Mi humilde adicción

Consejero individual Alfonso Chávez González

Mtro. Alfonso Chávez González

¿Te has preguntado qué tanta humildad hay acerca de tu enfermedad de adicción? Valdría la pena preguntártelo. La palabra humildad significa una virtud donde hacemos conciencia de nuestras propias limitaciones y debilidades obrando de acuerdo a este conocimiento.

 Tanto el adicto en activo, como el adicto en rehabilitación luchan contra una fuerza que los hace pensar mucho en sí mismos y no tanto en las personas que les rodean. Se le dice al adicto continuamente que es egocéntrico, precisamente por esta fuerza que lo controla. Como profesional en este tema, platico continuamente con los pacientes en Clínica SER acerca de esta fuerza que los hace ser egocéntricos. Esta fuerza radica en un componente principal de la mente que se llama “negación”. La negación es un mecanismo de defensa psicológico que le permite al individuo, digamos, permanecer enfermo.

 La falta de humildad acerca de una enfermedad, en la mayoría de los casos se alimenta de diferentes mecanismos de defensa psicológicos, aunque sabemos que para la adicción la mayor defensa es la negación. El adicto siempre luchará contra aquello que le dice “que no tiene un problema”. Las formas en que un adicto “no es humilde” es decir egocéntrico, toma diversos trajes a la medida del paciente dependiendo de las necesidades de negación. Entre ellos destaca:

  1. Pensar de manera tajante que no tiene un problema o que la rehabilitación de adicciones no es necesaria.
  2. Evadir el problema proponiendo otros como el detonador principal.
  3. Sentir molestia por que se le confronte con temas acerca de su adicción.
  4. Dramatizar las confrontaciones hacia su enfermedad.
  5. Culpar a otras personas como detonador de su consumo o deseos de no rehabilitarse.
  6. Tener razones intelectuales para justificar su falta de entendimiento de la enfermedad.
  7. Compararse con todas las personas que están “más enfermos de adicción”.
  8. Conformarse con poca rehabilitación y pocos medios para prevenir la recaída.
  9. Aceptar que su enfermedad ha causado tantos problemas que “ya esta curado” y ya no necesita seguir en actividades que impliquen rehabilitación.
  10. Ser el “adicto en rehabilitación perfecto” el cual evita mostrar sus resistencias acerca de la enfermedad.
  11. Manipular a los demás para que la rehabilitación de adicciones se lleve “como él quiera” y no “como debe de ser”.
  12.  Creer que su enfermedad es algo “que tiene derecho de tener”.

La enfermedad adictiva no tiene nada de humildad precisamente por las razones que describo en lo anterior.

La falta de humildad se relaciona a la negación de la enfermedad y afortunadamente eso brinda al paciente la posibilidad de rehabilitarse. Esto no quiere decir que sea sencillo, puesto que la negación es una de las piedras más difíciles de labrar en el adicto. Sin embargo al saber nosotros que el paciente enfrenta un Trastorno del Carácter, podemos inferir que el paciente se beneficiará al recibir tratamiento en un Programa deRehabilitación de Adicciones profesional, como el que se ofrece en Clínica SER y su continuación posterior en la prevención de su “negación”; a lo que formalmente se le llamaPrevención de Recaídas.

En Clínica SER ofrecemos un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, modelo profesional de atención, el cual conjunta un Equipo de Especialistas y Terapeutas ampliamente calificados, la Experiencia de 47 años de nuestro grupo hospitalario, Instalaciones de primer nivel, con un trato digno y confidencial.

Contáctanos, en Clínica SER la Ayuda está Lista.

Mtro. Alfonso Chávez González

Cédula profesional número: 5799762

Terapeuta de Clínica SER

LLÁMENOS (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390.
Visite www.clinicaser.com
En Clínica SER la AYUDA está LISTA.
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] También te puede interesar: [Mi humilde adicción] […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *