Parejas de “a mentis” en el adicto

Consejero individual Alfonso Chávez González

Mtro. Alfonso Chávez González

La vida del adicto es muy desorganizada en general y mucho de ello se relaciona a todo aquello que tiene que ver con su vida amorosa. Infidelidad, relaciones conflictivas, perversiones (búsqueda del placer sexual a través de otra cosa que no sea el coito en sí mismo), insatisfacción sexual, divorcios, separaciones, entre otros, son ejemplos de cómo la vida amorosa del adicto ha sido afectada.

Tener una relación de “a mentis” (de mentira) significa una relación amorosa que se basa en la creación de una fantasía más que de una realidad. Aquello que es de “a mentis” no es real y no es sostenido más que con apuntalados frágiles que no podrían ni con un solo soplido del lobo feroz sobre ese engañoso hogar construido en bella paja de cebada, si bien nos va. ¡Digo!, ¡por eso de que la cerveza se obtiene de la cebada!

Es así que el adicto ha formado una casa frágil, un hogar y unas relaciones que pueden caerse con solo que uno las vea feo.

Una de las principales razones es que el adicto tiende a formar relaciones más infantiles que maduras en realidad. Una relación inmadura o infantil es toda aquella que se basa en asunciones fantaseadas.

Pongamos un ejemplo: Un esposo adicto puede estarse quejando amargamente con sus compañeros de parranda acerca de lo complicado que es su matrimonio; podría estar hablando de las razones por las cuales su esposa no lo comprende y de lo difícil que es poder llevar una buena convivencia. Si hubiera una actitud realista, un adicto no podría seguir esperando (alejado de su esposa) a que se resolviera el problema, tomando o consumiendo sustancias y evadiendo sus sentimientos estando fuera de casa. ¿Ayuda llegar con aliento alcohólico al día siguiente en una casa donde hay problemas matrimoniales? Por supuesto que no. Una actitud realista y madura se enfocaría en que se resolviera el problema de la relación, además del problema de alcoholismo o drogadicción , para así poder esperar un resultado diferente.

Buscar no llevar una relación inestable sería encontrar todos aquellos apuntalamientos débiles para reforzarlos. Una relación de “a debis” (de verdad) es una relación que busca analizar todo aquello que está mal y debe cambiarse.

Para que alguien adicto lleve una relación más sana, debe empezar por un análisis de todas aquellas cosas que espera y ver si son verdaderamente factibles de realizar, por ejemplo; me parecería el colmo de la falla de juicio, que un adicto que es infiel, esperara poder llevar a cabo una relación de “a debis” con una mujer que no esté de acuerdo con la infidelidad, al fin y al cabo el que a dos mujeres sirve, con alguna queda mal, por lo menos en el contexto de la familia mexicana.

Entonces como adicto, ¿en realidad estoy siendo objetivo? La verdad es que la mayor parte de las veces, como adicto, se prefiere permanecer en la subjetividad: “No creo que mi esposa me cache”. ¿En verdad está siendo realista? ¿O sólo esto habla de la enfermiza omnipotencia de la enfermedad?

Conozca más sobre estos temas que son fundamentales en la conservación de una relación, de un matrimonio y en general de las experiencias interpersonales que uno tiene todos los días. Clínica SER® ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados. Le respalda la experiencia de 47 años como grupo hospitalario así como las instalaciones de primer nivel y el trato digno y confidencial.

El Mtro. Alfonso Chávez González es Psicólogo y Consejero individual en Clínica SER®. Su cédula profesional es: 5799762. Consulta su perfil completo aquí

También te puede interesar:
[Mi humilde adicción]

 

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
2 comentarios
    • Clinica-SER
      Clinica-SER says:

      Buenas tardes Dulce, para una atención más personalizada e indicaciones, pueden contactarnos a los tel (01·222) 248·3324 / 249·9390 o mándanos un WhastApp al 221-3490308 y con gusto los atenderemos

      Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *