SU REAL MAJESTAD EL REY

¿Qué significa la palabra “rey”? En cuentos o películas ¿Qué representa el rey? ¿Qué hace?

Para responder estas simples preguntas  es básico comprender que cuando hablamos de un rey, muchas veces pensamos en una máxima jerarquía, en alguien que manda, gobierna, alguien que tiene autoridad, el que pide o exige y tiene todo a sus pies,  ya que existen cientos de siervos que le solucionan y le dan todo  lo que desea.

Retomando este ejemplo y comparándolo con la realidad,  pasa algo muy similar en millones de familias que sufren la adicción de un ser querido, ya que el término “niño rey”  se relaciona con el paciente y los “siervos” con la familia (adicción + codependencia) es decir “hijos que dominan a sus padres”

Algo que genera mucho impacto, es saber y ver que existen “niños reyes” de edad avanzada  que aun dominan y controlan a la familia (ojo: la edad no importa, pero en  caso de las adicciones es de gravedad ver que existen pacientes que se supone ya deberían ser independientes en todos los sentidos y siguen manipulando y obteniendo con facilidad lo que desean por medio de los padres) nuevamente se fusiona  el término: “el rey y sus siervos”

Es importante saber que en el campo de las adicciones  el famoso “niño rey” es construido y creado  por los padres y  la familia, ya que  existe:

  • Sobreprotección.
  • Ausencia de límites.
  • Ser demasiado permisivos.
  • Nunca devolverles 
  • Justificarlos.
  • No enseñarles valores.
  • No saber decirles un “no” como respuesta.
  • Ponerles un caminito fácil en donde los hijos no se esfuercen en nada

Mientras que algunas de las características del niño rey  son:

  • El narcisismo ya que se sienten demasiado especiales y merecedores de todo
  • Egocéntricos, exigentes, egoístas con los demás
  • Irresponsables debido a que se acostumbran a que todos les resuelvan.
  • Presentan conductas infantiles.
  • Inmadurez.
  • No admiten la autoridad de alguien más porque  los acostumbraron a tener el poder y las cosas de forma fácil.
  • Exigen atención y si no se les da, es fácil para ellos culpar y chantajear.
  • Les cuesta adaptarse.
  • Creen que siempre los deben de cuidar y solucionar las cosas.
  • Se enfadan cuando no se les complace y dicha molestia genera que la familia haga lo que el otro desea…

Por ello, la adicción es más fácil alcanzar debido a la satisfacción  y felicidad, además  cuando suelen enfrentarse a problemas, conocen perfectamente que la familia  será la principal rescatadora ya que ellos no están preparados para solucionar.

Desafortunadamente, el presentar estas características suele ser motivo de recaídas mientras los familiares no la frenen,  es importante reestablecer el sistema familiar y que cada miembro tome el rol que le corresponde, además de implementar reglas claras y firmes, ser coherentes con lo que se dice y hace,  monitorear las actividades que realizan, límites y responsabilidades.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Esp. Cristhel A. Segovia Rivera
8293913     /   11287339

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *