“La manipulación emocional”

En el mundo de las adicciones, es muy común el encontrarse con la manipulación emocional que genera la persona drogodependiente.

La manipulación tiene como objetivo principal el poder encontrar en donde la otra persona es vulnerable para poder encontrar la forma de poder manejar a la persona y, por otra parte tratar de esconder intenciones malas o incorrectas así como actitudes o comportamientos agresivos. De esta forma la persona que manipula logra jugar con la persona manipulada para que ésta cumpla lo que el manipulador desea y salirse con la suya, sabiendo que decir y como para afectar al otro y que éste cumpla sus deseos. De esta manera logra tener el poder, por lo que se puede considerar con claridad como violencia psicológica.

Existen variadas formas de manejar la manipulación y en diferentes niveles, pero todas llevan el mismo objetivo: que el otro haga o piense en lo que el manipulador quiere, o lograr que el manipulado, incluso colocándose en la posición de víctima o de maltratadores, afectando fuertemente el autoconcepto y autoestima del manipulado.

Hay que recordar que la manipulación puede darse a cualquier edad, nivel socioeconómico y sexo.

El manipulador tiene la capacidad de lograr aparentar lo que quiera para lograr conseguir lo que desea de su víctima, pudiendo ser por medio de la palabra, en donde son muy hábiles, buscando que el otro se someta o sienta culpa. El manipulador suele mostrarse encantador, amigable y sociable ante su futura víctima, hasta encontrar su parte débil o vulnerable e iniciar su ataque.

Objetivo final del manipulador: tener admiración, poder y dominio.

 

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *