¿Por qué no debo molestarme con mi familiar si está bebiendo?

Convivencia con mi familia 

DEPRESIÓN” ¿Las drogas la resuelven o la empeoran?

 

Las personas y familias que conviven con alguien que tiene problemas con el abuso del alcohol, generalmente presentan mucha ansiedad y disgusto debido a la forma de beber de su familiar y por las consecuencias y conductas que éste manifiesta cuando está bebiendo.

Estas alteraciones generalmente suceden cuando la persona comienza a beber, por lo tanto el otro se disgusta y reacciona desde su inconformidad ya sea a través de quejas, reclamos o de su expresión no verbal que denota su disgusto, a lo que el otro reacciona como si lo estuvieran atacando, con lo cual solamente se intensifica el problema, ya sea de la discusión o de la cantidad y forma en que va a beber.

En el proceso de la rehabilitación, es necesario el trabajo con la familia para que puedan recibir la psico información necesaria para aprender a tratar y convivir con su familiar. Sin embargo es el temor a las consecuencias que se suscitarán en el momento del evento lo que motiva a los familiares a tratar de impedir o resolver el comportamiento del otro debido a que no pueden soportar los niveles de ansiedad y el estrés y para ello generalmente reaccionan de manera poco asertiva.

Poner límites 

La mejor manera de enfrentar es recordar que su conducta no tiene por qué afectarme (poner límites) y solo puedo expresar dicho límite, para ello les pongo un ejemplo de alguien que está consumiendo de más en una reunión: “Querido: acepto que disfrutas mucho esta bebida, pero es importante para mí que no ordenes ninguna más durante esta noche. Por favor, ¿podrías hacer esto por mí? Si el otro insiste en tomar entonces es importante expresar “si decides tomar esta noche, es tu elección, sin embargo no tengo que seguir sentada viendo como bebes, así que me voy a casa, y cuando estés sobrio me gustaría platicar esto contigo” Al decirlo es importante que no esté molesta para evitar una pelea. Recuerde que no se le puede obligar a nada y sólo usted es responsable de su propia seguridad y sobre todo de su felicidad.

Si quieres aprender a que la forma de beber de tu familiar no te afecte es importante que aprendas a lidiar con esta realidad, entendiendo que no es tu decisión y no eres tú quien genera esas conductas, que en la vida todo tiene consecuencia y cada quien es responsable de su manera de comportarse y reaccionar (él de beber y tú de enojarte), para ello existen los grupos de autoayuda (Al-Anon, Familias anónimas, Nar-Anon) y la ayuda profesional con especialistas en adicciones.

El cambio no es de la noche a la mañana, pero lograrás más cambios si lo tratas con comprensión y sin enojo, que con amenazas y discusiones (lo que empeora más la crisis). Siempre hay una solución, solo es cuestión de pedir ayuda.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta de Clínica SER

Duelo en adicciones

Hablemos de duelo 

Duelo y confinamiento: ¿Qué hacer? - Fundación Edad&Vida

Cuando hablamos de duelo, la mayoría de las veces lo relacionamos con la pérdida de un ser querido, situación que no es equívoca, sin embargo, no es a lo único que se refiere la palabra duelo; se ha considerado primordial por el impacto ante la pérdida de un ser querido, no obstante, al hablar de duelo, nos referimos al proceso normal que se desencadena tras una pérdida ya que, como seres humanos, nos manejamos a través de la energía, del contacto y las relaciones, del vínculo generado en relación con aquel objeto o persona, cuando dicha separación sucede es esperado que experimentemos tristeza, es decir una reacción de la mente y el cuerpo ante un dolor, nos permite afrontar situaciones que nos desequilibran, y restan atención a lo que pasa a nuestro alrededor, nos da la oportunidad para reflexionar sobre uno mismo, nos enfocamos en sentimientos rumiantes, sin embargo, nos puede dar pauta, dentro de tantos pensamientos a darle un sentido a eso que nos falta, de esa forma podemos cambiar el enfoque de la tristeza, al final de todo la tristeza es normal ante una pérdida, es esperado experimentar un desequilibrio  emocional mismo que, nos permitirá procesar dicha pérdida y recuperarse emocionalmente.

Al hablar de duelo en adicciones, podemos mencionar entonces que nos referimos a cualquier pérdida con la cual se haya generado un vínculo afectivo, ante un duelo será esperado experimentar ciertas emociones como la tristeza, enojo, sentimiento de culpa, ansiedad, desesperanza, entre otros; un paciente con adicciones llegará a experimentar diferentes pérdidas, ahora, una persona que padece de adicción por lo regular estará invadida de emociones desagradables, ya que, al haber mantenido en un estilo de vida en donde ha acostumbrado a lograr  estados emocionales agradables a base del consumo de sustancias, es decir buscar el placer por medio del consumo, llegando así a experimentar las diferentes pérdidas comenzando con el estilo de vida, la zona de confort y estados de tranquilidad generadas por el consumo, otra de las pérdidas que se llegan a experimentar es la confianza, al utilizar las mentiras para conseguir lo que desea, conforme pasa el tiempo las mentiras se vuelven torpes y más fáciles de identificar llevando a la familia a generar una desconfianza ante la persona con adicción, otra de las pérdidas es el lugar que se ocupa en la vida de las personas, ante ello la persona comienza a utilizar la manipulación, también se llega a dar la pérdida de la identidad, como persona, como hombre, en algunos casos, la masculinidad puesta por la sociedad.

 El dilema ante la pérdida

También está vinculada con la pérdida del amor, es decir cuando se pierde algo que se ama, con aquello que se tiene un vínculo afectivo cercano, la persona se sentirá afectada y negada a soltar aquella tranquilidad erróneamente concebida a pesar de generarle afectaciones, debido a ello, se llega a la aceptación del dolor o sufrimiento como consecuencia de la relación conflictiva con aquel objeto de amor, llevando así a la persona a generar ideas equívocas, imaginando que el dolor forma parte de su existencia y como efecto secundario a la vinculación con aquel objeto. La incertidumbre ante lo desconocido, a soltar aquello que le generaba tranquilidad y pesar, ahora forjará una nueva relación afectiva consigo mismo y su recuperación, dentro de las adicciones este proceso es doloroso, ya que la persona con adicción no puede continuar con su vida y tiende a  aferrarse al dolor mismo que prefiere calmar con la sustancia.

Una persona que padece de adicciones no solo se enfrentará al malestar físico, emocional o social que el consumo le genera, más allá de no querer dejar su consumo, en realidad está vinculado con una serie de factores internos y externos que influirán en el mantenimiento del mismo, ante ello, es importante acudir con especialistas en adicciones, centros de rehabilitación en adicciones y grupos de autoayuda buscando un tratamiento interdisciplinario.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

ANDRÉS LUCIANO GREGORIO.

Maestría en Psicología Clínica.

Cédula profesional. 11050830

Terapeuta de Clínica SER

Te resuelvo porque te quiero

¿Resolver el problema?

149,339 Adiccion Vectores, Ilustraciones y Gráficos - 123RF

A veces el no poder cubrir las necesidades de las personas que amamos nos llenan de ansiedad, con lo cual nuestra receta que “aparentemente” nos funciona es resolverle a la persona y de esa manera nosotros ya no sufrimos su angustia, en esta pequeña historia se los puedo mostrar:

Un día un niño de 2 años va muy contento con sus padres porque le compraron un helado en el parque, de repente por accidente el helado se le cae y como consecuencia el niño se pone a llorar, lo que hace unos segundos era satisfacción por ver su alegría, en este momento para los padres es angustia al ver la carita triste de su niño, ¿y con cuánto dinero se quita esa angustia?, pues con una moneda, y sin embargo ¿Qué aprendió el niño?, de seguro muchos dirían que nada, cuando en realidad aprendió que llorando y poniendo carita triste le pueden dar o resolver lo que él necesita, en un mundo hipotético si se le hubiera explicado que “el próximo domingo le compran su helado ya que fue un accidente lo que sucedió” el niño hubiera recibido una gran lección de tolerancia a la frustración (obviando el consecuente berrinche e intentos de manipulación).

Ya en primaria, por haber estado jugando no hizo su tarea a tiempo y ya es tarde, tiene sueño y está llorando preocupado por el sello que le pondrá su maestra por no llevar la tarea, ante esta angustia ¿Qué hacen los padres?, pues le hacen la tarea “hasta con letra fea” y ¿Qué aprendió el niño? Que mamá resuelve el problema.

Igual en secundaria un fin de semana que no hizo una maqueta que era derecho a examen final, se encuentra frustrado culpando a todos (de lo que era su responsabilidad) y angustiado porque se irá a extraordinario, ¿Qué pasa?… pues se desvelan toda la noche los padres para que el jovencito no repruebe.

El Rescate

Ya grandecito lo mandan a estudiar la universidad a otro estado y un día llama a casa confesando que “se gastó el dinero de las últimas 3 mensualidades” y “necesita pagar el semestre o lo perderá junto con todo el año escolar”, angustiados los padres le depositan todo el dinero no sin antes darle una buena regañada, ¿pero qué aprendió? Que sus padres le pueden resolver sus irresponsabilidades y el caos que puede llegar a generar.

Finalmente a los treinta y tantos, llama a casa de sus padres alegando que ya sabe que no debe manejar “alcoholizado” pero que ese no es el punto, que necesita que lleguen sus padres como chantaje emocional, con mucho dinero para repartir entre las autoridades y así evitar que se lo lleven a prisión…

La única constante de esta historia es la actitud de rescate y resolución de parte de sus padres de los problemas que su propia irresponsabilidad generó, las consecuencias son cada vez mayores y sin querer (y por amor) le negaron la posibilidad de haber desarrollado un sentido de responsabilidad y la capacidad de aprender a hacerse responsable de sus actos, por eso uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos desde un principio es la tolerancia a la frustración y ayudarlo con un tratamiento de adicciones e integral.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Esp. en Adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta en Clínica SER

¿Qué es la Supresión Post Aguda?

Supresión Post Aguda 1/2

La importancia de la familia frente al consumo de drogasMuchas veces los pacientes al egresar de su internamiento en Clínicas de Rehabilitación de adicciones, salen con la intención de cambiar varios aspectos, para tener una mejor calidad de vida, sin embargo, en el proceso de la incorporación de sus nuevas actividades, se presentan secuelas del daño causado en el sistema nervioso por el consumo de sustancias psicoactivas, a lo que llamamos Supresión Post Aguda, que es un conjunto de síntomas de la enfermedad adictiva que ocurre como resultado de la abstinencia de los químicos adictivos. Estos síntomas varían para cada paciente, y por supuesto la sustancia y frecuencia de consumo determinarán el tiempo en el que se presentan, regularmente estos se detonan de siete a catorce días de abstinencia.

Estas secuelas hacen complicada la sobriedad, e incluso si no se hacen consientes, los síntomas pueden provocar una recaída, por ello la importancia de que el paciente pueda conocer su enfermedad, y con la ayuda de su red de apoyo crear estrategias de prevención para evitar una posible recaída.

Algunos pacientes y familia ante el desconocimiento de este síndrome de Supresión Post Aguda, llegan a presentar sentimientos de culpa, tristeza y desesperación, por creer que, a pesar de apegarse al programa de la filosofía de 12 pasos, y seguir las recomendaciones de especialistas no notan un cambio tan significativo, ya que sus emociones siguen fluctuando e inclusos sus relaciones sociales siguen siendo conflictivas. Lo cierto es que estos síntomas aumentarán, pues su intensidad pico es de los tres a seis meses después de que comienza la abstinencia, y la recuperación del sistema nervioso central lleva de seis a veinticuatro meses, este tiempo estimado da pauta de continuar aun con mayor razón su tratamiento, pues la contención y seguimiento es de suma importancia para una mejor sobriedad.

Características de la Supresión  Post Aguda

Algunas características por las que pasan los pacientes en recuperación, reconocer que es un proceso, que es normal sentir esos síntomas (que pueden ser temporales o de por vida), y que se requiere tiempo para la rehabilitación, esto puede evitar conductas contraproducentes.

Tipos de síntomas de la Supresión Post Aguda (SPA)

  1. Inhabilidad de pensar con claridad: en ocasiones la inteligencia no se ve afectada, pero si la concentración, e incluso se llega a un pensamiento rígido y repetitivo.
  2. Problemas de memoria: pueden escuchar instrucciones, pero en poco tiempo se les olvida, con alto estrés suele olvidarse aún más, pero con el tiempo regresa esa memoria, y también existe dificultades para aprender nuevas habilidades.
  3. Sobre reacciones emocionales o adormecimiento: en esta parte podemos apreciar que existe una ansiedad e irritabilidad, por situaciones que no causan tanta angustia, (excesiva sensibilidad), o por el contrario existe una apatía y desinterés extremo que se caracteriza por ser insensible a situaciones que conllevan un significado, incapaces de sentir nada.
  4. Disturbios al dormir: donde se puede observar pesadillas, despiertan antes de tiempo, duermen más o no pueden dormir, pero cuando se continua con la abstinencia y sobriedad estos suelen ser menos frecuentes.
  5. Problemas de coordinación física: se pueden presentar mareos, problemas de balance, reflejos lentos, torpeza o riesgos de accidentes.
  6. Sensibilidad al estrés: hay dificultad de reconocer situaciones de estrés elevado y bajo, por lo que hay sobre reacciones emocionales, a causa de este comportamiento impulsivo suele desarrollarse vergüenza toxica o baja autoestima.

La recuperación del daño causado por la adición requiere de abstinencia. Pero el daño por sí mismo interfiere con la habilidad de abstenerse. Esta suele ser la paradoja de la recuperación, de alguna otra forma si no se reconocen y atienden estos síntomas pueden afectar tanto a pacientes como a la familia, por eso es importante que se siga en Tratamiento con especialistas en adicciones.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Psic. Elizabeth Romero Zarate

Maestría en Adicciones

Cedula profesional: 11299915

Terapeuta en Clínica SER

La impulsividad

La impulsividad como factor predisponente y como consecuencia del consumo de sustancias.

Se considera que una acción de impulso se caracteriza por una predisposición conductual para realizar acciones rápidas y sin planificación frente a estímulos tanto internos como externos, donde los individuos pueden tener repercusiones positivas o negativas. Por ello, consideramos que la impulsividad es la reacción precipitada ante una situación extrema sin reflexionar sobre las posibles consecuencias a corto o largo plazo y posteriormente pueden presentarse sentimientos de culpa o arrepentimiento.

La impulsividad

implica una agrupación de procesos emocionales, cognitivos y motivacionales que actúan conjuntamente; es así que, es posible la discusión de impulsividad bajo tres aspectos. El primero, hace referencia a la parte individual, es decir, al comportamiento circunstancial de un individuo, donde actúa de una manera precipitada y sin reflexión previa. El segundo, hace referencia a una característica de la persona que lo predispone a tomar decisiones, pensar y reaccionar impetuosamente de manera constante. Y, el tercer aspecto, hace referencia a la impulsividad como un síntoma de una enfermedad mental o con algún tipo de patología  ¿pero cómo identificar los síntomas de las sustancias?

La carencia de habilidades para el control de impulsos, es una característica propia de las personas consumidoras, ya que incrementa un trastorno como la ansiedad y el deseo al consumo, lo cual le impide dar respuestas adaptativas.

Una serie de recomendaciones que podrían funcionar podrían ser las siguientes:

  1. Conocer qué la provoca
  2. Generar autoinstrucciones de manejo
  3. Usar técnicas de relajación
  4. Ser consecuentes
  5. Buscar alternativas positivas para el manejo de la frustración

La conducta impulsiva se expresa con características como la impaciencia, la constante búsqueda del riesgo y el placer, la necesidad de recompensa inmediata, y es necesaria la ayuda con especialistas en adiciones

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Miriam Samour Nieva

Maestra en psicología clínica.

Cédula profesional: 11729330

Terapeuta en Clínica SER

Reflexiones de 14 años trabajando en SER

Experiencias

En el dos mil ocho Clínica Ser me dio la oportunidad de entrar a un ambiente de mucho crecimiento y desarrollo profesional, desde capacitación en Minessotta, Monte Félix y Oceánica, y experiencias.

Ha sido un honor ver la evolución de una excelente institución, que a lo largo de los años ha sido mi segundo hogar, enfocándose tanto en el tratamiento humano personalizado por parte de todos los profesionales que trabajamos aquí. Las adicciones han cambiado creciendo de una manera complicada, hace trece años la mayoría consumía alcohol , mariguana o cocaína, después comenzó a haber casos de opioides, heroína. Hoy en día la mariguana, el cristal o metanfetamina y fentanilo, están convirtiendo en casos psiquiátricos  cada día a más jóvenes, ponen en pausa o destruyen toda esperanza de que acaben una carrera o persigan sus sueños.

Rehabilitación

Aun a estas alturas en un centro de rehabilitación de primer nivel, nos toca reeducar tanto a los familiares como a los internos para que reconfiguren su modo de ver las opciones que quedan por calidad de vida. Cuando un paciente llega y se desintoxica sufre una abstinencia y a pesar de los medicamentos y las pláticas lo pasan mal, algunos les cuesta trabajo asimilar las ideas limitantes o alucinaciones que regían su vida en el consumo. Eso es lo que comenzamos a trabajar hoy en día, las distorsiones cognitivas de su vida. Al identificarlas haciendo conciencia y enseñándoles a vivir con límites de ahora en adelante. He sido testigo de las vidas que se pueden salvar si ellos lo deciden así y el beneficio que se hace a la sociedad al tener buenos elementos recuperados.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Cédula Profesional: 6987755

Terapeuta en Clínica SER

La vida es arte

“’ ¡Cuando la situación es buena, disfrútala! ¡Cunado la situación es mala, transfórmala! ¡Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate!”

El arte

Cómo el arte ayuda a superar los efectos emocionales de la pandemia

El médico y psicoterapeuta austriaco Alfred Adler, formulo tres tareas fundamentales en la vida, el contacto social, el amor y el trabajo, a las que debemos agregar una cuarta, el arte. Somos seres que responden de manera activa y creativa a las distintas influencias que afectan nuestra vida. El arte debe entenderse como una posibilidad de expresión, conocimiento y transformación personal, además de fomentar un vínculo social, es una herramienta terapéutica muy efectiva, en el tratamiento de diversas patologías asociadas a la salud mental o en rehabilitación de adicciones

La terapia de arte o arte terapia, es una forma de psicoterapia, en el que a diferencia de una terapia convencional, se emplea como principal medio de comunicación la creación artística, en lugar del lenguaje verbal, lo más importante en la terapia de arte es el proceso de creación y no la obra final. Se busca que el participante tenga algo palpable después de la práctica de dicha actividad, una evidencia de la dinámica, un dibujo, una pintura, una escultura, una obra, una imagen, que nos permita que seamos más conscientes de lo que verdaderamente nos pasa, y al llegar a este nivel de conciencia podamos trabajar en hacer que la solución sea más rápida. Ya que en la terapia de arte hay muy pocas defensas, a diferencia de la terapia verbal en la que controlamos en medida lo que queremos decir.

El arte nos permite expresar cualquier cosa, que en muchas ocasiones no nos atrevemos, porque pensamos que está mal, aunque planeemos algo en específico en el ejercicio saldrá lo que tenga que salir, no hay errores, lo que plasmemos es perfecto, ya que es un reflejo de como y donde estamos, haciéndonos mas conscientes sobre lo que estamos viviendo, ideas, sentimientos, dolencias, juicios, que al plasmar en un papel exteriorizamos y eso nos hace sentir mejor, nos libera del malestar, al hacernos conscientes de él. Se busca hacer un cambio en las imágenes internas que cada uno tenemos, trayéndolas al exterior, permitiendo que nuestra conducta cambie, ya que nos ponemos en contacto con nosotros mismos. Creemos que nos conocemos pero en ocasiones no es así, porque no tenemos un diálogo real con nosotros mismos, no tenemos una conciencia de nosotros mismos.

La práctica del arte

La práctica del arte como terapia consiste en utilizar las artes plásticas para ahondar más en quienes somos, se trabajan nuestras emociones para comprenderlas y ver cómo funciona en nuestra realidad, cualquier persona puede realizar esta práctica ya que no se necesita de ningún conocimiento previo. Se ha comprobado a través de varios estudios que quien practica la creación artística, en cualquiera de sus manifestaciones, crea neuroplasticidad, que es la flexibilidad que tiene el cerebro para adaptarse a los cambios, mejora el coeficiente intelectual, y la capacidad de atención, asimismo, reducen la impulsividad, mejora el comportamiento, se reduce el estrés y la ansiedad, se mejoran las habilidades motoras, la coordinación física, y la memoria, mejora los síntomas del déficit de atención con hiperactividad, ayuda a personas que sufren depresión o problemas de adaptación social, se emplea eficazmente para tratar adicciones, ayuda a pacientes con enfermedades terminales, se genera relajación logrando que pensemos mejor, es una experiencia que beneficia y minimiza sentimientos de soledad o aislamiento que sufren algunas personas, refuerza el autoestima y con ello se adquieren nuevas herramientas para disfrutar de una mejor comunicación. De manera general, la terapia en adicciones permite dotar de sentido a una tarea altamente estimulante, que nos permite expresar ideas y sentimientos que de otra manera quedarían reservados, provocando en ocasiones sentimientos de frustración.

La incorporación del arte a nuestra vida es una tarea fundamental, ya que es una de las expresiones más especiales del ser humano, puesto que nos permite el encuentro con uno mismo, podemos entender al arte como una terapia de respuestas espirituales, en el que las obras hablan de nosotros, revelando el alma y mostrando el interior. La pintora mexicana Frida Kahlo encontró en el arte  atributos que le ayudaron a convertir el sufrimiento y dolor físico que padeció, en el contenido principal de su obra pictórica, Frida encontró en la pintura una vía de escape, un refugio y una medicina, así, cada tema, técnica y trazo hecho, eran el espejo de sus sentimientos, sus estados de ánimo, sus reacciones y sensaciones ante cada episodio de su vida. Frida pintaba la parte triste de la vida, que todos tenemos la colgaba y se iba a vivir. Nuestro siguiente compromiso es explicar y plasmar en que consiste nuestro dolor, liberarnos de ese malestar, sanar nuestras heridas, liberarnos de los miedos, dejarlos colgados en la pared y salir a vivir.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

Lic. Alan Alonso Gutiérrez Pérez

Licenciado en Artes Plásticas.

Terapeuta de clínica SER

 Ced. Prof. 9835844

El duelo y la recuperación

El duelo y la recuperación

Qué es el duelo? | Universidad Anáhuac México

A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a diferentes pérdidas y aun cuando en muchas ocasiones asociamos la muerte con el duelo, el consumo de drogas también puede estar vinculada, cabe mencionar que el duelo es un proceso psicológico que se presenta ante cualquier pérdida de objeto, persona o situación, la intensidad de dicho duelo varía según el grado de vinculación emocional, de la propia naturaleza de la pérdida, de la estructura de personalidad y de la historia previa de cada persona. Hay objetivos en las fases de recuperación en dicho consumo

Fases de recuperación

Hay objetivos en las fases de recuperación Existen varias teorías sobre las diferentes etapas de la elaboración de un duelo, sin embargo, en esta ocasión se hará referencia a cinco etapas por las que una persona puede atravesar ante una pérdida, cabe destacar que aun cuando puede de manera sucesiva, no siempre será así, ya que cada individuo es único y por lo tanto su reacción ante la pérdida es diferente, se recomienda tomar ayuda profesional en adicciones y terapias de duelo:

  • Negación: es la reacción que casi siempre, que se genera inmediatamente después de la pérdida, puede surgir como una sensación de irrealidad o de incredulidad, que por lo regular se ve acompañada de una congelación de emociones, no obstante, puede presentarse de forma más sutil, restando importancia a la gravedad de la situación o teniendo la idea de que puede ser reversible.
  • Ira: Durante esta etapa se activan sentimientos de frustración y de impotencia que pueden ser manifestadas con enojo descontrolado y deseos de venganza, sin embargo, casi siempre existe la auto-agresión, durante esta etapa es común que la persona atribuya la responsabilidad de la pérdida a un tercero (Dios, un tercero en discordia o incluso el mismo objeto amado).
  • Negociación: es una etapa en la que se comienza a contactar con la realidad de la pérdida, no obstante, al mismo tiempo se explora la forma de revertir la situación, por poner un ejemplo, cuando existe la ruptura definitiva de una relación, una de las partes pide al otro seguir siendo amigos.
  • Depresión: es cuando se va asumiendo la realidad de la pérdida y comienza el contacto con lo que implica a nivel emocional dicha ausencia. De cierta forma sólo cuando permitimos hacer contacto con el dolor es como podemos iniciar el proceso de seguir viviendo a pesar de la pérdida.
  • Aceptación: supone la llegada de un estado de calma y paz, no sólo a nivel racional, sino también emocional, no siempre implica olvidar, sino que en ocasiones se recordará pero se podrá seguir viviendo con ello.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Psic. Alba Torres Díaz

Psicóloga Clínica

Ced. Prof. 4558087

12 Pasos

Clave para comenzar a trabajar el programa de Alcohólicos Anónimos

En el trabajo de los 12 pasos de A.A. uno de los principales requisitos que se necesitan es reconocer la existencia de un poder superior (“Llegamos a creer que un Poder Superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.” Paso No. 2 de Alcohólicos Anónimos). Y una de las recomendaciones del Dr. Bob (Co-fundador de A.A.) es la siguiente: “Si crees que eres un ateo, un agnóstico, un escéptico, o tienes cualquiera otra forma de orgullo intelectual que te impida aceptar lo que hay en este libro, lo siento por ti” (Alcohólicos Anónimos, p. 160).

