LA NEGACIÓN EN LA ADICCIÓN

A medida que los adictos empiezan a acumular problemas (en el trabajo, hogar, socialmente), inevitablemente comienzan a negar dos cosas:

 

1.- Que la droga constituya un problema que no pueden controlar.

2.- Que los efectos negativos en sus vidas tengan alguna conexión con el uso de la droga.

 

Como la negación es un proceso mental ficticio, negar la propia adicción o sus consecuencias significa, literalmente, estar fuera de contacto con la realidad.

La negación asume muchas formas:

 

Negar terminantemente: «No, yo no tengo ningún problema»

Minimizar: «No es tan grave»

Evitar el tema por completo (ignorarlo, negarse a abordarlo o desviar la atención a otro tema)

Culpar a otros: “Por supuesto que lo hago… ¿quién no lo haría teniendo una esposa/jefe/hijos, como los míos”

Racionalizar: «Lo mío no es tan grave», «Yo no estoy tan enganchad@» además ¿qué tiene de malo?

 

En muchas ocasiones todos saben que la persona tiene un problema, pero el último en darse cuenta es quien consume, por lo tanto, lo más importantes para que se genere una concientización sobre la enfermedad es transmitir reflexiones concretas sobre la conducta y sobre el modo en que ésta le afecta a la familia, no tiene caso mencionar “puedes llegar a psiquiatría, al panteón o a la cárcel si continuas así” por qué si el paciente no ha vivido nada de esto los mecanismos de defensa le impedirán mirar esta realidad.

Sin embargo, si se menciona al paciente hechos concretos ya vividos y el daño real a la familia es más fácil que reflexione.

En clínica ser se hace consciente al paciente de esta situación y se trabaja para afrontar esta realidad.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez.

C.P. .6041334

Terapeuta de Clínica SER

Referencias: Instituto para el Estudio de las Adicciones.

http://www.lasdrogas.info/sustancias/sustancias-los-4-signos-cardinales-de-la-adiccion/

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *