Estigma en la salud

Estigma en la salud mental

Hoy en día, nuestra actualidad se caracteriza por la incertidumbre que permea cada uno de los ámbitos de desarrollo de los seres humanos, así que ante este panorama se manifiestan diferentes aspectos de la vida que se habían dejado de lado como la pobreza, la violencia, la discriminación, la industrialización, y sin lugar a dudas la salud mental, dado el uso de sustancias. 

Definiciones se pueden encontrar varias, y en esta ocasión se retomará una de las más socorridas y que es enunciada por la OMS, entendiéndola como un completo estado de bienestar físico, mental y social; y no solamente la ausencia de afección o enfermedad. Es entonces como esta salud dista de ubicarse en una dicotomía de salud-enfermedad – adicciones, sino más bien como un continuo que ha sido tan descuidado desde hace muchos, muchos años y se necesita atención profesional

El estigma y sus tres elementos

Si bien la falta de promoción, prevención y atención de la salud mental es de por más debida a cuestiones multifactoriales, una de ellas es una perpetuación de nosotros como una sociedad basada en estereotipos carentes de análisis, es decir, el estigma que acompaña a los procesos implicados en la salud. El estigma se conforma por tres elementos: estereotipos, prejuicios y discriminación; en él se ubican al grupo tanto estigmatizado como estigmatizante; y se divide en público y autoestigma. En el último la persona puede terminar aprobando los estereotipos, que la conducirían a autoprejuicios con reacciones emocionales negativas (autoestima y autoeficacia bajas), conllevando finalmente a comportamientos de autodiscriminación y configurando, por tanto, el autoestigma.

Así que, si el estigma en su parte pública conllevaría estrategias en ese nivel para su abordaje y erradicación, podemos empezar de primer momento a enfocarse en el autoestigma, es decir, cada uno rompiendo esas etiquetas que no nos hemos detenido a examinar, comencemos a hablar y a escuchar, a hablarnos y escucharnos.

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Psic. Marissa Martínez Valencia

Cédula profesional 11093760

Efectos de la ansiedad en tiempos de contingencia

Efectos

Angustiarse resulta ser una experiencia que afecta las áreas fundamentales de la vida como en el área emocional, en los pensamientos, formas de reaccionar, sentimientos provocados por la manera de relacionarnos y hasta llegar a consumir sustancias adictivas, sin embargo, para comprender mejor los efectos de la angustia, conozcamos estos aspectos: cognitivo, conductual, fisiológico e interpersonal.

Ansiedad Cognitiva

La ansiedad cognitiva se refiere a pensamientos de sentirse de manera angustiada es decir, una cognición es un pensamiento simple, pero si éste pensamiento empieza a provocarte sentimientos negativos entonces ya se refiere a una ansiedad cognitiva es decir, ya aseverando pensamientos negativos y  catastróficos sobre el futuro que empiezan a dominar la mente al uno angustiarse; por ejemplo,  ¿tendré Covid-19?, tendré una muerte horrible y dolorosa, mi familia sufrirá viéndome como me extingo. Será espantoso. No podría soportarlo. Tan solo las cuentas médicas me llevaran a bancarrota. La terapia de oxigenación y medicamentos costosos me hará sentir desmejorado o ¿Qué tal si tengo cáncer? Podría estar enfermo y ni siquiera estar enterado y tener Covid-19 ¡Es terrible! No puedo soportarlo”.

Ansiedad Conductual

El elemento conductual  consiste en la manera de reaccionar hacia la ansiedad. Estas respuestas por lo general son de dos tipos. La primera es la intención de reducir la ansiedad con alguna clase de acción buscando el consuelo de algún amigo cercano o confiar en las conductas compulsivas, como verificar o repetir la acción que al verificarla te da tranquilidad y empieza a disminuir la ansiedad y, el segundo elemento conductual consiste en la evasión es decir, significa  que nos mantendremos alejados de lo que nos provoca ansiedad o angustia.

Esto podría tomar la forma de postergación de alguna tarea estresante por ejemplo, evadir a un amigo con el que se tiene alguna dificultad de comunicación o evitar el contacto directo con el jefe porque te preocupa que te despida.

Ansiedad Fisiológica

La angustia crónica resulta físicamente estresante y puede provocarte una variedad de síntomas físicos. Algunos de los síntomas más comunes que experimentan las personas que lo sufren incluyen tensión muscular, dificultad para concentrarse, impaciencia, fatiga, insomnio, dolores de cabeza entre otras. Asimismo podría percibir otros síntomas de ansiedad como temblor, sudoración, bochorno, sarpullido, falta de aire, nauseas, diarrea o micciones continúas.

Ansiedad interpersonal

La ansiedad no solo afecta a uno como persona, sino que también deteriora la relación con otras personas y el cómo nos relacionamos en cada uno de nuestros ámbitos como con la pareja, los amigos, los familiares y con los compañeros del trabajo o escuela.

Este tipo de ansiedad es un resumen de cómo afecta la angustia en la manera de pensar, actuar, sentir y relacionarse con los demás por lo que se puede reaccionar con evasión a la intimidad, argumentaciones o justificaciones frecuentes, irritabilidad, rechazo entre otras.

Para mejorar la salud mental es importante conocer los efectos del estrés e identificar  el tipo de angustia que se está generando a través de tus días.

¿Y tú con que ansiedad te identificas?

 

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Marcela Andrea Aguirre Cadena

Mtra. En Psicología Clínica

Cédula Profesional  8039947

La adicción como enfermedad familiar

Características de hijos adultos de adictos

 

La adicción es una enfermedad que no sólo afecta al consumidor sino a todos los integrantes de la familia, dañando física, mental y espiritualmente a cada uno de los miembros, Se ven afectados por la impredecible conducta del adicto, por el temor a que se repitan situaciones desagradables, por la angustia y la vergüenza.

Conforme la adicción va avanzando, se van deteriorando diversas áreas de la vida del adicto, en primera instancia se ven afectadas las personas cercanas a él. La enfermedad de la adicción se convierte en una enfermedad familiar en dos sentidos:

  1. Existe una tendencia a desarrollar algún tipo de adicción, ya sea porque el consumo se convierte en algo normal y conocido en su entorno familiar, por cuestiones genéticas o por afectaciones emocionales, cualquiera que sea la causa, es originada por un padre adicto, y el resultado es desalentador para el que se convierte en otro adicto dentro del sistema familiar.
  2. Por otro lado hay quienes al estar en contacto directo con el adicto, (como actuar cuando mi ser querido consuma) presentan reacciones emocionales ante ello,  tratando de esconderlo, controlarlo o disculparlo, incluso, sienten culpa, remordimientos y a la larga se sienten heridos y defraudados por el adicto, éstos terminan convirtiéndose, finalmente, en neuróticos o en cónyuges de adictos, éstos últimos se relacionan desde el único lugar en el que creen que se muestra el amor y terminan tolerando una vez más en su vida todas aquellas conductas de un adicto (manipulación, violencia, mentiras, deshonestidad, irresponsabilidad, etc) y se recomienda ayuda profesional

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Psic. Alba Torres Díaz

Ced. Prof. 4558087

Terapeuta en Clínica SER

Adicción al móvil

Abuso o adicción

El uso del celular o móvil en ocasiones puede resultar problemático, en un abuso o en una adicción, ya que es importante reconocer que se ha convertido en un instrumento multifuncional, posee reloj, cámara, radio agenda, GPS, llamadas etc, esto suele reforzar el componente adictivo (Carbonell, 2014), pero como identificar los síntomas de adicción.

Las personas con adicción al móvil, manifiestan una pérdida de        control          en el uso, necesita usarlo cada vez más a todas horas, comida, clases, horas de sueño, necesita tenerlo cerca, mientras se hacen las actividades etc. Es ahí cuando se llega a experimentar nerviosismo y angustia cuando no se está cerca del celular, ocasionando repercusiones como el sueño, pareja trabajo, dinero. Por lo que cuatro de cada diez jóvenes de entre 18 y 30 años no pueden vivir sin el teléfono móvil, según datos presentados en el Mobile World Congress 2015 en Barcelona. Y existe mayor prevalencia en mujeres que en hombres y los adolescentes son los mas vulnerables. Como en todo tratamiento la familia puede ayudarte en la recuperación de la adicción. (Chóliz, 2010; Echeburúa, 1999; Carbonell, 2014),

Respecto al perfil clínico de un adicto al móvil (Charlton et al., 2005; Lee y Perry, 2004; Chóliz, 2010; Jenaro et al., 2007; Pedrero et al., 2012; Sánchez-Martínez y Otero, 2009) se caracteriza por la presencia de:

  • Rasgos de personalidad (baja autoestima, neuroticismo, extraversión, baja afabilidad, neuroticismo, impulsividad, mayor aburrimiento en el ocio, búsqueda de sensaciones, bajo autocontrol, elevada motivación para la aprobación).
  • Trastornos psicopatológicos (estrés prolongado, insomnio, ansiedad, depresión, abuso de tabaco, alcohol y adicción a sustancias).
  • Comorbilidad con trastornos depresivos, de ansiedad social e interpersonal.

Algunas técnicas que te pueden ayudar en esta conducta adictiva, con la finalidad que puedas tener una calidad de vida y con mayor adaptación: (Gómez, 2014):

  • Establecer un tiempo límite de uso del móvil.
  • Bloquear, desinstalar o dejar de utilizar las aplicaciones del móvil más problemáticas, que le       generan        abuso y/o     descontrol    (whatsapp,   juegos,    ),  y                  continuar      utilizando      el       resto  de aplicaciones del teléfono.
  • Establecer unos horarios de uso del móvil.
  • Establecer el coste máximo mensual que puede facturar con el uso del dispositivo. Disminuir el tiempo de uso del teléfono para disminuir el gasto excesivo de dinero en aplicaciones y juegos electrónicos para el móvil.
  • Evitar relacionarse exclusivamente con otras personas con el móvil (llamadas, whatsapp, etc.).
  • Relacionarse con personas de forma presencial y que no limite su vida social a la establecida mediante el móvil.
  • Utilizar el móvil para comunicarse, tener ocio y entretenimiento, pero con un control. Aprender a controlar la ansiedad cuando no lleva el móvil encima

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

PSIC. Blanca Cecilia Adán Peralta

Mtra. En Psicoterapia

Esp. Adicciones Comportamentales  Y

Manipulación Psicológíca

Cédula Profesi0nal 10769035

Terapeuta en clínica SER

Recaídas a fin de año

Recaídas

En épocas decembrinas las recaídas aumentan en un ciento cincuenta por ciento.

No creemos que las recaídas tengan nada que ver directamente con las vacaciones más que encubrir algo que provocó la recaída. El estrés adicional de las vacaciones podría ser suficiente para poner a alguien vulnerable y encaminarlo a una recaída en su punto de ruptura mucho antes de las vacaciones. Las vacaciones son una gran desviación de la causa real de la recaída.

Las recaídas no ocurren por accidente; toman tiempo y trabajo e incluso a veces necesitan ayuda profesional en tratamientos para la adicción Cuanto más tiempo haya estado sobrio una persona, más tiempo tardará en volver al alcohol o las drogas una vez que comience la recaída conductual. Cada vez que analiza una recaída, casi siempre puede volver al punto desencadenante que inició los cambios sutiles en los comportamientos que llevaron a que la recaída terminara con el consumo de alcohol o drogas.

Recuperación eficaz

El punto es que, si tiene una recaída durante las vacaciones, las posibilidades son excelentes, hay pocas razones por las cuales para empezar podría ser nuevo en la recuperación. Hay principios que ayudan en el camino a la sobriedad, para empezar, aún no se ha basado en un plan de recuperación eficaz. Otra razón es que las personas que se llaman a sí mismas sobrias no son abstinentes y secas. Lo que significa abstinencia y sequedad es que simplemente pudieron detenerse por sí mismos por un tiempo sin abordar las razones de su adicción en primer lugar. Pueden pasar una prueba de drogas o alcohol, pero aún están enojados, miserables, inquietos, irritables, deshonestos y descontentos. Las personas que han estado sobrias, no secas o abstinentes, pueden recaer por un período de tiempo. Si una persona que ha estado sobria recae durante las vacaciones, casi siempre es porque comenzó a retroceder mucho antes de que llegaran las vacaciones.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtro. Edward Fisher

Cédula profesional 6987755

Terapeuta en Clínica SER

EL IMPACTO DEL ESTRÉS EN LA SALUD

El estrés

Así se transforma tu piel cuando la sometes a estrés crónico - Salud con lupa

Es una de las situaciones más frecuentes del hombre moderno, actualmente lo padecen más de la mitad de la población, siendo el mal de nuestros días; debido a que la vida tiene un ritmo febril, trepidante, las actividades suceden velozmente y todo tiene que llevarse a cabo con urgencia, aceleradamente, para sacarle al tiempo la mayor eficacia.

El estrés es la respuesta del organismo a un estado de tensión excesiva y permanente que se prolonga más allá de las propias fuerzas, manifestándose  a través de tres planos específicos: físico, psicológico y de conducta. La persona  estresada lleva acumulado un sobreesfuerzo constante, una tensión emocional y/o intelectual fuerte, un ritmo vertiginoso de vida, sin tiempo para nada y este riesgo conlleva alguna adicción.  Su tipo de vida siempre es abrumador, sobrepasado en las propias posibilidades, permanentemente desbordado, agobiado sin un minuto libre, arrastrando un cansancio crónico y atendiendo simultáneamente a demasiadas exigencias inaplazables.

El hombre con estrés vive una tensión constante, y esto afecta a todo el individuo, observando una reacción de alarma, derivada de estar agobiado por mil cosas, y se caracteriza por una serie muy compleja de modificaciones bioquímicas  que tratan de compensar ese estado de excesiva actividad. Por lo que una persona debe conocer los efectos del estrés ya que se sitúa en condiciones de vida que la llevan continuamente al borde del agotamiento, pero llega  un momento en que sin darse cuenta ese hilo vital se rompe por el sitio más débil.

Síntomas físicos

Estas zonas de ruptura o evoluciones negativas del estrés suelen ser; síntomas físicos como; taquicardia, aumento de la tensión arterial, hiper sudoración, dilatación pupilar, temblores, excitación general, insomnio y sequedad en la boca; síntomas psíquicos como; desasosiego, miedo difuso, disminución de la vigilancia, desorganización del curso del pensamiento, disminución del rendimiento intelectual, desorientación tiempo- espacial y atención dispersa; y finalmente síntomas de conducta como; imposibilidad para relajarse, perplejidad, situaciones de guardia- alerta, tensión muscular facial  y mandibular, caminatas sin rumbo (ir y venir), frecuentes bloqueos, irritabilidad, excitación y respuestas desproporcionadas a estímulos externos.

15 síntomas físicos del estrés de los que (seguro) no has oído hablar | El HuffPost

Impactando en la salud mental del sujeto dado todo lo que se está viviendo en ese momento con un alto grado de ansiedad, experimentado pensamientos catastróficos o  sensaciones de temor a perder el control o a la muerte, ganas de huir, de marcharse o sensaciones de vacío interior, por lo que es importante identificar a tiempo todas las señales  de alarma posibles, se indica acudir a un centro de especialistas para frenar, controlar y disolver todos los síntomas asociados a la ansiedad, adicción o algún otro padecimiento derivado del estrés.

En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Llámanos al  (222) 231-7626 / (222) 231-7574

WhatsApp  2213490308

Mtra. Silvia Tello T

Ced Prof. 8039990

Mtra. en Psicología Clínica