¿QUIERES UNA NAVIDAD PERFECTA?

¿Qué consideras que es necesario hacer o tener para considerar que esta será tu navidad perfecta?

Hablar de “perfección” implica que “TODO” tiene que salir como queremos, o lo que es lo mismo, que estamos elevando nuestras expectativas a rangos que pueden sobrepasar nuestra capacidad de tener injerencia o control sobre esos eventos.

Y es que resulta que en estas fechas tan emotivas muchos desean culminar con más emociones agradables y de satisfacción, lo cual no siempre podrá ser posible.

Entonces, ¿cómo hacerle para que mi celebración navideña sea maravillosa? La respuesta está en la forma en que manejamos nuestros pensamientos, los cuales son los principales detonadores de nuestras emociones. Para eso es necesario romper las creencias que la cultura o la familia ha sembrado en nosotros, para ello les muestro algunas ideas que nos puedan ayudar a liberarnos de las expectativas perfectas.

  • Una fecha es sólo una fecha, y cada quien le da el significado a cada fecha, por ejemplo: un cumpleaños, un aniversario, una fecha del calendario.
  • Los regalos no siempre “tienen” que ser materiales, los detalles pueden convertirse en los mejores recuerdos y algunas actividades o juegos pueden quedar grabadas en la experiencia familiar.
  • Para recibir no es necesario dar, lo importante es sentirse con la capacidad de amar y compartir.
  • Para disfrutar de una persona no es necesario que esté acompañada de otra persona, si no logras juntar a todos los integrantes de tu familia eso no es impedimento para que disfrutes al que tienes enfrente. ¿o puedes tratar a dos o tres personas al mismo tiempo?
  • ¿Y si alguien no puede estar?, ya sea por estar en rehabilitación, en hospital, de viaje o simplemente indispuesto, no es motivo para que tu vida se detenga.

Con estos breves conceptos podemos ver que nuestras emociones, nuestra felicidad y nuestro bienestar muchas veces lo condicionamos a otras personas, a ciertas costumbres o creencias y por lo tanto está en nosotros el poder aprender a reprogramarnos para sentirnos en bienestar.

Y si lo analizas más profundamente no necesitas esperar hasta la navidad para que eso comience a generarse en ti, así que hoy es una excelente oportunidad para comenzar a disfrutar, a crear, a simplemente… ser feliz.

Felices fiestas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

LA FAMILIA Y EL PACIENTE ADICTO

Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos

son las raíces de la responsabilidad y

 las alas de la independencia. – Denis Waitley

_____________________________________________________________________________________________________________________

La familia forma parte importante en el proceso de recuperación en la vida de un adicto, ya que las interacciones familiares pudieron provocar una dinámica para el uso de sustancias, de tal forma que las interacciones con miembros de la familia pueden agravar, perpetuar el problema o ayudar a resolverlo. (Hervás y Gradolí, 2001).

Podemos mencionar que en estas relaciones surge la codependencia, pues esta persona (familiar) convierte al consumidor en la principal prioridad, viviendo en función de él, (ella) empleando una serie de reglas que ya no son eficaces para “curar” entre ellas encontramos la sobreprotección, justificación del consumo, dentro de la convivencia familiar esto se vuelve imperceptible, como si estuviera escondido en las conductas, puede ser sentir culpa y responsabilidad de lo que ocurra con la persona adicta, sentimientos acerca de la abstinencia que afectan la propia conducta de la familia.

Es importante  que el paciente comunique el problema de adicción ya favorece el proceso de recuperación (García 1999): posiblemente la duración de la abstinencia depende en gran parte de que la familia acepte el plan de rehabilitación, que la forma de  comunicación pueda modificarse siendo más flexible, se puedan expresar sentimientos sin temor a represalias, ya que la empatía esta relacionada con una mayor abstinencia, los padres generan expectativas en relación a la recuperación de los hijos, mismas que inciden en recaídas.

Por otro lado, como lo señalan diversos estudios, existen dudas de como pueden empezar a ejercer la propia individualidad sin impedir que el paciente asuma un papel activo dentro de su propio tratamiento, pues en este sentido la familia puede ser la mayor red de apoyo, pero en ocasiones también el obstaculizador del proceso, sin embargo no es sencillo para las familias ya que implica modificar creencias, pensamientos y conductas con las que forman parte de su historia de vida, debido a esto es que, el  tratamiento e intervención  brindado en Clínica ser involucra a las familias, con la finalidad de asumir los efectos de la problemática, las ayuda a manejar emociones y retomar roles propios de cada uno en los familiares.

 

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

Mtra. en Psicoterapia y Lic. en psicología 

C.P 10769035- 4598066

 

¿EN NAVIDAD SE CONSUME MÁS ALCOHOL?

La época de fin de año es una fiesta con alta emotividad, ya sea por la gran cantidad de reuniones y festejos, como por el hecho de que las familias se reúnen, y por la añoranza de las personas que ya no pueden participar ya sea por distancia geográfica o por fallecimiento.

Definitivamente es de las mejores épocas para la venta de bebidas etílicas (alcohólicas), y los motivos no necesariamente tienen que ver con el consumo de este, sino que es una época en donde se realizan muchos obsequios de alcohol por distintos motivos. Evidentemente la ingesta aumenta por diversos factores como son:

  • Convivencia y fiestas de fin de año.
  • Aumento del estado emocional, por alegría o por nostalgia.
  • Días de asueto y vacaciones, por lo cual no se incurre en falta de responsabilidad al abusar de las bebidas.
  • Mayor disponibilidad de la sustancia.

Los seres humanos buscan constantemente la aceptación y pertenencia de sus semejantes y es por ello que cuando existe presión o invitación para realizar alguna actividad o consumir ya sea alimentos o bebidas (o drogas) es más fácil sucumbir o aceptar dichas invitaciones. El fenómeno psicológico es complejo y tan sutil que cuesta trabajo identificarlo.

Obvio las personas que tienen problema con el control de la ingesta de alcohol, hacen más evidente las consecuencias de su consumo, con lo cual la dinámica emocional de dichas fechas se ve constantemente amenazado, ante la frustración que implica las conductas erráticas debidas a las borracheras.

No se trata de satanizar al alcohol, simplemente de tomar conciencia de estas fechas y cómo a veces nosotros mismos somos los que terminamos promoviendo la permisividad y abuso de este.

Fin de año es una oportunidad para reflexionar más, como en este tema por ejemplo.

 

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

INICIO DE LA ADICCIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Cuando se escucha o habla acerca de alguna adicción, al momento viene a la mente el pensar en algunas sustancias como son el alcohol, el tabaco o las drogas, sin embargo en la actualidad también podemos hablar de adicciones en donde no se utiliza ninguna sustancia, como es el caso de las adicciones comportamentales o psicológicas, las cuales comúnmente van dirigidas hacia determinados comportamientos como el ejercicio excesivo, el ingerir alimentos en forma constante o en atracones, las compras compulsivas o hacia el uso de las nuevas tecnología como los teléfonos celulares, tabletas o juegos de video entre otros.

Este tipo de adicciones son las que preocupan a muchos padres de familia al ver el comportamiento por utilizar obsesivamente algún aparato electrónico o tener conductas excesivas. Al ver estas actitudes, algunos padres se cuestionan si sus hijos se han vuelto adictos, sobre todo al observar que lo primero que hacen es tomar los aparatos, como el celular,  y pasar un sinnúmero de horas ante él y al llegar la noche es lo último que utilizan antes de dormir e incluso reducen horas de sueño por estar “conectados”. También se ha podido observar que cuando olvidan el celular en casa u otro lugar, entran en ansiedad y son capaces de salirse de trabajar, de la escuela o donde se encuentren para ir por el, ver la manera de que alguien de casa se lo lleve con el pretexto de necesitarlo con urgencia.

Hemos visto también a otros padres que fomentan el uso de la electrónica para convertirla en la nana distractora de los niños, incluso en edades muy pequeñas en donde se lo proporcionan para tenerlo entretenido o callado para que no moleste.

Unos de los principales signos de la adicción son los que, al llamarles la atención o al tratar de quitárselos y reprimir el uso, explotan en enojo, ira, berrinches, les causa ansiedad o incluso depresión, tomar comportamientos como aislarse, buscar espacios donde nadie los pueda ver o no permitir que los padres entren en sus cuartos y menos que toquen sus cosas. Estas son actitudes de llamar la atención, ya que pueden ser la puerta de entrada a un posible consumo de sustancias.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

¿ES POSIBLE SER ADICTO AL JUEGO?

En la actualidad existe cientos de personas que visitan casinos para entretenerse y pasarla bien jugando maquinitas “bingo, cartas, ruleta” o bien apostando en “carreras, deportes e incluso peleas de gallos” entre otras más, pero, alguna vez se preguntaron lo siguiente:

¿Qué tan grave será visitar un casino y jugar? ¿Cómo puedo saber si mis apuestas son por diversión o forman parte de un problema? ¿Por qué genera tanto placer el realizar una apuesta y ganar? ¿Por qué las personas se obsesionan con ganar en juegos de casino? ¿Se han dado cuenta que al jugar se generan pensamientos propios del autoengaño?

 

La adicción al “juego” mejor conocida comoLUDOPATÍA” consiste en la alteración PROGRESIVA de la conducta y del comportamiento de una persona, quien experimenta una incontrolable necesidad por jugar sin importar las consecuencias negativas que presente (normalmente pérdida de grandes cantidades de dinero).

 

Al igual que la adicción a sustancias psicoactivas, el juego está reconocido como una enfermedad, ya que la persona ludópata es como un “drogodependiente” que necesita del juego para sentir placer y alivio, exactamente igual que el placer de un adicto por consumir su droga preferida.

Es importante saber que el ludópata hará lo que sea por jugar, hasta llegar al grado de conseguir dinero cueste lo que cueste como, por ejemplo: vender o empeñar cosas personales o de la familia, pedir prestado a conocidos, robar o mentir para conseguir dinero ya que el juego se convierte en una necesidad primordial. Por ende, existen similitudes entre un ludópata y un paciente adicto a drogas o alcohol, como lo son:

 

*Repetir una y otra vez la conducta del juego ya que es algo placentero (Se eleva la dopamina y se refuerza la conducta patológica)

*Pérdida de control y consecuencias (Gastan cada día más dinero, descuidando aspectos importantes de vida, como la familia, el trabajo, las inversiones o ahorros) Ejemplo: Prefieren jugar antes que pagar la mensualidad del carro, o la colegiatura del hijo”

*Síndrome de abstinencia en caso de no poder asistir al lugar donde juegan o apuestan.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), el juego patológico o la ludopatía puede diagnosticarse con los siguientes ítems, se dice que si el paciente cumple con 4 o más de los siguientes puntos significa que presenta una conducta desadaptativa por el juego. Los cuales explicaré a mayor detalle y son:

  1. Preocupación por el juego.
  • Donde surgen ansias por revivir experiencias basadas en el juego, es decir volver a sentir esa emoción por la jugada.
  • Planificar la próxima jugada, el paciente se preocupa por la estrategia que empleara para la siguiente apuesta, por ello planea cuidadosamente.
  • Se preocupa por conseguir dinero suficiente para su necesidad.
  1. Necesidad de jugar con grandes cantidades de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  • Entre más grande la apuesta mayores ganancias se obtienen, aquí es donde surge el pensamiento adictivo y la obsesión por ganar más y más sin importar si lo único que está obteniendo son pérdidas, el paciente cree que en algún punto volverá a ganar y recuperara “todo”.

 

  1. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  • El paciente desea dejar de “jugar”, se pone a prueba asistiendo al lugar donde juega otorgando cierta cantidad para apostar, repitiéndose constantemente que únicamente será esa cantidad y no más. Sin embargo, a esta altura el paciente no puede cumplir con su límite, ya que en un abrir y cerrar de ojos termina apostando más de la cuenta fracasando nuevamente en el deseo de parar.

 

  1. Inquietud o irritabilidadcuando intenta interrumpir o detener el juego.

 

  1. Utiliza el juego como vía de escape de los problemaso de alivio del malestar emocional.
  • Ya que el jugar le devuelve paz, tranquilidad, lo toma como una fuga, un sentir de relajación, una descarga de todo lo que el paciente siente, ya que es incapaz de vivir esa sensación con otro tipo de actividades.

 

  1. Intentos repetidos de recuperar el dinero gastado.
  • El paciente intenta hacerlo jugando más y más en donde normalmente pierden mucho más y se generan deudas mayores.
  1. Engañaa los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
  • Al igual que el paciente adicto a sustancias el ludópata minimiza su conducta y las consecuencias generadas.
  • Otra característica de este punto es que el ludópata se vuelve experto en la mentira, el chantaje y la manipulación hacia terceros.

 

  1. Se han arriesgado o perdido relacionesinterpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.

 

  1. Apoyo económico reiteradopor parte de la familia y de los amigos.

_____________________________________________________________________________________________________________________
Un ludópata también requiere ayuda para salir de la conducta destructiva que es la adicción al juego, requiere fuerza de voluntad, buena disposición y movimiento al cambio, es importante que se atienda psicológicamente, que siga sugerencias tales como tomar terapia para aprender a controlar los impulsos de jugar y  asistir a grupos especiales de ludópatas.

 

En Clínica SER también atendemos casos de ludopatía devolviendo una vida plena y equilibrada para quienes realmente buscan y desean la recuperación.

 

CLINICA SER ES TU MEJOR OPCION 

Especialista en adicciones

Cristhel Amairani Segovia Rivera

Ced. Prof. 8293913    /   11287339

 

LA IMPORTANCIA DE HABLAR CON SUS HIJOS SOBRE LAS DROGAS

La adicción es una enfermedad del cerebro caracterizada por la búsqueda y uso compulsivo de drogas, a pesar de sus graves consecuencias.  En algunas ocasiones esta problemática comienza en la adolescencia cuando el cerebro aún está en desarrollo.

Las investigaciones muestran que cuando los jóvenes no perciben a una droga  como particularmente peligrosa, el abuso es mayor.  Por lo tanto, los mensajes de prevención dirigidos a ellos son sumamente importantes.

Nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para hablar con sus hijos sobre los riesgos del abuso de drogas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

En general, cuando  un joven experimenta  o consume drogas, puede mostrar alteraciones en:

■ El desempeño escolar: si obtiene malas calificaciones, falta a clases o desarrolla un mal comportamiento;

■ El interés en actividades: si pierde interés en sus pasatiempos habituales, deportes o actividades favoritas;

■ Las rutinas cotidianas: si come demasiado o deja de comer; si duerme demasiado  o deja de dormir;

■ La selección de amigos: si cambia de amigos, o si se junta con muchachos que se sabe que utilizan drogas;

■ Su personalidad: si muestra mal humor, nerviosismo, agresividad o una rebeldía persistente;

■ El comportamiento: si cierra con llave su cuarto, gavetas o cajas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Existen ciertas cosas que usted puede encontrar en su casa, o en posesión de sus hijos que pueden indicar que están usando drogas.  Por ejemplo:

■ Papeles para enrollar cigarrillos, o pipas que se usan para  consumir marihuana;

■ Frascos de medicinas, espejos, o cuadritos pequeños de vidrio que se usan para consumir cocaína;

■ Latas o recipientes vacíos de pegamento o de spray para el pelo.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Algunas recomendaciones para prevenir el consumo de drogas en sus hijos son:

  1. Apoye con el ejemplo.

Los padres de familia son los modelos más importantes para los hijos.

Enséñeles que se pueden superar los problemas y salir adelante sin necesidad de consumir drogas.

  1. Conozca a los amigos de sus hijos.

Motive a su hijo para que invite a sus amistades a su casa cuando usted esté presente y relaciónese con otros padres de familia, así podrán estar atentos y unidos para detectar a tiempo cualquier problema.

  1. Fomente en su hijo valores positivos hacia la vida.

Cuando un hijo vive con principios y valores claros, sabrá decir NO al consumo de drogas y evitar amigos o lugares que lo pongan en riesgo.

  1. Motive a su hijo a tener amistades positivas.

Impulse a su hijo para frecuentar ambientes positivos y sanos, de esta manera tendrán una buena influencia amistades saludables.

  1. Escuche a su hijo.

La comunicación es muy importante, si escucha a su hijo, compartirá con usted sus experiencias y sentimientos, problemas y logros. Será más fácil si usted escucha con atención e interés y sin juzgarlo.

  1. Fortalezca la autoestima de su hijo.

Demuestre su cariño y afecto cuando elogie y cuando corrija a su hijo.

Los límites son MUY importantes, siempre con cariño, evite herirlo. Valore sus esfuerzos y logros.

  1. Hable con su hijo sobre las drogas.

Apoye a su hijo con información sobre los daños a la salud, económicos y legales que ocasiona el consumo de drogas. Que sepa que el uso y el abuso de alcohol y tabaco no son necesarios para el éxito social.

  1. Enséñele a su hijo a saber decir NO.

Fortalezca la seguridad y confianza en sus hijos para que aprendan a decir “NO” ante la presión de sus compañeros frente al consumo de drogas.

Pongan reglas claras en su familia con respecto al uso y abuso de alcohol, tabaco y drogas ilegales.

  1. Fomente actividades saludables.

Impulse a su hijo para que se involucre en actividades saludables, como practicar algún deporte, actividades artísticas, culturales u otras que le resulten interesantes, atractivas y divertidas.

  1. Qué debe hacer si sospecha de consumo de drogas en sus hijos.

Aprenda a identificar las señales asociadas al consumo de drogas (cambio de amistades, comportamiento rebelde, constantes actividades fuera de casa). Actúe con calma, hable con su hijo y coméntele sobre las dudas que usted tiene sobre su posible consumo de drogas, apóyelo si le dice que las está usando, no lo agreda.

_____________________________________________________________________________________________________________________

En Clínica SER® se ofrece un Programa de Rehabilitación de Adicciones Integral, donde, se cuenta con un modelo profesional de atención que conjunta a un equipo de especialistas y terapeutas ampliamente calificados, que te pueden ayudar ante esta problemática.

Llámanos, podemos ayudarte. Tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Psic. Jehú Rosales Gómez. Terapeuta de Clínica SER

_____________________________________________________________________________________________________________________

REFERENCIAS

LAS 10 RECOMENDACIONES DE CENTROS DE INTEGRACIÓN JUVENIL

¿QUÉ ES HIELO O CRYSTAL METH?

Crystal Meth es  METANFETAMINA en su forma de Crystal y puede ser tomado oralmente, fumado, inhalado o inyectado. El Crystal en todas sus formas afecta  poderosamente el Centro del Systema Nervioso.

La Metanfetamina es un estimulante para el centro Nervioso y está conformado de variedades de AMFETAMINAS que tienen elementos de uso en otros medicamentos de uso medicinal.  La Metanfetamina está clasificado bajo la misma categoría de drogas, como la Cocaína que opera en dos campos como Estimulante y un supresor de apetito. Originalmente prescrito como un descongestionante, antidepresivo y controlador de sobrepeso.

Los ingredientes de la Metanfetamina:

El más típico es el estimulante AFEDRINE o PSEUDOEFEDRINE que se encuentra en muchos medicamentos. El producto es cocinado en laboratorios clandestinos y es hecho en una manera consumible. Los laboratorios de Crystal Meth son muy peligrosos ya que la producción de la droga deja mucho desperdicio contaminador y gases tóxicos y explosivos.

Las dos formas de presentación más comunes son en polvo y en roca, el color puede ser blanco, crema y café. Es comúnmente consumido fumado, inhalado, inyectado y en unos casos en una pastilla.

La Metanfetamina es extremadamente adictiva y puede causar adicción en semanas.  La mayoría de los usuarios es entre las edades de 15 a los 45 años. También puede ser usada en combinación con otras drogas para ser un efecto más fuerte y una prolongación de la sensación y efecto.

La mayoría de los adictos a la Metanfetamina o Crystal Meth presentan varios problemas como Insomnio, depresión, síntomas Psicóticos y problemas con la piel y dientes y problemas neuróticos del cerebro. Al tener Metanfetamina en tu sistema, supresa el apetito, aumenta la energía y produce una sensación neurótica. Una vez entrando en el sistema, la reacción y sensación son de inmediato tardando entre 15 a 20 minutos. Entre mas rápido es absorbido por el cuerpo más fuerte es el efecto y más grande el riesgo de adicción. Siendo esta una de las drogas más adictivas.

El Cristal esta asociado con un grupo de drogas que son conocidas como ” drogas de Antro” como Ecstasy y Ketamina. Estudios y censos echo en el 2014 muestran que el uso de Crystal Meth va en aumento y más de 6 millones de persona entre 12 años han tenido uso por lo menos una vez el año anterior.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Los síntomas que presentan los adictos al Crystal Meth son:

– Ansiedad

– Insomnio

– Depresión

– Síntomas Psicóticos

– Síntomas Psicóticos de violencia

– Daño neural y confusión

– Problemas dermatólogos de la piel

– Deterioración de dentadura

– Problemas cardio-vasculares

– Convulsiones

– Mortandad

– Incremento de libido

– Falta de inhibición que produce una conducta de individuad sexual y riesgo de contracción de HIV y otras enfermedades de transmisión sexual.

_____________________________________________________________________________________________________________________

El tratamiento y la rehabilitación son posibles, empezando con entender y comprender que puedes dejar la adicción de Crystal Meth.  La recuperación de Cristal Meth puede tomar hasta dos años, con el uso de terapias de rehabilitación en combinación de  medicamentos y el removimiento de la persona por lo menos de dos años de lugares de uso de Cristal Meth.

La Rehabilitación empieza con admitir y entender que hay un problema de adicción. El segundo paso es buscar y encontrar un centro o clínica de rehabilitación que tenga los servicios adecuados y personal profesional y entrenado.

 

ALCOHOL Y ADOLESCENCIA

Para continuar con el tema de la adolescencia, hablare ahora de la relación alcohol y adolescente.

Actualmente cuando se habla del consumo de alcohol por parte de los adolescentes, éste se ha instaurado como una conducta común o cotidiana, lo que ha hecho que muchos padres de familia vean de esta misma manera el consumo de sus hijos y lo tomen como algo “normal”. Para poder identificar problemas de consumo, se debe de tomar en cuenta de que si un hombre toma cinco o más copas o una mujer cuatro o más copas en una sola ocasión, el consumo se considera alto.

Lamentablemente en estudios que se han hecho en diversos países, incluido México, muestran como resultado que entre el 50 y 80% de la población estudiantil adolescente menor a 20 años de edad, han probado, están en uso o han incrementado el consumo de alcohol, de los cuales  a nivel secundaria son el 41.% hombres y 39.4% mujeres y a nivel bachillerato los porcentajes se elevaron a un 74.5% en hombres  y a un 73.3% en mujeres (Encodat, 2016-17).

Hay que recordar que el adolescente presenta dentro de la población general un mayor riesgo de propensión al consumo de sustancias debido a al contexto en el que se desenvuelve, provocando que el inicio se dé antes de los 18 años, lo que aumenta el riesgo de alto consumo, abuso o dependencia que se puede extender hasta la edad adulta.

Una vez que se ha iniciado el consumo del alcohol, éste se puede convertir en un elemento inicial importante para otro tipo de problemas como son: episodios constantes de embriaguez, trastornos alimentarios, depresión, conductas violentas, problemas de atención y aprendizaje entre otros, así como relaciones sexuales tempranas durante el consumo y frecuentemente de riesgo por la falta de protección. También se considera la conducción riesgosa de vehículos, de intentos suicidas, conductas delictivas y problemas emocionales principalmente en consumo elevado, inicio al consumo de otro tipo de drogas, ya que se considera que el alcohol es la puerta de entrada  al consumo de otro tipo de sustancias,

En conclusión el consumo de alcohol se convierte en un factor de riesgo que genera 2.5 millones de muertes y una carga de enfermedades hepáticas, renales, pancreáticas, cardiovasculares, gastrointestinales y neurales, así como de problemas de lesiones, enfermedades de transmisión sexual, violencia y suicidio, que no solo afectan al consumidor sino que también afectan en forma directa a su familia, a las personas que conviven más cercanamente a él, a su entorno y a la población en general.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta Clínica SER

LA TECNOLOGÍA

¿A qué edad es recomendable que mis hijos tengan acceso a una tableta o teléfono inteligente?

 _____________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuál es la petición en época de navidad y reyes que los niños piden más? Uno de los artículos que más se venden en la temporada de fin de año para uso de los menores de edad, son las tabletas electrónicas y los teléfonos celulares inteligentes. Y el principal argumento de los niños es que es porque todos sus amigos también lo tienen, y el principal argumento de los padres es para evitar que su hijo sea marcado de “diferente” o no se sienta a la par de sus compañeros con lo cual temen vayan a ser segregado del grupo y por lo cual pueda tener un daño “traumático” de por vida.

Lo que no saben los padres es que poner un dispositivo tecnológico inteligente en las manos de un menor de 14 años, genera alteraciones en la formación de su cerebro, principalmente en la región límbica que es en términos generales adonde se encuentran: el centro de la memoria, el centro de las emociones y el centro del placer; y en el área prefrontal del lóbulo frontal (frente) que es en donde desarrollamos la capacidad de juicio. Ya que ambas regiones conforman el circuito de recompensa, el cual motiva al ser humano a realizar las acciones que le generan más placer (gusto) después de haber evaluado las posibles consecuencias.

Por consiguiente, el daño resultante puede ser, jóvenes que no toleran la frustración, jóvenes o niños que no pueden divertirse a menos que tengan un dispositivo de estos y sobre todo, se va a generar una dependencia psicológica y bioquímica similar a la que sucede con el uso de sustancias psicoactivas (drogas), y sobre todo ni qué decir del tiempo de calidad que en lugar de dedicarlo a sus familiares (para crear y fortalecer vínculos) y actividades de crecimiento personal.

Recuerden que no porque algo sea común significa que es adecuado, y desafortunadamente el uso común e indiscriminado de los celulares entre los jóvenes está condenándolos a una posible dependencia bioquímica de su cerebro.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Guillermo Rojas Ayón

Esp. en Adicciones

Ced. Prof. 7237938

DIFERENCIA ENTRE APOYO Y RESCATE

“PONÉRSELA FÁCIL AL PACIENTE ADICTO”

Se han preguntado alguna vez: ¿cuál es la diferencia entre apoyo y rescate?… ¿Lo que hago por mi ser querido es apoyo? ¿O  quizás es rescate? ¿Cuántas veces lo han apoyado? Y ¿Cuántas veces lo han rescatado? ¿Cuántas veces le han puesto fácil las cosas al paciente adicto? ¿Cuántas veces han fijado límites firmes y claros?

Primero antes que nada es importante definir ambos conceptos:

APOYO: Persona que ofrece su “ayuda” a alguien más a conseguir o a desarrollarse  en algo particular.

RESCATE: Salvar a alguien o bien sacar de un peligro a alguien, lo cual se vuelve una conducta repetitiva, que genera cansancio y desgaste emocional.

CONDUCTA FACILITADORA: Cualquier acción  que impide que el adicto no se dé cuenta de la verdadera naturaleza de su comportamiento, de sus consecuencias y de sus conductas

Muchos miembros del sistema familiar en múltiples ocasiones repiten constantemente que la relación  con el familiar  adicto ha sido de apoyo  para que salga del infierno que es la adicción, al preguntarles como ha ocurrido dicha situación, muchos responden que:

  1. “Apoyan al familiar adicto pagándole sus deudas” (Esperando que no las vuelva a generar) Si solo es una vez, ¡está bien! , podríamos tomarlo como apoyo en una crisis la cual muchos podemos tener, pero si es en varias ocasiones y ocurre sin responsabilidad alguna definitivamente  se convierte en conducta facilitadora y rescatadora
  2. “Apoyan  al familiar  adicto en los estudios” Lo cual si son bien aprovechados, claro que sería apoyo, ya que es algo productivo ¿Pero qué pasa cuando el familiar le permite al adicto que repita el ciclo escolar o que repruebe, dándole una y otra oportunidad para avanzar, porque creen en su discurso “Ya le voy a echar ganas”? la respuesta es  : Conducta facilitadora o de rescate
  3. “Lo apoyan con gastos personales” (Renta,  ayudar al adicto a mantener a su familia, pagarle el carro,  la misma sustancia…) cuando el paciente no hace nada por trabajar y generar ingresos. Es rescate y ponérsela “fácil” al paciente.
  4. Apoyan al familiar en la recuperación pagando  una y otra vez el tratamiento, sin embargo no es la primera vez, sino una tercera o cuarta vez.
  5. Apoyan al familiar adicto, justificándolo y mintiendo por él, en el trabajo o escuela por la razón que no se presentó   a trabajar…

Todo lo ya mencionado y por diferentes causas son conductas facilitadoras y de rescate ya que el familiar no permite que el adicto contacte con sus hechos, aquí es importante que como familia realicen una lista basada en cuantas veces han rescatado o han mostrado conductas facilitadoras con el paciente adicto y sobre todo reconocer que no es la forma adecuada de ayudarlo, sino todo lo contrario es fomentar más la adicción y la postura cómoda en ellos.
Recordemos  el principio de las “3 C’s” enfocado a todas las familias para aprender a liberarse y hacer lo correcto por ayudar al usuario adicto.

  1. No lo CAUSASTE (Tu no causaste la adicción del paciente, él fue el único responsable de engancharse)
  2. No lo vas a CONTROLAR (Ni con amenazas, ni suplicas, ni cumpliendo con todo lo que exigen, ejemplo: pagarle deudas, comprarle cosas, mandarlo de viaje, darle el carro que pide etc.)
  3. No lo vas a CURAR ( Cada quien elige que camino tomar)

 

De  la familia no depende si  consume o no, lo único que se puede hacer es evitar las conductas facilitadoras y de rescate y  aprender a dar acción con limites firmes y devolviendo responsabilidad en ellos para ayudarlos.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

En Clínica SER apoyamos a familiares a entender el conflicto en la relación con el paciente adicto.

 

Especialista en Adicciones
Cristhel Amairani Segovia Rivera
8293913
11287339