Adicciones y codependencia de la familia.

Dependencia

CÓMO ES UNA PERSONA CODEPENDIENTE? - Gamma Psicólogos

Estar inmerso en un ambiente que involucra el consumo y abuso de sustancias conlleva grandes dificultades tanto para la persona que depende de una sustancia como el de la familia que se verá involucrada en una dinámica que podría terminar convirtiéndose en un círculo vicioso incorporando cada vez más conductas que terminarán afectando otras áreas de interacción en la familia.

Ante la necesidad de mantener la salud física y emocional de los miembros de la familia, quienes fungen como figuras de orientación y cuidado llegan a desarrollar un interés genuino por la tranquilidad de sus seres queridos; cuando un padre, una madre, un hermano, la pareja de una persona con adicción a alguna sustancia, descubre tal padecimiento comienza a generar una serie de experiencias para nada agradables que generarán incertidumbre a lo que sucederá en un futuro, la inminente destrucción de la salud así como muchos aspectos más en el entorno de aquel miembro de su familia, ante este temor y a la inminente pérdida, aquella figura de orientación y cuidado buscará sobre manera la posibilidad de encontrar la recuperación, ante ello, puede que comience a desarrollar un interés que irá más allá de la pura intención de atención y cuidado, sus pensamientos se verán obstruidos por este interés de salvar, de querer lo mejor para su familia.

Ante una necesidad tan fuerte de protección y sanación de aquel miembro de la familia, es probable que al menos un miembro desarrolle una codependencia, es decir, comenzará a tener actitudes que incluso, podrían verse como un reflejo del miembro con adicción, prácticamente un espejo, ya que es posible que sea tanto su interés por el cuidado del otro que comenzará a perder el control de su propia vida, sus límites, se verá en la necesidad de invertir tanto tiempo y energía en el cuidado en aquel miembro de su familia que puede verse negligente consigo mismo al grado de llegar a debilitar su propia identidad, y tal como el familiar con adicción, llegar a descuidar áreas de su vida y afectar su entorno familiar, laboral y social, generando un lazo tan estrecho que terminaría viviendo por y para el adicto.

Atención integral

Ante esta codependencia, se llega a perder este sentido de realidad y la facultad de ser independiente, por ello, lo importante de considerar la rehabilitación no sólo para la persona adicta, ante ello, sensibilizar lo fundamental que es la atención integral para todos los familiares involucrados, porque no sólo se afecta el adicto, también se afectan otras áreas de su vida y uno de los impactos fuertes llega a ser en la familia, por ello la necesidad de asistir a los distintos grupos de apoyo de familias con un miembro adicto, de acudir con los especialistas en adicciones, establecer una red de apoyo, tomar las medidas y herramientas necesarias así como un adecuado tratamiento en adicciones para lograr una recuperación exitosa.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Andrés Luciano Gregorio.

Lic. En Psicología.

Maestría en Psicología Clínica.

Terapeuta de Clínica SER

Cédula Profesional: 11050830

La impulsividad

La impulsividad como factor predisponente y como consecuencia del consumo de sustancias.

Se considera que una acción de impulso se caracteriza por una predisposición conductual para realizar acciones rápidas y sin planificación frente a estímulos tanto internos como externos, donde los individuos pueden tener repercusiones positivas o negativas. Por ello, consideramos que la impulsividad es la reacción precipitada ante una situación extrema sin reflexionar sobre las posibles consecuencias a corto o largo plazo y posteriormente pueden presentarse sentimientos de culpa o arrepentimiento.

La impulsividad

implica una agrupación de procesos emocionales, cognitivos y motivacionales que actúan conjuntamente; es así que, es posible la discusión de impulsividad bajo tres aspectos. El primero, hace referencia a la parte individual, es decir, al comportamiento circunstancial de un individuo, donde actúa de una manera precipitada y sin reflexión previa. El segundo, hace referencia a una característica de la persona que lo predispone a tomar decisiones, pensar y reaccionar impetuosamente de manera constante. Y, el tercer aspecto, hace referencia a la impulsividad como un síntoma de una enfermedad mental o con algún tipo de patología  ¿pero cómo identificar los síntomas de las sustancias?

La carencia de habilidades para el control de impulsos, es una característica propia de las personas consumidoras, ya que incrementa un trastorno como la ansiedad y el deseo al consumo, lo cual le impide dar respuestas adaptativas.

Una serie de recomendaciones que podrían funcionar podrían ser las siguientes:

  1. Conocer qué la provoca
  2. Generar autoinstrucciones de manejo
  3. Usar técnicas de relajación
  4. Ser consecuentes
  5. Buscar alternativas positivas para el manejo de la frustración

La conducta impulsiva se expresa con características como la impaciencia, la constante búsqueda del riesgo y el placer, la necesidad de recompensa inmediata, y es necesaria la ayuda con especialistas en adiciones

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp 2213490308

Miriam Samour Nieva

Maestra en psicología clínica.

Cédula profesional: 11729330

Terapeuta en Clínica SER