¿Por qué para encontrar la recuperación es necesario hablar de ese “Poder Superior o Dios”?

Como lo menciona la referencia del Dr. Bob, mientras se tenga la capacidad de poner la intelectualización por encima de las emociones, será difícil vencer esta conducta destructiva de consumo (aunque no se sea adicto todavía), ya que la poca o nula creencia de un poder superior hace que la persona mantenga un pensamiento de omnipotencia y poder, en donde creerá que por sí mismo o a base de fuerza de voluntad podrá salir adelante. Lo que sucede aquí es que ese orgullo intelectual  le hace creer a la persona que tiene todas las habilidades y capacidades necesarias para “controlar” su conducta y su consumo y lo aleja ante la posibilidad de pedir ayuda con profesionales

La gente no pide ayuda porque creé o piensa que al hacerlo lo hace más vulnerable, cuando en realidad no tiene conciencia que es un acto de valentía el aceptar que no se le puede dar solución a todo.

Esta experiencia espiritual no puede ser descubierta hasta que no se viva en carne propia. Para ello se requiere de 5 pilares fundamentales que son: La oración, humildad, honestidad, una mente abierta y otra forma de vida. De tal manera que al vivir bajo otros preceptos estaremos acercándonos a nuestra verdadera esencia, lo cual es sinónimo de vivir la espiritualidad y por lo tanto tener un acercamiento con esa energía universal o poder superior.

Solo hay que recordar que estos cambios toman tiempo y que inclusive a muchas personas por más que se esmeren no tendrán éxito a la primera, por lo cual se requiere de paciencia pero sobre todo práctica y la fe de que se alcanzará eso que tanto se busca para el camino a la sobriedad, la única condición es “querer creer” y como por arte de magia esa fe irá apareciendo.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en Adicciones

Cédula Profesional. 7237938

Terapeuta en Clínica SER

Comunicación en 4 pasos

¿Qué es la comunicación?

Problemas en el habla y la comunicación | divulgación dinámica

Las definiciones son de por más variables en función del área de conocimiento desde la cual se aborde, no obstante hay elementos comunes que acompañan desde la formación escolar de los primeros años como emisor, mensaje y receptor; y que con el transcurrir del tiempo estos tres conceptos van haciéndose más cercanos para establecer y mantener relaciones en las que se crea un intercambio-retroalimentación de experiencias, sentimientos, ideas y todo lo que pueda estar implícito en el plano interpersonal.

De esta manera en estos tiempos de pandemia y efectos en una sociedad formada por microsistemas que atraviesan una serie de cambios inesperados respecto a la convivencia, la comunicación tiene un rol fundamental para establecer un proceso que fomente una interacción saludable tanto mental como de adicciones.  Por esta razón a continuación se describe brevemente el modelo de la Dra. Pilar Arranz para precisamente una comunicación eficaz, que si bien nace para la Psicología de la Salud se puede contextualizar en diferentes facetas y es descrito en los siguientes 4 pasos:

  1. Parar y conectar: Detenerse y atender a las emociones propias que surgen en el proceso comunicativo, ¿qué siento?, ¿dónde lo siento? Es tomarse un momento para cuestionarse ¿qué me indica mi cuerpo que haga? Destacando que son interrogantes sobre uno mismo.
  2. Validar: Reconocer la emoción del otro y acogerla sin juicio: “imagino que la situación por la que estás pasando es difícil en este momento y si bien no te puedo entender intentaré acompañarte …”.
  3. Preguntar: No dar por sentado, suponer -“tú siempre…”, “tú nunca …”-, sino ser un espejo de la emoción del otro a través de preguntas abiertas ¿por qué están tan molesto? ¿qué es lo que más te enoja de esta situación?
  4. Persuadir: Unirse para generar alternativas hacia una decisión conjunta en la que los involucrados se encuentren mejor, ¿qué te parece si…? ¿a ti qué se te ocurre que podemos hacer? Es una negociación hacia la satisfacción de las partes.

En estos momentos hay muchas cosas fuera de nuestro control, no obstante es una oportunidad de dirigir la mirada hacia uno y desde ahí reconstruir nuevos patrones comunicativos en clínicas profesionales 

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Marissa Martínez Valencia

Cédula Profesional: 11093760

Terapeuta Clínica