Entradas

“Adicción o enfermedad”

En la actualidad ha existido una discusión social que gira alrededor de la pregunta: ¿Es la adicción un vicio o una enfermedad?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera a una enfermedad como un desequilibrio tanto físico como mental y social que presenta un individuo. Al adquirir una enfermedad, se originan diferentes síntomas y signos que va a afectar a todo el organismo a algún órgano o en particular, reflejándose en la vida del individuo.

Cuando hablamos de una adicción, a ésta la podemos definir como una enfermedad de tipo crónica y recurrente del cerebro modificando este órgano, junto con su estructura y funcionamiento que se ven afectados, teniendo como características principales la búsqueda y consumo compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias que su consumo provoca.

La adicción genera un desequilibrio físico que afecta a todo el organismo, principalmente mientras se consume la sustancia, esto va acompañado de un desequilibrio mental debido a que las drogas modifican el funcionamiento del cerebro, provocando que la conducta se vea afectada y cambie el proceder de tal manera que pareciera que la persona no fuera ella misma, ya que cambian sus pensamientos y actitudes. Tales cambios pueden ser de duración prolongada, llevando a la persona a comportamientos obsesivos, compulsivos e incluso paranoicos que pueden conducir a situaciones peligrosas.

Socialmente el medio en el que se desarrolla la persona en adicción llega  a desequilibrarse, afectando, principalmente a la familia, estudios, trabajo y amigos entre otros.

La adicción es una enfermedad de tipo multifactorial debido a las diversas causas que favorecen el desarrollo de la misma, pudiendo ser de tipo psicológico, psicoemocional, social y físicas, que se irán desarrollando a través de un proceso que inicia con el contacto con las sustancias, seguido de su experimentación, el uso y abuso y concluyendo en la adicción.

Por estas razones, la Sociedad Médica Americana en 1956, reconoce a la adicción no como un síntoma o como una secuela de otra enfermedad, sino como una enfermedad primaria y definido como Trastorno por Uso de Sustancias, según se define en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition [Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Trastornos Mentales, quinta edición] (DSM-5, 2013).

Para reconocer la presencia de la enfermedad en una persona, hay que poner atención cuando se presenta una dependencia de tipo psicológica (pensamientos de no poder abandonar o dejar el alcohol o drogas), una dependencia física (cuando la persona refiere que el cuerpo se lo pide y le es necesario), tolerancia adquirida a la sustancia (cada vez necesito más para sentir lo mismo) acompañados de un vacío existencial, emocional y espiritual.

Si se llegasen a reconocer estos signos y síntomas, la persona requiere una rehabilitación de adicciones integral multidisciplinaria con profesionales de la salud para lograr su recuperación.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Cédula Profesional 8488797

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

¿PARA QUÉ NOS DROGAMOS?

Son diversas las causas por las que una persona puede consumir alguna “droga” en algunas ocasiones se ocultan  heridas emocionales, como conflictos en la niñez, duelo de algún familiar, problemas en la relación de pareja, dificultades económicas y algunas otras problemáticas.

 Ante estas situaciones se puede observar que hay emociones revueltas, ansiedad y frustración.  Por lo que se es vulnerable a “tapar” todos estos vacíos con el consumo de alguna sustancia psicoactiva.

Tomemos el caso de un ejecutivo, con mucho estrés, toma alcohol para relajarse lo toma como un ansiolítico cotidiano para poder conciliar el sueño. Este consumo  le ayuda a  evadir el origen de su estrés, o sea, las presiones de su trabajo, que además lo demandan como un empresario competitivo, en donde el alcohol se presta como alcahuete de comidas y reuniones, con la aparente forma de relaciones públicas, en esas relaciones comienza a  conocer la cocaína por ofrecimiento de un amigo, como un energético del poder.

En el caso del ama de casa, que busca energía para lograr una calidad de desempeño en su vida a través de estimulantes, lo más seguro es que oculta una fuerte depresión, por no complacer a un marido exigente, obsesivo y distante afectivamente. El trabajo de esta mujer no se nota en el hogar, ha sido siempre invisible, la belleza de su delgadez es por un recurso artificial para no ser abandonada, de lo cual está amenazada implícitamente. Su razón de ser son sus hijos, los cuales cuando crezcan la dejarán con un marido voraz. Mientras tanto, su dependencia física a los barbitúricos, la están llevando a estados notorios de confusión mental y atención dispersa. 

Como se puede observar en cada uno de estos casos, hay un vacío existencial, que en muchas ocasiones la persona que consume no lo hace consiente, por lo tanto como lo  señala el especialista en adicciones, Mario Bejos Lucero, es de vital importancia, que el terapeuta sepa distinguir, si el consumo se debe a una forma en que el paciente descubrió el uso para soportar lo cotidiano, o si dicho consumo dejó de ser hedonista para pasar a ocultar un dolor existencial, físico o psicológico que no pudo resolver en su momento, lo que provocó un enquistamiento y que dio como resultado, un consumo que va más allá de sus deseos y voluntad.

 Psic. Jehú Rosales Gómez

Terapeuta de Clínica SER

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

Alcohol, tabaco y cáncer gastrointestinal

Por: Dr. Jorge Alfredo Gayosso del Valle

Dr. Jorge Alfredo Gayosso del Valle

Director Médico. Especialista en Psiquiatría en Clínica SER.

La prevención del cáncer se basa en la identificación de los factores etiológicos. El acetaldehído derivado de las bebidas alcohólicas formado a partir del etanol ha sido recientemente clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer y la OMS como un carcinógeno del grupo I. Esto se basa sobre la evidencia epidemiológica y bioquímica derivada de individuos que consumen alcohol, estas mutaciones se asocian con una mayor exposición del tracto digestivo superior al acetaldehído y también con un riesgo notablemente mayor de cáncer del tracto gastrointestinal superior.

El acetaldehído es el intermedio clave en la fermentación alcohólica y la oxidación de etanol. La mayoría de los factores de riesgo conocidos para el cáncer del tracto digestivo superior parecen estar asociados con una mayor exposición de la mucosa gastrointestinal al acetaldehído a nivel local. La glándulas salivales, los microorganismos del sitio e incluso células de la mucosa parecen jugar un papel esencial. Las concentraciones de acetaldehído en la saliva y sangre después de una dosis de alcohol o humo del cigarro, son cancerígenos y mutágenos potentes que predisponen al cáncer.

Se considera que la nicotina es cinco veces más adictiva que otras drogas. Fumar, consumir demasiado alcohol y tener esófago de Barret pueden aumentar el riesgo de cáncer de esófago. La coincidencia de consumo de tabaco, común entre la población bebedora, aumenta los efectos que sobre el riesgo de cánceres detracto digestivo superior y aparato respiratorio supone el consumo de alcohol.

Cada factor actúa multiplicando el efecto del otro:comparando poblaciones de no fumadores y pocos bebedores con grandes fumadores y bebedores, el riesgo relativo de neoplasia en los últimos, aumenta unas docenas de veces. Si vives con ansiedad y tu consumo de alcohol o de tabaco te está generando problemas personales, familiares y en el trabajo,a cércate a nosotros, en Clínica SER® podemos ayudarte.

 

Dr. Jorge Alfredo Gayosso del Valle

Especialista en Psiquiatría

Director médico de Clínica SER®

Cédula de especialista: 3181351

 

En Clínica SER® la ayuda está lista.

clinicaser.com

 

Fuentes:

1. Prescripción Médica. México D.F. año 35,número 414 mayo 2012. J Gastroenterol Hepatol. Marzo 2012. Prev. Tab. octubrede 2011

2. Instituto Nacional del cáncer (NCI) De losInstitutos Nacionales de Salud de EE. UU. 8 de Agosto de 2014

3. Alcohol y tabaco: factores de riesgo decáncer. Research Journal ISSN 1697 –6452Biocáncer.com/journal/348/4-el-alcohol.

 

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.

Familia y adicciones: ¿Cuándo es el momento de buscar ayuda?

Familia y adicciones

El apoyo de la familia es importante en el tratamiento de adicciones

Uno de los primeros pasos es reconocer que se tiene un problema con el consumo de alcohol y de drogas. Sí, lo sabemos, no es fácil aceptar la situación: la palabra “adicción” parece lejana o hasta absurda pero es una realidad que generalmente no se quiere ver o aceptar.

Incluso, nos encontramos a veces con amigos o familiares cuya problemática física y social por el abuso de sustancias es evidente y aún así son renuentes a reconocerlo; es normal y por ello es una de las primeras experiencias a superar: aceptar que se tiene una adicción al alcohol y a las drogas es la puerta de entrada para el consejo y sobre todo para un tratamiento de rehabilitación. Si tú o uno de tus seres cercanos tiene comportamientos inadecuados o conductas fuera de lo común que afectan a terceros y están relacionados con el consumo de sustancias adictivas, considera que la aceptación de la adicción no es tarea fácil y se debe trabajar al respecto: Estas actitudes destructivas o violentas son alarmas que debes tomar en cuenta para pedir ayuda profesional. Es el momento.

Se debe tomar en cuenta que cada caso es particular a cada individuo. Es decir, también existen aquellos que reconocen que su relación familiar, laboral y de pareja se está resquebrajando debido a sus adicciones, lo aceptan y buscan ayuda en los programas que presentan las clínicas de rehabilitación, como el que ofrecemos en Clínica SER, por ejemplo. Pero en la mayoría de los casos la aceptación del problema no es inmediata y mientras más tiempo pasa los problemas son más evidentes y perjudiciales.

Acudir al trabajo y pensar sólo en el consumo de drogas descuidando las responsabilidades del puesto son señales inequívocas de una rutina que dejó de ser un escape para la “relajación”. Las sustancias que llegaron a consumirse antes y después del trabajo empiezan a consumirse durante hasta llegar a ser la prioridad. Esto, inevitablemente lleva a la persona a perder su empleo. Se deben tomar en cuenta estas alertas para buscar ayuda y empezar un tratamiento.

Si hablamos de clínicas de rehabilitación, en Clínica SER® contamos con profesionales en adicciones que enfrentan casos como los que hemos descrito. Es recomendable acercarse a ellos cuando quien abusa de las sustancias empieza a deteriorarse físicamente o los problemas en el trabajo, con la familia y con los amigos son más recurrentes y más severos.

Recuerda que la persona con adicción o adicciones debe aceptar el problema para que su integración al tratamiento de rehabilitación sea por voluntad propia y así el resultado sea más efectivo disminuyendo las probabilidades de una recaída. En las clínicas de rehabilitación serias el paciente es aceptado sólo si se presenta reconociendo su problemática consciente de que necesita ayuda. Salvo que su vida corra peligro, una persona con problemas de adicciones no debe ser llevado contra su voluntad y es uno de los principios que recomendamos y solicitamos en Clínica SER.

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

Llámanos, podemos ayudarte.
Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Lada sin costo
01-800-833-8888
Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574
248-3324 / 249-9390
e-mail: info@clinicaser.com

O acude directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz
Puebla, Puebla.
(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes).