Las Drogas un lugar Seguro

De niños muchos veía una película una y otra vez, en parte porque la primera vez uno no comprende muchas cosas, a la segunda uno aprecia detalles que no vio en un comienzo aparte de aprenderse los diálogos. Los niños encuentran seguridad en esta práctica y los promueve a pensar y desarrollar su mente.

Muchos usuarios de igual manera encuentran en las drogas un lugar donde se sienten seguros de ser ellos mismos, bailar, opinar, hacer amigos, ligar, cerrar tratos, incluso trabajar más. Repitiendo el patrón que tuvieron inicialmente en la infancia donde el desarrollo sale a un precio debido al efecto de tolerancia cada vez el cuerpo pide más sustancia para tener el mismo efecto. Al pasar esto es cuando las dosis aumentan y las consecuencias son más fuertes, desde perdida de celulares, amistades por actos violentos, relaciones afectivas, accidentes automovilísticos, estar en los separos, o en el hospital.

Si tienes un familiar que tiene estas características, confróntalo con amor, retírale tu apoyo económico y si mientes por el deja de hacerlo, cuando acepte estar con nosotros en un ambiente familiar durante treinta y cinco días seguidos aquí estamos listos para servirte en Clínica SER

______________________________________________________________________________

Mtro Edward German Fisher Naveda

Ced. 6987755

Perspectiva de género en las adicciones.

El estigma social que genera el consumo de sustancias afecta directamente a la vida de las personas, desde retrasar la búsqueda de un tratamiento adecuado, encontrar y mantener un trabajo o una vivienda, en sus relaciones sociales y familiares hasta en el auto concepto volviendo dicho estigma en un factor de riesgo para la recuperación. 

 

Se ha podido observar que dicho estigma es considerablemente más severo hacia las figuras femeninas debido a constructos sociales generados entorno al consumo y al rol de las mujeres. Perspectiva que es imprescindible considerar en el tratamiento de las adicciones.

 

Al intervenir desde un enfoque de género permite dar cuenta de los efectos sociales y las problemáticas especificas que aquejan a hombres y a mujeres, incluyendo repercusiones en su trayectoria de consumo tales como el entorno, las motivaciones, el estigma social, procesos de consumo, vivencias específicas, procesos de recaída, etc.

 

Un error muy frecuente al hacer frente a las adicciones (salud en general) es considerar a la población como global o general en el que domina la perspectiva masculina sin tomar en cuenta perspectivas e interpretaciones del consumo en ambos géneros.

 

Al enfocar un tratamiento considerando la perspectiva de género nos permite comprender los distintos factores indispensables para una mejor atención. Tales como: factores de riesgo, diferencias biológicas, psicológicas, sociales y culturales, impacto familiar y social de las adiciones, adherencia al tratamiento.

 

Las mujeres, en ocasiones,  presentan un pronóstico menos favorable que los hombres en ocasiones debido a que las propuestas no están lo suficientemente enfocadas en las necesidades especificas que las involucran, ya que reciben más presiones en su entorno ya sea familiar, social y laboral.

 

Es por ello que en clínica SER ofrecemos un programa integral especializado, considerando la individualidad de los pacientes y las necesidades específicas para lograr una mejor intervención.

______________________________________________________________________________

Mtra. Miriam Samour Nieva.

Cédula: 11729330.

 

 

RECOMENDACIONES PARA HABLAR DE DROGAS DE ACUERDO A LA EDAD DE LOS HIJOS

En el tema de adiciones y del consumo de sustancias es importante hablar claro y directo acerca de los riesgos e implicaciones en la vida y desarrollo de las personas.

Con los hijos es conveniente plantear cero tolerancias ante el consumo. Conforme va creciendo las dudas irán cambiando, por lo que la información tendrá que ampliarse, aclarar dudas, platicar acerca de los riesgos en la salud.

En clínica ser los padres durante las sesiones de psicoeducación adquieren estas enseñanzas que les permitirá ayudar a sus familiares de una forma adecuada.

 En ese sentido a continuación te damos algunas sugerencias, de lo que puedes hablar y plantear de acuerdo a la edad de tu hijo:

En la edad Prescolar, existe riego de que los niños consuman algo existente en casa, como, limpiadores, spray, suavizantes, medicamentos, de tal forma que se explicara el uso adecuado de cada uno de estos y solo se puede usar cuando hay una referencia médica, en el caso de los fármacos; básico reforzar la autoestima y limites sanos y claros como parte de la prevención ante el consumo de drogas.

Entre la Edad de los 6 y 7 años, Aprender a decir no, ante ofertas de extraños, ya sean golosinas, medicamentos, estampas, con esta medida estarás enseñando a desarrollar habilidades protectoras, como pedir ayuda, saber escuchar y expresar lo que sucede, acatar instrucciones etc.

Ala edad de 8 años; esencial que aprendan acerca de los riesgos de las sustancias inhalables, como plumones, barniz, pegamentos y solventes, en este momento los menores requieren aprender a expresar sus emociones, defender sus derechos y obligaciones de una forma clara y directa.

Entre los 9 y 11 años de edad, es transcendental, que reconozcan los daños y efectos nocivos en la salud del uso de tabaco, así como los derechos a permanecer en espacios libres de humo, daños y efectos del alcohol, lo que puede desarrollar el consumo y la dependencia del mismo.

Como medida preventiva ene esta etapa fomentar y estimular el estudio, deporte, actividades culturales que permitan identificar habilidades de convivencia sana, crecimiento y motivación.

Enseñar a los niños el manejo de emociones, tranquilizándose a través de su respiración, relajamiento muscular, enfrentar situaciones que los ponen nerviosos, así como la tolerancia ante lo que ocurre en la vida permitirá la maduración y toma de decisiones asertivas en un futuro.

Alos once años la convivencia, con maestros, compañeros, familiares y amigos, ya que la habilidad social permitirá fomentar una red de apoyo ante cualquier circunstancia, también aprenderá de la misma convivencia para el desarrollo personal.  

En la etapa de secundaria, las recomendaciones van enfocados a límites y reglas familiares, así como responsabilidades que fomenten el autocuidado en relación al consumo de sustancias.

Brindar información de daños a la salud ocasionados por el consumo de drogas, haciendo énfasis que muchas veces no importa la sustancia y tampoco la cantidad ya que todas las drogas ocasionan daños que pueden ser irreparables.

Enseñar a los adolescentes a tomar sus propias decisiones, saber decir no a todo aquello que pueda ser perjudicial para su salud y reforzar las medidas de protección. 

 

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA Y DIAGNÓSTICO CLINICO

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

 

 

 

 

Factores de protección internos en la recuperación de las adicciones

Así como hay factores que ponen en peligro la recuperación de un paciente (factores de riesgo),  existen aquellos que pueden disminuir el riesgo que son los factores protectores. Dichos factores son aquellos que aumentan la probabilidad que una persona desarrolle algunas conductas que favorecen un desarrollo saludable. Son  aquellos atributos individuales, condición situacional, ambiente o contexto que reduce la probabilidad de ocurrencia de un comportamiento desviado.

 

Algunos factores de protección internos considerados más importantes para la recuperación son:

 

  • Autoestima estable. Se trata de la opinión emocional que los individuos tienen de sí mismos y que supera en sus causas la racionalización y la lógica.
  • Introspección. Es la capacidad que tiene una persona de cuestionarse a sí mismo y darse una respuesta honesta.
  • Autonomía. Es la capacidad de fijar límites entre uno mismo y el medio con problemas.
  • Capacidad de relacionarse. Es la habilidad para establecer lazos con otras personas.
  • Encontrar lo divertido de la vida, incluso en situaciones problemáticas.
  • La capacidad de lograr algo novedoso a partir del caos y el desorden.
  • Capacidad de pensamiento crítico. Permite analizar con razón y lógica las causas y responsabilidades de la adversidad que se sufre con el objetivo de proponer modos de enfrentarla y cambiarla.

Es importante favorecer la construcción de valores positivos hacia la salud, el contexto social, la comunidad, el ámbito familiar, laboral/escolar, etc., para que se pueda trabajar adecuadamente los factores internos sin que el mismo ambiente (factores externos) los pongan en riesgo.

______________________________________________________________________________

Psic. Miriam Samour Nieva

Cédula: 11729330

Aislamiento Social/Recuperación la Oportunidad Perfecta.

Bienvenido al nuevo mundo, al comienzo puede ser atemorizante pensar estar confinado a tu hogar, salir a varios lados donde existe la posibilidad de contagiarse de un enemigo no visible. Mas si estas en un programa de rehabilitación o intentas dejar el consumo excesivo de una droga. Algunos grupos están cerrados, entra en vigor el no circula, poco transporte público a un alto riesgo de contagio.

La oportunidad es completamente virtual, por tu celular te conectas por medio de Zoom, Skype, Facebook o WhatsApp con los grupos virtuales de apoyo de Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos. Las oportunidades son infinitas, grupos de Costa Rica, Queens NY, la Isla de Pascua, España y por supuesto en México están surgiendo cada día en apoyo hacia una nueva vida.

La Crisis está sacando lo mejor de cada uno de nosotros, preparemos para salir adelante juntos en equipo hacia la recuperación de nuestra vida.

En Clínica Ser estamos adaptándonos a los cambios necesarios con filtros de evaluación previa al internamiento y con mejoras contantes, supervisión médica y de enfermeras las veinticuatro horas del día. Confiamos ser la ayuda que necesitas para salir adelante si así lo decides.

Si el artículo lo consideras útil o no opina.

______________________________________________________________________________

Mtro. Edward Germand Fisher Naveda

Ced. 6987755

Cerebro en adicción y los cambios generados

Cuando una persona decide iniciar con el consumo de sustancias adictivas, su cerebro va a sufrir una serie de cambios tanto en su estructura como en su funcionamiento. Dichos cambios dependerán del nivel de consumo (cantidad y frecuencia) de la sustancia utilizada, así como de la vulnerabilidad que cada persona tiene respecto a la sustancia.

La zona que principalmente se afecta y preocupa es la que se encuentra ubicada en la corteza superior del cerebro, en el área prefrontal, en donde encontramos las funciones ejecutivas, que son un conjunto de instrumentos que permiten la ejecución de habilidades cognitivas que otorgan acceso a la formación de pensamientos estructurados, planificación y ejecución en función a objetivos que se han planteado y, de esa manera, anticipar y establecer metas como son las rutinas diarias, seguir horarios, conclusión o término de actividades iniciadas como son estudios, labores, trabajos, etc. Además se pueden presentar problemas de desarrollo de pensamiento abstracto que es el que nos permite tener la capacidad de asumir o cambiar a voluntad de una situación a otra, de tener operaciones mentales, así como de la auto regularización y autoobservación de actividades en el tiempo y el espacio. Estas habilidades son las que por lo general se dañan con el consumo de sustancias adictivas, perdiéndose o reduciéndose las acciones nombradas.

La adicción hace que se pierda la capacidad de poder eliminar las respuestas vividas o recordadas por los estímulos positivos placenteros que genera la droga en el cerebro, ya sean respuestas condicionadas o incondicionadas, a causa de las cualidades motivacionales que cada droga genera, además del aumento de otros estímulos asociados al consumo como son: el reforzamiento del consumo de la droga, el craving o antojo, deseo o gusto por consumir o apetencia por la droga, los atracones o exceso de consumo de la droga y las conductas generadas por el síndrome de abstinencia cuando se deja de consumir por un periodo corto o largo.

Todo esto se suma al detrimento sufrido en el área reguladora prefrontal del cerebro, que es la encargada de  estimular a la persona a que continúe con la búsqueda de la droga. Esto quiere decir que esta búsqueda se da por un mal funcionamiento del sistema límbico y de la amígdala, que provocarán la continuidad del consumo. Si a esto le sumamos la disminución del control inhibitorio, entonces se convierte en un terreno muy favorable para que el adicto continúe con la búsqueda de la sustancia de consumo.

Al conocer que es lo que sucede en el cerebro de un paciente con adicciones, se puede saber por qué éste actúa de esta manera y del cómo se le puede ayudar en su recuperación al momento de iniciar una rehabilitación.

______________________________________________________________________________

Mtro. Psicología y especialista

Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta clínica “SER”

COVID 19 Y CONSUMO ¿QUÉ PUEDE SALIR MAL?

Después de una larga cuarentena en México y el Mundo nos estamos dando cuenta de muchas cosas, que tan fácil o difícil es prevenir una pandemia en México, tal como el actual, con un gran índice de obesidad y diabetes, no solo es si no con siete semanas de restricciones a favor de la vida, las personas apenas están comenzado alejarse de actividades sociales, a usar cubre bocas y procurar estar a una distancia saludable. Dejando en evidencia lo ingobernable que es la sociedad Mexicana actual. Encerrados es difícil de esconder los conflictos familiares, los defectos de carácter y por supuesto el consumo excesivo de alcohol y otras sustancias cada vez más aceptados socialmente. La doble vida sale a la Luz y es momento de hacer algo al respecto, siempre y cuando el familiar quiera salir del consumo que dejo de ser divertido hace tiempo y ahora es una situación cada vez más incómoda para todos en casa. Deja de pensar que los gritos, la agonía y los pretextos van a cambiar algún día sin hacer algo diferente a lo que han hecho por años.

En clínica Ser estamos listos para ayudarlos avanzar en su vida. Apoyando a los familiares que representan un apoyo importante en el cambio hacia la recuperación.

______________________________________________________________________________

Mtro. Edward G. Fisher Naveda

Ced. 6987755

Operativo mochila: ¿una solución para evitar el riesgo?

En fechas recientes se ha vuelto a abrir el debate de revisar las mochilas en los centros de estudio para que los menores no lleven armas, objetos prohibidos o sustancias ilegales.

De acuerdo a la ley de los derechos de las niñas y los niños es violatorio de sus derechos que cualquier persona ajena a la familia tenga contacto con la propiedad. Por lo mismo ninguna autoridad educativa (maestros o trabajadores) pueden revisar la mochila de un menor. Es responsabilidad de los padres que cada noche revisen lo que sus hijos llevan en su mochila (y de paso la tarea que hicieron).

En la realidad ¿qué es lo que sucede? Desafortunadamente muchos de los padres actuales consideran que es responsabilidad de la escuela la educación de sus hijos, cuando en realidad la única responsabilidad es la parte académica.

Obviamente en la escuela se dan otros factores psicosociales como son, la convivencia social, el trabajo en equipo, la solidaridad y sobre todo el aprender a convivir en sociedad. La escuela es el examen de lo que se aprende en casa, de ahí que un niño que es violento es porque quizá vive esa violencia en casa (como víctima o como observador), la honestidad, los valores, el respeto, etc.

Ahora es muy común ver a los padres que justifican a sus hijos ante las acciones cometidas en la escuela y peor aún que los defienden o ven a los maestros como los enemigos.

Ya ni se diga de lo que portan en sus mochilas, que va desde cosas que no tienen que ver con los útiles escolares (juguetes, tabletas, celulares, bromas) hasta objetos que pueden ser potencialmente peligrosos (armas, drogas ilegales).

Hagamos nuestra tarea, haciéndonos responsables de lo que ven y hacen nuestros hijos y analizar el porqué de algunas de sus conductas.

¿Qué hacer o cómo reaccionar si encontramos algo que no nos gusta? Recuerde que la confianza es algo muy frágil, por lo que le recomiendo tomar las cosas con calma, no gritar, no insultar y mucho menos golpear. Si es algo que ya se había hablado, entonces será necesario aplicar una sanción como consecuencia que previamente ya se había establecido. Si es la primera vez que sucede, tomarlo como un antecedente, hablarlo sin juzgar, explicar y dar la confianza en el hijo para conocer los motivos que lo llevó a tal conducta, y advertir que es lo que sucedería en caso de que lo volviera a hacer.

La tolerancia, el amor y el diálogo son importantes para construir ciudadanos de bien.

______________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Tu vida en Juego

La ludopatía comienza con alegría, diversión y amigos. Es algo nuevo para muchos, donde puedes ganar mucho dinero poniendo poco, te encuentras conocidos, hay música, comida y bebida. Lo meseros son atentos, te dedican atención que careces en tu hogar.

Poco a poco la apuesta mínima se vuelve el doble o quíntuple, la visita que antes era al mes ahora es semanal o cada segundo día.

La gran trampa es cuando ganas a lo grande, lo que te ayuda a liquidar las pequeñas deudas acumuladas, sales de vacaciones con tus seres queridos. Todo está mejor que nunca.

Confiado vas más seguido al casino donde te sientes como Rey entre atenciones y halagos, a diferencia de tus familiares y pareja que solo te reclaman. Sin darte cuenta tienes una doble vida, sales a fugarte de tus frustraciones diarias al jugar evitando que sepan o se enteren. Ya tienes varios apps donde puedes jugar en línea. Dejas de sentir la diferencia entre perder mucho o ganar poco.

Un día despiertas y le debes a todo el mundo, no estás seguro cuanto es, lo que si sabes es que tienes comprometido tus ingresos por los siguientes tres años. Sientes una ansiedad terrible por jugar sin importar lo demás, esto te mete en más aprietos. Pierdes el control, explotas. Las discusiones familiares cada día son más agresivas. Cuando ya no sabes que hacer. Dices la verdad, pides ayuda y aquí estamos en SER, junto con Jugadores Anónimos buscamos tu mejor oportunidad de recuperarte.

______________________________________________________________________________

Mtro. Edward German Fisher Naveda

CED. 6987755

“Adicto, familia y recuperación de ambos”

Cuando se habla de la familia en el consumo de sustancias adictivas, ésta se convierte en una parte fundamental tanto para la generación como para la recuperación del familiar adicto, ya que al interior de la misma se puede detectar el inicio del problema, el poder iniciar a buscar la orientación y atención del familiar si ya la requiriera o detener para no permitir que se genere la adicción.                 

Una vez que el familiar en adicción ha iniciado su rehabilitación, la familia también juega un papel importante en el mantenimiento de su abstinencia, el apego a tratamientos y la prevención de recaídas, siendo un elemento muy importante  en la recuperación.                        

Cabe recordar que cuando hablamos de un tratamiento integral para enfermos en adicción, la familia se vuelve un marco importante e inmediato antecedente social, debido a que a su interior se generan una gran cantidad funciones, actividades, hábitos, costumbres y roles a través de sus integrantes, transmitiendo y educando también en emociones, sentimientos, valores que nacen, se adoptan y llevan a cabo al interior de la familia y a través de sus miembros y, por ende, se convierten en una parte importante interactiva de la rehabilitación, consumo o recaída del paciente.                                     

Para poder entender esta interacción tenemos que analizar cómo es que la adicción afecta a la familia, ya que esta va a la par de la recuperación. Todo puede iniciar desde la negación que presenta el familiar en adicción y de cómo esta negación manipula que sus familiares no se den o quieran dar cuenta del problema existente, como un problema grave. Esto lleva a los familiares a adquirir lo que conocemos como codependencia, con lo que tanto las ideas, dudas, emociones y comportamientos, impresiones son controladas por el edicto, lo que causa problemas internos, separación  y desacuerdos que conllevan a la desintegración familiar.                                   

Por otra parte esta misma manipulación hace que los miembros de la familia se sientan culpables o responsables de la adicción de su familiar, lo que les hace creer que ellos pueden curar la adicción por considerar que la provocaron.                              

Esta codependencia puede hacer que la familia oculte o trate de ocultar el problema, tratando de evadirlo, esconderlo ante los demás e incluso evitar hablar del tema o discutirlo.                                    

También se generan intentos de protección hacia el adicto en el momento de estar intoxicado, justificándolo en su trabajo, escuela o actividades, pretextando enfermedad o alguna otra circunstancia, cuando la verdad es su estado de intoxicación.                           

De la misma manera puede suceder que algún familiar trate o intente controlar las actitudes y comportamientos del adicto, sacrificando sus tiempos libres e incluso sus actividades cotidianas para tratar de impedir que el adicto consuma la sustancia.                   

Una vez que se inicia la rehabilitación del adicto, la familia necesariamente tiene que integrarse a la recuperación, para poder iniciar al mismo tiempo la sanación en forma integral, de los daños que se produjeron por la adicción en la misma.                              

En cuanto a las familias con niños, se pueden presentar actitudes de enojo hasta cólera, incluso depresión o ansiedad, ya que muchas veces tratan de distraer la atención poniéndose metas y objetivos altos en sus actividades para lograr distraer la atención hacia ellos y no hacia el familiar en adicción. Por otra parte pueden empezar a tener objetivos de vida alejados de la realidad, lo que le causará frustración, aislamiento de amigos y familiares, posible depresión e incluso propensión a la adicción.                                   

Por lo antes mencionado, es importante remarcar que la familia del adicto tiene que tratarse de manera integral, para poder palear el daño producido a su interior integrando la rehabilitación del adicto a la familia.                  Por lo general la rehabilitación del adicto inicia porque uno de sus familiares toma conciencia del problema y busca el cómo ayudarle olvidándose de sí mismo, esperando que con el tiempo y conocimiento, se dé cuenta de que la mejor manera de ayudarle es si él mismo está en recuperación, alejándose de la  obsesión de ayudar al adicto y de tratar de controlar la conducta de su familiar, buscando el liberarse, desprenderse de forma emocional, dejar su obsesión de control sobre el adicto y sus respuestas compulsivas, siendo esta la mejor forma de enfrentar el problema. Ser razonable, desengancharse, ya que esta dinámica obstaculiza la recuperación de ambos.              

Este desprendimiento permite expresar sus emociones, principalmente el amor sano por el adicto y, a la vez, el establecer reglas, normas y límites claros y firmes que son necesarios para la rehabilitación.El reeducarse es importante para poder tener claridad en las disfuncionalidades de la familia y del adicto, sin manipulaciones, mentiras o chantajes por parte del adicto, lo que se puede convertir en enojo, decepción, angustia, miedo que afecta a todos los integrantes.            

También es importante comprender que de la misma forma en que el adicto se rehabilita integrándose a un nuevo estilo de vida y fuera del consumo, la familia posee el mismo derecho de recuperarse. La familia debe de buscar la ayuda profesional que le ayude a romper círculos, miedos, negaciones de la adicción, con la idea y disposición de logar su propia recuperación en lo individual de su codependencia.

______________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez