Te drogas y no ves el problema

Ya cuando te das cuenta tienes problemas cardiacos o pulmonares, cáncer. Tu disfruta eres joven, chavo,  aunque el fumar humo de tabaco produzca cáncer es algo muy lejano, la Metanfetamina puede causar problemas dentales graves, los opioides pueden originar una sobredosis, los inhalantes pueden dañar de modo permanente tu cerebro o de tu medula espinal y la mariguana te lleva a consumir cualquiera de las anteriores mientras vives una vida mediocre. De modo secundario aumenta el riesgo de contraer infecciones sexuales por tener relaciones sin protección o inyectarse de una jeringa usada.

Las enfermedades existen  de manera simultánea con el consumo, lo cotidiano es la depresión, ansiedad y esquizofrenia, que se agravan con el consumo y aumentan la razón para consumir.

Las consecuencias que trae el consumo depende mucho de lo que estás viviendo en el momento, puede ser problemas a un recién nacido si estas en un embarazo, problemas para dormir o de alimentación, fracasos laborales o escolares, conflictos de pareja o familiares y accidentes automovilísticos catastróficos.

¿Aun no ves problema, que tan compulsivo es tu comportamiento en el consumo de una sustancia?¿ Lo controlas o te controla? ¿Lo planeas seguido? ¿Que tan frecuente? ¿Prefieres hacerlo que dormir, comer, trabajar o socializar? Esto aplícalo a lo que alguien te ha dicho que haces en exceso, si la respuesta sigue siendo no. Te invito a dejar de hacerlo un mes ya que no es un problema y tú lo controlas. Puede ser desde ver la televisión, tu celular, comer ciertas sustancias, comprar, cosas, consumir en exceso con una gran motivación para hacerlo de manera repetida, compulsiva, a pesar de querer de dejarlo y conocerte muy bien no lo puedes hacer. Te esperamos en Ser donde con apoyo Médico, Psicológico, Espiritual encontraras una nueva forma de ver el mundo.

 

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Ced. 6987755

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *