La culpa

La culpa en la adicción

Culpa Vectores Libres de Derechos - iStock

En el tema de consumo de sustancias y general en cualquier adicción, se experimenta el sentimiento de culpa, relacionado con recaídas, resentimientos, situaciones inconclusas en la vida de los pacientes, sin embargo, es importante comprender de donde viene este sentimiento, para poder manejarlo durante la recuperación ya que puede ser un factor de riesgo. sin embargo, es necesario para la correcta adaptación a nuestro entorno. Resulta bastante común confundir esta emoción con la vergüenza, lo que incrementa el malestar emocional, al mezclar ambos sentimientos se retroalimentan entre sí. La culpa aparece ante el dolor por el daño causado, mientras que la vergüenza se experimenta cuando nos percibimos con la falta de una habilidad o capacidad que se presumía deberíamos tener (Valdenegro, 2016).

Muchos adictos, a causa del conocido craving, han hecho cosas de las que no se sienten orgullosos solo por un poco de la sustancia en cuestión. En definitiva, estas personas acaban desarrollando una relación de amor/odio con la adicción, lo que implica la interacción de diversas emociones, entre ellas, la culpa o el remordimiento. Este sentimiento no aparece únicamente tras hacer algo incorrecto o herir a alguien en el proceso de búsqueda de sustancia, este sentimiento va más allá y a parecer como una consecuencia de la frustración al no poder dejar de repetir ese comportamiento. En la práctica con los pacientes se ha observado constantemente una autoestima lastimada, en este sentido parte de este proceso es aprender a construir un adulto para sí mismo, como alimentarse de forma sana, acudir a grupo de autoayuda que permita ser realista con las emociones negativas o pensamientos distorsionados, realizar ejercicio de forma recurrente que ayude a fomentar un auto concepto sano.

Culpa o responsabilidad

Por otro lado, este sentimiento de culpa o responsabilidad puede perjudicar el proceso de recuperación, en la clínica se brinda una atención integral, sugerimos la   práctica de meditación de atención plena, también pueda tener momentos de expresión emocional, terapia individual o incluso en un diario emocional, donde pueda irse observando, de manera efectiva en lugar de embotar los sentimientos y puedan llevarlo a una recaída.

El adicto puede disfrutar de la conducta desadaptativa pero sabe que está mal, no solo a nivel social sino también a nivel personal y familiar; sabe que con su comportamiento no solo se hace daño a sí mismo, sino que también hace daño a personas queridas. Sin embargo, es incapaz de poner fin a dicha conducta. Se encuentra, digamos, atrapado en una espiral disonante que no hace sino aumentar sus niveles de emocionalidad negativa. El psicólogo estadounidense Leon Festinger (1957), plantea su teoría sobre la disonancia diciendo que, al producirse esa incongruencia o disonancia de manera muy apreciable, la persona se ve automáticamente motivada para esforzarse en generar ideas y creencias nuevas para reducir la tensión hasta conseguir que el conjunto de sus ideas y actitudes encajen entre sí, constituyendo una cierta coherencia interna.

Quizás por este motivo, las personas con alguna adicción buscan explicaciones a su comportamiento y se refugian en el autoengaño, rebajando así la tensión producida por la disonancia y eliminando el sentimiento de culpa que ésta le genera.

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

PSIC. Blanca Cecilia Adán Peralta

Mtra. En Psicoterapia

ESP. Adicciones Comportamentales y

Manipulación Psicológica   

Cédula  Profesional 10769035

Terapeuta en Clínica SER 

 

 

 

Emoción y Adicción

Consumo de sustancias

El Dr. Eduardo Calixto Jefe de departamento y área médica, del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente refiere que cuando se habla de consumo de sustancias, muchas veces puede ser para olvidar episodios dolorosos de la vida, quizá por sentimientos que uno se niega a sentir. En este sentido las drogas se convierten en ese gran analgésico que ayuda a evadir teniendo la función de enmascarar, por lo que existirá angustia ante lo que no se quiere saber y recordemos que las emociones no expresadas pueden convertirse en algo patológico.

Expresiones

Hay personas a las que les cuesta expresar. Piensan que no es correcto expresar las emociones o que no deberían sentir lo que sienten, o bien tienen miedo de expresar lo que sienten o de cómo responderá el otro, por lo que intentan anular esas emociones canalizando erróneamente los sentimientos. Es entonces cuando el organismo reacciona con una serie de síntomas físicos sin tener una causa orgánica que los produzca (taquicardias, mareos, insomnio o sueño excesivo…) Son señales que el cuerpo da para indicar que hay una preocupación excesiva.

Por esto es importante identificar lo que sentimos y ponerlo en palabras para liberar cualquier sobrecarga emocional. Las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son energía, y la energía es una fuerza que hay que gastarla o liberarla. Para vencer emociones nocivas es conveniente tener conciencia de que existen y que nos afectan, es por ello que el tratamiento integral que se brinda en Clínica ser hace que se aborden y se brinden recursos para enfrentar este y otros tipos de situaciones.

Equilibrio emocional

El psicólogo social Josep Marc Laporta menciona que el primer paso para conseguir un equilibrio emocional es la expresión de las emociones, el siguiente es aprender a manejarlas. Si consideramos la adicción como un síntoma de otras dificultades y conflictos en el funcionamiento interpersonal que pueden perpetuarse haciendo de aquella una condición crónica y recurrente, que se manifestará en una serie de recaídas provocadas por la incapacidad de manejar estados emocionales negativos, concluiremos que el aprendizaje de estrategias y habilidades para afrontar y manejar adecuadamente estos sentimientos resultará la mejor forma de prevención de recaídas, proporcionando así a las personas otra forma de funcionamiento que le permita minimizar si no erradicar los efectos psicológicos asociados al consumo de sustancias.

ESP. ADICCIONES COMPORTAMENTALES Y

MANIPULACIÓN PSICOLOGICA

 

En Clínica Ser la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

 

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

PSICOTERAPEUTA DE CLINICA SER

 

Estrés y efectos

10 actividades para mejorar la salud mental en tu vida diaria

El estrés

Es una reacción que las personas tenemos ante situaciones amenazantes, angustiantes que ponen en riesgo el bienestar, teniendo como respuesta huir de la situación o enfrentarla reactivamente, interviniendo casi todos los órganos y funciones corporales; corazón, músculos, flujo de sangre, nivel hormonal, como parte de este proceso se observa que el corazón late más rápido, estas reacciones que parecen evitar el peligro a corto plazo, no son dañinas pero sí persisten puede tornarse nocivo para la salud.

Cuando una persona tiene niveles altos de estrés es probable que se deprima o se sienta exageradamente presionado, lo que puede llevarlo al consumo de drogas.

Actualmente vivimos en una sociedad, donde diario y a cada instante se está sujeto a situaciones amenazantes y de riesgo, problemas familiares, laborales, personales, estando el organismo en constante alerta y estrés continuo, una de las repercusiones más comunes de este padecimiento es la depresión, según ha quedado demostrado con diferentes estudios, es un factor de riesgo para el inicio en el consumo de drogas y saber como identificar los síntomas de adicción 

Efecto inmediato

Historia Clínica - Odontología Legal - Quizizz

Para subsanar el malestar que provoca el estrés excesivo frecuentemente se recurre a sustancias nocivas para la salud, alcohol, tabaco, sustancias ilícitas, sedantes, tranquilizantes etc. El efecto inmediato de las drogas, causa un estado inicial de varias emociones, euforia, depresión o sueño excesivo, según el tipo de droga que se consuma y quien las consume se libera del malestar solo momentáneamente, cuantas veces hemos escuchado, vamos a tomar una copa para aliviar el estrés… pero este tipo de situaciones altera el organismo, sintiendo alivio inmediato y cada vez que su malestar se presente volverá a aliviarlo de la misma manera solo que en dosis cada vez mayores, provocando una dependencia.

Por lo que todas estas falsas maneras de “aliviar” el estrés lo único que llega provocar son malestares posteriores, que además de causar daños físicos y psicológicos, pueden ser el comienzo de una dependencia.

En este sentido el tratamiento integral y se sugieren y se practican algunas estrategias ante el afrontamiento y manejo del estrés

 Recomendaciones:

  • Evitar el uso de tranquilizantes, uso de alcohol, para afrontar las situaciones de estrés.
  • Practicar técnicas de relajación, yoga, meditación.
  • Liberar tensión con ejercicios, pasatiempos, deporte, caminata, actividades manuales.
  • Expresar sentimientos, emociones con personas de confianza o con algún profesional de la salud.

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA Y PSICODIAGNOSTICO

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Luz de gas (Gaslighting)

¿Gaslighting? Parte I

Recuerdo el caso de varios pacientes que me han comentado, “Psicólogo siento que me estoy volviendo loca”, yo veo cosas pero mi pareja se  niega a creerme,  siempre dice que estoy loca, que ya me la terminé creyendo y vengo a sesión solo por un motivo particular, saber si estoy loca o no.

Lo que padecían era el término titulado Gaslighting (luz de gas) Paige L. Sweet, en 2019, lo define como un tipo de abuso psicológico que tiene por objeto hacer creer a la víctima que ha perdido el juicio creando un ambiente interpersonal surreal.

Este término se originó de una obra de teatro en la cual un marido trata de conducir a su esposa a la locura bajando las luces encendidas por gas en su casa, y luego negando que la luz cambia cuando su esposa lo señala. Así la víctima cuestiona sus propios sentimientos, instintos, y la cordura. Esta táctica le da a la pareja abusiva una gran cantidad de poder y control.

Una vez que una pareja abusiva hace creer que el que está bien es él y no  la víctima, obtiene beneficios,  uno de ellos es que hace que la pareja muy probablemente se quede en esa relación abusiva.

independencia emocional.

Y esa falta de confianza en la percepción propia hace que el pedir ayuda y salir del abuso o la relación tóxica sea todavía más difícil. Dificulta que la víctima  aumente su independencia emocional. Lo que ocurre es que se adaptan cada vez más a los malos tratos a través de una indefensión aprendida porque su autoestima decae día a día.

Expresiones como “por todo armas un problema”; “estás loca”; “estás exagerando”; “te imaginas cosas”; “eres tan dramática”; “no te acuerdas bien”; “solo fue una broma”; “siempre mal interpretas las cosas”; “es tu culpa” o “de qué me estás hablando”, son algunas frases violentas, pero muy normalizadas, que los abusadores utilizan dentro o fuera de un contexto de pareja.

En la clínica de rehabilitación se cuenta con un modelo profesional de atención, que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados  que te pueden ayudar con  esta problemática de Codependencia Emocional.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula profesional: 6041334.

Referencia: https://www.latercera.com/paula/que-es-el-gaslighting-el-abuso-que-radica-en-hacerte-sentir-loca/

Regulación emocional

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”.

-Aristóteles.

La inteligencia emocional

La inteligencia emocional requiere que identifiquemos y entendamos nuestro propio estado de ánimo, actuar sobre las causas y no sólo los síntomas de adicción. Cuando sentimos emociones nuestro cuerpo genera energía, que puede afectarnos de forma positiva o negativa en función de la situación.

Emociones

Existen cinco emociones básicas: alegría, miedo, tristeza, rabia y desagrado. Ante alguna vivencia despertamos una u otra emoción par conseguir nuestra meta reaccionando mediante un mecanismo de defensa que desencadena un proceso en el cerebro y cierta conducta. Podemos reaccionar de forma exagerada ante algunas situaciones y es ahí cuando las emociones se descontrolan y se vuelven ininteligibles.

Trabajar en las emociones

La aceptación de la experiencia presente y el abandono de la lucha contra varios síntomas de adicción no es una tarea fácil. El objetivo del manejo emocional es abandonar la lucha contra los síntomas, entrar en contacto con pensamientos, sensaciones y aprender de ellas sin resistirse.

Es imposible no sentir pero sí modificar el modo en que nos enfrentamos a las emociones, para esto se requiere de flexibilidad la cual permitirá que se amplíe el repertorio conductual. Empezar a trabajar en tus emociones es esencial para tu bienestar y potenciar el control emocional te ayudará a sentirte más capaz de afrontar las situaciones negativas y de disfrutar las positivas. Cuando dejamos de resistirnos a sentir algunas emociones, paradójicamente, el dolor cesa.

 

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta en Clínica SER

Psicóloga Clínica

Cédula: 11729330

 

Quitando máscaras

Ser original

Comenzar a apoyar a las personas en descubrir quienes son reamente, identificando las máscaras o disfraces impuestos por la familia, sociedad y uno mismo. Tal como capas de cebolla que fueron útiles en algún momento y ahora que estorban podemos doblarlos y ponerlos en un ropero, tal como el de adicto, borracho, etc.  Para descubrir quién eres realmente, esto es al igual que un pequeño niño recién nacido es frágil que reafirmamos a lo largo de su proceso.

En mi experiencia muchos entran a clínicas de rehabilitación avergonzados por lo que hicieron en el consumo con la familia y pareja. Salen motivados para hacer lo que la familia quiere, ¿acaso no es el sueño de todo familiar que su usuario acabe saliendo adelante?, difiero rotundamente.

Codependencia

Considero que cada usuario que salga así dure desde meses hasta algunos años viviendo el sueño de otras personas, acabará estudios, trabajará, tal vez se case y tenga hijos.  Imagínate la culpa que tiene tu usuario por lo que hizo y deshizo en su consumo para hacer algo así. Al final después de algún tiempo regresar al consumo de sustancias, así que desempleado, divorciado y con hijos que no le hablan, posiblemente dependiendo de sus familiares codependientes.

Gracias a la experiencia que he obtenido, he podido apreciar que es más útil y constructivo ayudar a los usuarios a descubrir quienes realmente son, que es lo que quieren y definir lo que no.

Así que trabajar las culpas hacia a quien dañaron es parte importante en su camino, al mismo tiempo que resentimientos.

Persona feliz y realizada

Prefiero mil veces un joven que desea ir a subir las siete cimas de las montañas más altas del mundo y lo va a hacer con dinero que gano trabajando lo que le gusta hacer y no lo que estudio motivado por alguien más, a la vez que se está convirtiendo en vegano a alguien que lleve una vida más convencional y menos motivado.

Así que, padres talvez su hijo no acabe la carrera, o sea ingeniero, ¿qué es lo importante en la vida? Para mí que sea una persona Feliz, realizada. El límite al ser original no existe.

Ahora hay que separar la idea de sobresalir que eso equivale a trabajar duro vs ser original. Considero que al saber qué es lo que quiere hacer tu usuario va a trabajar duro en lo que quiere hacer, la clave es descubrirlo, rodearse de personas que compartan  objetivos parecidos.

El ejemplo de la adicción es el más visto, los usuarios que han llegado han sobresalido por que han puesto el ciento diez por ciento de su inteligencia hacia el consumo, después de un proceso de desintoxicación, con una idea definida de quienes son, pueden evolucionar hacia donde ellos quieren. Poniendo ese mismo porcentaje hacia su recuperación y hacia ser original, descubriremos la misión en la vida  tanto de los usuarios como los familiares.

Mtro. Edward G Fisher Naveda

Jefe de Psicología Clínica SER

Ced.6987755

 

Depresión y Adicciones

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que tiene implicaciones como el sentirse cabizbajo, termina generalmente en tristeza y varios síntomas y signos de tipo vegetativo, emocionales, cognitivos y conductuales, comprometen el ritmo vital, persisten un periodo mayor a seis meses. Los síntomas psíquicos incluyen desinterés, tristeza, desmoralización, disminución de la autoestima, apatía, etc., mientras que en la sintomatología somática resaltan aspectos tales como alteraciones en el apetito, disminución o aumento de peso, alteraciones del sueño con periodos de insomnio y somnolencia, etc.

Tendencia genética

La morbilidad de las enfermedades adictivas y la depresión profunda se reconocen hoy en día como un problema clínico común grave.  Meyer identificó al menos seis paradigmas potenciales incluyendo la posibilidad de que los trastornos psiquiátricos sean una consecuencia o un factor de riesgo para el abuso de sustancias. La alta incidencia familiar de alcoholismo y depresión, sugiere una tendencia genética común para ambas condiciones.

Plano biológico

La prevalencia de este problema en la población mundial ha sido analizada en varios estudios y se calcula que aproximadamente un 10% de la población sufre esta enfermedad, cifra que se ve aumentada cuando se ve asociada a otras patologías médicas, en especial las enfermedades crónicas. Es muy importante encontrar la diferencia entre un estado depresivo normal y uno relacionado con el consumo de sustancias. Ya que el adicto depresivo, muestra incapacidad para sentir placer derivado de la nostalgia de los efectos agradables de la sustancia. En el plano biológico, las drogas y el alcohol interfieren en la química del cuerpo humano, impidiendo que el organismo no tenga de manera natural, sino solo bajo los efectos de la sustancia, la capacidad para sentir placer. En la adicción se afectan diferentes campos personales, entorno familiar y social, laboral o escolar.

Trastornos adictivos

El consumo llega a un punto en que se convierte en un método de evasión de todas estas problemáticas y cuando se abandona el consumo de sustancias, las personas han de enfrentarse a toda esta realidad, generando entonces un sentimiento de desesperanza por todos los acontecimientos acaecidos. Las personas con trastornos adictivos presentan mayor dificultad para manejarse con la complejidad de la vida cotidiana y como consecuencia desembocar en rápidas recaídas en el consumo por querer recuperar el placer derivado del mismo. (Jiménez, Pantoja, 2007). Es por ello que el tratamiento que se ofrece para los trastornos adictivos se incluye el desarrollo y reforzamiento de habilidades sociales tales como el control de impulsos o el manejo de los conflictos, aspectos de especial relevancia y valorados como altos factores de riesgo de recaída.

 

 

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA /MTRA. EN PSICOTERAPIA

ESP. CONDUCTAS ADICTIVAS Y MANIPULACIÓN PSICOLOGICA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

 

Escondiéndonos detrás de una máscara

Cuáles son las profesiones que utilizan máscaras

¿Para qué sirven las máscaras en las profesiones? Para responder esta pregunta habría que revisar cuales son las profesiones que utilizan máscaras, podemos encontrar algunos ejemplos, como los soldadores, cirujanos, buzos, astronautas, deportes de alto impacto, etc. Por lo que la respuesta es muy obvia, para protegernos.

En relación a la personalidad, podemos concluir que nuestra personalidad no es otra cosa más que la máscara que hemos desarrollado para protegernos.

¿Protegernos de qué? Al momento de nacer, el ser humano es como una hoja en blanco que va recibiendo información y retroalimentación de su entorno, y a través de sus procesos adaptativos y cognitivos va enfrentando a su entorno, con lo cual, aprende a responder, a sonreír, mentir, manipular, defenderse, golpear, quitar, abrazar, besar, irse, etc.

Adaptación a su entorno

Y a consecuencia de esa necesidad de adaptación es que vamos aprendiendo a dar “la cara necesaria” para lograr esa adaptación y aceptación de nuestro entorno. Por ejemplo, si un niño se desarrolla en un nivel de carencia es probable que desarrolle habilidades de manipulación, dominio, sumisión, así como adicción a las drogas, la conducta adaptativa que mejor le haya funcionado en sus inicios para poder lograr esa adaptación a su entorno.

Lo que nosotros definimos como nuestra personalidad en realidad no es más que la respuesta adaptativa que nos ha aparentemente funcionado para continuar con nuestra vida, desafortunadamente algunas pueden rayar en la clasificación de trastorno (todos tenemos rasgos).

“Reparar” o “hacer las paces” con ese pasado

¿Cómo te ve la gente o cual es la personalidad que has desarrollado? Es una buena guía para entender la historia que nos tocó vivir y en caso de que sea una “personalidad conflictiva o conflictuada” nos abre la oportunidad para pedir ayuda profesional que nos permita “reparar” o “hacer las paces” con ese pasado, con la finalidad de adaptarnos de manera más sana a nuestro entorno, con la única finalidad de poder ser felices y ser un elemento importante en la felicidad de los demás.

 

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Las desventajas de la sobreprotección en los hijos. (Segunda parte)

El cuento de la mariposa: reflexiones sobre autonomía

Mi madre Nació y creció en el campo entre animales, pájaros y flores. Ella nos contó que una mañana, mientras paseaba por el bosque recogiendo ramas caídas para encender el fuego del horno vio un capullo de gusano colgando de un tallo quebrado.

Pensó que sería más seguro para la pobre larva llevarla a la casa y adoptarla a su cuidado. Al llegar, la puso bajo una lámpara para que diera calor y la arrimó a una ventana para que el aire no le faltara.

Durante las siguientes horas mi madre permaneció al lado de su protegida esperando el gran momento. Después de una larga espera, que no terminó hasta la mañana siguiente, la jovencita vio cómo el capullo se rasgaba y una patita pequeña y velluda asomaba desde dentro.

Pero, de repente, el milagro pareció volverse tragedia.

Todo era mágico y mi mamá nos contaba que tenía la sensación de estar presenciando un milagro.

Pero, de repente, el milagro pareció volverse tragedia.

La pequeña mariposa parecía no tener fuerza suficiente para romper el tejido de su cápsula. Por más que hacia fuerza no conseguía salir por la pequeña perforación de su casita efímera.

Mi madre no podía quedarse sin hacer nada. Corrió hasta el cuarto de las herramientas y regresó con un par de pinzas delicadas y una tijera larga, fina y afilada que mi abuela usaba en el bordado.

Con mucho cuidado de no tocar al insecto, fue cortando una ventana en el capullo para permitir que la mariposa saliera de su encierro. Después de unos minutos de angustia, la pobre mariposa consiguió dejar atrás su cárcel y caminó a los tumbos hacia la luz de la ventana.

Cuenta mi madre que, llena de emoción, abrió la ventana para despedir a la recién llegada, en su vuelo inaugural.

Sin embargo, la mariposa no salió volando, ni siquiera cuando la punta de las pinzas la rozó suavemente.

Pensó que estaba asustada por su presencia y la dejó junto a la ventana abierta, segura de que no la encontraría al regresar.

Después de jugar toda la tarde, mi madre volvió a su cuarto y encontró junto a la ventana a su mariposa inmóvil, las alitas pegadas al cuerpo, las patitas tiesas hacia el techo. Mi mamá siempre nos contaba con qué angustia fue a llevar el insecto a su padre, a contarle todo lo sucedido y a preguntarle qué más debía haber hecho para ayudarla mejor.

Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir

Mi abuelo, que parece que era uno de esos sabios casi analfabetos que andan por el mundo, le acarició la cabeza y le dijo que no había nada más que debiera haber hecho, que en realidad la buena ayuda hubiera sido hacer menos y no más.

Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir, porque durante esos instantes, explicó mi abuelo, el corazón late con muchísima fuerza y la presión que se genera en su primitivo árbol circulatorio inyecta la sangre en las alas, que así se expanden y la capacitan para volar. La mariposa que fue ayudada a salir de su caparazón nunca pudo expandir sus alas, porque mi mamá no la había dejado luchar por su vida.

Mi mamá siempre nos decía que muchas veces le hubiese gustado aliviarnos el camino, pero recordaba a su mariposa y prefería dejarnos inyectar nuestras alas con la fuerza de nuestro propio corazón.”

En algunas situaciones se ayuda mas no ayudando, el objetivo es que el paciente tome conciencia y el deseo de cambio a partir de experiencias críticas, que en lenguaje popular se conocen como experiencias de “tocar fondo”.  Estas experiencias son decisivas para iniciar un proceso de recuperación.

Los pacientes comentan, haberse dado cuenta de su derrota ante el poder de las drogas y de su ruina existencial, al haberse preguntado si ese era el tipo de vida a la que aspiraban, luego  de  la toma de conciencia y de un cuestionamiento existencial, como parte de la experiencia de “tocar fondo” se percibe en los participantes el deseo de cambiar, de dejar las adicciones y transformar su vida, el cual conduce a buscar ayuda.

Sin embargo en algunas ocasiones se alarga este proceso por las conductas sobreprotectoras de los padres.

La Clínica ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que trabaja con la familia para que esta sepa cómo orientar y ayudar a su ser querido.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Cedula P 6041334

Terapeuta de Clínica SER

Referencias: “Recuentos para Demian” Jorge Bucay

REVISTA DIVERSITAS – PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA – Vol. 9, No. 2, 201

Desventajas de la sobreprotección en los hijos. (1a parte)

Existe un punto en que el amor y el apoyo son más dañinos que útiles

En muchas ocasiones se menciona que el amor incondicional es la clave para ayudar a los demás, pero existe un punto en que el amor y el apoyo son más dañinos que útiles, por qué el paciente cae en una zona de confort y no encuentra una verdadera motivación para cambiar.

Cuando un padre se entera de que su hijo tiene consumo de alcohol o drogas, no sabe cómo reaccionar, en muchas ocasiones se tiene miedo de poner límites,  porque el hijo que ha perdido el sano juicio actúa de manera muy impulsiva, amenazando con que se va a matar, o se va a ir a la calle a delinquir…

La familia también se enferma

Los padres comienzan a fantasear en lo peor, y prefieren permitir conductas, con tal de que el hijo no se vaya de la casa porque podría ser peor.

La problemática es que cuando algo se permite una vez se convierte en regla, pero estas situaciones se dan por que la familia también se enferma y se cae en una codependencia.

Si el hijo tiene problemas, los padres se las resuelven agravando la situación,

Los padres comienzan a pelearse, culparse de las conductas del paciente que consume, desviándose del tema principal actuar para ayudar al hijo.

Se pierde la delgada línea que divide el apoyar al hijo y el quitarle responsabilidades.

Establecer reglas bien claras, firmes y llevarlas a cabo

¿Cómo parar esto?

1)Establece reglas bien claras, firmes y llévalas a cabo.

2)Permítele vivir las consecuencias de sus actos y sus decisiones, es la mejor forma para que madure y se vuelva responsable.

3)Aprenda acerca de la codependencia tenga claro que usted no lo causo, quizá contribuyo; usted no puede curarlo, pero puede hacer una contribución para la recuperación; usted no tiene control, pero tiene opciones.

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que trabaja con la familia para que ésta sepa cómo orientar y ayudar a su ser querido.

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Cedula P 6041334

Terapeuta de Clínica SER