Entradas

EN LOS MOMENTOS DE CRISIS… CRECES

A lo largo de la vida nos encontramos envueltos en situaciones que nos cuesta comprender. Atravesamos momentos que nos exigen dar, ceder, desprender, arrancar; momentos que nos hacen llorar, gritar, reñir y que nos sumergen en la desesperanza, demandándonos esfuerzos de los que por lo regular no nos percatamos.

Según el DRAE (2017) la crisis es un “cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación”. Todos pasamos por diferentes crisis y muchas veces no nos percatamos de ellas o las tomamos como algo difícil pero inevitable. Pero hay ocasiones en las que sentimos que las crisis nos sobrepasan, en las que sentimos que no estamos preparados para sobrevivir a ellas porque fueron inesperadas. Un ejemplo claro de ello es cuando llegan a la CLÍNICA SER devastados, sin ilusiones y no encontrando salida a la situación que los rodea..

Ante una crisis emocional originada por cualquier motivo, se presenta un desequilibrio, en donde el factor desencadenante es mayor a los recursos personales que poseemos para afrontar la situación. Conangla (2002) hace una analogía de una fuerte crisis emocional con un paisaje desértico, en donde solo vemos arena y sentimos el fuerte sol calando la piel. Cuando atravesamos una crisis y estamos faltos de recursos nos encontramos ante un desierto, sin agua, sin sombra, sin descanso.

Pero imaginemos que en este desierto tomamos el papel de un cactus, ¿cómo resisten el fuerte sol? ¿Cómo resisten la soledad? Bravo (1978) señala lo sorprendente de estas plantas, ya que nos sorprenden porque gracias a su fisiología han logrado la adaptación a la sequía. Sus raíces son la base de su supervivencia, éstas se extienden a lo largo del suelo árido para absorber la poca agua que se infiltra por las grietas en el suelo .

Dentro de todo este proceso de internamiento en clínica ser, Es preciso preguntarse ¿cuáles son mis raíces que me han mantenido hasta este momento?, y darse cuenta que nuestras raíces son todas aquellas personas y hechos que nos enseñaron valores, tal vez padres, hermanos o amigos que nos tendieron la mano en algún momento, y también los malos momentos que nos dejaron aprendizajes conforman esa raíz que nos da firmeza.

Aun cuando en el desierto nuestra escala de valores se puede remover, se erige la importancia del amor en nuestras relaciones interpersonales (Conangla, 2002). Las cuales son nuestras raíces. Un cactus que se encuentra en el desierto podría parecer que está lleno de amargura y soledad, y que eso le ha llevado a tener espinas por todos lados.

Habiendo referencia al cactus- podemos desarrollar defensas que nos hacen sobrevivir al desierto de la crisis, que sí a veces pueden lastimar a otras personas, pero otras veces solo anuncian que deseamos ser tratados con cuidado y consciencia.

“Solo el contacto y una comunicación de calidad con otro ser humano nos permitirá ver la otra cara del desierto: silencio, la belleza, la serenidad y la posibilidad de hallar un oasis en medio de tanta aridez.”

Es conveniente mirar a nuestro alrededor y observar nuestros recursos, pero también mirar internamente y reconocer lo que nos ha permitido sobrellevar situaciones, reconocer nuestra fortaleza y nuestra debilidad, nuestra compasión y perdón, pero también nuestra racionalidad con la que afrontamos problemas y las decisiones que tomamos. En el desierto por lo regular no hay un solo cactus aislado, hay más alrededor que probablemente estén lidiando con el desierto, pero que están ahí para acompañarse mutuamente.

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

MTRA. EN PSICOTERAPIA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

El eterno bebé

En muchas ocasiones la persona que consume nuestra inmadurez, misma que siempre será un obstáculo para la sobriedad, pero ¿que se entiende por inmadurez? es un conjunto de sentimientos emociones y actitudes que no concuerdan con la edad que se tiene.

Para un bebe es necesario que se le satisfagan sus necesidades de lo contrario, llora se enferma grita esta intranquilo, esta manera de comportarse es normal en un niño, sin embargo “el eterno bebe” es decir la persona inmadura que ya cuenta con una edad adulta pero se comporta como un niño, va a intentar de muchas maneras obtener lo mismo que el niño recién nacido, va a luchar por la misma seguridad que daban los padres pero sin hacer esfuerzo, en muchos casos los padres siguen el juego y caen de protección a sobreprotección, satisfacen las necesidades “aquí y ahora” y ante una señal o un gesto le atienden y sirven a las demandas que en ocasiones son tan grandes, que nada ni nadie puede satisfacerlas del todo.

Cuando una sustancia psicoactiva afecta nuestra personalidad, sucede un extraño fenómeno, la parte madura se debilita y la parte infantil adquiere con el alcohol o la droga un poder casi absoluto. Por ello se dice que en muchas personas que consumen el eterno infante es consecuencia del efecto que la sustancia activa ejerce sobre la personalidad y que es ella quien lo crea.

Las personas que consumen alguna droga, a medida que pasa el tiempo y que las intoxicaciones aumentan,  la persona adicta al alcohol va a comportarse cada vez mas como un adolescente o como un niño según sea el caso.

Es por ello que es importante abandonar la sustancia, asisitir a grupos, autoconocerse  y rehabilitarse, para encerrar al eterno infante, si alguien no completa estas fases lo mas probable es que no crezca.

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados.  Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez. C.Profesional 6041334

 Terapeuta de Clínica SER

Te drogas y no ves el problema

Ya cuando te das cuenta tienes problemas cardiacos o pulmonares, cáncer. Tu disfruta eres joven, chavo,  aunque el fumar humo de tabaco produzca cáncer es algo muy lejano, la Metanfetamina puede causar problemas dentales graves, los opioides pueden originar una sobredosis, los inhalantes pueden dañar de modo permanente tu cerebro o de tu medula espinal y la mariguana te lleva a consumir cualquiera de las anteriores mientras vives una vida mediocre. De modo secundario aumenta el riesgo de contraer infecciones sexuales por tener relaciones sin protección o inyectarse de una jeringa usada.

Las enfermedades existen  de manera simultánea con el consumo, lo cotidiano es la depresión, ansiedad y esquizofrenia, que se agravan con el consumo y aumentan la razón para consumir.

Las consecuencias que trae el consumo depende mucho de lo que estás viviendo en el momento, puede ser problemas a un recién nacido si estas en un embarazo, problemas para dormir o de alimentación, fracasos laborales o escolares, conflictos de pareja o familiares y accidentes automovilísticos catastróficos.

¿Aun no ves problema, que tan compulsivo es tu comportamiento en el consumo de una sustancia?¿ Lo controlas o te controla? ¿Lo planeas seguido? ¿Que tan frecuente? ¿Prefieres hacerlo que dormir, comer, trabajar o socializar? Esto aplícalo a lo que alguien te ha dicho que haces en exceso, si la respuesta sigue siendo no. Te invito a dejar de hacerlo un mes ya que no es un problema y tú lo controlas. Puede ser desde ver la televisión, tu celular, comer ciertas sustancias, comprar, cosas, consumir en exceso con una gran motivación para hacerlo de manera repetida, compulsiva, a pesar de querer de dejarlo y conocerte muy bien no lo puedes hacer. Te esperamos en Ser donde con apoyo Médico, Psicológico, Espiritual encontraras una nueva forma de ver el mundo.

 

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Ced. 6987755

Opioides

“De entre todos los remedios que Dios Todopoderoso se ha dignado dar al hombre para mitigar sus males, ninguno es tan universal y eficaz como el opio”

Thomas Sydenham, 1680

Opio: del griego opos, jugo; resina que se obtiene de la amapola o adormidera Papaver somniferum. Así que para fugarse de su realidad, acabar con la fatiga y dolores. En 1803 Sertürner aísla el principio activo del opio y la denominó morphium en referencia al dios griego del sueño Morfeo, por su capacidad de producir sopor a determinadas dosis. De esta surge la Heroína, el efecto que buscan los usuarios es una Euforia o “Rush”, desapego emocional a situaciones que te estresan,  acabar con los tipos de dolor y suprime la tos. Cada vez que consume un usuario Heroína su cuerpo le pide más a cambio de evitar sentir el síndrome de supresión o “malilla”. ¿Por qué el usuario no ve el daño que se está haciendo al consumir Heroína? Al igual que Elvis Presley quien no se consideraba adicto, consumió opiacidos, recetados por un médico, así que eso era Medicina, que le daba una sensación de placer que no estuvo dispuesto a dejar. Antes de ese periodo que lo llevase a su muerte, el consumía sustancias que lo estimulaban en los años sesentas era “speed” (anfetamina), en los setentas Cocaína y al final de su vida “Quaalude” (codeína) cuatro veces la dosis normal.

Hagamos énfasis en porque una persona que consume sustancias no lo considera un problema. Supongamos que tiene un ingreso, o produce, paga lo esencial de la casa o escuelas. Por otro lado tiene quien le encubra sus errores, corrija sus ausencias y solape sus mentiras. En resumen son dos personas, el que le da dinero (padre o patrón) y la que miente por el (madre, pareja, familiares o amigos). El día que haga falta uno de dos llegara a pedir ayuda. Hasta ese día los esperamos con  los brazos abiertos en SER.

Mtro. Edward German Fisher Naveda

CED 6987755

¿Qué es la cirrosis hepática alcohólica?

Uno de los temas que más preocupan a los bebedores de alcohol, son las afecciones que se producen al hígado, principalmente, dentro de las que se encuentra la cirrosis.

La cirrosis se presenta cuando en el hígado se han presentado lesiones, en el caso de las adicciones, por consumo excesivo de alcohol.

Cuando se presentan estas lesiones, el hígado trata de repararse a sí mismo formando tejidos de cicatrización tardía conocida como fibrosis. En medida de que la cirrosis va avanzando, se van formando cada vez más tejidos de cicatrización, lo que trae como consecuencia que el hígado empiece a funcionar con dificultad, generando una cirrosis descompensada, que puede convertirse en avanzada y se altamente mortal.

Cuando el hígado se daña por cirrosis, este daño no puede ser revertido, sin embargo si se logra detectar de forma tempranas y las causas que la provocaron se tratan, entonces existe la posibilidad de que se pueda detener el avance del daño, mas no revertirse.

Los síntomas en un principio, cuando las lesiones son pequeñas no se presentan, pero cuando ya observamos signos o el paciente señala síntomas, entonces es debido a que la lesiones ya son grandes debido al consumo crónico del alcohol.

Entre los síntomas que se presentan podemos encontrar pérdida de apetito, pérdida de peso, cansancio,  nauseas, inflamación d pies, tobillos o piernas, acumulación de líquido abdominal, aparición de moretones y comezón en la piel, ictericia o decoloración amarilla de piel y ojos, encefalopatía o estados de confusión, somnolencia y dificultad en el habla, entre otros.

Parta reducir el riesgo de contraer cirrosis, es necesario evitar el consumo de alcohol, llevar una alimentación sana manteniendo un peso saludable, además de reducir el riesgo de hepatitis B y C, que por lo general se da por  tener relaciones sexuales sin protección, compartimiento de agujas contaminadas,

 

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

Mi paz interior no volverá a negociarse

En el campo de las adicciones existe una oración poderosa que le da sentido a muchas cosas, sirve para librarse de “cargas emocionales”, “Encontrar un equilibrio personal”, “alcanzar niveles de paz y tranquilidad que por mucho tiempo permanecieron ausentes”, la misma puede ser empleada tanto para los familiares como para pacientes adictos, y se llama “oración de la serenidad” y dice así:

“Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor para cambiar aquellas que si podemos y sabiduría para distinguir la diferencia”

Lo que significa:

1- “Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar”

2- “No puedo cambiar el comportamiento, la actitud, la forma de pensar y las creencias de la persona adicta”

3- Si puedo buscarle ayuda y pagarle un tratamiento, sin embargo, es decisión del adicto modificar todas esas conductas personales no de otros.

4-  “No puedo controlar la vida de alguien más” “No puedo cambiar su destino”

5- “No puedo cambiar lo que ocurrió en el ayer, o lo que hice en mi pasado “Mediante amenazas, súplicas, siendo pasivo, agresivo o regalando cosas… no puedo cambiar a otra persona hacia lo que en mi propia definición es lo correcto”

Valor para cambiar aquellas que si puedo:

  1. “Puedo atreverme a enfrentar y probar nuevas soluciones para mis problemas” porque eso depende únicamente de mi
  2. “Puedo tener valor para cambiar mi comportamiento y no dejarme manipular, controlar, ni amenazar por otros”
  3. “Valor para aceptar mis resentimientos, trabajar con ellos y seguir adelante”
  4. “Valor para reconocer cuando me equivoco”
  5. Valor para aceptar aquellas cosas que no puedo cambiar y aprender a soltar”
  6. Y finalmente, la última frase “Sabiduría para distinguir la diferencia”
  7. Es importante aprender a distinguir la diferencia entre “apoyo y rescate” para así hacer lo correcto en el momento adecuado.
  8. También, es importante distinguir lo que es un incidente y una crisis.
  9. Tener sabiduría para saber que toda acción resulta en reacción
  10. Sabiduría para siempre recordar las consecuencias
  11. Sabiduría para comprender que la adicción es una enfermedad y no un vicio y algo que es fácil de comprender
  12. Sabiduría para distinguir qué un buen apoyo psicológico y grupal pueden hacer e cambio.
  13. “Puedo cambiar cosas, no personas” Puedo cambiar mis hábitos o mejorarlos “

Recordemos que todo tipo de recuperación depende de cada ser individual y está en cada uno de nosotros movernos al cambio…

 

En clínica SER te ayudamos a formar caminos de éxito, paz y armonía, pero sobre todo estabilidad personal.

Especialista en adicciones

Cristhel Amairani Segovia Rivera

NO TENGO IDEA DE COMO ME SIENTO

APRENDIENDO A IDENTIFICAR LAS EMOCIONES BÁSICAS

De acuerdo al psicólogo  Paul Eckman , se dice que las emociones son universales, es decir en todo el mundo se experimentan de la misma manera, estas representan un papel muy importante en la vida cotidiana, ya que son las responsables de dirigir nuestro comportamiento y conducta,   en  base a ello actuamos frente a lo que nos rodea, abordando experiencias y sentimientos.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Se dice que existen 6 emociones básicas las cuales son:

Alegría: Se dice que  es la que está asociada con la felicidad y la fuente de placer, se presenta cuando realizamos alguna cosa que  genera satisfacción, como por ejemplo: viajar, estar con la pareja o la familia, recibirse de la universidad,  ganar un premio, entre otras cosas más, dicha emoción sirve de recompensa de forma frecuente  para disparar al ser humano a repetir dicha conducta que considere satisfactoria. A nivel cerebral el vivir esta emoción genera una gran liberación de  endorfinas y dopamina (mismo neurotransmisor que está relacionado con el placer que generan las sustancias adictivas)

Tristeza: Para las personas esta es una emoción negativa, se caracteriza por un decaimiento, baja el estado de ánimo, su principal función es que cuando vivimos un acontecimiento inesperado, dicha emoción baja los niveles de actividad es como si bloqueara o anestesiará la parte activa que tenemos evitando que realicemos esfuerzos innecesarios  actuando de manera auto protectora para que centremos la atención en nosotros mismos y de tal manera busquemos ayuda  para facilitar la huida o escape de dicho acontecimiento doloroso, sin embargo cuando esta emoción nos invade, como seres humanos pensamos únicamente en lo catastrófico que vivimos y continuamos dañándonos de forma constante.

 Enojo: Es aquello que experimentamos cuando  vivimos frustraciones, estrés,  tensión o  angustias, todas al nivel máximo que tolere la persona, se dice que cuando esta emoción se hace presente en alguna persona el ritmo cardiaco aumenta, muchas veces  lleva a la impulsividad y a cometer actos de agresividad.

Desagrado:  Es una sensación de repulsión muchas veces es real o simplemente  imaginaria, es la que suele rechazar todo aquello que pueda provocar algún daño, es decir mediante esta sensación podemos protegernos de todo aquello toxico que puede dañarnos , muchas veces se presenta a nivel de náuseas.

Sorpresa:   Es aquella reacción que generamos cuando alguna situación llega de improvisto o es novedosa, normalmente crea incertidumbre, muchas veces bloquea la mente por el impacto de palabras que se esta teniendo sea algo positivo o bien negativo, esta emoción definitivamente es seguida por otra emoción  ya que depende del estimulo que se recibe

 Miedo:  Es  una emoción  que nos conduce al escape o la huida ante situaciones peligrosas, es justo donde lo principal que pensamos es en nuestra propia seguridad y salud, ya que debemos protegernos y la podemos vivir ante diversos acontecimientos que vivimos día a día.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Es importante hablar sobre las emociones, ya que desafortunadamente varias personas no saben detectarlas, ni mucho menos  expresar su sentir y todo aquello que viene después de las emociones, suelen confundirlas o mal interpretarlas… cuantas veces cuando alguien cercano nos pregunta ¿Cómo te sientes? ¿Cómo estás?  La respuesta clásica es  “bien”, eso no define, eso no  nos da la clave para entender al otro, por ello es útil aprender a identificar emociones  para poder hablar desde el verdadero “sentir”.

 

Esp Cristhel Amairani Segovia Rivera

8293913   /  11287339

COMO ELIMINAR LOS FANTASMAS Y DEMONIOS DE MI PASADO

(IMPORTANCIA DEL PROCESO TERAPEUTICO)

¿Qué pasa cuando detectamos que nos dará gripe? O  ¿Cuándo descubrimos que la comida de ayer me hizo daño y presento una molestia en el estómago?  …

¿Qué ocurre cuando detecto que el terminar una relación de noviazgo me afecto? ¿O que la  muerte de un ser querido me genero daños psicológicos? ¿Por qué somos expertos en callar nuestras emociones?

Retomando esas simples preguntas, es irónico descubrir que muchas veces cuando sufrimos de un malestar físico, nos ponemos en alerta y de forma casi inmediata buscamos el apoyo de algún médico para que nos informe lo que nos ocurre y nos cure, porque obviamente no toleramos ese “malestar” pero  ¿Qué pasa con el sentir? ¿Por qué nunca externamos lo que duele emocionalmente? ¿Por qué cuando algo de esa magnitud duele no buscamos de forma casi inmediata el apoyo psicológico?

En el país que vivimos cuando una persona menciona que asistirá a terapia para tratar sus emociones y las experiencias que ha vivido, muchas veces es juzgado y señalado, ya que desafortunadamente  cientos de personas creen que el que lo hace es porque esta “loco” o es “débil” ¡Vaya etiquetas! Justo ahí, es donde decidimos  callarnos y jugar al valiente, sin detectar que  las cosas internas que no resolvemos se acumulan y cada vez generan más daños…

¿Acaso el asistir a un médico por alguna enfermedad es signo de vulnerabilidad? La respuesta es “NO” al igual, el  asistir a terapia NO es para locos ni débiles, sino todo lo contrario y a continuación se los explico.

El asistir de forma frecuente a terapia es de igual importancia como la atención que damos a otros padecimientos,  es garantía de un despertar personal, garantiza múltiples beneficios  como el encontrar estabilidad y paz interior, todo ser humano  a lo largo de su vida trae consigo mismo demonios y fantasmas que lo agobian y lo perturban en diversas emociones, es a lo que se denomina enemigos internos que no permiten avanzar y ver la vida de  forma positiva, el tomar terapia es eficaz para ayudar a la persona a liberar, a soltar, aprender a amarse y respetarse, saber devolver las cosas con responsabilidad, no permitir engancharse con situaciones de la vida económica, aprender a canalizar el estrés y no permitir que este afecte y dañe tanto a la persona como al círculo, que lo rodea, es eficaz porque da la certeza de convertir al que se atreve a tomarla en alguien más fuerte emocionalmente y capaz de brindar herramientas sanas y positivas  a sus pares, además de adaptarse de una forma prudente ante situaciones de crisis teniendo la capacidad de resolver, por lo tanto  acudir a terapia muestra signos de inteligencia, valentía ya que enfrentarse a los problemas de la vida cotidiana no es fácil, sin embargo es la receta para frenar el sufrimiento al cual muchas veces estamos enganchados, es útil que tanto el que vive las adicciones como la familia  acudan a terapias individuales para poder empoderarse frente a situaciones complejas día a día con sabiduría y serenidad, de tal forma lograran mejorar la calidad de vida personal y familiar.

Esp. Cristhel Amairani Segovia Rivera

8293913   /   11287339

SU REAL MAJESTAD EL REY

¿Qué significa la palabra “rey”? En cuentos o películas ¿Qué representa el rey? ¿Qué hace?

Para responder estas simples preguntas  es básico comprender que cuando hablamos de un rey, muchas veces pensamos en una máxima jerarquía, en alguien que manda, gobierna, alguien que tiene autoridad, el que pide o exige y tiene todo a sus pies,  ya que existen cientos de siervos que le solucionan y le dan todo  lo que desea.

Retomando este ejemplo y comparándolo con la realidad,  pasa algo muy similar en millones de familias que sufren la adicción de un ser querido, ya que el término “niño rey”  se relaciona con el paciente y los “siervos” con la familia (adicción + codependencia) es decir “hijos que dominan a sus padres”

Algo que genera mucho impacto, es saber y ver que existen “niños reyes” de edad avanzada  que aun dominan y controlan a la familia (ojo: la edad no importa, pero en  caso de las adicciones es de gravedad ver que existen pacientes que se supone ya deberían ser independientes en todos los sentidos y siguen manipulando y obteniendo con facilidad lo que desean por medio de los padres) nuevamente se fusiona  el término: “el rey y sus siervos”

Es importante saber que en el campo de las adicciones  el famoso “niño rey” es construido y creado  por los padres y  la familia, ya que  existe:

  • Sobreprotección.
  • Ausencia de límites.
  • Ser demasiado permisivos.
  • Nunca devolverles 
  • Justificarlos.
  • No enseñarles valores.
  • No saber decirles un “no” como respuesta.
  • Ponerles un caminito fácil en donde los hijos no se esfuercen en nada

Mientras que algunas de las características del niño rey  son:

  • El narcisismo ya que se sienten demasiado especiales y merecedores de todo
  • Egocéntricos, exigentes, egoístas con los demás
  • Irresponsables debido a que se acostumbran a que todos les resuelvan.
  • Presentan conductas infantiles.
  • Inmadurez.
  • No admiten la autoridad de alguien más porque  los acostumbraron a tener el poder y las cosas de forma fácil.
  • Exigen atención y si no se les da, es fácil para ellos culpar y chantajear.
  • Les cuesta adaptarse.
  • Creen que siempre los deben de cuidar y solucionar las cosas.
  • Se enfadan cuando no se les complace y dicha molestia genera que la familia haga lo que el otro desea…

Por ello, la adicción es más fácil alcanzar debido a la satisfacción  y felicidad, además  cuando suelen enfrentarse a problemas, conocen perfectamente que la familia  será la principal rescatadora ya que ellos no están preparados para solucionar.

Desafortunadamente, el presentar estas características suele ser motivo de recaídas mientras los familiares no la frenen,  es importante reestablecer el sistema familiar y que cada miembro tome el rol que le corresponde, además de implementar reglas claras y firmes, ser coherentes con lo que se dice y hace,  monitorear las actividades que realizan, límites y responsabilidades.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Esp. Cristhel A. Segovia Rivera
8293913     /   11287339

¿Qué es la humildad?

Otra pregunta frecuente que se hace en la recuperación de  un paciente drogodependiente, es el saber qué es la humildad y el cómo se lleva a cabo.

Para responder a esta pregunta debemos primero definir a la humildad entendiéndola como una virtud del ser humano que ha logrado tener conciencia de lo que son sus propias limitaciones y sus debilidades, obrando en consecuencia.

La persona que se comporta con humildad abandona su complejo de superioridad, esto quiere decir que no se la pasa recordando a los demás todo aquello que ha sido un logro o un éxito que comúnmente utilizan para vanagloriarse o hacer sentir menos a los demás, presume su ostentosidad, es arrogante u orgulloso y presume pretendiendo estar encima de los demás, se jactan de sus logros.

La humildad no pretende estar arriba o debajo de nadie ni tampoco importa su posición social o económica ya que ve a los demás como seres humanos iguales y con el mismo grado de dignidad, el humilde no se humilla ni supone el abandonar una dignidad.

La humildad permite también el poder someterse o rendirse ante una autoridad superior, saber acatar. En el caso de la espiritualidad, permite tener sumisión ante un poder superior.

La humildad por lo tanto se convierte en una virtud que permite saber reconocer en sí mismo las propias habilidades, fallas, aciertos y equivocaciones, así como el actuar con responsabilidad aceptando las consecuencias de sus actos.

También te permite conocer y aceptar tus propias limitaciones y, por lo tanto, pedir ayuda en el momento en que lo necesites. Es una característica de las personas modestas, igualitarias, sin importar que tan lejos hayan llegado o logrado hacer en su vida.

 

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clinica SER