Recuperación Emocional

Recuperación 

Los 7 tipos de inteligencia emocional (y sus características)

Casi no nos hemos detenido a reflexionar, porque la convivencia entre las personas en ocasiones resulta difícil comprender que a pesar de pertenecer a una familia, cada uno tiene su propia individualidad, la falta de flexibilidad, emociones, adicciones, dificultades cotidianas y hacen que las personas estemos cerca y en una línea casi imperceptible lastimamos, y paradójicamente lastimamos a aquellos que más cerca tenemos y normalmente es la familia con quien es más difícil compartir el proceso

Por este tipo de dificultades se llega a consulta, procesos de terapia, clínicas etc. la vida se vuelve intranquila, en ocasiones inadaptada, resentida, justamente de esta última parte hablaremos en este momento, el perdón, reconciliación y proceso de psicoterapia, como herramienta para el proceso de vivir sin sufrimiento ante la vida.

Un dato interesante es que los seres humanos que tienen dificultades con el estado de ánimo como: ansiedad, depresión, adicciones perdonan menos, esto nos lleva a identificar que posiblemente la mayor dificultad tiene que ver con la expresión de lo que se siente y no se dice con palabras pero si con padecimientos. Las habilidades para el manejo de las emociones se convierten en uno de los mayores recursos para relacionarse con otras personas. Es por ello que el proceso terapéutico es indispensable, el trabajar con lo que identificamos como emociones, pero se observa en el comportamiento, como la punta de un iceberg, siendo lo que se encuentra abajo, lo más pesado y lo más duro para disolver.

Acompañamiento emocional 

En la clínica a través de acompañamiento emocional, proceso terapéutico logran identificar aquello que causa sufrimiento y muy probablemente sea un disparador de consumo de sustancias, uno de los objetivos es que ellos desarrollen recursos que les permita llegar al perdón e inclusive de ellos mismos, pues puede ser una mirada hacia el futuro, cualidad humana que permitirá ser una nueva persona.

El perdonar puede resultar liberador, permite avanzar a una vida con mayor conciencia, es importante que reflexionemos que perdonar no es olvidar, el perdonar puede ser la reconciliación ante la imperfección de las personas ante una forma distinta de vivir, pero el perdón es un proceso donde el primer paso es darse cuenta y dejar sentir vulnerabilidad para reconocerse como más humano, tendrá que desaprender para volver a aprender, conlleva tiempo, paciencia  y trabajo constante.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Mtra. Blanca Cecilia Adán Peralta

Especialista  en Conductas Adictivas y

 Manipulación Psicológica

 Cédula profesional: 10769035

Adicciones y codependencia de la familia.

Dependencia

CÓMO ES UNA PERSONA CODEPENDIENTE? - Gamma Psicólogos

Estar inmerso en un ambiente que involucra el consumo y abuso de sustancias conlleva grandes dificultades tanto para la persona que depende de una sustancia como el de la familia que se verá involucrada en una dinámica que podría terminar convirtiéndose en un círculo vicioso incorporando cada vez más conductas que terminarán afectando otras áreas de interacción en la familia.

Ante la necesidad de mantener la salud física y emocional de los miembros de la familia, quienes fungen como figuras de orientación y cuidado llegan a desarrollar un interés genuino por la tranquilidad de sus seres queridos; cuando un padre, una madre, un hermano, la pareja de una persona con adicción a alguna sustancia, descubre tal padecimiento comienza a generar una serie de experiencias para nada agradables que generarán incertidumbre a lo que sucederá en un futuro, la inminente destrucción de la salud así como muchos aspectos más en el entorno de aquel miembro de su familia, ante este temor y a la inminente pérdida, aquella figura de orientación y cuidado buscará sobre manera la posibilidad de encontrar la recuperación, ante ello, puede que comience a desarrollar un interés que irá más allá de la pura intención de atención y cuidado, sus pensamientos se verán obstruidos por este interés de salvar, de querer lo mejor para su familia.

Ante una necesidad tan fuerte de protección y sanación de aquel miembro de la familia, es probable que al menos un miembro desarrolle una codependencia, es decir, comenzará a tener actitudes que incluso, podrían verse como un reflejo del miembro con adicción, prácticamente un espejo, ya que es posible que sea tanto su interés por el cuidado del otro que comenzará a perder el control de su propia vida, sus límites, se verá en la necesidad de invertir tanto tiempo y energía en el cuidado en aquel miembro de su familia que puede verse negligente consigo mismo al grado de llegar a debilitar su propia identidad, y tal como el familiar con adicción, llegar a descuidar áreas de su vida y afectar su entorno familiar, laboral y social, generando un lazo tan estrecho que terminaría viviendo por y para el adicto.

Atención integral

Ante esta codependencia, se llega a perder este sentido de realidad y la facultad de ser independiente, por ello, lo importante de considerar la rehabilitación no sólo para la persona adicta, ante ello, sensibilizar lo fundamental que es la atención integral para todos los familiares involucrados, porque no sólo se afecta el adicto, también se afectan otras áreas de su vida y uno de los impactos fuertes llega a ser en la familia, por ello la necesidad de asistir a los distintos grupos de apoyo de familias con un miembro adicto, de acudir con los especialistas en adicciones, establecer una red de apoyo, tomar las medidas y herramientas necesarias así como un adecuado tratamiento en adicciones para lograr una recuperación exitosa.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Andrés Luciano Gregorio.

Lic. En Psicología.

Maestría en Psicología Clínica.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula Profesional: 11050830

El sentido de la vida

“La felicidad es cuando lo que piensas,

lo que dices y lo que haces están en armonía”  Mahatma Gandhi 

Las personas tenemos la capacidad de descubrirnos, viajando, vinculándonos, explorando, haciéndonos preguntas acerca de lo que nos pasa, al disfrutar, vivir momentos críticos y cuando sucede indiscutiblemente eres otra persona. Por lo que la vida de cualquier ser humano requiere irse definiendo mientras caminamos y experimentamos las decisiones de la vida cotidiana, esta situación puede darnos orientación y sentido a nuestra vida sin necesidad de consumir sustancias adictivas. Ello va a influir, en gran medida, en el grado de realización que se alcance. Para que esta ruta o camino personal vaya cobrando sentido se requiere de reflexión, así como de ir entendiendo los aspectos que encaminan o alejan de las metas.

El camino se inicia prestando atención a las necesidades psicológicas, físicas como emocionales, por ejemplo: alimento, salud, libertad y autonomía, confianza en uno mismo, relaciones interpersonales satisfactorias, buenos niveles de autoestima, sentirse capaz de lograr metas, autorrealización. El psiquiatra austriaco Víctor Emil Frank dijo que “la sociedad se olvida de satisfacer la más humana de todas las necesidades del hombre, la de encontrar sentido a la vida”.  El sentido que le encontremos a nuestra vida orientará nuestro camino, tanto las metas personales a seguir como la manera de lograrlas. Este sentido organiza nuestra energía, nuestras acciones y decisiones al momento de tomar rehabilitación o terapias, ya que las orienta hacia un mismo fin, el de nuestra realización personal.

Es importante nos cuestionemos y reflexionemos situaciones básicas, tales como: ¿Quiénes somos?, ¿Qué queremos?, ¿Qué es importante para nosotros…? (a nivel intelectual, social, emocional, espiritual, etc.), ¿de qué manera somos felices?, ¿Cuáles son nuestros ideales?, ¿con qué valores nos comprometemos?, ¿Cuál es el papel que tenemos dentro de la sociedad?, ¿Cómo podemos contribuir a la felicidad de otros?, ¿Qué estamos haciendo a respecto?… muchas de estas y otras respuestas nos irán dando el sentido que buscamos para nuestra vida.

Las personas encuentran el sentido de sus vidas en sí mismas, conocer el rol de las emociones y  en la relación con los demás. Ello implica un ejercicio diario que requiere esfuerzo y/o rehabilitación en adicciones con profesionales

La idea del sentido de la vida se refiere, entonces, al camino que se elige para vivir y al significado que tiene para nosotros y para los demás. Este camino lo vamos construyendo día a día y depende de cada persona.

«Quien tiene un por que vivir, encontrará un cómo». 

Nietzsche

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Terapeuta en Clínica SER

Fisioterapia en la salud

Beneficios

Fisioterapia en la Salud Mental - Clínica de fisioterapia Physio Sports México

La actividad física mantiene tu cuerpo sanamente, pero ¿Sabías que estar activo físicamente también te puede beneficiar en la salud?

La fisioterapia tiene un papel muy importante en el ámbito de la salud ya que tiene como objetivo mantener una movilidad funcional, mantener conciencia del movimiento y promover la activación física, manteniendo en vinculación los aspectos físicos y mentales, teniendo como base la evidencia científica y clínica. Dicha especialidad está dirigida para niños, adolescentes, adultos y adultos mayores con trastornos mentales y/0 pacientes con alguna adicción a sustancias adictivas dentro de la atención primaria, en hospitalización y ambulatorio.

Los fisioterapeutas en salud y psiquiatría ayudan a los pacientes a familiarizarse y ser consientes en sus sentidos, en su cuerpo y en los movimientos.

Los beneficios del ejercicio terapéutico o ayuda en rehabilitación  dentro de la psiquiatría son:

  • Previene la aparición de la depresión.
  • Previene el desarrollo de problemas en salud mental.
  • Las personas con alguna enfermedad y/o trastorno mental tienen menos probabilidad de abandonar el ejercicio mientras está supervisado por un fisioterapeuta.
  • Mejora la calidad de vida y autoestima de las personas con problemas de salud mental.
  • El realizar ejercicio tiene un efecto antidepresivo muy importante.

Las palabras y las miradas tienen el mismo efecto que las manos (Tom Andersen). Por lo cual es importante que se tenga conexión entre mente, cuerpo, movimiento y emociones, para obtener mejores resultados.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574
WhatsApp 2213490308

LFT. Ana Karen Melendez Momox

Ced. Prof. 10550019

Fisioterapeuta de Casa de Salud

El apego y cómo modifica mi conducta

El apego

Apego emocional | Somos Estupendas

Es un vínculo afectivo que se establece entre el cuidador principal y el recién nacido. La función de la persona a cargo del bebé es asegurar el cuidado, el desarrollo psicológico y la formación de la personalidad. El establecimiento del apego desde la infancia más temprana se relaciona principalmente con dos sistemas: el sistema exploratorio, el cual permite al bebé contactar con el ambiente físico a través de los sentidos; y el sistema afiliativo, mediante el cual los bebes contactan con otras personas.

El apego es el encargado de proporcionar seguridad en situaciones de amenaza. El apego seguro permite al pequeño explorar, conocer el mundo y relacionarse con otros; bajo la tranquilidad de sentir que la persona con quien se ha vinculado va a estar allí para protegerlo. Cuando esto no ocurre, los miedos e inseguridades influyen en el modo de interpretar el mundo y de relacionarse.

Existen cuatro tipos se apego que mantiene una conducta específica en la infancia y en la vida adulta, a continuación se describen dichas características:

  1. Apego seguro

Este tipo de apego está caracterizado por la incondicionalidad: el niño sabe que su cuidador no va a fallarle. Se siente querido, aceptado y valorado. De acuerdo con Bowlby, este tipo de apego depende en gran medida de la constancia del cuidador en proporcionar cuidados y seguridad.

Los niños con apego seguro manifiestan comportamientos activos, interactúan de manera confiada con el entorno y hay una sintonía emocional entre el niño y la figura vincular de apego.

No les supone un esfuerzo unirse íntimamente a las personas y no les provoca miedo el abandono. Es decir, pueden llevar a una vida adulta independiente, sin prescindir de sus relaciones interpersonales y los vínculos afectivos.

  1. Apego ansioso y ambivalente

El niño no confía en sus cuidadores y tiene una sensación constante de inseguridad, de que a veces sus cuidadores están y otras veces no están, lo constante en los cuidadores es la inconsistencia en las conductas de cuidado y seguridad.

Las emociones más frecuentes en este tipo de apego, son el miedo y la angustia exacerbada ante las separaciones, así como una dificultad para calmarse cuando el cuidador vuelve.

De adultos, el apego ansioso-ambivalente provoca, una sensación de temor a que su pareja no les ame o no les desee realmente. Les resulta difícil interaccionar de la manera que les gustaría con las personas, ya que esperan recibir más intimidad o vinculación de la que proporcionan. Un ejemplo de este tipo de apego en los adultos es la dependencia emocional y puede llegar incluso al consumo de drogas.

  1. Apego evitativo

Los niños con un apego de tipo evitativo han asumido que no pueden contar con sus cuidadores, lo cual les provoca sufrimiento. Se conoce como “evitativo” porque los bebés presentan distintas conductas de distanciamiento.

Lo constante han sido conductas de sus cuidadores que no han generado suficiente seguridad, el menor desarrolla una autosuficiencia compulsiva con preferencia por la distancia emocional.

En la edad adulta, se producen sentimientos de rechazo de la intimidad con otros y de dificultades de relación. Por ejemplo, las parejas de estas personas echan en falta más intimidad en la interacción.

  1. Apego desorganizado

Lo constante en los cuidadores han sido conductas negligentes o inseguras. Se trata del extremo contrario al apego seguro. Casos de abandono temprano, cuya consecuencia en el niño es la pérdida de confianza en su cuidador o figura vincular, e incluso puede sentir constantemente miedo hacia ésta.

Evitan la intimidad, no han encontrado una forma de gestionar las emociones que esto les provoca, por lo que se genera un desbordamiento emocional de carácter negativo que impide la expresión de las emociones positivas.

Vinculo patológico

De adultos suelen ser personas con alta carga de frustración e ira, no se sienten queridas y parece que rechacen las relaciones, si bien en el fondo son su mayor anhelo. En otros casos, este tipo de apego en adultos puede encontrarse en el fondo de las relaciones conflictivas constantes estamos hablando del vínculo patológico con algo o alguien y que es necesaria la atención de especialistas

El apego no es inmutable en todas las personas a medida que el desarrollo progresa. El apego se desarrolla en nuestro núcleo de socialización, es decir, la familia. Las familias inestables o desestructuradas acaban reproduciendo en sus hijos un apego inestable en las que las figuras de autoridad, y cuidado, no están disponibles.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

Terapeuta de Clínica SER

Chantaje emocional

¿Cómo puedo manejarlo?

En términos generales, se trata de una forma de violencia o maltrato que consiste en una manipulación psicológica o emocional desde el miedo, la obligación o la culpa como dinámicas de relación entre dos personas y también que ha sido dañada por la adicción a sustancias, no siempre es fácil identificar comportamientos manipuladores, y mucho menos cómo responder de una manera saludable.  El chantajista emocional busca tomar el control.

Conforme la relación va avanzando, reconocer el chantaje emocional es una cuestión delicada. Cuanto más estrecha sea la relación, más vulnerables podemos ser a este tipo de conducta ya que nos preocupará la felicidad de esa persona y no seremos capaces de asumir que tenga una actitud tan egoísta. No siempre es fácil reconocer cuando estás siendo manipulado, especialmente cuando la fuente de la manipulación es alguien que amas y cuidas. Una forma confiable de determinar si está siendo manipulado es pensar cómo se siente después de interactuar con la persona. También puedes aprender a reconocer algunos de los signos de manipulación para que puedas hacer un esfuerzo para eliminarlos en tu propia vida.

Algunas características de este tipo de maltrato psicológico son las siguientes:

  • El chantajista emocional es una persona manipuladora, insegura y llena de miedos, con baja tolerancia a la frustración, que no soporta recibir una negativa por respuesta y que reacciona con amenazas o conductas victimistas cuando las cosas no son como ella quiere. Busca que la otra persona se sienta culpable para que ceda y que se satisfagan sus exigencias.
  • La manipulación se realiza con mentiras, excusas, ocultando información, exagerando, poniendo excusas, levantando la voz como forma de manipulación agresiva.
  • El chantaje emocional puede adoptar la forma de queja constante que te responsabiliza a ti de todas las cosas que no funcionan bien.
  • Las personas que ejercen el chantaje emocional suelen responsabilizar a los demás de culpas que les corresponden a ellas.

Por otro lado, si estás siendo víctima de una situación de chantaje emocional, es posible que hayas incorporado cambios en tu conducta, por ejemplo:

  • Has perdido amistades por su influencia.
  • Sientes una fuerte presión por agradar a tu pareja o ser querido.
  • Tienes miedo a estar haciendo las cosas mal.
  • Tu autoestima se está resintiendo.
  • Siempre tienes que ceder tú.

Las pautas generales para manejar el chantaje emocional pueden ser detectar conductas de este tipo, sobre todo si son reiteradas y prolongadas en el tiempo, responder sin miedo a decir que no, ser asertivos, poner límites, exponerle los sentimientos que nos genera su conducta de forma clara y racional, tener claras nuestras prioridades y decisiones; nadie puede ni debe hacerlo por nosotros, aclararle tus sentimientos, dejando claros también tus necesidades y tus deseos. Con el tratamiento y el apoyo adecuados, la persona puede aprender a comunicarse de manera efectiva y respetuosa, y con el tiempo, la relación puede sanar

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva

Terapeuta de Clínica SER

Maestría en Psicología Clínica

Ced. Prof. 11729330

 

Programa Hazelden y los 12 pasos

Aspectos analizables (II)

Imágenes de Centro De Rehabilitacion | Vectores, fotos de stock y PSD gratuitos

Aspectos analizables de los 12 pasos;

1) Aceptar la diferencia entre realidad y fantasía. Al adicto le cuesta mucho trabajo poner los pies sobre la tierra, llegando en muchas ocasiones a confundir cuales cosas son reales y cuáles no.
2) Aceptar que su juicio no es el mejor de todos. El adicto caracterológicamente es impulsivo y una de sus grandes discapacidades es la intolerancia a la demora. Generalmente no piensa sobre las consecuencias de sus actos, y solo quiere una gratificación inmediata.
3) Aceptar que su identidad es confusa. Las personas adictas tienen un gusto especial por vivir emociones distintas para llenar un vacío que no saben explicar. Se encuentran en una eterna búsqueda de identidad.
4) Aceptar que sus mayores defensas son negar, echarle la culpa a otros, tener siempre una explicación racional a lo que inmaduramente realizan, entre otras. El adicto siempre buscará la manera de tratar de convencernos que no podrá con la adicción. Su raciocinio cederá siempre ante el impulso.
5) Aceptar que su forma de relacionarse es demasiado parcial. Los pacientes adictos tienen una vida sexual deteriorada. También se mantienen en conflicto con muchas de las personas importantes en su vida. Tienen muchos problemas en el trabajo. La adicción se convierte en su principal relación.
6) Aceptar que su proceso del pensamiento está deteriorado. Todo el adicto en rehabilitación sabe que ha abusado de una sustancia. Esto incide de manera importante en su capacidad para recordar, para retener información así como su capacidad de introspección.
7) Aceptar que su mejor manera de reaccionar ante el estrés es de una manera infantil. Las personas adictas con frecuencia no quieren enfrentar los problemas como lo hacen las personas maduras ya que su principal miedo es a crecer.
8) Aceptar que tiene una tendencia de tener poca consciencia de enfermedad. El adicto nunca entiende porque le suceden las cosas.
9) Aceptar que siempre lo sobrepasan los eventos de la vida cotidiana. El adicto es muy sensible a lo que sucede en su ambiente y le cuesta mucho trabajo resolver discrepancias emocionales.
10) Aceptar que siempre depende de los demás para resolver sus problemas. El grado de dependencia del adicto lo hace una persona que procura que los demás vivan a través de él no permitiéndoles manejar como mejor les convenga su vida.
11) Aceptar que la forma en que vive su ambivalencia es demasía intensa. El adicto tiene dificultad para entender que las emociones opuestas pueden existir a la misma vez. Y se confunde más aún, por tener una cantidad mayor de ellas.
12) Aceptar que su vida no se encuentra tan bien como debería de estar. El narcisismo de la adicción impide darse cuenta de que existen formas más adaptativas de enfrentar la vida. El adicto es el único que no se da cuenta del potencial que tiene.

Responsabilidades frente a la adicción

Se pueden ver a corto y a largo plazo. Algunos de los pacientes que recaen, reportan actitudes soberbias ante la forma de enfrentar el tratamiento posterior al internamiento. Esto les hace darse cuenta de los “hubieras”, siendo estas actitudes no modificables debido a que ya sucedieron. Sin embargo, hay que recordar en todo momento, que bien vale la pena toda la inversión que hagamos en nuestra salud mental dándole importancia a estados más adaptativos y de bienestar psicológico. El paciente devaluado siempre devaluará su tratamiento. No permitamos que esto suceda ya que nos hemos tomado mucho tiempo en enfrentar la situación y pide ayuda profesional en adicciones

Bibliografía
Bellak, Leopold (1994) “Evaluación de las funciones del yo: Manual y Protocolos” México Ed. Manual Moderno.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Por Mtro. Alfonso Chávez González
Cédula Profesional 5799762

Terapeuta de Clínica SER

 

Las necesidades psicológicas

Cuidado ante la enfermedad de adicción

Supone un esfuerzo continuado en ambos sentidos que puede llegar a afectar de forma notable la salud de la persona encargada de los cuidados y del enfermo. Muchas de ellas no lo reconocen. Sin embargo, se sienten desbordadas.

Existe un desgaste físico y psicológico que experimenta la persona que muestra una codependencia a una persona cercana con adicción que puede llegar a complicar el proceso de recuperación de ambos.

El cuidador o cuidadora tiene que compaginar el estrés cotidiano y su propia vida con las tareas de cuidados y acaba por desatenderse a sí mismo. Con frecuencia, aparecen alteraciones del estado de ánimo, sentimientos de culpa, cambios en las relaciones familiares y sociales, problemas laborales, etc.

Apoyo Psicológico

Así que la enfermedad no solo afecta a la persona que la padece, sino también a la persona encargada. Así, puede acentuar su malestar psicológico hasta el punto de caer en una depresión, desarrollar estrés crónico u otros trastornos y enfermedades de lo más variado.

Por lo tanto, el cuidador o cuidadora debería recibir apoyo profesional en adicciones si lo necesita, además del de su entorno familiar. Solo así podrá soportar esta gran carga emocional sin tirar la toalla.

Consejos para no generar una dinámica disfuncional:

  • Infórmate sobre la enfermedad de la persona y su evolución.
  • Es necesario que se tenga tiempo para ti.
  • Es preciso que sepas gestionar las emociones y sentimientos, que se reconozcan y expresen.
  • Practicar ejercicio físico, dormir las horas necesarias y llevar una alimentación sana.
  • Practica técnicas de relajación.
  • Saber pedir ayuda cuando se necesite.
  • Se necesita preparar para la situación de alguna posible recaída.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Miriam Samour Nieva

Maestría en Psicología Clínica

Cédula Profesional: 11729330

Terapeuta de Clínica SER

 

Aspectos del programa Hazelden (I)

Programa Hazelden

Una de las grandes cualidades del programa Hazelden instituido entre otras cosas en los 12 pasos de AA, se basa en sus características de intervención cognitivo-conductual, la cual incide directamente en hacer conciencia en los pacientes sobre la cantidad de impulsos reprimidos que los empujan al consumo. La moralización tan lastimada en el adicto podrá manifestarse solo si se entienden las causas y los deseos por los cuales se ha preferido la sustancia sobre muchas de las cosas.
Pero, ¿Cómo se mantiene el paciente sin-toma (r)? ¿Cómo se mantiene sin drogar? Principalmente aceptando que la sustancia adictiva es un síntoma que sirve para enfrentar el estrés. El paciente también debe de entender, que si el estrés será para siempre corre un riesgo importante en utilizar el consumo de una droga como forma para enfrentarlo. De tal manera se vuelven imprescindibles la continuación del tratamiento médico, psicológico, y de grupo AA.
Sin embargo la mayoría de las veces esto no sucede así. El paciente olvida frecuentemente que el tratamiento de 35 días es solo el comienzo del proceso para llegar a la sobriedad. Esto sucede ya que se sabe científicamente, que los defectos de carácter requieren un tratamiento psicológico de mayor tiempo. El sexto paso de AA se convierte en un camino arduo pero no imposible.
Una de las recomendaciones que se suele hacer al paciente radica en hacerles tener consciencia sobre la importante disminución de estrés durante el tratamiento debido a que continuamente se les interpretan sus impulsos y se les contiene de forma importante en cuanto a las elaboraciones psíquicas que suceden durante el internamiento. En lo que respecta al área psicoterapéutica me tomaré a bien recomendarle al lector sobre aspectos analizables posterior al tratamiento.

Aspectos analizables

Una de las principales cosas que se mencionan a las familias y pacientes es acerca de la relación inseparable entre el estrés y la adicción. Es así que el síntoma de consumir una droga le sirve al paciente para enfrentar las vicisitudes de la vida. Durante mi trabajo, me he dado cuenta que una de las dificultades con que nos enfrentamos para poder hacer una buena integración de los beneficios terapéuticos del programa, radica en no tener claro que el estrés es generado por un sin número de razones, y que tal vez las causas por las que antes el paciente se alcoholizaba o drogaba ya no son las mismas.

La represión

El adicto se refugia en la droga para olvidar sus penas. Dichas penas son mantenidas en el inconsciente para no hacer más daño del que ya están haciendo, mediante un proceso llamado represión. Digamos que la represión es como la tapa que contiene la presión de una olla exprés. Dicha presión interna, son todas aquellas penas que acongojan al adicto. Si la presión aumenta debido a mucho calor originado por una flama y no se deja escapar parte de esa energía contenida, la olla exprés, podrá explotar. Para tal efecto existe una válvula de escape de dicha energía. Ese gas y calor que escapa por la válvula (retorno de lo reprimido) el adicto lo representa principalmente en la expresión del síntoma. En este caso el consumo de la droga. En pocas palabras: una forma de escape a sus problemas, perpetuando así una formación de compromiso.

Bibliografía
Bellak, Leopold (1994) “Evaluación de las funciones del yo: Manual y Protocolos” México Ed. Manual Moderno.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtro. Alfonso Chávez González
Cédula Profesional: 5799762
Terapeuta Clínica SER

En los momentos difíciles… creces

Creces

A lo largo de la vida nos encontramos envueltos en situaciones que nos cuesta comprender. Atravesamos momentos que nos exigen dar, ceder, desprender, arrancar; momentos que nos hacen llorar, gritar, reñir y que nos sumergen en la desesperanza.

Según el DRAE (2017) la crisis es un “cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación”.  Todos pasamos por diferentes crisis y muchas veces no nos percatamos de ellas o las tomamos como algo difícil pero inevitable. Pero hay ocasiones en las que sentimos que las crisis nos sobrepasan, en las que sentimos que no estamos preparados para sobrevivir a ellas porque fueron inesperadas. Un ejemplo claro de ello es cuando llegan a clínicas profesionales devastados, sin ilusiones y no encontrando salida a la situación que los rodea..  Ante una crisis emocional originada por consumo de sustancias adictivas u otro problema se presenta un desequilibrio, en donde el factor desencadenante es mayor a los recursos personales que poseemos para afrontar la situación. Conangla (2002) Cuando atravesamos una crisis y estamos faltos de recursos nos encontramos ante un desierto, sin agua, sin sombra, sin descanso.

Cactus y Raíces

Pero imaginemos que en este desierto tomamos el papel de un cactus, ¿cómo resisten el fuerte sol? ¿Cómo resisten la soledad? Bravo (1978) señala lo sorprendente de estas plantas, ya que nos sorprenden porque gracias a su fisiología han logrado la adaptación a la sequía. Sus raíces son la base de su supervivencia, éstas se extienden a lo largo del suelo árido para absorber la poca agua que se infiltra por las grietas en el suelo. Dentro de todo este proceso de internamiento, es preciso preguntarse ¿ cuáles son mis raíces que me han mantenido hasta este momento?, y darse cuenta que nuestras raíces son todas aquellas personas y hechos que nos enseñaron valores, tal vez padres, hermanos o amigos que nos tendieron la mano en algún momento, y también los malos momentos que nos dejaron aprendizajes conforman esa raíz que nos da firmeza.  Aun cuando en el desierto nuestra escala de valores se puede remover, se erige la importancia del amor en nuestras relaciones interpersonales (Conangla, 2002). Las cuales son nuestras raíces. Un cactus que se encuentra en el desierto podría parecer que está lleno de amargura y soledad, y que eso le ha llevado a tener espinas por todos lados.  Habiendo referencia al cactus- podemos desarrollar defensas que nos hacen sobrevivir al desierto de la crisis, que sí a veces pueden lastimar a otras personas, pero otras veces solo anuncian que deseamos ser tratados con cuidado y consciencia.

 “Solo el contacto y una comunicación de calidad con otro ser humano nos permitirá ver la otra cara del desierto: silencio, la belleza, la serenidad y la posibilidad de hallar un oasis en medio de tanta aridez.”  Es conveniente mirar a nuestro alrededor y observar nuestros recursos, pero también mirar internamente y reconocer lo que nos ha permitido sobrellevar situaciones, reconocer nuestra fortaleza y nuestra debilidad, nuestra compasión y perdón, pero también nuestra racionalidad con la que afrontamos problemas y las decisiones que tomamos. para un camino a la sobriedad y a la rehabilitación .  En el desierto por lo regular no hay un solo cactus aislado, hay más alrededor que probablemente estén lidiando con el desierto, pero que están ahí para acompañarse mutuamente.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Psic. Blanca Cecilia Adán Peralta

Mtra, Psicoterapia

especialista  en conductas adictivas y

Manipulación Psicológica

Cédula profesional: 10769035