Niño Rey

Factores

Cómo neutralizar el chantaje emocional - Pir

Le llamamos  “niño rey” porque la persona tiene un comportamiento que es típico de un individuo terriblemente egocéntrico que exige todos los derechos del niño, pero que no cumple ninguna obligación del adulto. En otras palabras, cuando le conviene se comporta como niño y cuando le conviene se comporta como adulto autoritario y es posible que se desencadene una adicción y codependencia del familiar 

Los factores socioculturales influyen en el desarrollo del perfil psicológico del niño rey. El machismo, la sobreprotección maternal, los roles tradicionales de género en la familia mexicana, la sumisión de la mujer, etc., han sido factores que han contribuido mucho a la configuración de este tipo de comportamientos. 

Las principales características comportamentales del niño rey son las siguientes:

  • Sentido exagerado de lo que les corresponde y esperan que los que están a su alrededor se lo proporcionen.
  • Baja tolerancia a la incomodidad, especialmente si es causada por la frustración, el desengaño, el aburrimiento, o la negación de lo que han pedido; entonces, la expresan con rabietas, ataques de ira, insultos y/o violencia.
  • Presentan escasos recursos para la solución de problemas o afrontar experiencias negativas.
  • Están muy centrados en sí mismos y creen que son el centro del mundo.
  • Buscan las justificaciones de sus conductas en el exterior y culpan a los demás de lo que hacen, por tanto, esperan que sean los otros quienes les solucionen sus problemas.
  • No pueden, o no quieren, ver la manera en que sus conductas afectan a los demás por lo que se dice que, muchos de ellos, carecen de empatía.
  • Piden hasta el extremo de la exigencia. Una vez conseguido, muestran su insatisfacción y vuelven a querer más cosas.
  • Les cuesta sentir culpa o remordimiento por sus conductas.
  • Discuten las normas y/o los castigos con sus padres a quienes consideran injustos, malos, etc. Pero comportarse así, les compensa ya que ante el sentimiento de culpa inducido, los padres ceden y otorgan más privilegios.
  • Exigen atención, no sólo de sus padres, sino de todo su entorno. Y cuanta más se les da, más reclaman.
  • Les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones extra familiares, especialmente en la escuela, porque no responden bien a las estructuras sociales establecidas ni a las figuras de autoridad.
  • Se siente tristes, enfadados, y/o ansiosos, y suelen tener una autoestima baja

Las principales características del perfil psicológico del niño rey son las siguientes:

  • Infantilismo
  • Demandas excesiva
  • Egoísmo
  • Narcisismo
  • Intolerancia a la frustración
  • Caprichos
  • Inconsistencia
  • Inconstancia
  • Dependencias emocionales
  • Superficialidad
  • Manipulación
  • Incapacidad de aplazar satisfacciones
  • Rebeldía ante la autoridad
  • Egocentrismo
  • Irresponsabilidad
  • Pasividad

Se debe tener muy claro cuál es el rol de cada uno. Los padres deben ejercer su autoridad, establecer límites claros en todos los ámbitos. Se debe de ser coherente, no imponer consecuencias que no se cumplirán, otorgar responsabilidades y no sobreprotegerlos y tomar rehabilitación con expertos. 

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva.

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

Origen de la codependencia

Codependencia

➤ Codependientes: Las víctimas inocentes - Instituto Castelao

Dentro del área en adiciones, una característica en la dinámica familiar es la codependencia, esta se desarrolla en la relación con uno mismo y la relación con los demás. Alguno de los síntomas que les resulta difícil desempeñar a aquellas personas que son codependientes, es: experimentar niveles adecuados de autoestima, establecer límites funcionales, asumir y expresar su propia realidad y ocuparse de sus necesidades y deseos de adulto. Para que estos síntomas surjan, se requiere de un sistema familiar de abuso, donde el cuidador cree que el mal trato es normal, por ejemplo: pegar con cinturón, abofetearlo, gritarle, ponerle apodos que lo ridiculicen, ver la sexualidad de sus padres (dormir con ellos, ver desnudos cuando tiene de 3 o 4 años de edad), no enseñarles técnicas de higiene, bañarse, peinarse, usar desodorante, limpiarse los dientes, mantener su ropa libre de polvo, el cuidador esperar que el niño lo sepa todo por sí mismo.

Creencias

Algunas creencias que llegan a tener los cuidadores es que si no ponen reglas rígidas la vida de sus hijos se saldrá de control, nunca se disculpan con sus hijos si es que cometen un error (piensan que disculparse equivaldría a demostrar debilidad), y creen inconscientemente que los pensamientos de los niños tienen poca validez, pueden decir “no debes sentir eso”, “como si fuera para tanto”, esto promueve la des validación de sus emociones y detona que sientan que esta mal sentir o pensar de cierta manera, algunos padres optan por sobre proteger lo que conlleva que en un futuro sean incapaces de hacerle frente a la vida, así también mantienen relaciones íntimas con los hijos, los usan como confidentes y comparten secretos que van más allá del nivel de desarrollo del niño (esto también es abusivo).

He aquí la importancia de que se pueda comprender como es que la manera de crianza determina muchas veces el como sentimos, pesamos y actuamos en nuestro entorno, incluso es un factor a un consumo de sustancias adictivas ya que se tiene un carácter vulnerable e influenciable, ante una infancia herida, una invitación a los lectores es el ser conscientes para poner un alto a relaciones violentas ya que si se sienten identificado con este estilo de crianza, no  dudes en acércate a una atención psicológica  y ayuda en rehabilitación de adicciones

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Elizabeth Romero Zarate

Licenciatura en Psicología, Maestría en Adicciones

Cedula profesional: 11299915

Terapeuta en Clínica SER

 

No quiero que mis hijos sufran lo mismo que yo sufrí

Lo mismo que yo sufrí 

Malos Hábitos De Iconos Isométricos De Personas Con Drogas, Alcohol, Fumar,  Adicción Al Trabajo, Redes Sociales, Ir De Compras Aislado Ilustración  Vectorial Ilustraciones Svg, Vectoriales, Clip Art Vectorizado Libre De  Derechos. Image

Esta frase ya lleva dos generaciones que se comenzó a utilizar como un argumento para justificar el hecho de que a nuestros hijos podamos darles todo lo que está a nuestro alcance y lo único que se ha obtenido es hijos incapaces de enfrentar por sí solos muchos retos y frustraciones ante la vida.

Les estamos enseñando a recibir pero no a dar, y bajo el argumento de que “se puede traumar” o “es que todos los demás lo hacen, o todos lo tienen” y lo más irónico es que sufren en demasía debido a que no han sido preparados para tolerar la frustración (porque nunca quisimos que la padecieran bajo el argumento de no traumatizarlos) y ante esta realidad los estamos preparando para “sufrir la vida” y como no están preparados para lidiar con esa frustración en automático van a buscar conductas o sustancias que los hagan sentir “bien” ante el caótico malestar que están “sufriendo” (lo ideal sería decir “viviendo”), es así como el consumo/abuso de sustancias, relaciones destructivas o incluso alteraciones en la personalidad de los jóvenes pueden ser la consecuencia ante la inadaptación a lo que les ofrece el mundo real.

Pero ¿Por qué un padre/madre actúa de esta manera con sus hijos? La respuesta es por evitar la sensación desagradable (llámese ansiedad) que les genera el ver o pensar que su hijo sufre al no resolverle la situación que está viviendo. Por ejemplo, saber que mi hijo dejó el lunch en la casa y que va a estar sufriendo de hambre, hace que haga lo posible para que dicho lunch llegué a su escuela (mandar a la persona que ayuda en casa, mandarlo en taxi, salir de la oficina para dejárselo, hablar con la maestra para que me preste dinero y de esa manera no sufra mi hijo por algo que es su propia responsabilidad).

¿Es bueno que mi hijo sufra?

Lo que es bueno es que mi hijo aprenda a manejar y superar la frustración pero que sobre todo aprenda que hay cosas que no dependen de él (ni de sus padres) y por lo tanto necesita aceptar la realidad así tal y como es.

Si como padre te sientes incómodo porque tu hijo no está a la moda como los demás, te invito a analizar cuáles son tus motivaciones o necesidades que tratas de resolver al proyectarlas en resolver las necesidades de tu hijo.

Recuerda que no porque algo sea “normal” significa que sea “adecuado” y es de lamentar que en nuestra cultura cada vez es más “normal” inutilizar a nuestros hijos para que yo como padre no viva la ansiedad de ver que mi hijo está aprendiendo a adaptarse a la vida, a la sociedad y que eso le permitirá aprender, crecer y sobreponerse a los retos.

Tu hijo como adulto te agradecerá el proceso de rehabilitación y el hecho que le diste lo que era necesario para vivir en valores y contentamiento,  (poder aceptar de buena gana lo que no le gusta) lo cual se reflejará en que viva una vida llena de plenitud y no de frustraciones.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Esp. en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Duelo en adicciones

Hablemos de duelo 

Duelo y confinamiento: ¿Qué hacer? - Fundación Edad&Vida

Cuando hablamos de duelo, la mayoría de las veces lo relacionamos con la pérdida de un ser querido, situación que no es equívoca, sin embargo, no es a lo único que se refiere la palabra duelo; se ha considerado primordial por el impacto ante la pérdida de un ser querido, no obstante, al hablar de duelo, nos referimos al proceso normal que se desencadena tras una pérdida ya que, como seres humanos, nos manejamos a través de la energía, del contacto y las relaciones, del vínculo generado en relación con aquel objeto o persona, cuando dicha separación sucede es esperado que experimentemos tristeza, es decir una reacción de la mente y el cuerpo ante un dolor, nos permite afrontar situaciones que nos desequilibran, y restan atención a lo que pasa a nuestro alrededor, nos da la oportunidad para reflexionar sobre uno mismo, nos enfocamos en sentimientos rumiantes, sin embargo, nos puede dar pauta, dentro de tantos pensamientos a darle un sentido a eso que nos falta, de esa forma podemos cambiar el enfoque de la tristeza, al final de todo la tristeza es normal ante una pérdida, es esperado experimentar un desequilibrio  emocional mismo que, nos permitirá procesar dicha pérdida y recuperarse emocionalmente.

Al hablar de duelo en adicciones, podemos mencionar entonces que nos referimos a cualquier pérdida con la cual se haya generado un vínculo afectivo, ante un duelo será esperado experimentar ciertas emociones como la tristeza, enojo, sentimiento de culpa, ansiedad, desesperanza, entre otros; un paciente con adicciones llegará a experimentar diferentes pérdidas, ahora, una persona que padece de adicción por lo regular estará invadida de emociones desagradables, ya que, al haber mantenido en un estilo de vida en donde ha acostumbrado a lograr  estados emocionales agradables a base del consumo de sustancias, es decir buscar el placer por medio del consumo, llegando así a experimentar las diferentes pérdidas comenzando con el estilo de vida, la zona de confort y estados de tranquilidad generadas por el consumo, otra de las pérdidas que se llegan a experimentar es la confianza, al utilizar las mentiras para conseguir lo que desea, conforme pasa el tiempo las mentiras se vuelven torpes y más fáciles de identificar llevando a la familia a generar una desconfianza ante la persona con adicción, otra de las pérdidas es el lugar que se ocupa en la vida de las personas, ante ello la persona comienza a utilizar la manipulación, también se llega a dar la pérdida de la identidad, como persona, como hombre, en algunos casos, la masculinidad puesta por la sociedad.

 El dilema ante la pérdida

También está vinculada con la pérdida del amor, es decir cuando se pierde algo que se ama, con aquello que se tiene un vínculo afectivo cercano, la persona se sentirá afectada y negada a soltar aquella tranquilidad erróneamente concebida a pesar de generarle afectaciones, debido a ello, se llega a la aceptación del dolor o sufrimiento como consecuencia de la relación conflictiva con aquel objeto de amor, llevando así a la persona a generar ideas equívocas, imaginando que el dolor forma parte de su existencia y como efecto secundario a la vinculación con aquel objeto. La incertidumbre ante lo desconocido, a soltar aquello que le generaba tranquilidad y pesar, ahora forjará una nueva relación afectiva consigo mismo y su recuperación, dentro de las adicciones este proceso es doloroso, ya que la persona con adicción no puede continuar con su vida y tiende a  aferrarse al dolor mismo que prefiere calmar con la sustancia.

Una persona que padece de adicciones no solo se enfrentará al malestar físico, emocional o social que el consumo le genera, más allá de no querer dejar su consumo, en realidad está vinculado con una serie de factores internos y externos que influirán en el mantenimiento del mismo, ante ello, es importante acudir con especialistas en adicciones, centros de rehabilitación en adicciones y grupos de autoayuda buscando un tratamiento interdisciplinario.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

ANDRÉS LUCIANO GREGORIO.

Maestría en Psicología Clínica.

Cédula profesional. 11050830

Terapeuta de Clínica SER

Recuperación Emocional

Recuperación 

Los 7 tipos de inteligencia emocional (y sus características)

Casi no nos hemos detenido a reflexionar, porque la convivencia entre las personas en ocasiones resulta difícil comprender que a pesar de pertenecer a una familia, cada uno tiene su propia individualidad, la falta de flexibilidad, emociones, adicciones, dificultades cotidianas y hacen que las personas estemos cerca y en una línea casi imperceptible lastimamos, y paradójicamente lastimamos a aquellos que más cerca tenemos y normalmente es la familia con quien es más difícil compartir el proceso

Por este tipo de dificultades se llega a consulta, procesos de terapia, clínicas etc. la vida se vuelve intranquila, en ocasiones inadaptada, resentida, justamente de esta última parte hablaremos en este momento, el perdón, reconciliación y proceso de psicoterapia, como herramienta para el proceso de vivir sin sufrimiento ante la vida.

Un dato interesante es que los seres humanos que tienen dificultades con el estado de ánimo como: ansiedad, depresión, adicciones perdonan menos, esto nos lleva a identificar que posiblemente la mayor dificultad tiene que ver con la expresión de lo que se siente y no se dice con palabras pero si con padecimientos. Las habilidades para el manejo de las emociones se convierten en uno de los mayores recursos para relacionarse con otras personas. Es por ello que el proceso terapéutico es indispensable, el trabajar con lo que identificamos como emociones, pero se observa en el comportamiento, como la punta de un iceberg, siendo lo que se encuentra abajo, lo más pesado y lo más duro para disolver.

Acompañamiento emocional 

En la clínica a través de acompañamiento emocional, proceso terapéutico logran identificar aquello que causa sufrimiento y muy probablemente sea un disparador de consumo de sustancias, uno de los objetivos es que ellos desarrollen recursos que les permita llegar al perdón e inclusive de ellos mismos, pues puede ser una mirada hacia el futuro, cualidad humana que permitirá ser una nueva persona.

El perdonar puede resultar liberador, permite avanzar a una vida con mayor conciencia, es importante que reflexionemos que perdonar no es olvidar, el perdonar puede ser la reconciliación ante la imperfección de las personas ante una forma distinta de vivir, pero el perdón es un proceso donde el primer paso es darse cuenta y dejar sentir vulnerabilidad para reconocerse como más humano, tendrá que desaprender para volver a aprender, conlleva tiempo, paciencia  y trabajo constante.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtra. Blanca Cecilia Adán Peralta

Especialista  en Conductas Adictivas y

 Manipulación Psicológica

 Cédula profesional: 10769035

Te resuelvo porque te quiero

¿Resolver el problema?

149,339 Adiccion Vectores, Ilustraciones y Gráficos - 123RF

A veces el no poder cubrir las necesidades de las personas que amamos nos llenan de ansiedad, con lo cual nuestra receta que “aparentemente” nos funciona es resolverle a la persona y de esa manera nosotros ya no sufrimos su angustia, en esta pequeña historia se los puedo mostrar:

Un día un niño de 2 años va muy contento con sus padres porque le compraron un helado en el parque, de repente por accidente el helado se le cae y como consecuencia el niño se pone a llorar, lo que hace unos segundos era satisfacción por ver su alegría, en este momento para los padres es angustia al ver la carita triste de su niño, ¿y con cuánto dinero se quita esa angustia?, pues con una moneda, y sin embargo ¿Qué aprendió el niño?, de seguro muchos dirían que nada, cuando en realidad aprendió que llorando y poniendo carita triste le pueden dar o resolver lo que él necesita, en un mundo hipotético si se le hubiera explicado que “el próximo domingo le compran su helado ya que fue un accidente lo que sucedió” el niño hubiera recibido una gran lección de tolerancia a la frustración (obviando el consecuente berrinche e intentos de manipulación).

Ya en primaria, por haber estado jugando no hizo su tarea a tiempo y ya es tarde, tiene sueño y está llorando preocupado por el sello que le pondrá su maestra por no llevar la tarea, ante esta angustia ¿Qué hacen los padres?, pues le hacen la tarea “hasta con letra fea” y ¿Qué aprendió el niño? Que mamá resuelve el problema.

Igual en secundaria un fin de semana que no hizo una maqueta que era derecho a examen final, se encuentra frustrado culpando a todos (de lo que era su responsabilidad) y angustiado porque se irá a extraordinario, ¿Qué pasa?… pues se desvelan toda la noche los padres para que el jovencito no repruebe.

El Rescate

Ya grandecito lo mandan a estudiar la universidad a otro estado y un día llama a casa confesando que “se gastó el dinero de las últimas 3 mensualidades” y “necesita pagar el semestre o lo perderá junto con todo el año escolar”, angustiados los padres le depositan todo el dinero no sin antes darle una buena regañada, ¿pero qué aprendió? Que sus padres le pueden resolver sus irresponsabilidades y el caos que puede llegar a generar.

Finalmente a los treinta y tantos, llama a casa de sus padres alegando que ya sabe que no debe manejar “alcoholizado” pero que ese no es el punto, que necesita que lleguen sus padres como chantaje emocional, con mucho dinero para repartir entre las autoridades y así evitar que se lo lleven a prisión…

La única constante de esta historia es la actitud de rescate y resolución de parte de sus padres de los problemas que su propia irresponsabilidad generó, las consecuencias son cada vez mayores y sin querer (y por amor) le negaron la posibilidad de haber desarrollado un sentido de responsabilidad y la capacidad de aprender a hacerse responsable de sus actos, por eso uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos desde un principio es la tolerancia a la frustración y ayudarlo con un tratamiento de adicciones e integral.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Esp. en Adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta en Clínica SER

¿Qué es la Supresión Post Aguda?

Supresión Post Aguda 1/2

La importancia de la familia frente al consumo de drogasMuchas veces los pacientes al egresar de su internamiento en Clínicas de Rehabilitación de adicciones, salen con la intención de cambiar varios aspectos, para tener una mejor calidad de vida, sin embargo, en el proceso de la incorporación de sus nuevas actividades, se presentan secuelas del daño causado en el sistema nervioso por el consumo de sustancias psicoactivas, a lo que llamamos Supresión Post Aguda, que es un conjunto de síntomas de la enfermedad adictiva que ocurre como resultado de la abstinencia de los químicos adictivos. Estos síntomas varían para cada paciente, y por supuesto la sustancia y frecuencia de consumo determinarán el tiempo en el que se presentan, regularmente estos se detonan de siete a catorce días de abstinencia.

Estas secuelas hacen complicada la sobriedad, e incluso si no se hacen consientes, los síntomas pueden provocar una recaída, por ello la importancia de que el paciente pueda conocer su enfermedad, y con la ayuda de su red de apoyo crear estrategias de prevención para evitar una posible recaída.

Algunos pacientes y familia ante el desconocimiento de este síndrome de Supresión Post Aguda, llegan a presentar sentimientos de culpa, tristeza y desesperación, por creer que, a pesar de apegarse al programa de la filosofía de 12 pasos, y seguir las recomendaciones de especialistas no notan un cambio tan significativo, ya que sus emociones siguen fluctuando e inclusos sus relaciones sociales siguen siendo conflictivas. Lo cierto es que estos síntomas aumentarán, pues su intensidad pico es de los tres a seis meses después de que comienza la abstinencia, y la recuperación del sistema nervioso central lleva de seis a veinticuatro meses, este tiempo estimado da pauta de continuar aun con mayor razón su tratamiento, pues la contención y seguimiento es de suma importancia para una mejor sobriedad.

Características de la Supresión  Post Aguda

Algunas características por las que pasan los pacientes en recuperación, reconocer que es un proceso, que es normal sentir esos síntomas (que pueden ser temporales o de por vida), y que se requiere tiempo para la rehabilitación, esto puede evitar conductas contraproducentes.

Tipos de síntomas de la Supresión Post Aguda (SPA)

  1. Inhabilidad de pensar con claridad: en ocasiones la inteligencia no se ve afectada, pero si la concentración, e incluso se llega a un pensamiento rígido y repetitivo.
  2. Problemas de memoria: pueden escuchar instrucciones, pero en poco tiempo se les olvida, con alto estrés suele olvidarse aún más, pero con el tiempo regresa esa memoria, y también existe dificultades para aprender nuevas habilidades.
  3. Sobre reacciones emocionales o adormecimiento: en esta parte podemos apreciar que existe una ansiedad e irritabilidad, por situaciones que no causan tanta angustia, (excesiva sensibilidad), o por el contrario existe una apatía y desinterés extremo que se caracteriza por ser insensible a situaciones que conllevan un significado, incapaces de sentir nada.
  4. Disturbios al dormir: donde se puede observar pesadillas, despiertan antes de tiempo, duermen más o no pueden dormir, pero cuando se continua con la abstinencia y sobriedad estos suelen ser menos frecuentes.
  5. Problemas de coordinación física: se pueden presentar mareos, problemas de balance, reflejos lentos, torpeza o riesgos de accidentes.
  6. Sensibilidad al estrés: hay dificultad de reconocer situaciones de estrés elevado y bajo, por lo que hay sobre reacciones emocionales, a causa de este comportamiento impulsivo suele desarrollarse vergüenza toxica o baja autoestima.

La recuperación del daño causado por la adición requiere de abstinencia. Pero el daño por sí mismo interfiere con la habilidad de abstenerse. Esta suele ser la paradoja de la recuperación, de alguna otra forma si no se reconocen y atienden estos síntomas pueden afectar tanto a pacientes como a la familia, por eso es importante que se siga en Tratamiento con especialistas en adicciones.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Elizabeth Romero Zarate

Maestría en Adicciones

Cedula profesional: 11299915

Terapeuta en Clínica SER

La impulsividad

La impulsividad como factor predisponente y como consecuencia del consumo de sustancias.

Se considera que una acción de impulso se caracteriza por una predisposición conductual para realizar acciones rápidas y sin planificación frente a estímulos tanto internos como externos, donde los individuos pueden tener repercusiones positivas o negativas. Por ello, consideramos que la impulsividad es la reacción precipitada ante una situación extrema sin reflexionar sobre las posibles consecuencias a corto o largo plazo y posteriormente pueden presentarse sentimientos de culpa o arrepentimiento.

La impulsividad

implica una agrupación de procesos emocionales, cognitivos y motivacionales que actúan conjuntamente; es así que, es posible la discusión de impulsividad bajo tres aspectos. El primero, hace referencia a la parte individual, es decir, al comportamiento circunstancial de un individuo, donde actúa de una manera precipitada y sin reflexión previa. El segundo, hace referencia a una característica de la persona que lo predispone a tomar decisiones, pensar y reaccionar impetuosamente de manera constante. Y, el tercer aspecto, hace referencia a la impulsividad como un síntoma de una enfermedad mental o con algún tipo de patología  ¿pero cómo identificar los síntomas de las sustancias?

La carencia de habilidades para el control de impulsos, es una característica propia de las personas consumidoras, ya que incrementa un trastorno como la ansiedad y el deseo al consumo, lo cual le impide dar respuestas adaptativas.

Una serie de recomendaciones que podrían funcionar podrían ser las siguientes:

  1. Conocer qué la provoca
  2. Generar autoinstrucciones de manejo
  3. Usar técnicas de relajación
  4. Ser consecuentes
  5. Buscar alternativas positivas para el manejo de la frustración

La conducta impulsiva se expresa con características como la impaciencia, la constante búsqueda del riesgo y el placer, la necesidad de recompensa inmediata, y es necesaria la ayuda con especialistas en adiciones

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Miriam Samour Nieva

Maestra en psicología clínica.

Cédula profesional: 11729330

Terapeuta en Clínica SER

Sustancias relacionadas en deporte

El deporte

Nuevas sustancias prohibidas en el deporte – MedsBla

El deporte es una Actividad física que genera muchos beneficios tanto físicos como emocionales, sin embargo, cuando se hace en exceso puede considerarse una conducta adictiva al igual que el consumo de esteroides más relacionado con la dependencia psicológica y no con la física, generando cambios obvios en el cuerpo y no notarlo a nivel psicológico. La palabra anabólico significa “impulsor del metabolismo positivo” es decir puede incrementar la masa muscular.

Normalmente estos se comercializan en forma de comprimidos, inyecciones o implantes, todo este tipo de sustancias relacionadas con el desarrollo físico solo deben de consumirse bajo la supervisión médica, en pequeñas dosis y bajo un corto tiempo, ya que;

Las mujeres adquieren características masculinas, por lo general irreversibles, alguno de ellos; marcada reducción del tamaño de los pechos, engrosamiento de la voz, crecimiento excesivo de vello facial corporal, esterilidad etc.

Los hombres: pueden desarrollar características femeninas, crecimiento de los pechos, los esteroides provocan acné, problemas hepáticos, aumento del colesterol, ataque cardíaco, apoplejía, incapacidad para mantener erecciones, disminución del deseo sexual.

Los daños psicológicos

Los daños psicológicos también son importantes ya que los consumidores de esteroides anabólicos u otras sustancias adictivas se vuelven agresivos y paranoicos, y en la etapa de crecimiento puede perjudicar el desarrollo de forma irreversible.

En este sentido si algo sucede, es importante enfrentar los hechos, admitir ante ti mismo y los demás que tienes problemas con las drogas, es el primer paso para abandonar el consumo de forma adecuada, hablar con un amigo o familiar te brindara confianza para llegar con ayuda profesional  para el tratamiento de la adicción, saber ayudarte a ti mismo, es tan fundamental como saber ayudar a un amigo que ha reaccionado mal ante una droga.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtro Edward G. Fisher Naveda

Ced.6987755

Terapeuta de Clínica SER

 

Reflexiones de 14 años trabajando en SER

Experiencias

En el dos mil ocho Clínica Ser me dio la oportunidad de entrar a un ambiente de mucho crecimiento y desarrollo profesional, desde capacitación en Minessotta, Monte Félix y Oceánica, y experiencias.

Ha sido un honor ver la evolución de una excelente institución, que a lo largo de los años ha sido mi segundo hogar, enfocándose tanto en el tratamiento humano personalizado por parte de todos los profesionales que trabajamos aquí. Las adicciones han cambiado creciendo de una manera complicada, hace trece años la mayoría consumía alcohol , mariguana o cocaína, después comenzó a haber casos de opioides, heroína. Hoy en día la mariguana, el cristal o metanfetamina y fentanilo, están convirtiendo en casos psiquiátricos  cada día a más jóvenes, ponen en pausa o destruyen toda esperanza de que acaben una carrera o persigan sus sueños.

Rehabilitación

Aun a estas alturas en un centro de rehabilitación de primer nivel, nos toca reeducar tanto a los familiares como a los internos para que reconfiguren su modo de ver las opciones que quedan por calidad de vida. Cuando un paciente llega y se desintoxica sufre una abstinencia y a pesar de los medicamentos y las pláticas lo pasan mal, algunos les cuesta trabajo asimilar las ideas limitantes o alucinaciones que regían su vida en el consumo. Eso es lo que comenzamos a trabajar hoy en día, las distorsiones cognitivas de su vida. Al identificarlas haciendo conciencia y enseñándoles a vivir con límites de ahora en adelante. He sido testigo de las vidas que se pueden salvar si ellos lo deciden así y el beneficio que se hace a la sociedad al tener buenos elementos recuperados.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Cédula Profesional: 6987755

Terapeuta en Clínica SER