Mi paz interior no volverá a negociarse

En el campo de las adicciones existe una oración poderosa que le da sentido a muchas cosas, sirve para librarse de “cargas emocionales”, “Encontrar un equilibrio personal”, “alcanzar niveles de paz y tranquilidad que por mucho tiempo permanecieron ausentes”, la misma puede ser empleada tanto para los familiares como para pacientes adictos, y se llama “oración de la serenidad” y dice así:

“Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor para cambiar aquellas que si podemos y sabiduría para distinguir la diferencia”

Lo que significa:

1- “Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar”

2- “No puedo cambiar el comportamiento, la actitud, la forma de pensar y las creencias de la persona adicta”

3- Si puedo buscarle ayuda y pagarle un tratamiento, sin embargo, es decisión del adicto modificar todas esas conductas personales no de otros.

4-  “No puedo controlar la vida de alguien más” “No puedo cambiar su destino”

5- “No puedo cambiar lo que ocurrió en el ayer, o lo que hice en mi pasado “Mediante amenazas, súplicas, siendo pasivo, agresivo o regalando cosas… no puedo cambiar a otra persona hacia lo que en mi propia definición es lo correcto”

Valor para cambiar aquellas que si puedo:

  1. “Puedo atreverme a enfrentar y probar nuevas soluciones para mis problemas” porque eso depende únicamente de mi
  2. “Puedo tener valor para cambiar mi comportamiento y no dejarme manipular, controlar, ni amenazar por otros”
  3. “Valor para aceptar mis resentimientos, trabajar con ellos y seguir adelante”
  4. “Valor para reconocer cuando me equivoco”
  5. Valor para aceptar aquellas cosas que no puedo cambiar y aprender a soltar”
  6. Y finalmente, la última frase “Sabiduría para distinguir la diferencia”
  7. Es importante aprender a distinguir la diferencia entre “apoyo y rescate” para así hacer lo correcto en el momento adecuado.
  8. También, es importante distinguir lo que es un incidente y una crisis.
  9. Tener sabiduría para saber que toda acción resulta en reacción
  10. Sabiduría para siempre recordar las consecuencias
  11. Sabiduría para comprender que la adicción es una enfermedad y no un vicio y algo que es fácil de comprender
  12. Sabiduría para distinguir qué un buen apoyo psicológico y grupal pueden hacer e cambio.
  13. “Puedo cambiar cosas, no personas” Puedo cambiar mis hábitos o mejorarlos “

Recordemos que todo tipo de recuperación depende de cada ser individual y está en cada uno de nosotros movernos al cambio…

 

En clínica SER te ayudamos a formar caminos de éxito, paz y armonía, pero sobre todo estabilidad personal.

Especialista en adicciones

Cristhel Amairani Segovia Rivera

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *