Señales de peligro de la recaída.

El camino de recuperación en alguien que padece alguna enfermedad emocional y adictiva es largo, se dice que cuando alguien deja el consumo de drogas es abstinencia y el paciente que muestra un cambio en sus defectos de carácter va encontrando la serenidad.

Quien continua con sus defectos de carácter (enfermedad emocional) puede volver a consumir, de igual manera que si consumo puedo despertar todos mis defectos.

Se advierten algunas señales de peligro cuando alguien va directo a una recaída, el paciente comienza a pasar por algunas depresiones, se aísla, sabiendo dentro de él mismo que algo está mal, pero se queda callado. Este silencio hace que se acumulen tensiones como un globo que se infla y está a punto de reventar, por ello el paciente se muestra irritable, las rutinas se desestructuran por completo, deja de ir al grupo, no hace ejercicio, no duerme bien come demasiado por la ansiedad, poco a poco es de esperarse que comience con los pensamientos fantasiosos, de consumo.

La persona se dice así misma “las cosas ahora están mal tal vez valdría la pena volver a consumir”, recuerda que la droga le ayudaba a reducir los sentimientos negativos, comienza a mentirse a sí mismo y a los demás, empieza a planear el consumo. En este momento se tiene una mirada semejante a un túnel donde solo se haya una única salida drogarse.

Con todo lo anterior se llega al consumo, ¡grande error! porque hay una decepción, la sustancia no hace lo mismo que antes, ahora en lugar de “consumir para vivir” se “vive para consumir”.

Finalmente, las drogas cobran factura, para este momento ya se tienen problemas con la familia la pareja, salud dinero… se pierde la confianza se duda de si mismo se pierde el control, se avergüenza, se culpa, se dice a si mismo “soy un inútil” y llega el “síndrome” del pensamiento de que nada lo puede ayudar.

Detener la avalancha será difícil, pero es importante detenerla tan pronto como se pueda, debido a que en esta etapa se está desecho, mental, física y espiritualmente. Se ha periodo el sano juicio y ya no se actúa con cordura.

Es en este momento es muy importante la rehabilitación con un equipo multidisciplinario, porque por voluntad propia muy difícilmente el paciente podrá salir adelante.

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados que brinda a la familia una adecuada orientación para poder ayudar de una mejor forma a su ser querido Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

______________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez.

Terapeuta de Clínica SER

Lo que la familia NO necesita hacer al salir de recuperación

Para ayudar a un alcohólico es imperativo que usted haga omisión de su propia manera de beber. ¿Por qué esta condicionante? Porque muchas veces cuando queremos ayudar lo hacemos con base a nuestra propia experiencia, y a menos que tengamos la enfermedad de la adicción (incluye alcoholismo), será difícil entender los procesos mentales que conllevan al consumo o a la recaída.

Desafortunadamente, la familia muchas veces es el primer detonador de consumo de alguien que salió de rehabilitación. Por eso aquí algunas recomendaciones de lo que no necesitan hacer.

  1. No lo culpe por lo sucedido, a pesar que hayan sucedido situaciones atroces, esta enfermedad es devastadora y a veces pueden pasar años para que se restablezcan relaciones, o se reparen daños.
  2. Infórmese más sobre lo que es la enfermedad de la adicción. En la mayoría de las veces es la ignorancia el caldo de cultivo para que la adicción crezca, pero también esos actos ignorantes, aunque de buena fe de la familia entorpecen la recuperación. El que se haya rehabilitado no significa que ya está curado, vendrán cambios del estado de ánimo, sueños de consumo, pensamientos obsesivos, intentos de auto sabotaje, etc. Por lo que la familia necesita estar preparada y consciente de que pueden suceder.
  3. No caiga en sus chantajes y manipulaciones. Si el paciente en recuperación se da cuenta que usted comienza a ceder, inconscientemente comenzarán a regresar esos viejos hábitos.
  4. Véalo como un adulto responsable (ayúdelo, pero no le resuelva), si usted lo ve con debilidad como “pobrecito” “no va a poder” y por lo mismo trata de resolverle todo o anticiparse a sus riesgos, lo único que generará es intolerancia en él (que irónicamente lo puede acercar a la recaída) y/o dependencia (que le resuelvan todo).
  5. Aprenda a disfrutar de usted mismo, quizá por años estuvo más preocupado por lo que pasaba con la vida de su familiar, ya es hora de comience a ver por usted y que pueda entender que su propia felicidad no depende de su relación con las otras personas sino de su relación con su propio poder superior.
  6. Busque ayuda. Puede ser desde la terapia, coach de vida, o grupos de autoayuda como lo son Al-Anon (alcohólicos anónimos para la familia), CodA (codependientes anónimos), NA (neuróticos anónimos), Familias anónimas, NarcoNon (narcóticos anónimos para la familia), involucrarse más de lleno en las actividades de su comunidad religiosa (si profesa alguna religión), etc.

Para las familias de pacientes de Clínica SER se cuenta con pláticas psico-educativas dos veces por semana, todos los días del año.

Usted alguna vez pidió que su familiar cambiara, pero si usted no cambia, el cambio de él puede ser efímero. Y si su familiar no cambia… pero usted ya cambió… eso lo puede llevar a un fondo de sufrimiento a él que hará desear un verdadero cambio de pensamientos y actitudes para salir de la adicción.

______________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Psicoeducación familiar“Qué es la neurosis”

Cuando hablamos de la neurosis, nos referimos a una afección del sistema nervioso central que provoca en el paciente  que no pueda tener un correcto manejo de  sus emociones lo cual lo lleva a desarrollar una patología que no le permite tener empatía  con el medio ambiente.

Y presentar determinadas conductas. La conducta es la que le permite a una persona gozar de salud mental. Esto quiere decir que la persona presenta participación consciente y activa en lo que se refiere a la aceptación de la realidad. Las personas con neurosis no solamente acuden a la “negación” de  la realidad o a utilizar otros recursos para inventarse una realidad y que ésta sea más aceptable o soportable. 

Por otra parte, las personas no neuróticas que disfrutan de salud mental, actúan consciente y activamente en la aceptación de la realidad sin negarla, pudiendo transformarla en forma objetiva. En el caso del neurótico buscara hacer uso de la negación para evitar de cualquier manera el enfrentar en su vida lo que le duele o le es desagradable.         

Por consiguiente, debemos de entender a la neurosis como un desequilibrio de la mente que es causado por un estado de ansiedad que se produce sin que se haya presentado o exista un daño a nivel orgánico. La neurosis suele presentarse en forma de conductas inadaptadas o que se repiten teniendo como fin último la reducción del estrés que se presenta, como un mecanismo de defensa que las personas tienen o generan para protegerse de la angustia que sufren, siendo éstos la negación, el desplazamiento y la represión, como una forma de subsanar la angustia excesiva que sufre al momento, sirviendo como una forma de reducir el estrés que le provoca cierta o determinada situación, emoción o sentimiento le produce.         

El neurótico tiene la tendencia de repetir constantemente ciertas conductas, su actuar no es sano, siendo incapaz de poder analizar el entorno en forma fría para tratar de encontrar soluciones a los problemas que se le presentan, lo que hace, que por lo general, se quede dando vueltas a través de un círculo y use como herramienta la negación para no aceptar aquello que lo desconcierta.         

Actualmente tanto la psiquiatría como la psicología clínica, han mostrado mayor preferencia por llamarlo como trastorno de ansiedad, disociativo, depresivo, entre otros, debido a que abarca fobias, insomnio, ciclotimia, personalidad múltiple, entre otros.          Por otra parte también se puede considerar como una enfermedad de tipo social, debido a que la forma de actuar del neurótico y sus consecuencias afectan directamente al medio en que se desarrollan o les rodea.          Podemos observar que las respuestas a los estímulos del medio en cada paciente son diferentes, ya que estas van de acuerdo al nivel de gravedad o avance del trastorno, lo que puede ir cambiando a lo largo de la vida del paciente y de acuerdo a su etapa de vida.

Por ejemplo, si el diagnóstico se hace en la etapa infantil, es posible que las causas sean por hiperactividad, fobias, inseguridad, problemas del lenguaje e incluso algunos especialistas señalan en casos severos el autismo.         

Si el paciente está en la etapa adolescente se puede manifestar a través de brotes depresivos, consumo de sustancias adictivas, acciones antisociales e incluso ilegales, llegando en casos al suicidio.         

Se han llegado a identificar características primordiales como son el sufrimiento por culpa, miedo, ansiedad, falta de cariño, autolesiones, etc.           

Por tales motivos, se identifica al neurótico como una persona que sufre a raíz de la falta de cariño. La persona neurótica debe de someterse a un tratamiento psicoterapéutico que le ayude a conocerse a sí mismo, aceptarse, descubra el origen de su neurosis y de qué cosas son las que necesita hacer para sentirse y estar mejor.

______________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoeducación familiar“Qué es la neurosis”

Yo Controlo la Sustancia…A veces.

La adicción a una droga involucra un control pobre sobre el consumo. Un control pobre significa que las personas no pueden controlar la cantidad de alcohol y otras drogas que ellos beben o consumen. También significa que ellos no pueden controlar su comportamiento mientras están bajo la influencia del alcohol u otras drogas. Hay tres tipos de control débil:

  • Control pobre sobre la cantidad. Las personas que son adictas muchas veces tienen muy poco, si no es que ningún, control sobre la cantidad de drogas consumidas durante un episodio de consumo de drogas. Por ejemplo, un individuo puede intentar fumar cierta cantidad de crack pero en lugar de eso se fuma el doble.
  • Control pobre para detenerse. Las personas adictas muchas veces tienen poco, o ningún, control sobre su habilidad para cortar o detener su consumo de alcohol u otras drogas. Por ejemplo, los individuos pueden intentar beber menos cuando beben o tratar de detener el beber de una sola vez (a menudo muchas veces), pero no pueden hacerlo.
  • Control pobre sobre el comportamiento. Las personas que son adictas muchas veces pierden el control sobre su comportamiento cuando están bajo la influencia del alcohol u otras drogas. Como un ejemplo, algunas personas se vuelven agresivas o violentas cuando consumen alcohol u otras drogas

Unos creen que la controlan porque en ocasiones esto sucede y no todo el tiempo. A medida que el consumo aumenta cada vez se pierde de manera más frecuente las tres maneras de control. Concientizándose cada vez tanto los familiares como los usuarios de esto es crucial para la recuperación de un usuario en Clínica SER.

______________________________________________________________________________

Mtro. Edward G. Fisher N.

Ced. 6987755

QUE HACER EN LAS FECHAS DECEMBRINAS ANTE LA RECUPERACIÓN

Hoy en día es sabido, que en México y en muchas partes del mundo el consumo de alcohol y otras sustancias se duplica en el mes de diciembre, debido a las fiestas navideñas, es por ello que la prevención en la seguridad vial también aumenta, pero dentro de las consecuencias que deja el excesivo consumo en estas fechas, pueden ser las recaídas de las conductas adictivas.

 

La misma sociedad normaliza y propicia el consumo de sustancias y alcohol, por lo que los pacientes en recuperación, experimentan mayor estrés y ansiedad en relación a otras fechas, pues la presión social, la familia, el área laboral es fuerte y aún existe bajo entendimiento porque es importante no consumir alcohol y sustancias.

 

Esta misma situación estresante puede llevarlos al aislamiento, intentando minimizar el riego de la sobriedad, sin embargo, es posible que en estas fechas tomes medidas extraordinarias, para sentirte apoyado, confiado de continuar con tu recuperación. 

 

Es por ello que en la CLÍNICA SER te decimos Algunos factores de protección que puedes utilizar, en forma preventiva:

 

1.No ponerte en riesgo yendo a todas las reuniones o eventos, te sugerimos elijas aquellas donde la posibilidad de continuar con tu recuperación no se ponga en riesgo, no es necesario que asistas a todas las invitaciones y si existe alguna donde no te sientas seguro, preferible no asistir. Es recomendable asistir a aquellas donde no se enfoquen en beber o consumir sustancias.

 

2.Puedes prepararte, para estas festividades llevando una bebida que no contenga alcohol y sea de tu agrado.

 

3.Así como organizar actividades en las que el consumo no sea algo central, como puede ser juegos de mesa, poner en práctica las habilidades musicales, hay muchas opciones que puedes explorar y forme parte de tu protección.

 

4.Dentro de la misma convivencia puede existir algún detonador, con el que te sientas incomodo, ansioso o estresado, por lo que te sugerimos no quedarte, no hay vergüenza en el cuidado de tu salud y tu bienestar emocional, es importante reconozcas tus limitaciones, pero también las fortalezas que te permitirán no ponerte en riesgo.

 

5.Recuerda cual es el propósito de las celebraciones, la sociedad ha normalizado conductas que hoy en día no son normales y no son centrales en las convivencias, piensa cual fue el verdadero motivo para que asistieras y se reunieran, ¡¡no lo pierdas!! Tal vez fue el estar con personas que son importantes para ti, conocer y convivir para fomentar el afecto y la confianza.

 

6.Puedes tener también amigos, familiares, acompañantes que puedan generar contención, si identificas a personas que no están bebiendo, puedes platicar y convivir con ellos ya que esto permitirá sentirte en una posición cómoda, así como contar con personas que te puedan brindar apoyo.

 

7.Las fiestas decembrinas, pueden ser difíciles, pero es posible pasarlas en paz, feliz y con las personas que más quieres. 

______________________________________________________________________________

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA Y DIAGNÓSTICO CLINICO

CÉDULA PROFESIONAL 10769035