LÍMITES EN FAMILIAS DE CONSUMIDORES DE ALCOHOL Y/O DROGAS

  1. Las personas dependientes están enfermas. Sufren de una enfermedad que altera su personalidad, valores y conducta. Si la enfermedad es severa causa problemas físicos, emocionales y sociales. Las personas dependientes de sustancias están enfermas y su condición afecta a su familia.
  2. A pesar de la preocupación, los padres no pueden controlar el comportamiento y actitudes de sus hijos consumidores. Los padres únicamente son responsables de sus propios comportamientos y actitudes. Los esfuerzos deben dirigirse a uno mismo y no asumir la responsabilidad de las acciones y decisiones de ellos. Los padres no pueden controlar a nadie, solo a sí mismos.
  3. Si los familiares desean sobrevivir, deben establecer límites en cuanto a lo que esperan hacer, la familia no es Dios ni superman. No pueden prevenir que les pasen cosas malas a sus familiares adictos. La recuperación de los adictos es responsabilidad de ellos. Los padres tienen derecho y la responsabilidad de manejar sus hogares de la mejor manera que ellos vean, aprende a considerar tus deseos y necesidades, y a decir “no”.
  4. Es inútil y destructivo fijarse en tu pasado o equivocaciones. Los padres no eligen que sus hijos usen drogas. Hay que aprender a dejar atrás la culpa que no ayuda a nadie. Vivir en la culpa de los errores pasados mina la energía del presente para emprender acciones y actitudes positivas.
  5. Es inútil tratar de rescatar y proteger a las personas que regularmente se meten en problemas por su pobre juicio y conducta. Los padres son adictos a pensar que un buen padre nunca permitiría que sus hijos pasaran dificultades o experiencias dolorosas; trágicamente, estos padres no preparan a sus hijos para la vida real. Demasiado rescate y protección por los padres genera dependencia, irresponsabilidad y resentimiento en sus 
  6. Los adictos usualmente solo desean dejar de consumir drogas cuando su uso les trae resultados displacenteros y dolorosos a ellos mismos. Las experiencias dolorosas son un buen maestro, especialmente cuando está conectada al uso de drogas.
  7. Tratar de razonar, sermonar, regañar y amenazar son métodos que rara vez funcionan con consumidores de drogas. Las palabras son débiles adversarias para las drogas.
  8. Aceptar promesas, excusas y otras manipulaciones de los consumidores de drogas solo motiva el abuso y la negación. Ellos dirán lo que los padres desean escuchar para seguir teniendo situación de comodidad. Cuando ellos no son responsables por sus actos darán excusas para justificarse, pero hay que entender que ellos viven en el mismo mundo que todos los demás y no caer en el juego de negación “si no fuera por ti…” las promesas, las excusas y justificaciones nunca son sustitutos para el comportamiento responsable.
  9. Desprenderte emocionalmente de la carga de preocupación y responsabilidad que cargas de tu familiar es lo mejor a largo plazo para todos. El amor requiere de una firmeza que muchos padres encuentran muy difícil de dar.

_________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Edward German Fisher Naveda

Ced. 6987755

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *