Entradas

Dependencia Emocional, Adicción y conducta adictiva.

En el ámbito del trabajo clínico con adictos encontramos patologías emergentes no bien definidas en su marco conceptual, ni en los manuales clínicos y/o psiquiátricos, como la Dependencia Emocional que se une con otras patologías en el espacio de intervención, y en ocasiones interfiriere a la hora de pautar estrategias y desestabiliza el cumplimiento de pautas indicadas por el terapeuta.

La Dependencia Emocional se enuncia como un comportamiento desadaptativo contingente a una interacción afectivo-dependiente y/o la necesidad extrema que una persona siente hacia otra a lo largo de las diferentes relaciones de pareja.

La Dependencia Emocional es una adicción que cursa como un comportamiento adictivo con tres rasgos diferenciales como son: la pérdida de control, la compulsión y la perseverancia a pesar de las consecuencias negativas del comportamiento. Entre los rasgos determinantes en el marco de cualquier adicción y que determinan la conducta adictiva están la obsesión, que es una necesidad irresistible, con intensos deseos de consumir, es decir, estar con la persona centro de atención del dependiente emocional.

La pérdida de control, que muestra una incapacidad para autolimitarse o controlarse en el consumo, es decir, en el acercamiento a la persona, que es su centro de atención y esto unido a unas consecuencias negativas que van a mantener este comportamiento a pesar de los problemas emergentes y que van a complicar la vida del dependiente emocional. Y por último la Negación, considerando y negando que la adicción es un problema poniéndose a la defensiva cuando alguien les indica su problemática.

La dependencia emocional se manifiesta por un deseo intenso, un ansia o pulsión irresistible (craving), una polarización o focalización atencional, por la variabilidad en el estado de ánimo del dependiente emocional así como por una agitación y/o irritabilidad si no es posible satisfacerla, acompañado por la pérdida de control e impotencia.

Teniendo en cuenta que los adictos tienen el doble de posibilidad de sufrir trastornos en sus estados de ánimo o niveles de ansiedad, observamos que la dependencia emocional como adicción comportamental propiamente dicha, se encuentra referenciada con diferentes patologías.

Es por esto que en Clínica SER® manejamos las adicciones con un Tratamiento integral de Rehabilitación, con atención de profesionales que le dan al paciente las herramientas y conocimiento necesarios para salir adelante. 

Dr Rodolfo H Rodríguez Morenol

Cédula Especialidad= 7342242

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Dependencia Emocional, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

Alcohol: Señales de abuso y adicción

Con frecuencia, las personas que se encuentran bajo la influencia del alcohol pueden:

  • Reír y hablar en voz alta
  • Sentirse mareadas
  • Tener la visión borrosa
  • Tener problemas para mantenerse de pie y balancearse cuando caminan
  • Tener dificultad para hablar
  • Sentirse soñolientas y relajadas
  • Desmayarse o perder el conocimiento
  • Tener ganas de vomitar
  • Pelear e inclusive ponerse violenta

Emborracharse puede llevar a una persona a hacer o decir cosas que luego se arrepienta.. También le hace más propenso a tener un accidente y lastimarse.

Después de beber mucho, las personas tienden a tener dolores de cabeza y sentirse enfermas. Esto se conoce como una resaca.

Las personas que son adictas al alcohol empiezan a tener que beber más y más para emborracharse. Puede ser que tomen un trago en la mañana para calmar o detener una resaca. Pueden beber solas y mantenerlo en secreto. Puede ser que se olviden de las cosas que pasaron cuando estaban borrachas. A esto se le llama pérdida de la conciencia.

Las personas que están tratando de dejar de beber pueden:

  • Sentirse nerviosas o tristes
  • Tener temblores
  • Sudar en exceso
  • Tener dificultad para dormir

Tener una fuerte necesidad de beber alcohol.

Fuente: https://easyread.drugabuse.gov/

En Clínica SER la AYUDA está LISTA. Visitanos en  www.clinicaser.com o Comunícate con Nosotros,  tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390

Tambien puedes acudir directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz, Puebla, Puebla.

(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes)

Familia y adicciones: ¿Cuándo es el momento de buscar ayuda?

Familia y adicciones

El apoyo de la familia es importante en el tratamiento de adicciones

Uno de los primeros pasos es reconocer que se tiene un problema con el consumo de alcohol y de drogas. Sí, lo sabemos, no es fácil aceptar la situación: la palabra “adicción” parece lejana o hasta absurda pero es una realidad que generalmente no se quiere ver o aceptar.

Incluso, nos encontramos a veces con amigos o familiares cuya problemática física y social por el abuso de sustancias es evidente y aún así son renuentes a reconocerlo; es normal y por ello es una de las primeras experiencias a superar: aceptar que se tiene una adicción al alcohol y a las drogas es la puerta de entrada para el consejo y sobre todo para un tratamiento de rehabilitación. Si tú o uno de tus seres cercanos tiene comportamientos inadecuados o conductas fuera de lo común que afectan a terceros y están relacionados con el consumo de sustancias adictivas, considera que la aceptación de la adicción no es tarea fácil y se debe trabajar al respecto: Estas actitudes destructivas o violentas son alarmas que debes tomar en cuenta para pedir ayuda profesional. Es el momento.

Se debe tomar en cuenta que cada caso es particular a cada individuo. Es decir, también existen aquellos que reconocen que su relación familiar, laboral y de pareja se está resquebrajando debido a sus adicciones, lo aceptan y buscan ayuda en los programas que presentan las clínicas de rehabilitación, como el que ofrecemos en Clínica SER, por ejemplo. Pero en la mayoría de los casos la aceptación del problema no es inmediata y mientras más tiempo pasa los problemas son más evidentes y perjudiciales.

Acudir al trabajo y pensar sólo en el consumo de drogas descuidando las responsabilidades del puesto son señales inequívocas de una rutina que dejó de ser un escape para la “relajación”. Las sustancias que llegaron a consumirse antes y después del trabajo empiezan a consumirse durante hasta llegar a ser la prioridad. Esto, inevitablemente lleva a la persona a perder su empleo. Se deben tomar en cuenta estas alertas para buscar ayuda y empezar un tratamiento.

Si hablamos de clínicas de rehabilitación, en Clínica SER® contamos con profesionales en adicciones que enfrentan casos como los que hemos descrito. Es recomendable acercarse a ellos cuando quien abusa de las sustancias empieza a deteriorarse físicamente o los problemas en el trabajo, con la familia y con los amigos son más recurrentes y más severos.

Recuerda que la persona con adicción o adicciones debe aceptar el problema para que su integración al tratamiento de rehabilitación sea por voluntad propia y así el resultado sea más efectivo disminuyendo las probabilidades de una recaída. En las clínicas de rehabilitación serias el paciente es aceptado sólo si se presenta reconociendo su problemática consciente de que necesita ayuda. Salvo que su vida corra peligro, una persona con problemas de adicciones no debe ser llevado contra su voluntad y es uno de los principios que recomendamos y solicitamos en Clínica SER.

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

Llámanos, podemos ayudarte.
Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Lada sin costo
01-800-833-8888
Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574
248-3324 / 249-9390
e-mail: info@clinicaser.com

O acude directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz
Puebla, Puebla.
(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).