Sexo Drogas y Alcohol

Una trilogía sin fin, un relato que a pesar del silencio de la sociedad a estos tres temas por separado, da una relación infinita de relatos en rehabilitación. El alcohol es el lubricante social preferido por la sociedad, la mariguana va en realce y en muchos lugares concurridos por los jóvenes en la vida nocturna abunda un sinfín de opciones de sustancias de consumo ilícito.

Así que para que los jóvenes se disfracen de Sebastián Ruli y Belinda a pesar de lo increíble que parezca, ya entonados o puestos se presentan, se desinhiben y dan rienda suelta.

Regresemonos tantito, cuantos rituales hay en este proceso? Desde limitarse en la semana o inventar un cuento chino, comprar el outfit adecuado, juntar a la pandilla para salir, empezar en el precopeo en casa de Luis, para llegar bien a la party, posiblemente ya hubo unos cuantos retos superados para saludar a sus amigos reyes de la noche y dueños de nada.

Se conocen de vista, cantan una de reguetón se empiezan a dar sus besos y perrean hasta el piso, acaban yéndose juntos en un Uber a pasar la noche, tienen sexo sin protección para saber si por suerte no se contagian de una de tantas enfermedades venéreas. Qué curioso que ahora la preocupación hacia el embarazo sea secundario. En fin, al día siguiente despiertan junto a un adefesio y con los pelos de punta buscan una venta para huir sin saber dónde exactamente están y sin el celular de nuevo.

Ced 6987755

Mtro. Edward G. Fisher N.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *