LA FAMILIA Y EL PACIENTE ADICTO

Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos

son las raíces de la responsabilidad y

 las alas de la independencia. – Denis Waitley

_____________________________________________________________________________________________________________________

La familia forma parte importante en el proceso de recuperación en la vida de un adicto, ya que las interacciones familiares pudieron provocar una dinámica para el uso de sustancias, de tal forma que las interacciones con miembros de la familia pueden agravar, perpetuar el problema o ayudar a resolverlo. (Hervás y Gradolí, 2001).

Podemos mencionar que en estas relaciones surge la codependencia, pues esta persona (familiar) convierte al consumidor en la principal prioridad, viviendo en función de él, (ella) empleando una serie de reglas que ya no son eficaces para “curar” entre ellas encontramos la sobreprotección, justificación del consumo, dentro de la convivencia familiar esto se vuelve imperceptible, como si estuviera escondido en las conductas, puede ser sentir culpa y responsabilidad de lo que ocurra con la persona adicta, sentimientos acerca de la abstinencia que afectan la propia conducta de la familia.

Es importante  que el paciente comunique el problema de adicción ya favorece el proceso de recuperación (García 1999): posiblemente la duración de la abstinencia depende en gran parte de que la familia acepte el plan de rehabilitación, que la forma de  comunicación pueda modificarse siendo más flexible, se puedan expresar sentimientos sin temor a represalias, ya que la empatía esta relacionada con una mayor abstinencia, los padres generan expectativas en relación a la recuperación de los hijos, mismas que inciden en recaídas.

Por otro lado, como lo señalan diversos estudios, existen dudas de como pueden empezar a ejercer la propia individualidad sin impedir que el paciente asuma un papel activo dentro de su propio tratamiento, pues en este sentido la familia puede ser la mayor red de apoyo, pero en ocasiones también el obstaculizador del proceso, sin embargo no es sencillo para las familias ya que implica modificar creencias, pensamientos y conductas con las que forman parte de su historia de vida, debido a esto es que, el  tratamiento e intervención  brindado en Clínica ser involucra a las familias, con la finalidad de asumir los efectos de la problemática, las ayuda a manejar emociones y retomar roles propios de cada uno en los familiares.

 

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

Mtra. en Psicoterapia y Lic. en psicología 

C.P 10769035- 4598066

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *