuyo sigan imitando las conductas autodestructivas.

El codependiente

Tiende a culpar al adicto sobre la problemática de la familia disfuncional y el caos que conlleva, asumiendo que su roll es el de victima frente a esta situación, por lo que intentan resolver y sobre todo controlar al adicto, sin embargo, cabe mencionar que en general el núcleo en el que se desenvuelve el adicto está enfermo, por lo que cada uno tendrá que asumir su responsabilidad en una nueva dinámica de recuperación.

¿Cómo hacer para salir de los patrones de mis relaciones codependientes?

Si ya no eres feliz, si ya no te sientes cómodo, es importante verte, pensar en ti mismo y poner límites en la relación. No puedes seguir haciéndote cargo de la enfermedad del otro, por lo que es importante permitirle tocar su fondo de sufrimiento y que a su vez tome responsabilidad sobre su recuperación, si así lo desea.

Para lograr esto es importante acudir a terapia y/o grupos de autoayuda que permitirán soltar aquello que no te corresponde resolver y voltear el reflector hacia ti y sobre todo a darte cuenta que lo único que puedes modificar y controlar está dentro de ti.

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

Psic. Alba Torres Díaz

Ced. Prof. 4558087

Terapeuta en Casa de salud

La culpa

La culpa en la adicción

Culpa Vectores Libres de Derechos - iStock

En el tema de consumo de sustancias y general en cualquier adicción, se experimenta el sentimiento de culpa, relacionado con recaídas, resentimientos, situaciones inconclusas en la vida de los pacientes, sin embargo, es importante comprender de donde viene este sentimiento, para poder manejarlo durante la recuperación ya que puede ser un factor de riesgo. sin embargo, es necesario para la correcta adaptación a nuestro entorno. Resulta bastante común confundir esta emoción con la vergüenza, lo que incrementa el malestar emocional, al mezclar ambos sentimientos se retroalimentan entre sí. La culpa aparece ante el dolor por el daño causado, mientras que la vergüenza se experimenta cuando nos percibimos con la falta de una habilidad o capacidad que se presumía deberíamos tener (Valdenegro, 2016).

Muchos adictos, a causa del conocido craving, han hecho cosas de las que no se sienten orgullosos solo por un poco de la sustancia en cuestión. En definitiva, estas personas acaban desarrollando una relación de amor/odio con la adicción, lo que implica la interacción de diversas emociones, entre ellas, la culpa o el remordimiento. Este sentimiento no aparece únicamente tras hacer algo incorrecto o herir a alguien en el proceso de búsqueda de sustancia, este sentimiento va más allá y a parecer como una consecuencia de la frustración al no poder dejar de repetir ese comportamiento. En la práctica con los pacientes se ha observado constantemente una autoestima lastimada, en este sentido parte de este proceso es aprender a construir un adulto para sí mismo, como alimentarse de forma sana, acudir a grupo de autoayuda que permita ser realista con las emociones negativas o pensamientos distorsionados, realizar ejercicio de forma recurrente que ayude a fomentar un auto concepto sano.

Culpa o responsabilidad

Por otro lado, este sentimiento de culpa o responsabilidad puede perjudicar el proceso de recuperación, en la clínica se brinda una atención integral, sugerimos la   práctica de meditación de atención plena, también pueda tener momentos de expresión emocional, terapia individual o incluso en un diario emocional, donde pueda irse observando, de manera efectiva en lugar de embotar los sentimientos y puedan llevarlo a una recaída.

El adicto puede disfrutar de la conducta desadaptativa pero sabe que está mal, no solo a nivel social sino también a nivel personal y familiar; sabe que con su comportamiento no solo se hace daño a sí mismo, sino que también hace daño a personas queridas. Sin embargo, es incapaz de poner fin a dicha conducta. Se encuentra, digamos, atrapado en una espiral disonante que no hace sino aumentar sus niveles de emocionalidad negativa. El psicólogo estadounidense Leon Festinger (1957), plantea su teoría sobre la disonancia diciendo que, al producirse esa incongruencia o disonancia de manera muy apreciable, la persona se ve automáticamente motivada para esforzarse en generar ideas y creencias nuevas para reducir la tensión hasta conseguir que el conjunto de sus ideas y actitudes encajen entre sí, constituyendo una cierta coherencia interna.

Quizás por este motivo, las personas con alguna adicción buscan explicaciones a su comportamiento y se refugian en el autoengaño, rebajando así la tensión producida por la disonancia y eliminando el sentimiento de culpa que ésta le genera.

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

PSIC. Blanca Cecilia Adán Peralta

Mtra. En Psicoterapia

ESP. Adicciones Comportamentales y

Manipulación Psicológica   

Cédula  Profesional 10769035

Terapeuta en Clínica SER 

 

 

 

Emoción y Adicción

Consumo de sustancias

El Dr. Eduardo Calixto Jefe de departamento y área médica, del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente refiere que cuando se habla de consumo de sustancias, muchas veces puede ser para olvidar episodios dolorosos de la vida, quizá por sentimientos que uno se niega a sentir. En este sentido las drogas se convierten en ese gran analgésico que ayuda a evadir teniendo la función de enmascarar, por lo que existirá angustia ante lo que no se quiere saber y recordemos que las emociones no expresadas pueden convertirse en algo patológico.

Expresiones

Hay personas a las que les cuesta expresar. Piensan que no es correcto expresar las emociones o que no deberían sentir lo que sienten, o bien tienen miedo de expresar lo que sienten o de cómo responderá el otro, por lo que intentan anular esas emociones canalizando erróneamente los sentimientos. Es entonces cuando el organismo reacciona con una serie de síntomas físicos sin tener una causa orgánica que los produzca (taquicardias, mareos, insomnio o sueño excesivo…) Son señales que el cuerpo da para indicar que hay una preocupación excesiva.

Por esto es importante identificar lo que sentimos y ponerlo en palabras para liberar cualquier sobrecarga emocional. Las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son energía, y la energía es una fuerza que hay que gastarla o liberarla. Para vencer emociones nocivas es conveniente tener conciencia de que existen y que nos afectan, es por ello que el tratamiento integral que se brinda en Clínica ser hace que se aborden y se brinden recursos para enfrentar este y otros tipos de situaciones.

Equilibrio emocional

El psicólogo social Josep Marc Laporta menciona que el primer paso para conseguir un equilibrio emocional es la expresión de las emociones, el siguiente es aprender a manejarlas. Si consideramos la adicción como un síntoma de otras dificultades y conflictos en el funcionamiento interpersonal que pueden perpetuarse haciendo de aquella una condición crónica y recurrente, que se manifestará en una serie de recaídas provocadas por la incapacidad de manejar estados emocionales negativos, concluiremos que el aprendizaje de estrategias y habilidades para afrontar y manejar adecuadamente estos sentimientos resultará la mejor forma de prevención de recaídas, proporcionando así a las personas otra forma de funcionamiento que le permita minimizar si no erradicar los efectos psicológicos asociados al consumo de sustancias.

ESP. ADICCIONES COMPORTAMENTALES Y

MANIPULACIÓN PSICOLOGICA

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

PSICOTERAPEUTA DE CLINICA SER

 

Las relaciones de pareja

Recuerda que venimos a esta vida a ser felices y no tenemos que pagar ningún precio para no estar solos. Es importante sin ser demandante, saber poner límites y fomentar la comunicación asertiva para establecer relaciones sanas.

Las evidencias que muestran que estás pasando por una crisis de pareja - Psico.mx

Mi pareja me hace daño, pero no puedo separarme de ella.

Las relaciones de pareja pueden ser muy complejas, ya que intervienen una gran cantidad de factores tanto externos (familia, amigos, sociedad, costumbres y creencias), como internos (personalidades, trastornos, traumas, creencias).

Dentro de toda esa gama de interacciones, hay una que lamentablemente es más común de lo que parece y es la dinámica de relación entre un/una dependiente emocional y alguien con personalidad narcisista.

Para esto habrá que entender en qué consiste cada una de las personalidades.

El dependiente emocional, generalmente tiene:

  1. Baja autoestima y auto desprecio.
  2. Buscan relaciones de pareja teniendo poco criterio, les faltan ser más asertivos.
  3. Tienen tendencia a depresión o ansiedad.
  4. No asumen responsabilidades.
  5. Tienen dificultades en la toma de decisiones.
  6. Son inseguras
  7. Pueden tener problemas para hacer las cosas por si solas.
  8. Están dispuestas a obedecer y ser subordinadas de forma desproporcionada.
  9. Son poco adaptativas a nuevos entornos o situaciones.
  10. Tienen temor al rechazo y dificultades para dar su opinión.
  11. Tienen dificultad para iniciar proyectos por su cuenta.
  12. Hay falta de confianza en su propio juicio y capacidades.
  13. Están dispuestos a hacer tareas no deseables con tal de mantener la relación de dependencia.
  14. Se ponen en una posición menor en las relaciones
  15. Pueden soportar maltrato físico o verbal que puede dar pie al maltrato de género, pensando que la persona con dependencia emocional consciente cosas incondicionalmente.
  16. La soledad les hace sentir muy incómodos.
  17. No tienen la capacidad de salir de una relación tóxica.
  18. Tienen sensación de vacío que solo pueden llenar con otra persona.
  19. Se auto anulan, no piensan en sus propias necesidades.

Por otro lado, la personalidad narcisista son personas con:

  1. Una sensación desmesurada de ser muy importantes.
  2. necesitan excesiva admiración y reconocimiento.
  3. Generan relaciones conflictivas por su constante demanda y descalificación sutil.
  4. Carecen de empatía.
  5. Causan muchos problemas en las interrelaciones, aunque difícilmente lo van a aceptar.
  6. Tienden a culpar a los demás o a las situaciones para no sentirse inferiores.
  7. Rara vez, aceptan sus errores.

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

 Médico especialista en Clínica SER

¿Cómo nos comunicamos con los demás?

Comunicación eficaz

La comunicación es uno de los logros más grandes de la humanidad, en todos los ámbitos de nuestra vida, una comunicación eficaz favorece al logro de los objetivos en común, evita malas interpretaciones y los daños en las relaciones interpersonales. Para poder tener una buena comunicación debemos ser asertivos y evitar conductas pasivo-agresivas.

La asertividad

Es un tipo de habilidad social que consiste en defender nuestros derechos de una manera adecuada y sin vulnerar los derechos de los demás. El derecho a decir no sin sentirse culpable o egoísta. El derecho a cometer errores y, ser responsable de ellos, a tener necesidades y a que esas necesidades sean tan importantes como las de los demás. De la misma manera es importante pedir (no a exigir) que los otros respondan a nuestras necesidades, poder decidir si decimos Sí a las necesidades de los demás. Aprender a hacer lo que queramos, mientras no se violen los derechos de otra persona y comportarnos siguiendo nuestros deseos, siempre que no se vulneren los derechos de los demás.

¿Cómo actuamos cuando somos sumisos? Anteponemos los derechos de los demás a nuestros propios derechos. ¿Por qué renunciamos a nuestros derechos? Por comodidad, evitar un conflicto, no querer pasar un mal momento, buscar ser aceptados, nuestras creencias, nuestra autoestima, tener un modelo familiar que nos inculca el “quedar bien”, nuestras carencias, etc.

Comunicación e interacción de factores

Por otro lado, la persona con conducta agresiva defiende sus derechos, deseos, opiniones de forma ofensiva o incluso agrediendo físicamente. En definitiva, antepone sus derechos a los derechos de los demás. ¿Cuáles podrían ser las causas? La interacción de diferentes factores, por ejemplo: necesidades no resueltas, autopercepción, percepción del entorno, mecanismos de protección, el temperamento de la persona y lo comportamientos que adopta son de acusar, manipular, humillar, amenazar, insultar, etc.

Cuando la comunicación no funciona adecuadamente, es una fuente de conflictos, de incomprensión y puede interferir en la motivación y productividad de objetivos. Cuidemos la manera en la que comunicamos nuestros deseos, pensamientos y necesidades con el objetivo de no dañar a las personas que nos rodean.

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta en Clínica SER

Psicóloga clínica

Cédula:11729330

Luz de Gas II (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte II

 

Esta temática  se ha llevado a la pantalla grande  con la película Gaslight, estrenada en 1944, donde una mujer enfrenta a su marido por coquetear con otra mujer en su casa de Londres, la respuesta de Gregory no es negar la acusación ni confirmar la sospecha, si no reformular con una pregunta: “¿Estás imaginando cosas de nuevo?”. Al final termina por convencer a la mujer de que ha perdido la noción de la realidad.

En muchas ocasiones el paciente farmacodependiente normaliza tanto su situación de consumo de sustancias, que hace creer a la familia que no está mal, que es mejor consumir en casa que afuera, que lo más conveniente es que  le den dinero para obtener su sustancia, de lo contrario robara, que es la obligación de los padres o de la pareja ver por él, es importante la atención integral de las adicciones

Realidad inexistente

La familia se va enfermando con todas estas situaciones, y termina creando una realidad inexistente, hay madres de familia que inyectan a sus hijos droga creyendo que es lo mejor, que piensan que por que hicieron o no hicieron cosas en un pasado el paciente se encuentra con las problemáticas actuales y por esa culpabilidad son responsables de lo que pasa y pudiéramos mencionar infinidad de situaciones, pero en cada una de ellas la familia pierde el “sano juicio” es decir, no actúa correctamente y hace cosas que para ellos están “bien”  pero que en realidad lo único que pasa con esas soluciones, es que se perpetua el problema.

Prevenir el gaslighting y sus consecuencias;

Confía en ti y en tu memoria: nadie puede conocer tu realidad y tus sentimientos mejor que tú.

Evita perseguir la aprobación de los demás: respeta las opiniones pero ten la tuya propia, lo luches por hacer cambiar de opinión al resto de personas.

Rodéate de gente que te haga sentir bien, amigos o familia que te ayudarán a ver la vida de otra forma y mejorarás tu estado de ánimo, dejando atrás los efectos negativos de la luz de gas.

No dejes que superen tus límites: no permitas que te griten o que te hagan sentir mal.

No dejes que nadie decida por ti: evita tener que delegar en otra persona para las decisiones que solo te atañen a ti, puedes pedir consejo, pero siempre debe prevalecer tu criterio.

Trabaja tu autoestima: es la base de todo, si no la tenemos perdemos la confianza en nuestro criterio, por lo que seremos la presa perfecta para el gaslighting.

Evita la dependencia emocional: no delegues algo tan importante como tu felicidad en otra persona, pues entonces será ella la que tenga el mayor control sobre ti. Válete por ti mismo.

La persona que padece el gaslighting y además vive con alguna enfermedad mental necesita hacer tierra, por ello es muy importante que el paciente que consume y la familia busquen ayuda de profesionales con tratamientos completos.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/consecuencias-del-gaslighting-como-prevenir-sus-efectos

Luz de gas (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte I

Recuerdo el caso de varios pacientes que me han comentado, “Psicólogo siento que me estoy volviendo loca”, yo veo cosas pero mi pareja se  niega a creerme,  siempre dice que estoy loca, que ya me la terminé creyendo y vengo a sesión solo por un motivo particular, saber si estoy loca o no.

Lo que padecían era el término titulado Gaslighting (luz de gas) Paige L. Sweet, en 2019, lo define como un tipo de abuso psicológico que tiene por objeto hacer creer a la víctima que ha perdido el juicio creando un ambiente interpersonal surreal.

Este término se originó de una obra de teatro en la cual un marido trata de conducir a su esposa a la locura bajando las luces encendidas por gas en su casa, y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Así la víctima cuestiona sus propios sentimientos, instintos, y la cordura. Esta táctica le da a la pareja abusiva una gran cantidad de poder y control.

Una vez que una pareja abusiva hace creer que el que está bien es él y no  la víctima, obtiene beneficios,  uno de ellos es que hace que la pareja muy probablemente se quede en esa relación abusiva.

independencia emocional.

Y esa falta de confianza en la percepción propia hace que el pedir ayuda y salir del abuso o la relación tóxica sea todavía más difícil. Dificulta que la víctima  aumente su independencia emocional. Lo que ocurre es que se adaptan cada vez más a los malos tratos a través de una indefensión aprendida porque su autoestima decae día a día.

Expresiones como “por todo armas un problema”; “estás loca”; “estás exagerando”; “te imaginas cosas”; “eres tan dramática”; “no te acuerdas bien”; “solo fue una broma”; “siempre mal interpretas las cosas”; “es tu culpa” o “de qué me estás hablando”, son algunas frases violentas, pero muy normalizadas, que los abusadores utilizan dentro o fuera de un contexto de pareja.

En la clínica de rehabilitación se cuenta con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados  que te pueden ayudar con  esta problemática de Codependencia Emocional.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334.

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/