Entradas

¿Para qué nos Drogamos?

Las drogas sirven, en primer lugar, para DESCUBRIR y, en segundo, para ENCUBRIR.

El joven descubre que la marihuana le ayuda a manejar su ansiedad, ante la falta de un proyecto de vida y le da “nuevas ideas” para componer el mundo caótico que percibe. La oficinista descubre que puede mantenerse con ánimo para seguir trabajando, utilizando cafeína y nicotina. El padre de familia usa dos onzas de alcohol, porque descubrió que le sirvió para conciliar el sueño y de pasada encontrar alivio al estrés por la jornada laboral. El ama de casa descubrió que el uso eventual de anfetaminas le proporciona un rendimiento físico diario, la posibilidad de bajar de peso.

Es de vital importancia, que el terapeuta sepa distinguir desde la primera sesión, si el consumo se debe a una forma en que el paciente descubrió el uso para soportar lo cotidiano, o si dicho consumo dejó de ser hedonista para pasar a ocultar un dolor existencial, físico o psicológico que no pudo resolver en su momento, lo que provocó un enquistamiento. Como resultado, adquiere un consumo que va más allá de sus deseos y voluntad. Apliquemos este esquema a cada uno de los casos citados anteriormente.

Cuando el joven consumidor de marihuana descubre que  el manejo de su ansiedad se calma con la sustancia adictiva. El joven comienza a utilizar una “cortina de humo verde” para ocultar sus pérdidas no resueltas, como la pérdida de su niñez, de sus abuelos, de sus primeros amores o de la lejanía de sus padres, o todo esto junto. Ante esta situación, es comprensible que la marihuana sea una sustancia que le sirve.

La oficinista, en su debida proporción, podrá ocultar un alto nivel de angustia que le provoca el no poder pagar con su quincena, los múltiples compromisos que como madre soltera necesitará solventar. No menos importante, su tabaquismo es una muestra de la impotencia que tiene por callar, ante un jefe que la acosa constantemente y a quien le debe aparentemente, la posibilidad de tener esos ingresos.

En el caso del ejecutivo, el problema del alcohol pasó a ser entendido no como un problema para él, sino como un ansiolítico cotidiano para poder conciliar el sueño. Este consumo que le ha ido permitiendo evadir el origen de su estrés, o sea, las presiones de su trabajo, que además lo demandan como un empresario competitivo, en donde el alcohol se presta como alcahuete de comidas y reuniones, con la aparente forma de relaciones públicas, y que le permitió, además, conocer la cocaína por ofrecimiento de un amigo, como un energético del poder.

Es importante detectar en cada uno de nuestros seres queridos el origen de la problemática con respecto al consumo, en Clínica SER®contamos con personal. profesional que puede ayudar a tu ser querido.

Psic. Jehú Rosales Gómez

Núm. de Cédula Profesional  6041334

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Depresión o la Ansiedad, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

BibliografíaDimensiones de la Terapia Familiar. Buenos Aires: Paidós

-Kalina, E.(1988): Teoría y práctica de la psicoterapia familiar del adicto. Actualización. En -Arias, J.A., Fernández Labriola R., Kalina, E., Pierini, C.D. La Familia del Adicto. Buenos Aires:Nueva VisiónArtículo en Revista.-Bejos, L.M.(1991) “Una propuesta de tipología para el diagnóstico de la familia adicta” Revista de las Adicciones. No.4, 13-17.

Consumo de sustancias y depresión.

Los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad son los asociados con mayor frecuencia a los relacionados con las adicciones. En los distintos estudios la prevalencia de esta asociación oscila entre el 12 y el 80%. La depresión constituye la comorbilidad (La presencia de uno o más trastornos además de la enfermedad o trastorno primario.) más común en patología dual.

Los pacientes con depresión tienen el doble de posibilidades de desarrollar un trastorno por consumo de sustancias, y viceversa. Además, el trastorno depresivo mayor comorbido con un trastorno por consumo de sustancias es más frecuente en mujeres que en hombres.

Los pacientes con patología dual –padecen un trastorno por consumo de sustancias y otro por trastorno mental- presentan un mayor uso de servicios sanitarios, mayor gravedad del cuadro, mayor discapacidad funcional y peor curso evolutivo, así como más tasas de desempleo y marginación,  que las que tienen un único diagnóstico de dependencia a las drogas o de otro trastorno psiquiátrico.

Además, el abuso de ciertas sustancias puede generar alteraciones a nivel neurobiológico responsables de la aparición de un trastorno depresivo.

No conforme con esto, es ampliamente aceptada la denominada “teoría de la automedicación”, según la cual, el consumo de ciertas drogas, podría llevarse a cabo para aliviar los síntomas depresivos”, llevando al paciente a un circulo vicioso.

La acertada detección de un trastorno depresivo comórbido con un trastorno por consumo de sustancias es fundamental para ofrecer al paciente el Tratamiento integral de Rehabilitación adecuado, debido a las implicaciones clínicas y pronósticas que tiene.

Dr. Rodolfo H Rodríguez Moreno

Cédula Especialidad  7342242

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones  en conjunto con trastornos como la Depresión o la Ansiedad, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

¿Qué es el abuso de las drogas? ¿Qué es la adicción?

Maestro Edward Germán Fisher Naveda

El abuso de drogas es el uso de sustancias que alteran el estado de ánimo que interfiere con o tiene un efecto negativo sobre la vida de una persona. Esto puede incluir un efecto negativo sobre el bienestar físico, psicológico, social, legal, emocional, ocupacional y educacional. Nótese que la definición utiliza la frase “sustancias que alteran el estado de ánimo”. Éstas incluyen sustancias químicas y medicinas que pueden cambiar los sentimientos de la persona.

Existen tres tipos principales de drogas que alteran el estado de ánimo: estimulantes, depresores y alucinógenos. El abuso de las drogas describe una relación entre la droga y el que la consume que crea disfunción y consecuencias negativas. ¿Crees que el abuso de drogas o alcohol ha afectado de algún modo tu vida?

¿Qué es la adicción?

La adicción puede ser descrita como una condición primaria, crónica y debilitante con factores genéticos, psico-sociales y ambientales que influencian su desarrollo y consecuencias. La adicción tiene que ver con la compulsión, la pérdida de control y el uso continuo a pesar de las consecuencias negativas. El párrafo siguiente describe lo que esto quiere decir.

La adicción es una condición primaria. ¿Qué quiere decir condición primaria? Quiere decir que la adicción no es simplemente el síntoma de algún otro problema, como un desorden psicológico. En otras palabras, la gente no es adicta al alcohol u otras drogas simplemente porque la droga los hace estar menos deprimidos o llenos de ansiedad. Esa puede ser la razón por la cual la gente comienza a tomar alcohol u otras drogas, pero una vez que la adicción comienza, la adicción se convierte en un desorden primario que debe ser tratado. Algunas personas son adictas al alcohol u otras drogas y también padecen  de ansiedad, depresión, o algún otro desorden psicológico. Pero, porque la adicción es un desorden primario, tratar el desorden psicológico no significa que la adicción sea tratada.

Por ejemplo, si las personas consumen alcohol u otras sustancias tóxicas porque pelean con su esposo o esposa, ellos todavía son adictos aun cuando el problema con su esposo o esposa desaparezca. Generalmente la adicción alimenta el desorden psicológico y viceversa haciendo un efecto copo de nieve que acaba en promedio 8 años después de la primera consecuencia grave en una clínica de algún tipo.  Si estás leyendo esto antes de tiempo, es tiempo de actuar. ¿Conoces a alguien que tuviese un desorden psicológico antes de la adicción? ¿Cómo le afectó su desorden o viceversa? En Clínica SER estamos listos para ayudarte. Acércate. Los tratamientos de rehabilitación requieren de trato humano y digno.

El Mtro. Edward G. Fisher Naveda es Psicólogo y Consejero individual en Clínica SER®. Su cédula profesional es: 6987755. 
Consulta su perfil completo aquí

Si tienes un familiar que padece una adicción, puedes consultar esta Guía de Intervención, que te ayudará a saber cómo acercarte a tu ser querido y ayudarlo a enfrentar el problema.  También puedes contactarnos vía telefónica o por correo haciendo click aquí.

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.